Plagas del jardín y tratamientos naturales0

Utilizar alternativas naturales para tratar las plagas del jardín significa apostar por un entorno más sano para las plantas y para nosotr@s mism@s. Con el empleo de plantas aromáticas y otros remedios para tratar las plagas del jardín no se pretende eliminar todos los insectos, ya que esto descompensaría el equilibrio natural de este pequeño ecosistema. Solo una minoría de los insectos son enemigos del jardín. La mayor parte de ellos son polinizadores, otros ayudan a descomponer la materia orgánica y otros simplemente se alimentan de insectos dañinos.

Plantas repulsivas

Los insectos y parásitos reconocen sus plantas favoritas por el olor. Las plantas que citamos a continuación tienen el don de confundir a los invasores y evitar así plagas del jardín:

  • Ajenjo (Artemisia absinthium): produce un insecticida natural de amplio espectro contra pulgones, ácaros y cochinillas.
  • Ruda (Ruta graveolans): es un repulsivo contra moscas, babosas, ratones y gatos.
  • Capuchina (Tropaeolum majus): junto a los rosales, mantiene alejada la mosca blanca y los pulgones.
  • Ajo (Allium sativum): se utiliza contra ácaros y pulgones.
  • Melisa (Melissa officinalis): es eficaz contra hormigas, mosquitos, moscas y pulgones.
  • Menta (Mentha piperita): se emplea contra el pulgón negro y verde.
  • Ruibarbo (Rheum rhaponticum): mantiene a distancia los pulgones, orugas y babosas.
  • Cuasia (Quassia amara): es eficaz contra pulgones y ácaros.
  • Ceniza: es otro remedio natural. Espolvoreada alrededor de la planta, impide el acceso de caracoles y babosas.
Evitar plagas del jardín con tratamientos naturales
Las mismas plantas usadas para las plagas del jardín pueden emplearse en un huerto ecológico.

Plantas de acción fungicida y contra enfermedades de las hojas

Los extractos de algunas plantas potencian el sistema defensivo de las plantas de nuestro jardín y por eso se utilizan para prevenir plagas del jardín.

  • Cola de caballo (Equisetum arvense), raíz de bardana (Arctium lappa) y acedera (Rumex acetosa): tienen una probada acción contra hongos.
  • Tanaceto (Tanacetum vulgare): sus flores son eficaces para evitar plagas de insectos y hongos.
  • Rábano Rusticiano (Armoracia rusticana): se emplea para todo tipo de enfermedades provocadas por parásitos.

Plantas insecticidas

También son utilizadas para evitar las plagas del jardín.

  • Neem (Azadirachta indica): es el insecticida natural por excelencia.
  • Consuelda (Symphytum officinale): está especialmente indicada contra la mosca blanca y los pulgones.
  • Pelitre (Tanacetum cinerariifolium): es altamente eficaz contra pulgones, moscas blancas y ácaros.
  • Saponaria (Saponaria officinalis): está especialmente indicada contra los pulgones.

Plantas estimulantes

Favorecen un crecimiento armonioso de las plantas de jardín así como la vida microbiana de la tierra. También estimulan las capacidades defensivas de las plantas contra los parásitos.

  • Milenrama (Achillea millefolium): mejora el compostaje y refuerza las plantas contra la acción de los hongos y otras agresiones.
  • Ortiga (Urtica dioica): acelera el compostaje, refuerza las plantas, lucha contra la clorosis (cuando las hojas se vuelven amarillas) y favorece la fotosíntesis.
  • Diente de león (Taraxacum officinale): mejora la estructura del suelo y regula el crecimiento de las plantas.
  • Caléndula (Calendula officinalis): refuerza y da vigor a las plantas.

Aunque nos hemos centrado en los remedios para tratar las plagas del jardín, estas mismas plantas pueden usarse en un huerto ecológico.

Foto: www.recipe101.info

Plantas para aumentar la fertilidad0

En el tratamiento de la fertilidad la naturopatía se centra en buscar la armonía entre las hormonas que intervienen en el ciclo reproductivo. Son varias las plantas que han ayudado a lo largo de los siglos a muchas parejas a conseguir el sueño de ser padres. Cuando hablamos de plantas para aumentar la fertilidad nos referimos a aquellas que estimulan y mejoran la respuesta hormonal femenina. En el caso de ellos, también hay productos para aumentar la movilidad y la calidad del esperma.

Son muchos los factores implicados en la fertilidad y el trastorno de alguno de ellos puede ser clave para no lograr el embarazo. Los niveles hormonales, la movilidad del esperma, la presencia de ovarios poliquísticos, la edad, el estrés o la ansiedad son algunos de los factores que pueden influir en la concepción. En todo caso debe ser un especialista quien las diagnostique y efectúe el tratamiento que considere oportuno.

Se considera que la fase fértil de la mujer se sitúa entre las 72 horas antes y las 24 horas después de la ovulación, que generalmente se produce el día 14 después de la menstruación. Si hay unos niveles adecuados de progesterona y la membrana uterina está preparada para anidar el embrión, durante estos cuatro días existe la posibilidad latente de lograr el embarazo.

Sauzgatillo, pie de león, dong quai y maca son plantas que favorecen la fertilidad.
Sauzgatillo, pie de león, dong quai y maca son las mejores plantas para aumentar la fertilidad.

Cuatro plantas para aumentar la fertilidad

A continuación presentamos cuatro plantas que pueden ayudarte a quedar embarazada. Es importante mencionar que no se deberán administrar una vez se haya producido el embarazo.

  • Sauzgatillo (Vitex agnus-castus). Se ha observado que los frutos de este arbusto de origen mediterráneo normalizan los niveles en la relación de las hormonas progesterona/estrógeno. Parece ser que las sustancias activas (flavonoides, iridoides y alcaloides) actúan sobre la glándula pituitaria, especialmente en lo que respecta a las hormonas sexuales femeninas. Así palía los efectos negativos de la insuficiencia del cuerpo lúteo y aumenta la progesterona. La administración de sauzgatillo se centra en la segunda fase del ciclo (desde la ovulación hasta la menstruación), en el cual predominan los niveles de progesterona, hormona que prepara al endometrio ante una posible implantación del embrión para mantener el embarazo. El sauzgatillo es utilizado para diferentes problemas menstruales y ginecológicos.
  • Pie de león (Alchemilla vulgaris), también conocida como alquemila o manto de Nuestra Señora. Esta planta ha sido considerada durante años como símbolo de la fertilidad. Se ha observado que tonifica el útero, pudiendo influenciar positivamente el proceso de implantación del embrión. Por ello la toma del pie de león está recomendada para apoyar la segunda parte del ciclo. La alquemila también facilita el flujo menstrual y puede emplearse para estimular las contracciones durante el parto.
  • Dong quai (Angelicasinensis). Es considerada la mejor planta tónica china para las mujeres, aunque también pueden utilizarla los hombres, y en todo caso es el tónico sanguíneo más apreciado en Oriente. Se emplea para tonificar el aparato reproductor y mantener la función normal de los órganos sexuales. Estabiliza las hormonas y la menstruación, regulariza los periodos atrasados o suprimidos, alivia los calambres menstruales y puede utilizarse como regulador hormonal durante la menopausia.
  • Maca (Lepidiummeyenii). Las raíces de esta hierba nativa de los Andes del Perú y Bolivia han hecho ganarle la fama de planta para aumentar la fertilidad y mejorar la líbido. También se le llama viagra de la naturaleza. La medicina popular peruana la recomienda como revitalizante, aumentando la resistencia, el rendimiento deportivo y la sensación de bienestar. Gracias a la maca, muchas mujeres han notado una mejoría en el alivio de los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia.

Los germinados y sus propiedades nutritivas y terapéuticas0

Los germinados se consumen como un alimento vivo y es por ello que poseen múltiples propiedades nutritivas y terapéuticas. Estas miniaturas nutritivas son ricas en vitaminas, minerales, encimas digestivas y antioxidantes. Los germinados facilitan el proceso digestivo, son depurativos y sintetizan nuevas sustancias, como la vitamina C y la clorofila. Estas cualidades son comunes en todos los germinados, pero cada uno de ellos tiene beneficios adicionales concretos.

10 germinados para enriquecer tus platos

  • Alfalfa. Es un de los más completos. Es rico en vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, D, E, K y sales minerales. Es remineralizante y combate la fatiga y la debilidad.
  • Berro. Rico en sales minerales (calcio, potasio, yodo, hierro y fósforo) y vitaminas (A, B1,B2, B3, C y D). Es depurativo y digestivo.
  • Fenogreco. Tiene un elevado contenido proteico y es rico en sales minerales (calcio, hierro, magnesio, sodio, fósforo y zinc) y vitaminas (A, B3 y C). Refuerza el organismo y ayuda a levantar el ánimo decaído. Es digestivo y reduce la inflamación.
  • Hinojo. Rico en hierro y vitaminas (C, B1 y B2). Es digestivo y diurético.
  • Mostaza. Sus germinados son ricos en minerales (sobre todo, azufre), vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12 y C) y clorofila. Son depurativos, desintoxicantes, diuréticos y refuerzan el sistema inmunitario.
  • Rábano. Contiene minerales y vitaminas (B1, B2 y C). Es diurético y estimulante gástrico. Facilita la secreción de saliva y de los jugos gástricos.
  • Soja amarilla. Es rica en proteínas de alto valor biológico, enzimas, vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12, C y E), lecitina y sales minerales (calcio, magnesio, potasio, hierro, zinc, fósforo, cobre y sodio).
  • Amapola. Es un calmante suave. Disminuye la tos y ayuda a expectorar mucosidades. Apreciada por su agradable sabor.
  • Zanahoria. Rica en caroteno , vit. B1 y minerales (calcio, fósforo y potasio). Es diurética y depurativa. Mejora la salud de piel, dientes y encías y el sentido de la vista.
  • Otros germinados muy recomendables son el guisante, el lino, la espelta o la avena.
Germinados
Los germinados son ricos en vitaminas, minerales, encimas digestivas y antioxidantes.

Cómo preparar germinados en casa

El proceso de germinación es muy sencillo y rápido. Con solo tres pasos –remojo de las semillas, enjuague y cosecha–, conseguirás enriquecer tus platos. El tiempo de cosecha de los germinados variará de los 2 a los 12 días, dependiendo de la semilla utilizada. Si te decides a hacer germinados en casa, ten en cuenta estos consejos:

  • Mantén la humedad durante todo el proceso.
  • Asegúrate de la correcta circulación de agua y aire.
  • Aleja los germinados de la luz directa del sol.
  • Utiliza semillas de calidad (preferiblemente de cultivo ecológico) y agua mineral.
  • Los germinados se pueden guardar en la nevera, dentro de bolsas de plástico selladas, entre 7 y 10 días.

Receta: Sándwich con germinados

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral.
  • 1 tomate maduro.
  • Paté de aceitunas negras.
  • 1 loncha de queso tierno de cabra.
  • Una pizca de alfalfa germinada.
  • Tamari (salsa de soja).

Preparación:

Unta las rebanadas de pan integral con el tomate maduro. Sobre una de las rebanadas, esparce de manera uniforme el paté de aceitunas negras. Añádele la loncha de queso de cabra y una capa de alfalfa germinada. Esparce por encima un chorrito de aceite y tamari. Por último, cubre el sándwich con la otra rebanada, ¡y ya está listo!

Receta: Mijo con germinados (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 1 taza de mijo.
  • ½ taza de cebollas cortadas.
  • ½ taza de lentejas germinadas.
  • ½ taza de alfalfa germinada.
  • 2 cucharas soperas de aceite.
  • 2 tazas de agua.

Preparación:

En una cazuela, sofríe las cebollas con aceite a fuego lento. Cuando estén tiernas, añade el mijo lavado y escurrido. Deberán dorarse a la vez durante unos minutos. Después, añade el agua caliente y deja cocer a fuego lento hasta que el mijo haya absorbido toda el agua. Antes de servir el plato, añade los germinados y alíñalo con un poco de salsa de soja o gomasio al gusto. Esta misma receta se puede hacer cambiando el mijo por quinoa o cuscús integral.