Dermatitis atópica y tratamientos naturales3

La atopia es una reacción del sistema inmune que se caracteriza por el incremento de anticuerpos (inmunoglobulinas). Es una hipersensibilidad anómala que padecen ciertas personas ante unas determinadas condiciones que son inocuas para el resto de la población. La manifestación de la atopia puede darse en diferentes partes del cuerpo, pero las más habituales son en la piel, la nariz y el aparato respiratorio. Son síntomas habituales de la atopia la rinitis alérgica, el eccema y el asma.  Estas molestias pueden manifestarse aisladamente, coexistir al mismo tiempo o producirse una después de la otra.

Si nos centramos en la piel, la atopia más habitual es la llamada dermatitis atópica alérgica o extrínseca.  Se da en un 75% de los casos y tiene que ver con factores alimenticios o medioambientales. La dermatitis atópica intrínseca es aquella en la que no se ha podido demostrar la influencia de estos factores.

Sabemos que los antecedentes familiares juegan un papel importante en la dermatitis atópica, que se manifiesta con una inflamación crónica de la piel. Suele producirse en las articulaciones, la planta de los pies o en la palma de la mano. Los síntomas habituales son el picor, la inflamación y el enrojecimiento de la piel, que acaba en erupciones, ampollas o infecciones. Como no se conoce el origen de la dermatitis atópica, lo que se ha hecho tradicionalmente para tratarla es suprimir la reacción alérgica (el síntoma). La medicina biológica puede ser útil para modular la respuesta alérgica y mejorar los síntomas y, a medio plazo, curar la manifestación de la piel atópica.

Dematitis atópica
Dematitis atópica

Tratamientos naturales para la dermatitis atópica

  • Suplementos. La quercetina inhibe la liberación de histamina, evitando inflamaciones y picor. Para que sea absorbida fácilmente por el organismo, se combina con vitamina C.
  • La vitamina E reduce los síntomas alérgicos.
  • Los probióticos mejoran la función intestinal, que puede alterarse en la atopia (existe una relación entre la atopia y el estado inflamatorio intestinal).
  • Homeopatía. Hay remedios más sintomáticos (Belladona o Apis), otros que actúan más sobre la lesión (Rus tox o Mezerum) y otros constitucionales (Sulfur o Calcárea carbónica).
  • Acupuntura. En la Medicina Tradicional China la dermatitis se asocia con el elemento metal y por lo tanto con el pulmón (lo que explica su relación con la rinitis y el asma). El uso de determinados puntos de acupuntura puede controlar la evolución de la piel atópica y tratar la causa.

Jabón natural de Alepo para la piel atópica

Considerado la joya de los jabones, su nombre viene de la ciudad de Alepo, en Siria, donde empezó la fabricación de este jabón natural, hace más de 2.000 años. Está hecho a base de agua, aceite de oliva, aceite de laurel y sosa procedente de plantas salicornias.

El jabón de Alepo (enlace a la tienda on line) presenta múltiples beneficios para la piel. Restablece su película hidrolipídica y protege de las infecciones cutáneas y de agentes externos. El aceite de olivo nutre la piel y la suaviza, mientras que el aceite de laurel actúa como antiséptico y desinfectante. El jabón de Alepo protege las pieles secas y las pieles sensibles del eccema, del acné y de las descamaciones. Este jabón puede utilizarse como champú (dos veces por semana), como máscara para el rostro (dejando actuar durante 1 minuto y luego aclarar) y como espuma de afeitado, ya que suaviza e hidrata la piel.

El jabón de Alepo es 100% natural. No contiene productos sintéticos, colorantes, fijadores de perfume ni derivados de grasa animal. Es totalmente biodegradable.

Foto: http://alergiaalcacahuete.files.wordpress.com/

Roser Vargas: “Si trabajamos sobre la personalidad y las emociones, evitaremos caer en muchas enfermedades”1

Roser Vargas se licenció en Psicología por la Universidad de Barcelona en 2001. Ella misma confiesa que encontró “fría” la práctica profesional y por eso decidió combinarla con terapias naturales. Estudió la terapia floral del Dr. Edward Bach en la Bach Foundation España en 2002 y desde entonces se ha ido formando en otras disciplinas. Muchos de vosotros la conoceréis porque os ha atendido en la tienda Manantial de Salud de la calle Mercaders, en Barcelona, u os haya pasado consulta en alguno de los establecimientos de la marca.

—Sabemos que la terapia floral es un sistema de 38 esencias florales, cada una de las cuales es capaz de corregir una emoción negativa, pero ¿cuáles son las emociones que perjudican la salud de las personas?

—Las personas, a nivel emocional, no somos una línea plana, recta, sin cambios. En nuestro día a día tenemos altibajos normales: un día estamos más animados y otros estamos más tristones, sin que esto suponga un grave inconveniente para nuestra rutina diaria. El problema se presenta cuando esas emociones son tan intensas que repercuten en nuestra relación con nosotros mismos, con los demás o con el entorno. La emoción base que más nos perjudica es el miedo descontrolado, aunque el hecho de sentirnos exageradamente alegres, fuertes e imparables también puede ser contraproducente. Las emociones en sí mimas no nos perjudican; el problema deriva del nivel de la emoción y de cómo la gestionamos.

—El Dr. Edward Bach (1886-1936), a pesar de ser médico, se mostró crítico con la medicina moderna porque ésta “trata los síntomas y no las causas” de las enfermedades. ¿Cómo actúan las flores de Bach para llegar al origen de la enfermedad?

Para el Dr. Bach, el origen de toda enfermedad estaba en un conflicto entre nuestra esencia y cómo nos posicionamos o cómo actuamos: “La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el Alma y la Mente (…) Cuando nuestras personalidades se desvían del camino trazado por nuestra Alma, o bien por nuestros deseos mundanos o por la persuasión de otros, surge el conflicto” (cita extraída del libro Cúrese Usted mismo, del Dr. Edward. Bach). Lo que encontramos en el cuerpo es un síntoma (una consecuencia, un aviso físico) y, si no cambiamos la forma de pensar, de sentir, de entender las situaciones y de hacer (el origen de la enfermedad), cualquier tratamiento será un alivio momentáneo, pero el problema volverá una y otra vez. Las flores de Bach actúan especialmente sobre las emociones y nos permiten ese cambio de chip mental, para romper con la causa de la enfermedad. Tras verlo en su práctica médica, el Dr. Bach llegó a esa conclusión que ciertos tipos de personalidad predisponen a padecer ciertos tipos de enfermedad. Así que, si trabajamos sobre la personalidad, las emociones, etc., evitaremos en gran medida caer en esas enfermedades.

Roser Vargas, psicóloga y terapeuta floral en Manantial de Salud
Roser Vargas pasa consulta de terapia floral en el Espacio de Salud del Manantial (ESMA)

—De tu respuesta podemos deducir que las flores de Bach ayudan a curar enfermedades físicas.

—Quisiera aclarar que las flores de Bach no curan, sino que la que se cura es la persona. La terapia floral contribuye al proceso de curación del individuo, ayudándole a encontrar el camino para sanar. Dicho esto, sí que podemos afirmar que las flores de Bach pueden tratar enfermedades físicas aunque, en función de la patología, personalmente aconsejo combinar las flores de Bach con otro tratamiento o terapia. El objetivo es el bienestar de la persona y por ello utilizamos todas las técnicas que tenemos a nuestro alcance. Los resultados más espectaculares son con patologías cuyo componente emocional es muy elevado (las llamadas enfermedades psicosomáticas) y en aquellas personas que tienen voluntad de revisión de sus patrones de pensamiento y comportamiento y están dispuestas a cambiar aquello que les están generando la enfermedad. Un ejemplo sencillo: Una persona con acidez de estómago crónico originado por su tendencia a fijar la atención sólo en las cosas negativas de su vida y su entorno, podrá notar mejoría con algunos tratamientos pero, cuando los deje, reaparecerán los síntomas. Esta persona sólo se curará si cambia su forma de ver las cosas. Es en este caso en el que la terapia floral hará un gran trabajo.

—¿Cómo se preparan las esencias florales?

—Hay dos tipos de preparación para la tintura madre: insolación y ebullición. La preparación por insolación (utilizada para 20 esencias) se inicia con la recogida de las flores deseadas, que se ponen en cuencos de vidrio llenos de agua de manantial y se exponen al sol  durante unas 3 o 4 horas (o antes, si se empiezan a marchitar). En este proceso, el sol hace que haya un traspaso de las propiedades de las flores al agua. La ebullición (utilizada en las otras 18) es la misma preparación que para fitoterapia. Se recogen las flores deseadas y se hierven durante media hora con agua de manantial, antes de que pase media hora desde su recolección. El siguiente paso es común en ambas preparaciones: se retiran las flores y se hace una solución hidroalcohólica, para que no se estropee. Esta es la tintura madre. Sobre ésta se hace una dilución y se envasa en medidas de 10 a 20ml. Son las que utilizamos los terapeutas y las que compramos cuando pedimos una flor de Bach de stock.

—A partir de ahí, cada paciente necesita su fórmula personalizada…

—Sí. Cuando los terapeutas hacemos un gotero personalizado, ponemos en un frasco 2 gotas de las flores de Bach que hemos elegido durante la consulta (si es Rescue Remedy, ponemos 4). A continuación añadimos un conservante para no tener que guardarlas en la nevera: un poco de brandy —como hacía el Dr. Bach—, unas gotas de glicerina vegetal o un poco de vinagre de manzana. Las alternativas al brandy las solemos utilizar cuando la fórmula es para un niño o una persona que toma mucha medicación de farmacia. Finalmente rellenamos con agua embotellada de buena calidad y… ¡ya están listas para ayudarnos!

—Hay personas que confían mucho en la ciencia y nunca creerían una cosa así. ¿Qué les dirías?

—Les animaría a probar las flores de Bach en algún momento de su vida que puedan necesitarlas, siempre acompañados de la mano de un profesional. Al fin y al cabo, el método científico también se basa en la experimentación. Es cierto que la ciencia ha avanzado mucho en los últimos 150 años, pero también es verdad que se sigue investigando y descubriendo información. Para lo que hace años podía parecer superstición o casualidad, hoy existen instrumentos que pueden captarlo y medirlo. Pasará lo mismo con la acción de la terapia floral sobre el organismo.

Roser Vargas, en la tienda de Mercaders
Roser Vargas, psicóloga y terapeuta floral, en la tienda de Mercaders

—¿En qué estados aconsejarías recurrir a las flores de Bach?

—Siempre podemos recurrir a las ellas. Se recomiendan especialmente en aquellos casos que notemos que las emociones nos están dificultando el quehacer diario y para casos que algún acontecimiento puntual nos esté  alterando: desde problemas para dormir, timidez, frustración, tristeza,… hasta nervios por un examen, bloqueo por un fallecimiento repentino en la familia, etc.

—¿Qué cambios puede notar la persona y en cuánto tiempo?

—No hay un tiempo estipulado de reacción. Depende de cada caso: puede ser desde unos minutos hasta unas semanas. Aún así podríamos generalizar que, si lo que tratamos es puntual (situacional), su acción será más rápida que si es crónico (de estilo de personalidad que está muy interiorizado). Pero cada persona es un mundo. Aún así un ejemplo sería: Si yo estoy trabajando sobre mi capacidad de toma de decisiones sin dejarme influir por los demás, sentiré que las opiniones de fuera las recibo como opiniones y no como verdades absolutas, y me será más fácil escuchar a mi yo interno para decidir lo que yo quiero, habiendo tenido en cuenta toda la información recogida.

—¿En qué casos las aconsejarían para niños y adolescentes?

—Se las podemos aconsejar siempre. Ellos también pasan por situaciones que les pueden alterar: la llegada de un nuevo hermano, exámenes finales, cambio de centro de estudios… Y también tienen un estilo de personalidad y emocional que quizá necesitan trabajar para que no suponga dificultades en su día a día: falta de confianza en sus capacidades, patrón agresivo de comportamiento…

—Las flores de Bach son inocuas. Así pues, ¿se pueden administrar siempre?

—Hay dos casos en los que no se administran las flores de Bach por uso interno. El primero es cuando son personas que están en deshabituación alcohólica acompañada de medicamentos. Estas personas a veces toman una medicación que les hará encontrarse francamente mal si consumen cualquier producto alcohólico. En este caso las flores de Bach se aplican en toques sobre la piel (muñecas, codos) o vaporizadas en el ambiente. También se ha de revisar la toma de flores de Bach cuando la persona toma una medicación para fluidificar la sangre (tipo Simtrom, Adiro, etc). En esta circunstancia, siempre hay que consultar al médico de cabecera antes de iniciar un tratamiento de uso interno. O bien aplicarla en uso externo.

Enlaces relacionados:

Roser Vargas: “Las mascotas detectan nuestros estados de ánimo y actúan en reflejo”

3 bebidas reconstituyentes2

En este artículo te proponemos 3 bebidas reconstituyentes para recuperar la vitalidad y un óptimo estado mental.

Horchata tónica y reconstituyente

Preparación: para cada vaso de agua, se necesitan 5 avellanas, 10 almendras, 3 cacahuetes, 15 hojas de alfalfa verde, 10 chufas, 1 higo seco, 3 piñones, 3 dátiles, 1 zanahoria, 9 hojas de perejil, ½ nuez y 1 cucharadita de ortiga dioica. Hay que pasarlo por un triturador, filtrar y tomar endulzado con una cucharadita de miel.

Propiedades: Esta bebida permite recuperar la vitalidad. El conjunto de ingredientes de la horchata tónica aporta componentes esenciales para el buen funcionamiento del organismo: minerales, oligoelementos, vitaminas, aminoácidos y principios activos.

Agua de avena

Preparación: es necesario tomar dos cucharadas de avena (Avena sativa, L.) por cada litro de agua. Hay que hervirla durante 15 minutos, colar y tomar fría o a temperatura ambiente.

Propiedades: debido a su elevada aportación de calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio y fósforo, el agua de avena es un gran remineralizador, aporta vitaminas y es un laxante y diurético suave natural. Es muy indicado:

  • Para sobrellevar el desgaste intelectual.
  • Como reconstituyente en situaciones de estrés y para evitar el decaimiento.
  • Para reducir la ansiedad.
  • Para recuperarse de estados convalecientes.
  • En casos de trastornos de acidez gástrica.
Agua_de_avena

Tisana reconstituyente

Se trata de un poderoso reconstituyente en casos de convalecencia, estrés o depresión. Sus efectos beneficiosos se notan si se toma durante un largo período (mínimo dos meses).

Para su preparación, es necesaria una cucharadita de cada uno de estos ingredientes: sésamo (semilla de la alegría), cardo mariano, ortiga dioica, alfalfa, salvado de trigo y avena sativa. En casos de fuerte estrés o exceso de trabajo físico o mental, se puede añadir un trocito de raíz de ginseng. Todo ello se mezcla en un litro de agua y se hierve a fuego lento durante 15 minutos. Después se debe dejar enfriar y colar. Debe tomarse a lo largo de todo el día. En verano, hay que guardar la tisana reconstituyente en la nevera.

Foto: desalyarena.blogspost.com.es

Alopecia: cómo paliar la caída del cabello0

La alopecia es la caída y pérdida patológica de pelo, según la escueta definición de la Real Academia Española. Puede afectar a diferentes zonas del cuerpo, aunque la más visible ­–y por lo tanto más preocupante– es en la cabeza (por eso solemos considerar alopecia y calvicie como sinónimos). La alopecia es mucho más habitual en los hombres que en las mujeres. Existen estadísticas que indican que el 90% de los hombre mayores de 21 años presenta alguna afectación en la zona frontotemporal (es decir, tiene entradas) y que el 50% de los mayores de 40 tiene la coronilla despoblada. La alopecia es más benevolente con la mujer. Otros informes indican que sólo el 30% de ellas tiene algún grado de calvicie a partir de los 40 años.

La alopecia se explica por tres grandes factores principalmente: anemia, estrés y ansiedad (es la causa de caída de cabello que más afecta a la mujer) y predisposición genética (hay fuentes que aseguran que es el motivo de más del 90% de los casos de calvicie).

La alopecia puede ser causada por anemia, estrés o predisposición genética, principalmente.
La alopecia puede ser causada por anemia, estrés o predisposición genética, principalmente.

Afortunadamente existen remedios naturales naturales para frenar la calvicie:

  • En los casos de caída de cabello por anemia, es necesario un aporte extra de hierro, puesto que la falta de este mineral tiene mucho que ver con la debilidad capilar. Existen productos como el jarabe Floradix, hecho a base de extractos naturales, o bien el suplemento Cabellos y Uñas, una combinación de vitaminas, minerales, aminoácidos y levadura de cerveza.
  • En la alopecia debida al estrés y la ansiedad, lo más recomendable es atacar la causa. Para calmarnos, nos ayudará una tisana relajante a base de pasiflora, valeriana, tila o azahar. Un aporte de vitamina B, como la levadura de cerveza, no sólo nos ayudará a reforzar el sistema nervioso sino también el cabello. Además existen aminoácidos como la L-Cistina o la D-Biotina que dan buen resultado a nivel capilar.
  • Para tratar la pérdida de cabello de origen genético, se puede intentar frenarla o retrasar el proceso. En tal caso, es recomendable tomar el suplemento Cabellos y Uñas, así como aplicar una loción hecha con Quina, Romero, Lavanda, Ortiga verde, Cantueso, Centella asiática y Abrótano macho. Esta loción anticaída se puede preparar en casa y utilizarla a diario, masajeando el cuero cabelludo. También existen eficaces lociones ya preparadas como el regenerador capilar SAR (cuyo componente activo Kopexil frena la caída del cabello) o la clásica loción capilar a base de Quina y Tepezcohuite.

Foto: www.aztecanotias.com.mx

Candidiasis: qué es y cómo tratarla4

Antes de definir qué es la candidiasis, diremos que las levaduras (los hongos) están presentes en todas las personas desde poco después de nacer. Se encuentran principalmente en la piel, en el sistema digestivo y en el sistema urogenital. Existen unas 150 especies de cándidas, pero la más habitual en nuestro organismo es la Candida albicans, que forma parte de la flora habitual de nuestras mucosas y está en equilibrio con otras levaduras. La candidiasis es una infección causada por el crecimiento de la Candida albicans. La multiplicación de esta levadura puede dañar la pared intestinal, provocando un exceso de permeabilidad y permitiendo que este hongo pase a la sangre y dañe cualquier parte del organismo. Los sistemas orgánicos más sensibles a la proliferación de esta levadura son el digestivo, el endocrino, el urogenital, el nervioso y el inmunitario. Son muy habituales la candidiasis vaginal y oral (esta última conocida también como muguet).

Efectos de la candidiasis

  • Rompe el equilibrio de la flora intestinal, produciendo estreñimiento, diarreas, halitosis, síndrome del colon irritable,…
  • Libera toxinas que reaccionan con algunos neurotransmisores como la dopamina, provocando pérdida de memoria, cambios de humor, irritabilidad y falta de concentración.
  • Deprime el sistema inmunitario.
  • Las funciones hormonales pueden verse afectadas, provocando síndrome premenstrual, endometriosis, etc.
Mujer preocupada por la candidiasis

Factores que predisponen a la candidiasis

  • Secreciones digestivas: la falta de ácido clorhídrico y de enzimas digestivas impide la correcta digestión de los alimentos, produciendo fermentación y putrefacción intestinal.
  • Dietas inadecuadas: no hay que abusar de las dietas ricas en azúcares simples (sacarosa, zumos de frutas, miel, chocolate, bollería,…), de los alimentos con un alto contenido en levaduras (bebidas alcohólicas, quesos y frutos secos) ni de la leche y sus derivados.
  • Embarazo: en esta etapa aumentan los niveles de progesterona, lo que puede provocar resistencia a la insulina, causando un exceso de glucosa en sangre y favoreciendo el crecimiento de cándidas.
  • Sistema inmunitario deprimido: a causa del uso de medicamentos (como antibióticos y antiinflamatorios), del tratamiento con quimioterapia, del contacto con algunos compuestos químicos ambientales, de las deficiencias nutricionales, de algunas enfermedades (como la diabetes y el hipotiroidismo), del consumo de alcohol o del estrés, por citar algunos causantes.
  • Deterioro de la función hepática: el hígado es un órgano clave para evitar el crecimiento de las cándidas.

Dieta para evitar el crecimiento de cándidas

Se deben evitar:

  • Azúcares simples: azúcar de mesa, miel, mazapán, chocolate, helados, bollería,…
  • Fruta y zumos de fruta.
  • Patatas, champiñones, calabaza y boniatos.
  • Frutos secos.
  • Productos fermentados o que contengan levaduras: vinagre, pan, quesos, salsa de soja, miso, tempeh, salsas para ensaladas,…
  • Productos lácteos.
  • Productos elaborados: charcutería, patés, salchichas, conservas,…
  • Té, café y bebidas alcohólicas.
  • Grasas.
  • Especias picantes.

Alimentos aconsejados:

  • Limones y aguacates.
  • Verduras y zumos de hortalizas (evitar la zanahoria y la remolacha).
  • Germinados de legumbres y granos.
  • Quinoa, trigo sarraceno, amaranto, centeno, arroz integral, avena y cebada.
  • Algas: hiziki, arame y kombu.
  • Aceite de oliva y aceite de lino.
  • Especias suaves (jengibre, canela, tomillo y romero).
  • Semillas de frutos secos.
  • Leche de soja, tofu y soja texturizada.
  • Pescado, carne y huevos.
  • Fibra: sirve de alimento a los microorganismos de las paredes intestinales.

En una dieta para eliminar la candidiasis, se recomienda la eliminación total de los azúcares, tanto el azúcar refinado (bollería) como las frutas, durante los primeros 15 días. También es recomendable aportar algo de proteína en cada comida para reparar la pared intestinal. Hay que beber 2 litros de agua diarios para eliminar los tóxicos acumulados (café, azúcares refinados,…) Se aconseja tomar caldos vegetales de ajo, cebolla, puerros, coliflor, col, brócoli, coles de Bruselas y rábanos. También es aconsejable consumir más endibias, alfalfa, hinojo, alcachofas y jengibre, todos ellos alimentos beneficiosos para el hígado. Además de estos consejos dietéticos, debe destacarse la importancia del descanso.

Una vez que desaparezcan los síntomas de la candidiasis y se recupere el nivel óptimo de energía, hay que introducir paulatinamente los alimentos suprimidos durante la dieta. Es importante empezar por frutas como las manzanas verdes, las peras, los melocotones, las ciruelas y los cítricos; y dejar para más adelante otras, como el melón, la sandía, la uva y las fresas.

Nutrientes para fortalecer el sistema inmunitario

  • Aceite de cártamo: mejora la resistencia frente a infecciones.
  • Vitaminas del grupo B: el ácido fólico y la vitamina B12 ayudan a la producción de glóbulos rojos y a la desintoxicación de productos químicos.
  • Vitamina C (ácido ascórbico): tiene efectos positivos en el tratamiento de la candidiasis al mejorar la respuesta del sistema inmunitario. También repara los tejidos y previene la secreción de histamina y aumenta su desintoxicación.
  • L-cisteína: destaca por su acción antioxidante.
  • Zinc: además de su actividad inmunoestimuladora, tiene una acción antioxidante, antiinflamatoria y antibacteriana.

Plantas medicinales y especias con acción bactericida

  • Pau d’Arco (Tabeluia spp): ejerce un efecto contra bacterias Gram + y ciertos hongos.
  • Manzanilla (Matricharia chamomilla L.): actúa contra microbios y hongos.
  • Canela (Cinnamonum zeylanicum): también actúa contra los hongos.
  • Tomillo (Thymus vulgaris): tiene un efecto antimicrobiano. Por vía externa, se utiliza como bactericida y fungicida.
  • Melisa (Melissa officinale): su aceite esencial actúa contra las bacterias.
  • Ajo: tiene un gran poder antimicótico debido a su contenido en esencias sulfuradas.

Plantas medicinales con acción desintoxicante

  • Diente de león (Leontodon taraxacum L., Taraxacum oficinales Weber): es un tónico amargo que estimula los órganos de la digestión y ejerce una acción sobre el hígado y la vesícula biliar.
  • Cardo mariano (Sylibum marianum): la silimarina actúa como hepatoprotector y estimula la síntesis del hígado. 

Foto: sexualidad.salud180.com