Acné: cómo tratarlo con remedios naturales0

¿Te preocupa el acné? La mayoría de personas se sienten algo acomplejadas por este trastorno que suele aparecer durante la adolescencia, aunque también puede darse algún caso esporádico en bebés o en adultos.

El acné se manifiesta en forma de espinillas o puntos negros, granos o quistes en la cara, espalda y/o pecho. Se trata de una infección de la piel causada por cambios en las glándulas sebáceas que provocan una obstrucción e inflamación en los poros de la piel.

Si quieres combatir el acné de manera natural, te proponemos que actúes en estas cinco direcciones.

Alimentación anti-acné

Una buena alimentación en la que se reduzca al máximo la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos refinados, cacao, cafeína y lactosa o bien se eliminen por completo de tu dieta diaria, propiciará la desaparición o la reducción del temido acné.

Hábitos saludables

Las bebidas alcohólicas y el tabaco son enemigos del acné. Apártalos de tu vida si quieres disminuir la aparición de acné. También es importante que practiques ejercicio físico, ya que depurarás el organismo mediante la sudoración. Hacer deporte también reduce el estrés. ¿Sabías que el estrés es la causa de algunos tipos de acné?

Complementos alimenticios para combatir el acné

Siempre puedes recurrir a complementos alimenticios para combatir el acné o atenuar sus efectos. Aquí te proponemos algunos de ellos:

  • Consumir levadura de cerveza (depura el organismo) o germen de trigo (es fuente de vitamina E) hará que disminuya el acné.
  • Tomar vitamina E (es un antioxidante que ayuda a desintoxicar el cuerpo y a mejorar el funcionamiento de la piel) y vitamina A (ayuda a reducir la producción de aceite en la piel, previniendo así el crecimiento del acné).
  • Ácidos grasos esenciales, como el omega 3 (semillas de chía) y el omega 6 (aceite de onagra), porque actúan como reguladores hormonales.

Tratamientos cosméticos para el acné

Si tienes problemas de acné, apuesta siempre por la cosmética natural. Te sugerimos que pruebes las mascarillas de arcilla, ya que eliminan las impurezas de la piel y normalizan la secreción sebácea. Recuerda que es importante la limpieza diaria del cutis para eliminar restos de maquillaje, de polución, etc. La aplicación de una agua tónica adecuada a tu tipo de piel también minimizará los efectos del acné.

Infusiones depurativas

Tomar infusiones depurativas favorece la limpieza del organismo, la eliminación de toxinas y por lo tanto la reducción del acné. Las plantas medicinales depurativas más indicadas son el diente de león (Taraxacum officinale), la zarzaparrilla (Smilax aspera), la bardana (Arctium lappa), el boldo (Peamus boldus), la cola de caballo (Equisetum arvense) y el abedul (Betula pendula).

Plantas medicinales para tratar el acné.
Plantas medicinales para tratar el acné.

También contribuyen al equilibrio hormonal plantas como el sauzgatillo (Vitex agnus-castus), la caléndula (Calendula officinalis), el ñame silvestre (Dioscorea villosa)y la raíz de falso unicornio (Chamaelirium luteum). Encontrarás más información sobre algunas de esta últimas plantas en nuestro artículo “25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer”.

Cómo empezar a hacer deporte2

La vuelta de las vacaciones es una de las épocas en las que más predispuestos estamos a realizar algún tipo de deporte pero, si no eres deportista, esta práctica debe hacerse de manera gradual y adecuada a tu persona.

Realizar actividad física es necesario si queremos llevar una vida armoniosa y ordenada. Nos permite centrar la atención en nosotros mismos, mejorando nuestro estado físico, mental y emocional. Ayuda a liberar cargas negativas que almacenamos durante la vida diaria. También activamos zonas del organismo que, de otra manera, no se estimularían tanto.

Si te has propuesto empezar a hacer deporte, lo más importante es no forzar el cuerpo y no hacer actividades muy intensas que nos lleven a un mayor desgaste de lo que ya de por sí tiene el día a día. La actividad física debe ajustarse a tu nivel de forma y a tu edad. La idea es realizar algún tipo de actividad deportiva a lo largo de toda la vida y no limitarnos a breves periodos de práctica, lo que conlleva un mayor riesgo de lesiones y sobreesfuerzos.

Siempre es un buen momento para empezar a hacer deporte.
Siempre es un buen momento para empezar a hacer deporte.

Elige alguna de estas opciones para empezar a hacer deporte

  • Caminar. Puedes caminar todos los días entre 30 minutos y una hora. Camina a un ritmo vivo: que las piernas se muevan rápidas y ligeras.
  • Correr. Es un ejercicio sencillo que nos pone en forma en poco tiempo. Es importante tener un peso idóneo y un estado de forma adecuado, si queremos evitar sobrecargas y lesiones. La idea es no superar las 140 ó 150 pulsaciones por minuto.
  • Natación. Se puede combinar con cualquiera otra actividad física, puesto que es un ejercicio que no carga. También puede ayudar a recuperarte del esfuerzo realizado en otras prácticas deportivas.
  • Ejercicios de gimnasia y musculación. Se pueden hacer ejercicios con el peso corporal, con pesos libres o con máquinas, entre una y tres veces por semana. Si no dominas bien los ejercicios, trabaja con las máquinas que te den más seguridad.
  • Actividades de gimnasio (aeróbic, steps y clases guiadas). Se trabaja la tonificación muscular, la coordinación y la motricidad. ¡Son divertidas! El spinning y la bicicleta estática guiada son actividades muy completas e igualmente divertidas. Hay que evitar pasar de las 140 y 150 pulsaciones por minuto.
  • Pilates. Es una gimnasia enfocada a que la persona se fortalezca a través de una buena colocación corporal.
  • Yoga. Este método milenario busca la relajación física y mental, además de mejorar la flexibilidad de músculos, tendones y articulaciones.
  • Tai-chi. También está enfocado a un trabajo energético del organismo y a la búsqueda del equilibrio corporal.
  • No hay que olvidar los deportes de equipo o con adversarios (tenis, paddle, etc.).

Eso sí, antes de empezar a hacer deporte y después de la práctica deportiva, tienes que hacer ejercicios de calentamiento (estiramientos y movilidad articular). Se pueden combinar varios tipos de actividades deportivas a lo largo de la semana. Si puedes realizar deporte en la naturaleza, ¡mucho mejor!

Artículo de José Antonio Suárez-Guardamino (Licenciado en Educación Física y Fisioterapeuta)

Complementos para las articulaciones

  • Cartílago de tiburón. Protege la estructura articular, mejora la movilidad y reduce la inflamación y el dolor. Indicado en casos de dolor articular, tendencia a padecer tendinitis y en la recuperación tras una lesión.
  • Colágeno. Es un componente básico de los huesos, cartílagos, discos intervertebrales y ligamentos, entre otras estructuras. Recomendado para prevenir o tratar problemas osteoarticulares como la artrosis y osteoporosis.
  • Alcohol vitaminado. Macerado de uso externo elaborado con plantas antiinflamatorias y calmantes. Tonifica la musculatura y favorece la recuperación tras el ejercicio. Ejerce un efecto calmante en caso de dolor e inflamación articular.

Artículos relacionados

 

La ulmaria y sus propiedades antiinflamatorias y para el sistema digestivo2

La ulmaria (Spiraea ulmaria o Filipendula ulmaria) ­­–también conocida como reina de los prados­– es una planta medicinal utilizada tradicionalmente por sus propiedades como antiácido, antiinflamatorio, antirreumático, analgésico y antiséptico (contra las infecciones). Por su contenido en flavonoides, la ulmaria también presenta una acción diaforética (sudorífica), que la hace especialmente indicada en el tratamiento de estados febriles.

Características de la ulmaria

La reina de los prados es originaria de Europa y de América del Norte. Es una planta herbácea que puede alcanzar hasta un metro y medio de altura. Las hojas de la ulmaria presentan foliolos dentados y desprenden una fragancia especial. La cara superior de las hojas es de color verde oscuro y el envés es de color plateado y con pelusa. Las inflorescencias están compuestas de pequeñas flores de color blanco-amarillento muy olorosas. Esta planta florece de julio a septiembre.

La ulmaria es rica en derivados flavónicos, glucósidos y un aceite esencial (rico en salicina y otros derivados salicílicos). El término Spiraea se refiere a que sus frutos están enrollados en forma de hélice y el nombre ulmaria indica que sus hojas se parecen a las del olmo. La ulmaria ha dado nombre a la famosa Aspirina (Spiraea), ya que contiene principios activos similares: el salicilato de metilo y el ácido acetil salicílico.

Ulmaria o reina de los prados.
Ulmaria o reina de los prados.

Propiedades medicinales de la ulmaria

  • Para el sistema digestivo: es uno de los mejores remedios para digestiones ácidas, ardor de estómago, úlceras pépticas o hernias de hiato. Los taninos aportan una acción astringente, protegen las membranas mucosas y calman las diarreas (especialmente indicada en casos de diarreas en niños). Sus propiedades relajantes alivian retortijones y cólicos.
  • Como antiinflamatorio: calma el hinchazón de las articulaciones y sus propiedades diuréticas ayudan a eliminar los residuos tóxicos. Es eficaz en casos de reumatismo, artritis y ácido úrico (gota).
  • Para la piel: por sus efectos diuréticos y purificantes, la reina de los prados es considerada una depuradora de la piel, pues elimina erupciones y sarpullidos.
  • Para el sistema urinario: su acción antiséptica la convierte en un buen remedio en caso de cistitis y retención de líquidos.

La ulmaria es una planta sin toxicidad ni efectos secundarios conocidos. No obstante no se aconseja administrar en casos de hipersensibilidad a los salicilatos. Es aconsejable tomar una infusión dos veces al día durante varias semanas.

Refuérzate para la vuelta al cole y a la rutina habitual0

Terminadas las vacaciones de verano, llega el momento de la vuelta al cole y a nuestras rutinas diarias. Frecuentemente el proceso de adaptación al estudio y al trabajo lleva su tiempo y a menudo es necesaria una ayuda, sobre todo en el caso de los niños. Existe una gran variedad de suplementos que hacen más fácil volver a la rutina habitual.

Suplementos para superar la astenia post-vacacional

  • Jalea real. Contiene una gran concentración de aminoácidos, minerales y vitaminas, sobre todo del complejo B, esencial para nutrir el sistema nervioso. La jalea real estimula el metabolismo y colabora en la regeneración celular, con lo que incrementa la energía, aumenta la resistencia al cansancio y la capacidad sexual, y contribuye a defendernos de enfermedades. Es recomendable para niños en edad escolar, jóvenes en etapas de crecimiento, adultos en proceso de convalecencia, mujeres en todo tipo de circunstancias y personas de la tercera edad.
  • Polen. Se le atribuyen propiedades para aumentar la vitalidad y el ánimo, tonificar las funciones intelectuales, reforzar el sistema inmunitario, favorecer la función hepática e intestinal, etc. El polen es recomendable para todos los públicos, especialmente los niños.
  • Ácidos grasos omega 3. Son componentes necesarios para nuestra salud celular, ya que forman parte de sus membranas. Favorecen el control de los niveles de colesterol y triglicéridos, mejoran la actividad mental, aumentando la capacidad de concentración y memoria y equilibrando el sistema nervioso en caso de ansiedad, nerviosismo e hiperactividad. El pescado azul, el lino y las semillas de chía son alimentos ricos en omega 3.
Niños jugando con hojas en otoño
A algunos niños les cuesta volver a la rutina de la vuelta al cole y adaptarse al otoño.

Receta: Zumo de los buenos días

Te proponemos este zumo, que se convertirá en una inyección de energía, vitaminas y minerales para empezar el día. Es una combinación verde ideal para sustituir el café. Es depurativo y diurético, a la vez que aporta vigor y energía.

Ingredientes

  • 1 manzana. Ligeramente diurética, rica en antioxidantes, excelente depurativo para combatir el ácido úrico y enfermedades reumáticas.
  • ½ pepino. Gran depurador de la sangre, aporta vitaminas A, B, C y K y minerales como magnesio, potasio o silíceo.
  • 2 ramitas de apio. Es un alimento anticancerígeno. Tonifica y fortalece el aparato digestivo. Es diurético.
  • 5 ramitas de perejil. Es rico en clorofila y vitamina C. Es antioxidante y tonifica el estómago.
  • 3 hojas de espinacas. Aportan hierro y son ricas en antioxidantes. Protegen las membranas de las mucosas del estómago y previenen úlceras.
  • 10 hojas de alfalfa. Es un remineralizante y tiene propiedades anti anémicas.
  • 1 trozo (1 cm) de raíz de jengibre. Aumenta la producción de encimas digestivas, combate las bacterias infecciosas y potencia la proliferación de la flora intestinal.

Preparación

Lava todos los vegetales y pélalos (si son ecológicos, no es necesario quitarles la piel). Trocéalos a la medida de tu licuadora. Lícualo todo y obtendrás una bebida excepcional!