Hipérico, la flor de San Juan0

El hipérico (Hypericum perforatum) es la flor protagonista del mes de junio y del solsticio de verano en la flora medicinal mediterránea. También conocida como hierba de San Juan, es una planta muy valorada por sus propiedades antidepresivas, antiinflamatorias y para el cuidado de la piel, entre otras.

Hipérico
Hipérico

Las flores de hipérico aparecen entre mayo y agosto, y brotan preferentemente en el solsticio de verano (por San Juan). Sus cinco sépalos son lanceados. Sus cinco pétalos son de color amarillo con pequeñas manchas de color púrpura y miden el doble que los sépalos. Los estambres, muy numerosos, suelen agruparse en tres pequeños ramos.

La denominación de Hypericum perforatum viene del griego Hyperikon, puesto que tradicionalmente se ha atribuido a esta planta la capacidad de hacer huir los malos espíritus, además de proteger de las tentaciones diabólicas y atraer la suerte. Aún hoy en día son muchas las personas que salen al campo la mañana del día de San Juan para recolectar flores de hipérico y hacer ramilletes que colocan en determinados sitios de la casa o del negocio. El término perforatum se debe a que las glándulas de aceite de sus hojas les dan un aspecto perforado si se miran a trasluz.

Aplicaciones del hipérico

  • Un remedio contra la depresión. Quizás el uso más extendido del hipérico en la actualidad es para equilibrar el sistema nervioso. Es la planta antidepresiva por excelencia. Con el hipérico también se trata la astenia psíquica causada por el excesivo esfuerzo intelectual.
  • Para cuidarnos por dentro. Por vía interna, el hipérico es útil para tratar gastritis, úlceras gástricas y duodenales. También es un tratamiento de primer orden contra las hemorroides.
  • Antiinflamatorio y analgésico. El aceite macerado de hipérico, de fácil preparación, es conocido en la Cataluña rural como oli de cop (aceite para los golpes). Se utiliza para calmar el dolor en casos de contusiones, artritis y neuralgias.
  • Para el cuidado de la piel. El aceite macerado de hipérico es eficaz para tratar el acné, eccemas y psoriasis. También se emplea para curar quemaduras, llagas y heridas, dado su efecto regenerador de la piel, cicatrizante, antiséptico y antiviral. Es muy importante evitar la exposición al sol después de su aplicación sobre la piel.
  • Para calmar dolores abdominales. El oli de cop es un remedio para calmar los dolores abdominales, sobre todo en niños, aplicándolo en forma de masaje sobre la barriga.

¿Conocías todas estas aplicaciones? ¿Cuál te ha sorprendido más? Recuerda que puedes trasladarnos tus consultas escribiendo un comentario al final de este post o vía nuestras redes sociales.

Pon magia en tu vida con estas plantas mágicas0

La noche del 23 de junio es la más corta del año. La festividad de la Verbena de San Juan siempre ha estado unida a creencias mágicas. La tradición de encender hogueras era para ahuyentar a las brujas y los malos espíritus durante todo el año, además de ejercer una acción purificadora sobre las personas que contemplaban el fuego. En la noche de San Juan también existe la tradición de recolectar plantas medicinales (verbena, hipérico…), como ya anunciamos en el post sobre la ratafía. Este artículo lo dedicamos a las plantas mágicas, puesto que muchas hierbas medicinales de tradición popular están unidas a leyendas y mitos como consecuencia de la fascinación que han despertado en el ser humano.

Verbena (Verbena officinalis)

Existe la creencia de que quien recolecta verbena en la noche de San Juan queda curado de todo mal y es que las flores de esta planta, de color púrpura y agrupadas en espigas paniculares, nos anticipan su fuerza oculta. Se dice que una infusión de verbena limpia de malas vibraciones. Para evitar pesadillas, podemos poner una bolsita de hojas de verbena debajo de la almohada. Un ramito de verbena en el hogar atrae la paz y aleja los odios y las envidias.

Si quieres asegurarte el éxito en una reunión o deseas que una cena familiar trascurra en paz y armonía, puedes preparar un ramo que presida la mesa con las siguientes plantas: unos tallos de verbena (para atraer la paz y alejar los odios y las envidias), unas ramas de laurel (representa el éxito), una ramita de olivo (símbolo de paz) y unos brotes de romero (emblema de los recuerdos, su aroma da alegría, felicidad y eterna juventud).

Verbena
Verbena

Madreselva (Lonicera perclymenum)

Este arbusto es una de las joyas de nuestra cultura esotérica. La madreselva es una planta caliente que, por sus formas, se asocia a la sexualidad y al erotismo. Representa el laberinto en busca del alma. Proporciona armonía, pureza, sabiduría, inocencia y comunicación con la naturaleza. La esencia de madreselva fortalece la mente y la memoria, induce a sueños proféticos y ayuda a dejar ir el pasado. Como sahumerio o amuleto, está relacionada con el dinero, los poderes psíquicos y la protección.

Si queremos realizar un sahumerio, debemos hacerlo después de la puesta de sol. Necesitamos 20 gramos de madreselva en 2 litros de agua. Hay que hervirla durante 3 minutos y luego dejarla enfriar, colar la infusión y utilizarla a nivel personal como último aclarado o esparciendo en las zonas que queremos proteger.

Para hacer un amuleto, necesitamos una pequeña cantidad de hojas y flores de madreselva pulverizada que pondremos de una bolsa de tela. Hay que llevarla muy pegada al cuerpo siempre que salimos a la calle.

Madreselva
Madreselva

Muérdago (Viscum album)

Es un arbusto parasitario que encontramos en las ramas de los árboles (pino, roble, encina, etc.). Es un símbolo de buena suerte y nos da la bienvenida al año nuevo. Muchas tradiciones han persistido hasta hoy alrededor de la magia del muérdago: colgar ramas en las casas para ahuyentar los malos espíritus; besarse debajo de un ramo de muérdago para que el amor perdure toda la vida; tenerlo colgado detrás de la puerta como protección contra el fuego; o ponerlo en los establos para que el ganado duerma sin pesadillas.

Palo santo (Bursera graveolans)

El palo santo ha estado siempre vinculado a los rituales chamánicos de las diferentes culturas. El fuego hecho con madera de palo santo ahuyenta los espíritus maléficos de la vivienda, purifica el ambiente y limpia las malas energías del lugar. Las llamas de madera de palo santo impregnan el ambiente de una sensación de armonía, paz y tranquilidad. Normalmente se quema en un soporte cerámico o metálico para que el humo, la llama y el aroma activen sus propiedades ancestrales.

¡Esperamos que, con la ayuda de estas plantas, tengáis éxito en todo aquello que os propongáis!

Baobab, munición nutricional0

El Baobab (Adansonia) es un árbol majestuoso que encontramos en la extensa sábana africana así como en Madagascar y Australia. Es conocido comúnmente por los africanos como “Árbol Mágico”, “Árbol Farmacia” o “Árbol de la Vida” por sus múltiples propiedades y beneficios para el organismo. También conocido como “Árbol botella” por la forma de su tronco. Cuenta la leyenda que era un árbol tan presumido que un dios le dio la vuelta. Por esta razón, parece que las ramas están enterradas y las raíces crecen hacia arriba.

En África se ha utilizado el fruto del baobab durante siglos para tratar tanto fiebre, malaria y problemas gastrointestinales como deficiencia de vitamina C, ya que tiene un alto valor nutritivo. Es una baya seca o una gruesa cápsula con forma de melón alargado que parece un gran coco verde y en su interior están las semillas y la pulpa, de color crema, que se consume en forma de polvo.

Fruto del Baobab

Propiedades y beneficios del fruto del baobab:

  • Fibra prebiótica que estimula y equilibra la flora intestinal, mejorando la digestión y favoreciendo el tránsito intestinal ya que posee un 45% de fibras alimenticias muy ricas en taninos, pectina y mucilágenos.
  • Alto contenido en vitamina C, que ayuda al organismo a formar colágeno y elastina para que nuestra piel luzca tersa y con elasticidad. El consumo de vitamina C ayuda a mantener las venas fuertes y tonificadas, evitando las venas varicosas. Además ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario. Tan sólo 25 gr. de pulpa de baobab cubren nuestras necesidades diarias (10 veces más que la naranja).
  • Protector hepático, ligado a varios componentes de su pulpa.
  • Fortalece los huesos ya que posee 3 veces más calcio que la leche.
  • Alto valor nutritivo, indicado especialmente para niños en edad de crecimiento o con carencias nutricionales o personas que deseen aumentar su rendimiento deportivo.
  • Riqueza de minerales: calcio, hierro, fósforo, zinc, potasio y magnesio.
  • Antiinflamatorio. Antioxidante celular que ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas y otros signos de envejecimiento. Posee 3 veces más cantidad de antioxidantes que los arándanos.
  • Aporte de vitaminas esenciales (B1, B3 y B6) así como betacarotenos (vitamina A y E).
  • Fuente de omega-3: 27 mg. por cada gramo de producto (polvo seco).

Un nuevo “topping” con el que enriquecer batidos, zumos, yogures y leches vegetales, si les añadimos 1 ó 2 cucharadas al día de polvo.

¡Disfruta de los beneficios de incluir baobab a tu dieta diaria!

¿Tienes invitados? ¡Ofréceles ratafía!2

Ya hemos entrado en los meses más calurosos del año. Si además vas a recibir invitados en casa, es un símbolo de hospitalidad ofrecerles ratafía. La ratafía catalana es un licor dulce elaborado artesanalmente a base de aguardiente o anís, nueces verdes, plantas medicinales y aromáticas, y especias. Se sirve bien fría o con hielo, ya sea como aperitivo o como licor digestivo a la hora de los postres. Combina muy bien con helado, y es por eso que apetece más que nunca en los meses de verano. Publicamos este artículo ahora para que tengas tiempo de preparar tu propia ratafía, puesto que la mayoría de ingredientes deben recolectarse por San Juan, cuando el aroma de las plantas y sus virtudes están en el máximo esplendor.

Ratafía
Ratafía

Receta de la ratafía catalana

La ratafía es una bebida milenaria cuya receta se ha transmitido en cada casa generación tras generación. Es por eso que hay tantas recetas como familias o como personas. Aquí os proponemos una de las muchas posibles.

Necesitamos los siguientes ingredientes para cada litro que queramos elaborar:

  • ½ litro de aguardiente (de 50 grados alcohólicos aproximadamente). En su defecto se puede emplear anís seco.
  • 5 nueces verdes. La tradición catalana dice que se deben recolectar en la noche de San Juan.
  • Hierbas medicinales (una cucharada de cada): hipérico o hierba de San Juan (Hypericum perforatum), tomillo (Thymus vulgaris), hierbaluisa (Aloysia citrodora), romero (Rosmarinus officinalis), ajedrea (Satureja hortensis), hierbabuena (Mentha spicata), espliego (Lavandula angustifolia), hisopo (Hyssopo officinalis), salvia (Salvia officinalis) y melisa (Melissa officinalis).
  • Corteza de 1 limón, 4 clavos de olor (Syzgium aromaticum), media nuez moscada (Myristica fragrans) y 3 vainas de anís estrellado (Illicium verum).
  • Almíbar hecho con 6 cucharadas soperas de azúcar por cada ½ litro de agua. De esta manera, endulzamos y bajamos la graduación del licor resultante a unos 25 grados alcohólicos).

Para preparar la ratafía:

  • Entre las festividades de San Juan y San Pedro (a finales de junio), aplastamos las nueces verdes con un mazo y las mezclamos con el resto de hierbas y especias. Introducimos toda la mezcla y el aguardiente en una gran garrafa de cristal de cuello ancho, removemos y tapamos.
  • Lo dejamos a la intemperie durante 40 días, período en el cual recibirá los rayos del sol, el frescor de las noches y el agua de la lluvia. Lo removemos una vez por semana.
  • Pasados los cuarenta días, ya bien entrado agosto, colamos el líquido con un papel de filtro o con un trapo de hilo; le añadimos el almíbar, que dará el sabor dulce y la graduación deseada a la ratafía; y se deja reposar durante dos meses más en una garrafa de cristal o en una bota de roble, en un lugar fresco y resguardado.
  • Después de estos sesenta días, volvemos a colar el licor y lo embotellamos. ¡Y ya está la ratafía lista para servir!

Mil y una maneras de elaborar ratafía

Ya hemos adelantado antes que hay innumerables recetas para elaborar la ratafía catalana. Depende, entre muchos otros factores, de si empleamos aguardiente o anís; de si las plantas utilizadas son secas o acabadas de recolectar; y evidentemente de la combinación de plantas elegidas. Hay recetas con combinaciones de 20, 30 y hasta 100 plantas, siempre dando prioridad a aquellas que tienen propiedades estomacales y digestivas. También podemos jugar con el color de la ratafía. Si quieres que tenga un tono verde, añade más menta. Si la prefieres amarilla, súmale manzanilla. O si la prefieres roja, ponle hibisco o frutos del bosque.

Los más entendidos consideran que el mejor día de la semana para preparar la ratafía es el viernes… ¿Te atreves a hacer una?

¡¡Salud!!

Adelgaza fácilmente con semillas de chía0

No es la primera vez que hablamos de las semillas de chía (Salvia hispanica) en este blog. Son la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3, un ácido graso esencial para el buen funcionamiento del sistema sanguíneo y la actividad cerebral. También son ricas en triptófano, un aminoácido que ayuda a regular el apetito, el sueño y que mejora el estado anímico. Pero hoy nos referiremos a las propiedades de las semillas de chía para adelgazar sin pasar hambre. ¿Verdad que suena bien?

Semillas de chía Manantial de Salud
Semillas de chía

¿Por qué las semillas de chía nos ayudan a adelgazar?

  • Tienen un efecto saciante. Si mezclamos una cucharada de semillas de chía con agua y lo dejamos reposar unos minutos, se formará un gel sólido, debido a su alto contenido en fibra soluble en forma de mucílagos. Cuando este gel llega al estómago ejerce un efecto saciante durante horas.
  • Destacan por su alto valor nutritivo. Aportan proteínas de alto valor biológico, que proporcionan energía y resistencia; ácidos grasos esenciales; minerales (calcio, fósforo, potasio y magnesio); vitaminas del grupo B; y antioxidantes naturales (flavonoides). Al ser un alimento completo y nutritivo, ayudan a calmar el apetito y preservan la masa muscular.
  • Son ricas en Omega 3. Al favorecer una buena circulación sanguínea, las semillas de chía ayudan a eliminar la celulitis y a regenerar los tejidos.
  • Regulan el tránsito intestinal. Lubrifican el intestino y aseguran el fácil movimiento de los alimentos por lo que son de gran ayuda contra el estreñimiento.
  • Regulan la insulina. Mejoran la digestión de carbohidratos porque hacen que se absorban más lentamente, evitando los picos de glucosa y regulando el nivel de insulina en sangre. Mantener un nivel de insulina óptimo es imprescindible para que el cuerpo no crea que está en peligro y evite almacenar grasas, como mecanismo de supervivencia.

Cuatro maneras de tomar semillas de chía:

  • En forma de gel. Las semillas de chía se pueden tomar a cualquier hora del día pero en ayunas y por la noche son los mejores momentos para aprovechar sus propiedades adelgazantes. Añade 1 cucharada de semillas de chía en un vaso de agua, zumo o leche vegetal y déjalo reposar 15 minutos. Obtendrás un gel que puedes consumir o guardar en la nevera. Puedes tomarlo antes de cada comida para aprovechar su efecto para perder peso. Si lo tomas antes de la cena, te ayudará a no acumular grasa por la noche.
  • En brotes. Prepáralos en casa. Coloca un puñadito de semillas de chía sobre un paño húmedo y cúbrelo con otro también humedecido. Remójalos a diario hasta que las semillas germinen. Podrás añadir estos brotes a ensaladas, cremas, verduras,…
  • Mezclándolas con otros alimentos. Esparce las semillas de chía sobre las ensaladas, batidos, yogures, salsas, sopas, cremas, verduras… Al aumentar el consumo de fibra, favoreces el tránsito intestinal. Acuérdate de beber dos litros de agua al día para obtener los mejores resultados en tu objetivo de adelgazar.
  • En perlas. Las cápsulas blandas a base de aceite de chía son eficaces en las dietas para perder peso. Se pueden consumir entre 1 y 3 cápsulas diarias.