Tintes naturales: ¡Renueva tu vestuario!0

¿Has pensado en renovar tu vestuario de forma económica y fácil? ¿Sabías que algunas plantas se pueden usar como tintes naturales para teñir tus prendas más queridas? En este artículo te vamos a presentar las plantas más empleadas como colorantes naturales. Después del interés que despertó el post sobre nueces de lavado como detergente natural, queremos seguir ofreciéndote alternativas para tratar tu ropa sin productos químicos ni tóxicos. A partir de hoy, conocerás los tintes naturales más usados y podrás dar un nuevo look a tus mejores prendas.

Para poder teñir la ropa, necesitamos los tintes naturales y un mordiente. La palabra mordiente viene del latín morder. Antaño se creía que algunas sustancias mordían la fibra para hacerla recibir mejor los colorantes naturales. Los mordientes son sales minerales o metálicas, solubles en agua que, cuando se añaden al baño de tintura, enlazan, intensifican o cambian el color del baño de tintura y hacen que la tonalidad sea más fuerte a la luz, al lavado y al roce.Una vez hayamos realizado el proceso de mordentado podremos proceder a la coloración. Quizá los mordientes naturales más utilizados son el Alumbre de potasio y el Cremostartaro.

La cúrcuma es uno de los tintes naturales más empleados.
La cúrcuma es uno de los tintes naturales más empleados.

Tintes naturales más utilizados

  • Cúrcuma (Amommum curcuma): La parte que se utiliza para teñir es el tubérculo que, seco y reducido a polvo, proporciona unos colores amarillentos de gran belleza. Con la ropa previamente mordida se disuelve la cúrcuma (la cantidad será el 50% del peso de la prenda en seco) en agua caliente y se deja hervir unos 10 minutos. Se sumerge la prenda y se deja hervir durante 30 minutos, dejándola enfriar en el tinte.
  • Índigo (Indigofera tinctoria): El índigo da una gama que va desde el azul intenso hasta el celeste pálido, pero el resultado final sólo se observa cuando la ropa ha sido secada al aire. Disolvemos 15 gramos de índigo por 100gramos de tejido en abundante agua caliente y sumergimos la prenda mordida. Podemos dejarla tan solo unos minutos y luego secarla al aire libre. Si deseamos un azul más intenso, volveremos a sumergir la prenda en el colorante natural. Cuando la ropa esté casi seca, veremos si es necesario repetir el proceso (tantas veces como sea necesario).
  • Palo Campeche (Haematoxylum campechianum): Da un color violeta muy bonito. Se usa un 50% del peso de la prenda en seco y se macera en agua toda la noche. Al día siguiente,la ropa previamente mordida se cuece durante 30 minutos con abundante agua, removiendo de vez en cuando. Después hay que dejar que se enfríe y enjuagar el tejido.
  • Rubia (Rubia tinctorium): Su rizoma se recolecta a los 2 ó 3 años y se seca. Al molerlo da un polvo de color azufre que colorea de un rojizo intenso. Se cubren de agua las raíces y se dejan macerar toda la noche. Al día siguiente se añade más agua, se calienta y se sumerge el tejido previamente mordido. Hay que calentar el agua hasta los 80 grados y mantener a esta temperatura durante 120minutos. Después hay que dejar que se entibie.

Si quieres ampliar la gama de tintes naturales…

Hay muchos otros colorantes naturales que puedes usar como la Espirulina (verde), el Alcamae (rojo), el Abedul (amarillo), la Amapola (rojo), los Arándanos (azul), el Café (amarillos-marrones), la Caléndula (amarillo), el Castaño (marrón y castaño rojizo), la Cola de caballo (verde), la Manzanilla (amarillo), el Té negro (beige y marrones), etc.

Con un poco de imaginación y creatividad cada cual podrá encontrar sus propios tintes naturales. Si el resultado es de tu agrado, anota todo lo experimentado para poder repetirlo en otra ocasión. ¡Teñir la ropa con colorantes naturales puede ser una actividad divertida para toda la familia durante las vacaciones! Eso sí, no olvidéis usar guantes durante todo el proceso.

Varices y otros trastornos de la circulación venosa0

Pesadez en las piernas, varices, sensación de hinchazón, dolor y picores… Estas molestias en las piernas son síntomas habituales en los meses de más calor y nos indican que hay un trastorno de la circulación venosa.

La circulación venosa fluye en sentido ascendente hacia el corazón gracias a las contracciones musculares de las piernas y a la presencia de unas válvulas en el interior de las venas que impiden que la sangre retroceda hacia abajo. Cuando estas válvulas dejan de funcionar bien por la dilatación continuada de la pared de las venas, entonces aparecen las varices. ¿Sabías que entre un 20% y un 40% de la población tiene varices? La incidencia de las varices en las mujeres es 4 veces mayor que en los hombres.

Factores que aumentan las posibilidades de desarrollar varices

  • Factores hormonales (embarazo, menopausia…).
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Hábitos de vida: sedentarismo o tener un trabajo que te obliga a estar de pie muchas horas.
  • La toma de medicamentos y anticonceptivos.
  • El consumo de alcohol y tabaco.

Plantas medicinales para mejorar la circulación venosa

La fitoterapia dispone de plantas que protegen las paredes vasculares, promueven una circulación más fluida, mejoran el retorno venoso y, por lo tanto, disminuyen las posibilidades de formación de microhemorragias, hematomas superficiales y varices.

Algunas de estas plantas medicinales son: castaño de Indias (Aesculus hippocastanum), ginkgo (Ginkgo biloba), arándano (Vaccinium myrtillus), grosellero negro (Ribes nigrum), vid roja (Vitis vinífera), rusco (Ruscus aculeatus), ciprés (Cupressus sempervirens), hamamelis (Hamamelis virginiaca) y meliloto (Melilotus officinalis).

Son plantas que se pueden tomar solas o asociadas incluso con plantas de acción diurética y antiinflamatoria como cola de caballo (Equisetum arvense), abedul (Betula alba) o llantén (Plantago major). En caso de hemorroides es buena la combinación con plantas astringentes y antisépticas como milenrama (Achillea millefolium), nogal (Juglans regia) o gordolobo (Verbascum thapsus). En caso de flebitis se utilizará preferentemente el meliloto (Melilotus officinalis) y la vid roja (Vitis vinífera), de gran actividad descongestiva venosa y linfática. A estas plantas podemos asociar el harpagofito (Harpagophytum procumbens), que reducirá la inflamación y disminuirá la sensación de dolor.

Plantas medicinales para la circulación sanguínea: ginkgo biloba
Ginkgo biloba

Consejos para una buena circulación venosa

  • No permanecer de pie o sentados durante largos periodos.
  • Practicar ejercicio físico suave y continuado (caminar, ir en bicicleta, nadar…).
  • Evitar el calor en las piernas, así como la ropa apretada (ligas, fajas, medias cortas…).
  • Utilizar zapatos cómodos: tacones bajos y con el talón bien sujeto.
  • Mantener la piel hidratada, aplicando cremas o aceites naturales después del baño.
  • Son beneficiosos los baños de contraste, alternando agua fría y caliente.
  • Dormir con las piernas ligeramente elevadas, utilizando un alza. También ayuda el poner las piernas verticales durante al menos un minuto para vaciar las venas, al mismo tiempo que se realiza un suave masaje en las pantorrillas.
  • La dieta tiene que ser rica en fibra, con frutas y verduras frescas por su aporte de bioflavonoides y vitamina C (favorecen la reparación de los vasos sanguíneos). Hay que disminuir el aporte de grasas saturadas (animales), que obstruyen la circulación sanguínea.

Verano con energía y salud0

El verano es una época de descanso, de relajación. El sol nos transmite toda la energía que necesitamos para recuperar las fuerzas que hemos ido perdiendo durante el año, mejora nuestro estado de ánimo, refuerza nuestro sistema inmunitario, aumenta la producción de vitamina D lo que hace que nuestros huesos se fortalezcan. El aire libre, el mar, los paseos por la montaña… Es una estación que nos da la posibilidad de disfrutar al máximo de la naturaleza y beneficiarnos de todo lo que nos ofrece.

También es un tiempo que nos brinda la posibilidad de disfrutar de hobbies algo desatendidos, de hacer algún viaje, de proporcionar tiempo de calidad a la familia… aunque para disfrutar al máximo de esta estación tendremos en cuenta algunas precauciones y recomendaciones.

Verano con salud
¡Que paséis un verano lleno de salud y energía!

Consejos de salud para el verano

  • Protección solar. Nos protegeremos de los rayos solares aplicando un protector solar de alta graduación media hora antes de la exposición solar, aplicándolo uniformemente sobre la piel seca. Tendremos especial consideración con el medio ambiente si elegimos un protector solar biodegradable y que no perjudique el ecosistema acuático. Asimismo, utilizaremos gorra o sombrero con visera y gafas de sol para prevenir insolaciones y daños oculares. Y aplicaremos aloe vera después de la exposición solar para prevenir irritaciones y pequeñas quemaduras, además de que nos proporcionará una agradable sensación de frescor.
  • Hidratación. Debemos mantener un buen nivel de hidratación ya que en verano tendemos a sudar en exceso. Por lo tanto, es muy importante que bebamos mucha agua así como zumos. Los helados, la fruta y las bebidas refrescantes también nos ayudan a prevenir la sensación de fatiga y posibles desvanecimientos. Hay que recordar que debemos posponer los baños después de las comidas. Dejar pasar 2 horas es un tiempo prudencial para evitar un posible corte de digestión.
  • Infecciones urinarias y gastroenteritis. Merecen una atención especial. Las infecciones urinarias inciden más en mujeres, niños y ancianos. El arándano rojo y las hojas de gayuba son los dos remedios naturales con mayor actividad antiséptica en las vías urinarias. En cuánto a la gastroenteritis, ésta puede ser ocasionada por un virus, por bacterias o por parásitos adquiridos por agua o alimentos contaminados. La primera medida que debemos adoptar es la reposición de agua y minerales. Por ello, la ingesta de agua de avena es un buen remedio para restablecer el equilibrio hídrico. Las plantas astringentes como la salicaria, el té o el nogal favorecen la reducción de las deposiciones. Los probióticos restablecerán la flora intestinal dañada, en caso de un brote agudo de diarrea.
  • Picaduras de insectos. ¿Y qué decir de esas molestas picaduras de mosquito? Encontraremos diversos productos naturales que actúan como repelente de insectos. Los aceites esenciales a base de citronela, geranio, lavanda o árbol de té son los más eficaces. Una vez que nos hayan picado, podemos utilizar el aceite esencial de caléndula o própolis para calmar el picor y facilitar la recuperación de la piel. El própolis también está indicado en caso de rasguños o heridas superficiales.
  • Insomnio. ¿Con el calor te cuesta conciliar el sueño? Te ayudará tener la habitación ventilada, tomar una infusión o algún preparado a base de amapola, lúpulo y pasiflora o incluso tomar melatonina para prevenir el insomnio.
  • De viaje. Y llegado el esperado día de salir de viaje, tendremos en cuenta que existen caramelos de jengibre que pueden sernos útiles en caso de mareo así como aplicar un poco de agua de colonia en muñecas y cervicales.

Nos aseguraremos de llevar la documentación necesaria (DNI o pasaporte, tarjeta sanitaria…) además de un botiquín de vacaciones con productos esenciales para prevenir posibles complicaciones. Todo está listo para reponer fuerzas.

¡Que tengáis un feliz verano y unas vacaciones llenas de salud y energía!

Plantas afrodisíacas y vigorizantes2

A lo largo de la historia han sido muchas las culturas que han utilizado las plantas medicinales como afrodisíacos y vigorizantes naturales para potenciar y mejorar sus relaciones sexuales. No podemos descuidar que pueden ser muchas las causas que originan una disminución del deseo sexual. Siempre es necesario el diagnóstico de un especialista para tratar cada una de ellas de modo adecuado. Teniendo esto en cuenta, a continuación detallamos algunas de las plantas más empleadas como vigorizantes y afrodisíacos naturales.

Tribulus terrestris

El tríbulo (Tribulus terrestris), también conocido como cadillo, abrojo o cuerno de chivo, se ha utilizado desde hace siglos como afrodisíaco y remedio natural en China y en la medicina tradicional India (Ayurveda). Estudios realizados en Bulgaria en los años setenta, demostraron que el consumo de complementos con extracto de Tribulus terrestris aumentaba el nivel de testosterona en el organismo. A partir de entonces se popularizó como suplemento sobre todo para culturistas y como afrodisíaco. Entre sus propiedades, cabe destacar que el Tribulus terrestris refuerza el sistema inmunológico, potencia el desarrollo muscular y facilita la resistencia y la recuperación ante ejercicios físicos intensos. Como afrodisíaco, incrementa la libido, mejora la potencia sexual, aumenta la producción de esperma así como el volumen de la eyaculación.

Epimedium

Otra planta bien conocida en China es el Yin yang huo (Epimedium grandiflorum). Diferentes estudios indican que aumenta la producción de esperma, intensifica el deseo sexual y estimula los nervios sensoriales. El compuesto al que se le atribuyen estas propiedades es la icariina, que también inhibe la actividad de la fosfodiesterasa 5 (PDE-5), lo que permite el mantenimiento de la erección.

Plantas afrodisíacas
A lo largo de la historia siempre se han utilizado plantas afrodisíacas y vigorizantes para mejorar las relaciones sexuales.

Catuaba

Los indios tupí, en Brasil, descubrieron las cualidades afrodisíacas de la corteza de catuaba (Erythroxylum catuaba), que cuenta con una larga tradición en la medicina herbal. Se le atribuye la propiedad de estimular el deseo en hombres y mujeres y la de favorecer la irrigación sanguínea hacia los órganos genitales, intensificando y prolongando la erección y los orgasmos. El modo de empleo generalmente utilizado en Brasil es la decocción de la corteza de catuaba (una cucharada sopera en medio litro de agua y hervir 15 minutos). Otro uso popular es en forma de tintura. Se prepara macerando 30 gramos de corteza de Erythroxylum catuaba en medio litro de licor durante dos semanas, agitándolo cada día. Con 2-3 mililitros del preparado es suficiente para conseguir el efecto deseado.

Maca andina

La maca andina (Lepidium meyenii) es una planta herbácea nativa de los Andes del Perú y Bolivia. Sus raíces poseen propiedades para aumentar la fertilidad y la libido. En la medicina popular peruana, la maca es considerada una planta fertilizante; un afrodisíaco masculino y femenino; un revitalizante, recomendado en casos de convalecencia y debilidad; y un regulador de alteraciones de la menstruación y la menopausia. Podemos encontrar la maca andina en cápsulas o en polvo, recomendándose una cucharadita de postre al día.

Damiana

La damiana (Turnera diffusa, Turnera aphrodisiaca) ya era utilizada en la cultura Maya como afrodisíaco para incrementar la potencia sexual. La damiana actúa de manera rápida y efectiva sobre los centros nerviosos, con una acción tónica general (activa los riñones y la vejiga) y particularmente sexual (estimula los órganos sexuales). Su principal indicación es la impotencia masculina, pero también es efectiva ante la falta de deseo sexual del hombre y de la mujer. En ellas, su efecto afrodisíaco es rápido, potente y seguro.

Cosmética en la despensa0

Cuando hablamos de cosmética en la despensa nos referimos a aquellos alimentos que también podemos utilizar para el cuidado de la piel. La piel es el mejor reflejo de nuestra salud interna. Son muchas las causas que pueden ocasionar una alteración dermatológica (acné, descamación, eczemas, envejecimiento prematuro, etc.). Entre estos factores cabe destacar una alimentación inadecuada, la contaminación atmosférica, el estrés, un exceso de radiación solar o el contacto con sustancias nocivas (medicamentos, alcohol, tabaco, etc.)

El ejercicio físico y una alimentación equilibrada son imprescindibles para mejorar nuestra imagen. Debe ser una dieta rica en agua, así como en frutas y verduras para asegurarnos el aporte suficiente de fibras, vitaminas (A, C y E) y minerales (calcio, selenio, etc.). Con algunos alimentos de consumo habitual podemos elaborar todo tipo de cremas y mascarillas a un precio asequible. Es lo que denominamos cosmética en la despensa.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un alimento clave de la dieta mediterránea por sus virtudes terapéuticas y nutritivas. Si nos centramos en la cosmética en la despensa, hay que destacar que el aceite de oliva mantiene la hidratación de la piel y favorece la conservación de la membrana celular, gracias a la acción del ácido oleico, tonifica la epidermis y le da firmeza y la protege frente a agentes ambientales externos. El aceite de oliva también se emplea como emoliente corporal para realizar masajes. Se puede aplicar sobre casi cualquier zona de nuestro cuerpo: rostro, manos, cabello, etc.

  • Mascarilla para pieles secas.Para prepararla, hay que mezclar la clara de un huevo con unas gotas de aceite de oliva y una cucharadita de miel. Aplicarla sobre la piel limpia y dejarla actuar durante 10 minutos.
  • Crema para contorno de ojos. Se deben calentar al baño María tres cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de cera y media cucharadita de manteca de cacao. Después hay que dejar enfriar y añadir dos cucharadas de agua de rosas. Finalmente, se remueve hasta formar una pasta espesa que se aplica sobre la zona del contorno de ojos.
  • Para nutrir el cabello.Debes rociar el cabello con aceite de oliva y dar un masaje, desde la raíz hasta las puntas. Luego, cubrirlo con una toalla caliente durante 5 minutos. Y por último, lavar la cabeza como de costumbre.

Miel

A la mielse le atribuyen propiedades antisépticas, cicatrizantes, calmantes, hidratantes, antiinflamatorias, antioxidantes y nutritivas. Con ella también podemos elaborar mascarillas. Las mascarillas deben aplicarse sobre la piel limpia y dejarlas actuar 15 minutos. Para retirarla, lo haremos con agua tibia o fría, sin jabón. Podemos terminar el proceso aplicando un tónico de aguas florales (rosas, azahar, hamamelis, etc.).

  • Mascarilla de miel y limón: Es útil para limpiar y equilibrar los niveles de aceites naturales en la piel. Está especialmente indicada para pieles grasas.
  • Mascarilla de miel y arcilla.Es ideal para todo tipo de piel. Alimenta el cutis y ayuda a eliminar toxinas.
  • Mascarilla de miel y avena.Es limpiadora y exfoliante (elimina las células muertas de la piel). Para prepararla, hay que mezclar ¼ taza de salvado o harina de avena, 1 cucharadita de miel y 2 cucharadas de yogur natural.
Cosmética en la despensa
Cosmética en la depensa: hay alimentos que permiten cuidar la piel a un precio asequible.

Zanahoria

La zanahoria es rica en beta-carotenos, un eficaz antioxidante que se convierte en vitamina A en el organismo. También es mineralizante. Posee alto contenido en hierro, calcio, potasio y fósforo, además de azúcar y fibra. Entre las propiedades cosméticas de la zanahoria, cabe destacar que favorece la tersura de la piel y ayuda a prevenir y eliminar arrugas. Su gran cantidad de carotenos y provitamina A hacen de la zanahoria un excelente bronceador y un eficaz protector de la piel.

  • Mascarilla de zanahoria.Es eficaz para curar granitos y rojeces en la piel. Se debe triturar la zanahoria pelada y luego aplicar la pulpa encima de la piel durante 30 minutos.

8 recetas caseras más de cosmética en la despensa

  • Leche hidratante con copos de avena. Ayuda a la piel a retener su humedad, evitando la excesiva desecación. Hay que poner una taza de copos de avena en un 1,5 litros de agua y hervirlo durante 45 minutos. Después de colarlo, le añadiremos un poco de agua de rosa y ya estará listo para aplicar en forma de compresas después del baño.
  • Tomate. Se frota ligeramente sobre el cutis. Es excelente para combatir los barrillos.
  • Crema regeneradora de patata. Se prepara con 1 cucharada de yogur, 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de zumo de limón y ½ patata rallada. Es una excelente crema para acondicionar el cutis. Si se quiere guardar, hay que añadir unas gotitas de aceite esencial de pomelo.
  • Mascarilla de pepinos. La pulpa de un pepino se emplea en forma de mascarilla durante 15 minutos. Hidrata y restaura la luminosidad de la piel. Está especialmente indicada para pieles grasas.Es calmante, refrescante, hidratante, nutritiva y reparadora.
  • Jalea real. Muy rica en nutrientes. Se puede aplicar en forma de mascarilla mezclada con miel o con yogur. Es excelente para pieles delicadas, secas y castigadas. Se puede combinar con aceite de rosa mosqueta para conseguir el máximo esplendor.
  • Canela es efectiva para resaltar el moreno. Hay que hervir 6 trozos de canela en 2 litros de agua durante 5 minutos. Luego hay que añadir esta decocción a la bañera ya preparada y tomar un baño de 5 minutos para conseguir un aroma y color irresistibles.
  • Instant flash casero. Si tiene un compromiso inesperado y quiere estar reluciente, moje una toallita con agua muy caliente y aplíquesela sobre la cara durante 2 ó 3 minutos. A continuación haga un masaje circular con una mezcla de yogur con azúcar. Cuando note la piel rojiza, es el momento de aclarar con abundante agua. Si quiere resaltar más, deberá aplicar durante 15 minutos una mascarilla de una mezcla hecha, a partes iguales, con clara de huevo y miel. Solamente quedará aclarar con abundante agua.
  • Polvo de talco. Se puede preparar con fécula de patata y pétalos de rosa pulverizados. Es un excelente talco para pieles irritadas. Refresca y suaviza la piel.