Plantas para cuidar los bronquios. ¡Descúbrelas!1

Con el frío del invierno, una de las partes más amenazadas de nuestro sistema respiratorio son los bronquios. En este artículo te presentamos cinco plantas para cuidar los bronquios, algunas muy conocidas y otras menos populares, pero todas ellas eficaces y muy cercanas a nosotros. También te enseñamos a preparar algunas tisanas y remedios naturales para mantener la salud de tus bronquios. ¡Atrévete a prepararlos y cuéntanos tu experiencia!

Herba blava (Polygala calcarea)

La herba blava pertenece a la familia de las polygonáceas. Se encuentra sobre todo en terrenos calcáreos y rupestres de toda Cataluña. Es una planta herbácea que florece a principios de marzo y continua toda la primavera. La herba blava se caracteriza por sus flores de color intensamente azul. Se trata de una planta medicinal de poco uso (seguramente por su desconocimiento), a pesar de ser un excelente mucolítico. La herba blava está indicada en congestiones pulmonares, resfriados, gripes, bronquitis y demás alteraciones del aparato respiratorio. Por este motivo la hemos incluido dentro de las plantas para cuidar los bronquios. En forma de decocción, se recomienda tomar 2 tacitas al día.

Plantas para cuidar los bronquios: Herba blava.
Plantas para cuidar los bronquios: Herba blava.

 

Marrubio (Marribium vulgare)

El marrubio es una planta vivaz de hasta un metro de altura, con numerosos tallos cuadrados, hojas redondeadas, flores blancas que se aglomeran en gran número en las axilas de las hojas superiores. Es una planta clásica en la flora medicinal de nuestro país. El marrubio tiene un color grisáceo-blanquecino, presenta abundante vellosidad y desprende un olor característico. Florece a partir de mayo.

De las muchas propiedades del marrubio, destacamos que es un excelente tónico estimulante, balsámico, fluidificante bronquial y ligeramente diurético. Por su carácter amargo, se emplea como tónico estomacal y estimulante de la función hepática. También es eficaz contra la fiebre.

Plantas para cuidar los bronquios: Marrubio.
Marrubio.

De entre las plantas para cuidar los bronquios, entendemos que el uso del marrubio es preventivo. Las personas con problemas bronquiales importantes, para las que un simple resfriado se puede convertir en una patología grave, pueden tomar durante todo el invierno dos infusiones diarias de una mezcla de malva, malvavisco, yemas de pino y marrubio. Si lo hacen, verán como estas crisis no llegan; y, si aparecen, son mucho menos alarmantes.

 

Flor de malva (Malva sylvestris)

La malva forma parte de la flora de nuestro país y siempre ha sido una planta de referencia en la medicina natural. Es una planta humilde, que podemos encontrar con facilidad en los bordes de los caminos. Florece en primavera y verano, y es entonces cuando se recolectan sus flores de color azul intenso.

La flor de malva tiene múltiples aplicaciones (se utiliza para tratar faringitis, aftas bucales y conjuntivitis, además de ser un tónico digestivo e intestinal), pero queremos destacarla como una de las plantas para cuidar los bronquios.

Plantas para cuidar los bronquios: Flor de Malva.
Flor de malva.

Las infusiones de flor de malva combinadas con plantas balsámicas son excelentes para combatir resfriados y procesos gripales. Podemos mezclar a partes iguales flor de malva, yemas de pino, raíz de regaliz y hojas de pulmonaria. De esta combinación, tomaremos una cucharada sopera en un vaso de agua (250 ml) y la herviremos durante 3 minutos. Pasado este tiempo, la dejaremos reposar 5 minutos. Se toma, preferiblemente endulzada con miel de eucaliptus, 3 ó 4 veces al día.

 

Helenio (Inula helenium)

El helenio –también conocido como ínula, énula campana– pertenece a la familia de las compuestas. Crece en toda Europa meridional, en los Balcanes y en Asia occidental. Sus flores, de color amarillo intenso, aparecen entre julio y septiembre y son similares a las de árnica.

El nombre de ínula deriva del griego y significa “purgar”, en clara alusión a sus propiedades depurativas. Es en la raíz y el rizoma del helenio donde encontramos sus propiedades medicinales: su aceite esencial tiene una acción expectorante y relajante de los bronquios, produciendo una acción benéfica en casos de tos irritativa y rebelde. El helenio se suele tomar mezclado con otras plantas para cuidar los bronquios y el sistema respiratorio, como el tomillo, la malva, la borraja, etc. También se puede tomar solo. Se necesita una cucharada sopera por vaso de agua. Hay que hervirlo 4 minutos a fuego lento y, luego, dejarlo reposar hasta que esté tibio. Te toman 3 vasos al día.

Plantas para cuidar los bronquios: Helenio, ínula o énula campana.
Plantas para cuidar los bronquios: Helenio, ínula o énula campana.

Tisana pectoral de helenio

Se deben hervir a fuego lento 150 gramos de raíz de helenio en un 1,5 litros de agua durante 15 minutos. Acto seguido, hay que dejar reposar la tisana 5 minutos y, luego, añadir una cucharada sopera de jugo de ajo. Se agita bien y se le añade miel al gusto. Se puede tomar una taza 3 ó 4 veces al día.

 

Pino abeto (Abies alba)

En las laderas umbrías de las montañas de nuestro pre-Pirineo, encontramos una de las joyas de nuestra flora: el pino abeto (avet). Su corteza de color gris aparece lisa en los ejemplares jóvenes y resquebrajada en los de muchos años. Sus ramas horizontales le dan un porte piramidal. Los frutos del pino abeto, las piñas, son grandes y pueden llegar a medir 15 cm.

El principio activo más importante del pino abeto es su aceite: la trementina. En la medicina popular, el pino abeto, siempre ha sido reconocido como una de las más destacadas plantas para cuidar los bronquios por su poder balsámico, expectorante y desinfectante bronquial.

Por vía interna, las yemas de pino abeto tienen propiedades antigripales y diuréticas. Se toman 10 g. de yemas de abeto en 250 cl. de agua. Se hierven durante 3 minutos. Después de dejarlas reposar 10 minutos, se les añade un poco de miel y ya tenemos un excelente jarabe balsámico y tónico pectoral. Si mientras está hirviendo aspiramos sus vapores, nos ayudaran a fluidificar la mucosidad.

La resina del pino abeto aplicada por vía externa actúa como un excelente antirreumático. Una fricción de resina de abeto diluida en un aceite base nos aliviara los dolores articulares o reumáticos.

Plantas para cuidar los bronquios: Pino abeto ("avet").
Plantas para cuidar los bronquios: Pino abeto (“avet”).

Jarabe de pino abeto

Existe un jarabe artesano muy popular que preparan todos los amantes de los remedios naturales en el pre-Pirineo leridano. En agosto, recolectan las piñas del abeto, aún verdes. Son muy resinosas. Las cortan a rodajas finas y las colocan en un envase de cristal de boca ancha, dispuestas en capas alternas de piñas y azúcar moreno, hasta llenar el bote. Hay que guardarlo bien tapado. Al cabo de un mes aproximadamente, el azúcar se habrá licuado mezclándose con la resina que emana las piñas. Al colar la mezcla, utilizando una gasa fina, obtenemos un jarabe con propiedades balsámicas y expectorantes, que nos ayudará a prevenir los catarros y a aliviar procesos bronquiales.

Remedios naturales sorprendentes0

Hoy queremos hablarte de cinco remedios naturales sorprendentes. Aunque la mayoría de ellos aún son poco conocidos en nuestro país, sus resultados son extraordinarios. Es por eso que los calificamos de remedios naturales sorprendentes. Aquí van:

Remdios naturales sorprendentes

Eufrasia, una planta para el cuidado ocular

¿Sabías que la eufrasia (Euphrasia parthenim) es probablemente el mejor tónico ocular que nos ofrece la naturaleza? Sus componentes astringentes proporcionan un efecto brillante sobre los ojos ­–en inglés esta planta se llama “eyebright” (ojos brillantes)–, además de reducir la sensibilidad a la luz, los ojos llorosos, la congestión nasal, el picor y los efectos de los estados catarrales. Es por tanto una planta medicinal a tener en cuenta en invierno. La eufrasia también palía la inflamación ocular y ataca los focos infecciosos provocados por virus y bacterias.

La eufrasia se recomienda especialmente para tratar la blefaritis, la conjuntivitis, la inflamación de los párpados, los orzuelos y como remedio de apoyo en caso de alergias que causen la inflamación de los ojos. También es útil para disminuir las molestias derivadas del rechazo al uso de las lentes de contacto.

 

El ghassoul, para realzar la belleza de tu piel y tu cabello

El ghassoul es una arcilla de tipo saponífero que desde hace siglos se utiliza en el norte de África para el cuidado del cuerpo y del cabello, puesto que reduce la secreción sebácea, regenera la piel, elimina las células muertas y estrecha los poros. El ghassoul se aconseja a todas las personas, sobre todo a aquellas que tienen una piel sensible, ya que esta arcilla no provoca alergias y protege la piel y las glándulas sebáceas.

Gracias a sus propiedades espumantes, el ghassoul posee un gran reconocimiento para el cuidado del cabello: elimina el exceso de grasa y aporta minerales. Hemos querido incluir esta arcilla entre los remedios naturales sorprendentes también por su importancia en los rituales de boda. ¡Junto con la henna para teñir el cabello, el ghassoul es una de las ofrendas que se hace a las novias en los países del norte de África!

En forma de mascarillas sobre cualquier parte del cuerpo, el ghassoul contribuye a eliminar impurezas. Su aporte nutritivo mejora la recuperación celular y el aspecto de la piel, mostrando un cutis joven y saludable por más tiempo.

 

La moringa, una planta de gran valor nutricional

Tiene 4 veces más vitamina A que la zanahoria, 7 veces más vitamina C que las naranjas, 4 veces más calcio que la leche y 3 veces más potasio que el plátano. Destaca también por su alto contenido proteico, con todos los aminoácidos esenciales y cantidades significativas de hierro, fósforo y magnesio. Las hojas de moringa (Moringa oleifera) son cada día más valoradas en todo el mundo por su extraordinario valor nutricional. Creemos que podemos incorporarlas a los remedios naturales sorprendentes por el rápido crecimiento del árbol, por su resistencia a la sequía y por su flor extremadamente melífera (gran productora de miel). La comunidad científica se refiere a la moringa como “árbol milagro”. Recientes estudios hablan de las propiedades hipoglucimiantes de las hojas de moringa, hecho que las convertiría en un remedio para reducir el nivel de azúcar en sangre y para tratar la diabetes de tipo 2.

Moringa
Moringa, un remedio natural sorprendente por su valor nutricional.

 

La leche de yegua y sus resultados terapéuticos

¿Sabías que la leche de yegua es la más parecida a la leche materna? Contiene altas dosis de nutrientes beneficiosos para el organismo. Tiene reconocidos efectos de desintoxicación y depuración del organismo, regenera la flora intestinal y el metabolismo, y reconstituye el sistema inmunitario. Sobran los argumentos para incluirla dentro de los remedios naturales sorprendentes.

La leche de yegua está especialmente indicada en casos de trastornos intestinales y digestivos, dolencias hepáticas, alteraciones de la piel (psoriasis, eccemas, alergias, acné…) y como terapia de apoyo en tratamientos contra el cáncer. Estudios recientes avalan los beneficios de la leche de yegua y cada día son más los especialistas que recomiendan su consumo.

 

El erísimo, una planta para acabar con la afonía

Erísimo deriva del griego y significa “yo salvo el canto”. Otro nombre popular de la planta Sisymbrium officinale es hierba de los cantores, aunque esta denominación venga de la tradición francesa. El rey Luis XIV consideraba que el erísimo era un remedio infalible para acabar con la afonía y descongestionar las cuerdas vocales. De hecho, el monarca lo recomendaba a los cantores para así no perderse ninguna de sus audiciones en el palacio. Por sus propiedades, el erísimo es una planta muy adecuada para cantantes, profesores, conferenciantes, recitadores, locutores y todos aquellos profesionales que hagan un uso intensivo de la voz.

El erísimo se emplea también como antiinflamatorio ocular, en caso de párpados inflamados, conjuntivitis e irritación de ojos. Presenta una acción diurética, razón por la cual está indicado también en caso de retención de líquidos, edema, inflamaciones urinarias y cálculos renales.

 

¿Qué te han parecido estos remedios naturales sorprendentes? ¿Has probado alguno de ellos? Si es así, puedes compartir con nosotros tu experiencia. ¡Seguro que puede ser útil para otras muchas personas!

Aceites vegetales para realzar tu belleza0

Los aceites vegetales son extraídos de los frutos o semillas de las plantas. Ricos en proteínas, carbohidratos y vitaminas, los aceites vegetales nutren la piel –en algunos casos se usan también para el cuidado del cabello–, favorecen la elasticidad, otorgan brillo, previenen el envejecimiento prematuro y actúan como regeneradores y cicatrizantes.

Los aceites vegetales son absorbidos por la piel de manera fácil y homogénea. Sus principios activos se incorporan al metabolismo con eficacia y rapidez. Aconsejamos utilizar preferentemente aceites vegetales de primera prensada en frío, procedentes de plantas de cultivo ecológico y libres de conservantes y aditivos. En este artículo te presentamos 12 aceites vegetales para realzar tu belleza. Eso sí, como siempre decimos, sus resultados se verán aumentados si sigues un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales.

Aceites vegetales para el cuidado de tu piel

  • Almendras dulces. Se obtiene del fruto de Prunus amigdalis dulcis. Dada su buena relación calidad-precio, se suele utilizar como base en mezclas con otros aceites vegetales. Es suave, ideal para todo tipo de pieles, especialmente las más delicadas.
  • Aguacate. Procede del fruto de Persea gratissima. Es muy nutritivo y actúa como regenerador celular. Se emplea en preparados para problemas de eczemas, arrugas y heridas.
  • Argán. Está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales y contiene grandes cantidades de vitamina E. Extraído de los frutos del árbol Argania spinosa, el aceite de argán es apreciado por su efecto antiaging, dada su riqueza en antioxidantes y poder curativo. Además tiene un efecto contra gérmenes y hongos.
  • Cacahuete. Está especialmente indicado para el masaje articular por sus virtudes antiinflamatorias, y en preparados para uso dermatológico por sus propiedades nutritivas y antioxidantes. El aceite vegetal de cacahuete se extrae de las semillas de Arachis hypogaea.
  • Coco. Proviene de Cocos nucifera. A este aceite vegetal de uso universal se le atribuyen propiedades de filtro solar. Es muy utilizado para fortalecer el cabello y para evitar su sequedad y la aparición de caspa.
  • Germen de trigo. Obtenido de Triticum vulgare, contiene una buena proporción de vitamina E. Así se usa como aceite vegetal antiaging, anti-arrugas y para tratar eczemas. Está especialmente indicado para el contorno de ojos.
  • Jojoba. El aceite vegetal de jojoba procede de las semillas de Simmondsia chinensis. Es un potente antioxidante, regenerador celular y regulador de la producción sebácea. Es excelente para pieles secas o envejecidas y para prevenir las puntas abiertas del cabello.
  • Onagra. Obtenido de las semillas de Oenothera biennis, es rico en ácidos grasos poliinsaturados. Es uno de los mejores aceites vegetales para el tratamiento antiaging de la piel. El aceite vegetal de onagra también se usa en casos de eczemas y psoriasis y para cabellos secos y con caspa.
  • Pepitas de uva. Procedente de las semillas de Vitis vinífera, es rico en ácidos grasos y vitamina E. Suaviza, regenera, hidrata y repara la piel. Una pequeña cantidad de este aceite vegetal aplicado sobre las arrugas del contorno de ojos y labios, ayudará a suavizarlas y a frenar su aparición.
  • Ricino. Se utiliza para preparar bálsamos labiales, para endurecer las uñas, para acelerar el crecimiento de las pestañas y para fortalecer cejas y cabello. Proviene de Ricinus communis.
  • Rosa mosqueta. Extraído de las semillas de Rosa rubiginosa, es rico en ácidos grasos poliinsaturados de gran valor. El aceite vegetal de rosa mosqueta es muy indicado para problemas dérmicos especiales: úlceras tróficas, eczemas, dermatitis de contacto… Contribuye a la cicatrización de las heridas. Es uno de los aceites vegetales más usados en cosmética por sus efectos antiaging y anti-arrugas.
Entre los aceites vegetales, el de rosa mosqueta destaca por sus efectos antiaging y antiarrugas, y por contribuir a cicatrizar heridas.
Entre los aceites vegetales, el de rosa mosqueta destaca por sus efectos antiaging y antiarrugas, y por contribuir a cicatrizar heridas.
  • Sésamo. Es uno de los aceites vegetales más empleados como revitalizador de la piel en tratamientos contra la flacidez. Obtenidos de las semillas de Sesamum indicum, el aceite vegetal de sésamo es adecuado en casos de cabellos secos y descamación del cuero cabelludo. También tiene reconocidas propiedades como filtro solar. La medicina ayurveda lo emplea caliente para nutrir el organismo y tranquilizar el sistema nervioso.

Remedios naturales para niños: resfriados, piojos y dolor de oído0

Con este artículo queremos contribuir a que se mantengan, generación tras generación, aquellos remedios naturales para niños y niñas que nos preparaba la abuela o mamá cuando teníamos mal de tripa o de oído, o no podíamos dormir, o estábamos resfriados…¡Cuántos recuerdos de aquellas hierbas que nos preparaban, que nos ayudaban tanto a mejorar nuestro estado de salud y que tenían tan buen sabor!

Quizás intentemos recordar cuál era la mezcla que utilizaban nuestras abuelas y madres para dárselas a nuestros hijos. Pues aquí, tenéis una serie de remedios naturales para niños y niñas para aliviar algunas de esas molestias.

Remedios naturales para niños y niñas.
Remedios naturales para niños y niñas.

Remedios naturales para niños contra los resfriados

  • Tisana mucolítica. Pondremos malva, malvavisco y llantén (1 parte de cada). Añadiremos flores de pino y anís verde (½ parte de cada). En un cazo pondremos ¼ de litro de agua por cada cucharadita de postre de esta mezcla de plantas, dejaremos que hierva durante 1 minuto y apagaremos el fuego. Añadiremos ½ cucharadita de café de flores de tomillo. Dejaremos reposar durante 3 minutos y lo colaremos. Ya está lista para consumirla. Es importante que la tomemos caliente. El primer día se debe diluir bastante la infusión para que el niño se familiarice con el sabor. Si el pequeño aún toma el pecho, la madre puede tomar la infusión antes de amamantarlo.
  • Necesitamos lavanda y manzanilla (1 parte de cada), flores de pino, romero y tomillo (½ parte) y eucaliptus, de manera opcional. Herviremos 1 litro de agua en un cazo al que añadiremos 2 cucharadas soperas de la mezcla de hierbas y lo retiraremos del fuego. Dejaremos el cazo en la habitación del niño para que se impregne del vapor que desprende. Se puede añadir agua caliente y más hierbas conforme se vaya evaporando. Es importante evitar las vaporizaciones directas y más aún las vaporizaciones que sólo contengan eucaliptus.
  • Infusión para el baño. La misma infusión que hemos preparado para las vaporizaciones se puede colar y nos servirá más tarde como agua de baño para el pequeño. Con una esponja, le presionaremos suavemente sobre la espalda, el cuello y el pecho.

 

Remedios naturales para niños contra los piojos

  • Aceite capilar para eliminar piojos. Pondremos 30 ml de aceite de almendras, 7 gotas de aceite esencial de árbol de té y 7 gotas de aceite esencial de espliego en un recipiente de cristal oscuro. Lo mezclaremos y aplicaremos esta mascarilla de aceite capilar dejándola actuar durante 5 minutos aproximadamente. Peinaremos el cabello con un peine para liendres y enjuagaremos el cabello con el champú Cabello Sano de Manantial de Salud (contiene aceites esenciales 100% naturales de árbol de té y lavanda y extracto de resina de própolis). Después aplicaremos la loción repelente Cabello Sano de Manantial de Salud (con aceites esenciales 100% naturales de niaouli, árbol de té y lavanda) detrás de las orejas y la nuca. Repetiremos esto mientras exista riesgo de contagio.

 

Remedios naturales para niños contra el dolor de oído

  • Aceite macerado. Pondremos en un recipiente de vidrio un diente de ajo y flores de saúco, manzanilla e hipérico (1 parte de cada) añadiendo aceite de oliva hasta que cubra las flores. Coceremos a baño maría, tapado, durante 9 minutos. Lo retiraremos del fuego y, cuando se enfríe, lo colaremos con una gasa en una botella de color oscuro. Este aceite se aplica con un algodón alrededor de la oreja (nunca dentro del conducto auditivo) y luego se pone un paño caliente.
  • Los cataplasmas de alholva o fenogreco son otros remedios naturales eficaces para calmar el dolor de oído de nuestros hijos.
  • Aceite hidratante. Recomendamos aplicar unas gotitas en el orificio nasal del aceite hidratante Manantial de Salud para prevenir un exceso de mucosidad que puede provocar congestión y dolor de oído.

Pronto publicaremos otro artículo con más remedios naturales para niños y niñas. ¡Esperamos que estos consejos os sean de utilidad y os traigan buenos recuerdos!

Después de Navidad, ¡recupera el equilibrio!0

Seguramente tu organismo ha sufrido una sobrecarga por el exceso de comida y bebida durante las fiestas navideñas. Es fácil que hayas acumulado algún kilo de más, padezcas retención de líquidos o tengas la sensación de pesadez, hinchazón o malestar estomacal. Es aconsejable seguir una depuración o limpieza del organismo cuanto antes. Esperamos que estas 10 soluciones naturales te ayuden a recuperar el equilibrio después de Navidad.

Cuida la dieta

  • Comidas ligeras. Es recomendable que, durante 2 ó 3 días, las comidas sean muy ligeras, a base de caldos vegetales, cremas de verduras, zumos de frutas y cereales integrales. Hay que evitar los fritos, los sofritos y las comidas precocinadas.
  • Sopa quemagrasa. Con anterioridad ya publicamos la receta de la sopa quemagrasa, con la que puedes perder peso rápidamente sin ningún tipo de riesgo.

Bebe tisanas

La fitoterapia tradicional nos ofrece muchas otras soluciones. Las tisanas pueden ser de gran ayuda para recuperar el equilibrio después de Navidad.

  • Infusiones de plantas utilizadas para restablecer la función hepática. El hígado es el órgano encargado de desintoxicar el organismo y eliminar sustancias nocivas. Tomar una tacita en ayunas de nuestra TISANA AMARGA HEP protege, regenera, drena y descongestiona la función hepática.
  • Infusiones de plantas para regular la función renal. La tisana DI-DEP-CA favorece la eliminación de líquidos y toxinas. Es una mezcla de plantas tradicionalmente utilizadas por sus propiedades diuréticas, depurativas y carminativas.
  • Infusiones para el control de peso. Son una fórmula para facilitar la eliminación del exceso de líquido y grasa, acompañando una dieta de control de peso.
  • Infusiones para después de las comidas. Se prepara a base de plantas digestivas o carminativas como el anís, la hierba luisa, la melisa o el poleo, entre otras.
Después de Navidad, recupera el equilibrio
Después de Navidad, es tiempo de recuperar el equilibrio.

Toma extractos vegetales

  • HERBODEP. Es una presentación concentrada de extractos vegetales indicada para casos de depuración, retención de líquidos y control de peso. Está hecha a base de plantas tradicionalmente utilizadas como depurativas (zarzaparrilla, bardana), protectoras del hígado (boldo, cardo mariano, alcachofera) y diuréticas (cola de caballo, ortiga, abedul, estigmas de maíz).

Elige complementos alimenticios

  • Para el control de peso. Existen complementos que pueden facilitar la recuperación de la figura, siempre acompañados de una dieta adecuada y de ejercicio físico moderado. Hay productos saciantes quemadores de grasas, drenantes, etc.
  • Para regular los niveles de colesterol. Complementos como la lecitina de soja o el micro-oat (micronizado de salvado de avena) tienen una comprobada eficacia para regular los niveles de colesterol.
  • Para depurar el organismo. La levadura de cerveza y el alga Chlorella, entre otros, tienen una marcada actividad de depuración y desintoxicación del organismo.

¿Ya has probado alguno de estos remedios para recuperar el equilibrio después de Navidad? ¡Cuéntanos tu experiencia! Seguro que puede ser de utilidad para otras personas.