Marrubio: una planta para el sistema respiratorio y digestivo0

El marrubio (Marrubium vulgare), que también es conocido como malva del sapo o malvarubia, es originario del continente eurasiático y norte de África. Sin embargo, ha acabado aclimatándose en muchas regiones templadas del mundo, especialmente en América del Norte. Las principales virtudes del marrubio son para el sistema respiratorio y digestivo, aunque como veremos tiene muchas más.

Marrubio

Esta planta herbácea perenne, arbustiva, cuya raíz es fibrosa, que crece en terrenos secos y arenosos, ya era conocida en la Antigüedad por sus propiedades balsámicas. Incluso había médicos que recomendaban el marrubio para aquellos que habían bebido veneno o habían sido mordidos por serpientes.

Del marrubio se utilizan las hojas, que desprenden un ligero olor almizclado, y la parte terminal del tallo, recogidas justo antes de la floración. Las flores, que aparecen de junio a septiembre, son pequeñas y de color blanco.

Su sabor áspero y amargo viene dado por las sustancias amargas (la marrubina en un 0,3-1% y la premarrubina) que contiene. Asimismo, el marrubio también está compuesto de ácidos fenoles (ácido cafeico, ursólico y clorogénico). También contiene indicios de aceite esencial (0,06%), antocianos, mucílagos, pectina (3%), beta sitosterol, betocina, colina, flavonoides, saponósidos (0,18%), sales de potasio (3%), de calcio y hierro (0,2%) y taninos (3%).

Propiedades medicinales del marrubio:

  • Sistema respiratorio: el marrubio es un tónico estimulante, expectorante, balsámico, fluidificante bronquial. Se usa en la preparación de tisanas pectorales.
  • Sistema digestivo: se utiliza como tónico estomacal y estimulante de la función hepática y de la secreción biliar.
  • Sistema nervioso: en dosis elevadas, posee propiedades febrífugas, tónicas y estimulantes.
  • Sistema cardiovascular: en combinación con el espino albar, el marrubio se utiliza en el tratamiento de taquicardias y extrasístoles. La infusión caliente provoca sudoración. Las dosis muy elevadas podrían afectar el ritmo cardíaco.

Preparación:

En infusión prepararemos una cucharada sopera rasa de la planta por vaso de agua, lo haremos hervir 2 minutos, reposar 10min y lo tomaremos preferentemente antes de las comidas.

Según cada caso tomaremos una o varias tazas al día:

  • Como preventivo de afecciones respiratorias tomaremos un vaso al día desde septiembre hasta marzo.
  • En caso de afección pulmonar en curso, tomaremos 1 litro al día (4 vasos) durante almenos 15 días.
  • Para problemas digestivos una taza antes de las principales comidas.
  • El marrubio se suele utilizar mezclado con otra plantas para obtener una magnífica tisana pectoral. Mezclamos marrubio, malvavisco, yemas de pino, líquen, guayaco, malva y enula campana. Para prepararlo tomar una cucharada sopera rasa por vaso de agua, hervir de 5 a 10 minutos y tomar dos vasos al día como preventivo de afecciones del tracto respiratorio.

A dosis adecuadas el marrubio no presenta toxicidad.