20 especias que no pueden faltar en tu cocina0

Las especias son consideradas desde la antigüedad como un auténtico tesoro. A lo largo de la historia, las especias han sido empleadas por distintas civilizaciones dadas sus propiedades conservantes, como condimentos, como remedios naturales, como moneda de cambio, como herramienta para ritos mágicos o religiosos y hasta como regalo propio de reyes y dioses. Hoy en día también valoramos las especias porque dan un toque saludable extra a nuestros platos. En este artículo enumeramos 20 especias que no pueden faltar en tu cocina.

Especias para la cocina.
Las especias son consideradas desde la antigüedad como un tesoro.

Especias para dar un toque saludable a nuestros platos

  • Alhabaca. Sus hojas, frescas o secas, se añaden al final de la preparación del plato para conservar su aroma. La alhabaca se caracteriza por sus propiedades estomacales y relaja el tubo digestivo. Combina con huevos, pescados, mariscos, legumbres y tomates.
  • Anís verde. Aromatiza panes y dulces. Posee gran eficacia carminativa: ayuda a combatir las flatulencias. El anís verde está recomendado incluso para paliar los cólicos del recién nacido.
  • Azafrán. Se obtiene de las flores de una planta que florece solo durante dos semanas al año. Su cultivo, recolección y manipulación tan delicados explican su elevado precio. El azafrán es anticatarral, expectorante y sudorífico. Se emplea acompañado de arroces y pescados.
  • Canela. Obtenida de la corteza interior del árbol “Canelera de Ceilán”, es una de las especias más usadas mundialmente para endulzar postres y helados. La canela es carminativa y aromatizante. También estimula el sistema nervioso, circulatorio y gastrointestinal.
  • Clavo. Es una especia muy aromática utilizada habitualmente para condimentar salsas, carnes e incluso pasteles. El clavo es un buen antiséptico y desinfectante. Por sus propiedades analgésicas, se emplea también para mitigar el dolor de muelas.
  • Cúrcuma. Todas las especias picantes destacan por facilitar las digestiones. La cúrcuma, además, evita los gases. A esta planta se le reconocen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, anticancerígenas y como protector hepático.
  • Eneldo. Es muy aromático y dulce. Combina muy bien con otras plantas aromáticas y se suele utilizar en la elaboración de salsas, caldos, verduras, huevos, pescados y mariscos. El eneldo es un excelente carminativo, útil en casos de cólicos, gases y trastornos intestinales.
  • Hinojo. Da un sabor anisado que combina bien con ciertos pescados, ensaladas y salsas. El hinojo es bajo en calorías y rico en fibra, minerales, vitamina B3, provitamina A y ácido fólico.
  • Jengibre. Esta especia es muy utilizada al cocinar galletas, panes, caramelos y bizcochos. El jengibre facilita la digestión y combate la acidez. Además, mejora el flujo sanguíneo. También se le reconocen propiedades para mitigar la sensación de mareo y vértigo.
  • Laurel. Aromatiza todo tipo de platos, especialmente sopas y estofados. Facilita la digestión y la eliminación de líquidos. Si partimos ligeramente las hojas de laurel al añadirlas al guiso, potenciaremos su sabor.
  • Menta. De aroma característico, es una de las especias más utilizadas para decorar postres. La menta facilita las digestiones y evita las flatulencias. Es muy adecuada para aquellas personas a las que les gustan las comidas fuertes pero tienen un estómago delicado.
  • Mostaza. Es una de las especias utilizadas en más gastronomías del mundo. Normalmente se emplea en semillas, aunque también se comercializa en polvo, en aceite y en salsa. La mostaza estimula el apetito y facilita las digestiones.
  • Nuez moscada. Elimina el mal aliento, rebaja la fiebre, alivia el dolor de cabeza y previene las flatulencias. La nuez moscada es considerada afrodisíaca por algunas culturas. Esta especia es útil para acompañar patatas, carnes, quesos, cremas de verduras y algunos postres.
  • Orégano. Es una especia muy típica de la cocina griega e italiana. Alivia la tos y el asma, facilita la digestión y combate el meteorismo (hinchazón del abdomen por acumulación de gases). El orégano sirve para acompañar quesos, ensaladas, arroces, pizzas y pasta.
  • Perejil. Su aroma suave y sus propiedades para realzar el sabor de otras plantas aromáticas, hacen del perejil una especia útil para condimentar casi cualquier tipo de plato. Es recomendable para dolencias estomacales y tiene cierto poder diurético.
  • Pimentón. Dulce o picante, ejerce una acción tónica y estimulante del aparato digestivo. El pimentón combina bien en guisos así como estofados de carnes, verduras y legumbres.
  • Romero. Es una de las especias más empleadas en el mundo, dando a los platos un toque fresco y alimonado. El romero combina muy bien en guisados, carnes (pollo y cordero) y pescados.
  • Tomillo. Es de las especias más conocidas de la cocina mediterránea. Ayuda a aromatizar estofados, carnes o pastas. El tomillo favorece las digestiones, es rico en fitoesteroles, que ayudan a reducir el colesterol, posee gran cantidad de fibra y aporta muchos minerales: hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo y selenio.
  • Vainilla. Su alto precio se explica por la dificultad para obtenerla. La vainilla se utiliza para endulzar todo tipo de postres, cremas, helados, natillas y tartas. Actúa como estimulante digestivo y aperitivo (para abrir el apetito). También se emplea en casos de disminución de la libido, por su leve carácter afrodisíaco.

Plantas medicinales para la hipertensión0

¿Sabías que en España un 35% de los adultos padece hipertensión? Este porcentaje se eleva hasta el 40% cuando hablamos de la población de mediana edad y se acerca al 60% en las personas mayores de 70 años. De hecho, la hipertensión arterial es considerada como uno de los principales problemas de la salud pública en los países desarrollados.

Definimos presión arterial como la medición de la fuerza ejercida sobre las paredes arteriales a medida que el corazón bombea sangre por todo el cuerpo. Los valores normales oscilan según la edad, constitución y sexo, pero en líneas generales se sitúan alrededor de 12/8 mm Hg. Cuando aumentamos estas cifras y sobrepasamos los 14/9 mm Hg de manera continuada, ya estamos ante un paciente que sufre hipertensión en primera fase. La hipertensión puede deberse a múltiples motivos, entre los cuales destacamos una dieta inadecuada, la obesidad, el estrés o el sedentarismo.

Existen diferentes remedios naturales para disminuir la hipertensión, pero en este artículo nos vamos a centrar en cuatro plantas medicinales para la hipertensión.

Calaguala (Polypodium leucotomos)

La calaguala es una planta epífita, es decir, crece básicamente en cortezas y ramas de otros vegetales o en rocas. Es nativa de Centroamérica y se extiende desde Méjico hasta Sudamérica. El nombre calaguala deriva de la lengua quechua. Los indígenas ya utilizaban esta planta antes del descubrimiento, especialmente el pueblo peruano. Recientes estudios demuestran su capacidad como depurativo y relajante. Son las propiedades relajantes de la calaguala la que la hacen indicada para casos de hipertensión, sobre todo cuando hay que regular la tensión mínima. La calaguala tiene baja o nula toxicidad, pero se aconseja tomarla de forma discontinua precisamente por su efecto hipotensor. No es recomendable en caso de tomar medicación anticoagulante por el riesgo de aumentar el sangrado.

Calaguala (Polypodium leucotomos). Plantas medicinales para la hipertensión.
Calaguala (Polypodium leucotomos).

Milenrama (Achillea millefolium)

El nombre Achillea tiene su origen en la leyenda que cuenta que Aquiles utilizaba la milenrama para curar las heridas de sus soldados. Encontramos esta planta de la familia de las compuestas en los prados, pastos y lugares húmedos de toda Europa. Entre las propiedades de la milenrama, cabe destacar su acción como tónico estomático y espasmolítico. También es ligeramente antihemorrágica y, debido a la presencia de colina y su leve acción diurética, es un buen hipotensor.

Milenrama (Achillea millefolium). Plantas medicinales para la hipertensión.
Milenrama (Achillea millefolium).

Sanguinaria (Paronychia kapela)

Es una planta de la familia de las cariofiláceas y se cría en la mitad meridional de la Península. A la sanguinaria se le reconoce popularmente una buena acción diurética, depurativa e hipotensora. También se le atribuyen propiedades antirreumáticas, anticatarrales y cicatrizantes. No se le conocen contraindicaciones y se puede tomar de dos a cuatro vasos al día. En uso tópico, la sanguinaria es muy valorada para curar quemaduras, heridas y contusiones. Hay otra planta, la nevadilla (Paronychia argentea) también conocida en algunos lugares como sanguinaria. Sus propiedades son muy similares a las de la especie descrita.

Sanguinaria (Paronychia kapela). Plantas medicinales para la hipertensión.
Sanguinaria (Paronychia kapela).

Espino blanco (Crataegus oxycantha)

Este arbusto de la familia de las rosáceas, también conocido como majuelo, es muy popular en nuestra fitoterapia. El espino blanco es un hipotensor moderado (reduce la tensión arterial) y mejora la circulación sanguínea, ya que ayuda al corazón a bombear la sangre con más fuerza. La acción del espino blanco es lenta pero se prolonga en el tiempo. Es decir, no baja la tensión arterial con la primera dosis, sino que ésta se irá reduciendo de manera constante y gradual. El espino blanco también ejerce un efecto sedante sobre el sistema nervioso simpático.

Plantas para aumentar las defensas0

Con los cambios estacionales, nuestras defensas se ponen a prueba. Todos queremos tener un sistema inmunológico fuerte. Por este motivo te presentamos una serie de plantas para aumentar las defensas y afrontar el frío con éxito.

Equinacea (Echinacea purpurea)

Es la especie más conocida en fitoterapia como estimulante inmunitario. Esta planta herbácea, con raíces negras y sabor picante, tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes. La equinacea se recomienda en casos de enfermedades infecciosas de repetición, causadas por una disminución de las defensas orgánicas.

Plantas para aumentar las defensas Equinacea (Echinacea purpurea).
Equinacea (Echinacea purpurea).

Astrágalo o Huang Qi (Astragalus membranosus)

Es una planta medicinal perenne nativa de Mongolia y China que tonifica el sistema inmunitario, protege el cuerpo de factores patógenos externos, equilibra los fluidos del cuerpo, dilata los vasos sanguíneos y actúa como tónico cardiaco. El astrágalo también acelera la recuperación en personas que hayan recibido sesiones de quimioterapia.

Plantas para aumentar las defensas Astrágalo o Huang Qi (Astragalus membranosus).
Astrágalo o Huang Qi (Astragalus membranosus).

Escaramujo (Rosa canina)

Los frutos de esta planta, originaria de Centroeuropa, noroeste de África y Asia occidental, son muy ricos en vitamina C, además de ácido malíco, cítrico, carotenos y vitaminas B-1, B-2 y K. El escaramujo se utiliza en la convalecencia de episodios febriles, embarazo, lactancia, anemia y en niños faltos de apetito (no tiene ningún tipo de toxicidad). La forma más aconsejada de utilización es en la de macerado. Se toman 8-10 frutos tiernos, se machacan o cortan ligeramente y se dejan en maceración en un vaso de agua durante la noche. A la mañana siguiente, se cuela y se toma en ayunas. También se puede tomar como infusión, pero entonces pierde una parte importante de sus vitaminas.

Plantas para aumentar las defensas Escaramujo (Rosa canina).
Escaramujo (Rosa canina).

Uña de gato (Uncaria tomentosa)

Es un potente remedio natural que fortalece el sistema inmunitario ante enfermedades degenerativas. Se trata de una parra que crece en Perú, aunque su hábitat se extiende por toda la selva amazónica. Se usa la corteza interna y la raíz para hacer un té medicinal que actúa como antitumoral. La uña de gato también es muy utilizada en el tratamiento de neumonías y alergias. Su acción antiinflamatoria es efectiva en el tratamiento de artrosis y artritis. Aunque su toxicidad es baja, no se aconseja en embarazadas y lactantes por la presencia de alcaloides.

Plantas para aumentar las defensas: Uña de gato (Uncaria tomentosa).
Uña de gato (Uncaria tomentosa).

Schizandra (Schizandra chinensis)

Es una planta tónica originaria de los bosques de China y Corea, además de algunas zonas boscosas de América del Norte. Se la considera un buen inmunoestimulante por su acción adaptógena. En oriente, los usos de la Schizandra son múltiples, sobre todo promoviendo la regeneración hepática. otros estudios señalan que de una u otra forma mejora la capacidad física. En medicina china se usa habitualmente para tratar inflamación intestinal, insomnio, tos, diarrea crónica, hepatitis, neurastenia y estados de ansiedad. Esta fruta es un buen tónico en situaciones de fatiga general.

Plantas para aumentar las defensas: Schizandra (Schizandra chinensis).
Schizandra (Schizandra chinensis).

Aceite esencial de romero: energía para cuerpo y mente2

El romero (Rosmarinus officinalis) es una de las joyas de nuestra fitoterapia. El aceite esencial de romero de mejor calidad proviene, sobre todo, de los romerales de Huesca, del Bajo Aragón y de la cuenca Mediterránea. El aceite esencial de romero es un excelente tónico y energizante, además de mejorar el rendimiento cognitivo.

A lo largo de la historia, el romero ha sido una de las plantas que ha gozado de mayor reconocimiento. Dioscórides ya nos hablaba del “Rosmarinus” en el siglo I a.C. Carlomagno (siglo VIII-IX) incluyó el romero entre las 73 plantas de obligado cultivo en todos los monasterios del imperio. Durante el siglo XVII fue famoso el alcoholato de romero, al que se conocía como Agua de la Reina de Hungría. En España, el doctor Andrés Laguna (siglo XVI) también dejó muchas referencias sobre esta planta medicinal. Fue el catalán Arnau de Vilanova (S. XIII-XIV) quien destiló por primera vez el aceite esencial de romero.

Extracción del aceite esencial de romero

El aceite esencial de romero (1-2%) se extrae por destilación por arrastre de vapor de las flores y hojas tiernas de la planta. También lo podemos obtener por maceración oleosa o alcohólica. Su aroma es intenso, alcanforado, fresco, herbal y con tonos de eucaliptus. El aceite esencial de romero está formado por más de 100 componentes, entre los que destacan el aceite rosmarínico, el pineno, el canfeno, el cineol, el borneol y el alcanfor de romero. Dependiendo de la geografía, la pluviometría, la época de recolección o la composición del terreno, las proporciones de estos componentes varía. Así pues, en función de la zona o de la cosecha, la calidad del aceite esencial de romero puede ser muy distinta.

Romero florido.
El aceite esencial de romero de mejor calidad proviene Aragón y de la cuenca mediterránea.

Aceite esencial de romero para recuperar la musculatura

Este aceite esencial alivia los dolores musculares y de espalda. Es ideal para preparar la musculatura antes del esfuerzo o para recuperarla después del ejercicio físico. Como todos los aceites esenciales, debe utilizarse con prudencia, siempre diluido en aceite vegetal o en alcohol.

Para realizar un masaje se suele utilizar una dilución del 2.5% de aceite esencial de romero en aceite base. Una forma sencilla para calcular el número de gotas de aceite esencial que tenemos que añadir es dividiendo entre 2 el volumen total de aceite vehicular, es decir, si queremos 125 ml de una mezcla al 2,5% de aceite esencial de romero en aceite de almendras dulces, dividiremos 125/2 para saber el número de gotas de aceite esencial de romero: en este caso 62 gotas. El resultado de este cálculo es la suma de todos los aceites esenciales que queramos añadir.

Aceite esencial de romero para mejorar el rendimiento cognitivo

Estudios recientes avalan y certifican las muchas propiedades que se le han atribuido al aceite esencial de romero durante miles de años. Investigadores del Brain Performance and Nutrition Research Centre de la Universidad de Northumbria (Reino Unido) han demostrado por primera vez que los niveles en sangre de un componente del aceite esencial de romero podría mejorar el rendimiento cognitivo, según ha publicado la revista Therapeutic Advances in Psychopharmacology.

Los resultados presentados apoyan la propuesta de que una mínima parte del aceite esencial de romero que se detecta en el suero sanguíneo de voluntarios humanos sanos después de la inhalación de este aceite esencial tiene un impacto directo en el rendimiento cognitivo de los individuos. El estudio apoya la sugerencia de que los principios activos presentes en la esencia pueden ser absorbidos por la mucosa nasal o pulmonar y por tanto presentan actividad farmacológica.

Inhalaciones o vaporizaciones de aceite esencial de romero

  • Podemos utilizar un quemador de esencias, un vaporizador de esencias o un humidificador: primero hay que llenar el receptáculo con agua y añadir 3 o 4 gotas de aceite esencial de romero. De este modo evitamos quemar directamente el aceite esencial y solo se calienta para favorecer su dispersión.
  • En caso de vahos, hay que añadir 2 o 3 gotas en un recipiente con agua a punto de ebullición. Al realizar las inhalaciones se deben mantener los ojos cerrados para evitar posibles irritaciones.

Como siempre decimos, para el uso interno de un aceite esencial, hay que seguir la pautas marcadas por un aromaterapeuta. No se recomienda el empleo de aceite esencial de romero durante el embarazo, la lactancia o en niños pequeños.