Ashwagandha: un adaptógeno para rendir más0

La ashwagandha (Withania somnifera), también conocida como ginseng indio, ha sido una de las plantas más estudiadas, valoradas y utilizadas por la Medicina Ayurvédica desde hace más de 3.000 años. Se emplea como antioxidante, afrodisíaco, adaptógeno, tónico del hígado y antiinflamatorio. También combate algunos de los síntomas asociados al estrés.

La ashwagandha es originaria de Pakistán, India y Sri Lanka. Se trata de un arbusto de la familia de las solanáceas que puede alcanzar 1,5 metros de altura. Sus flores son de color blanco amarillento y sus frutos son anaranjados. Pero es en sus raíces donde concentra todas sus propiedades medicinales, gracias a la gran cantidad de alcaloides y withanolidos que allí encontramos.

Ashwagandha
Ashwagandha

Propiedades de la ashwagandha 

  • Mejora la memoria y el déficit de atención, capacidades afectadas a causa del estrés.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Ayuda al fortalecimiento de las estructuras nerviosas y posee efectos neuroprotectores. Para estimular las funciones cognitivas y neuroprotectoras se puede asociar la raíz de ashwagandha con la del ginkgo biloba o la cúrcuma.
  • Es un adaptógeno: mejora la energía física, la capacidad atlética y la resistencia mental.
  • Diferentes investigaciones han demostrado el efecto ansiolítico y antidepresivo de esta raíz.
  • Es un antioxidante. Se utiliza en patologías asociadas al envejecimiento prematuro como Alzheimer o Parkinson.
  • Es analgésica y antiinflamatoria. Tiene un efecto condroprotector sobre el cartílago dañado, al parecer por un mecanismo de inhibición de la colagenasa tipo II.
  • Aumenta la potencia, el deseo sexual y la fertilidad masculina.
  • Ayuda a normalizar el azúcar en sangre, mejorando la sensibilidad de la insulina.
  • Actúa como activador de la circulación sanguínea.
  • Es un vigorizante y tónico en caso de convalecencia y debilidad.
  • Diversas universidades de América y Japón están estudiando la ashwagandha por sus posibles efectos antitumorales.

Modo de empleo

Se aconseja tomar 1 cucharadita (3 gr.) de la raíz en polvo al día, preferentemente por la mañana durante 1 mes e intercalar periodos de descanso (mínimo 2 semanas).

En cuanto a las contraindicaciones, no se debe administrar durante el embarazo, lactancia ni a menores de 16 años. Tampoco en caso de úlcera péptica, antes de una operación (por una posible interacción con los anestésicos) o en caso de alteraciones de tiroides. En caso de tomar ansiolíticos, hipoglucemiantes o hipotensores, se debe consultar al médico.

Bardana: un excelente depurativo para los riñones, el hígado y la piel0

La Bardana (Arctium lappa), también conocida como Lampazo, Cadillo o Cachorrera, es una planta herbácea bianual de la familia de las Compuestas, muy extendida en Europa y Asia. Destaca por su efecto depurativo, su capacidad para restaurar la piel dañada y aliviar el dolor reumático.

La Bardana es una planta robusta, que puede llegar a medir dos metros de alto, tiene grandes hojas alargadas y unas flores violáceas muy características. Por sus propiedades medicinales se utilizan principalmente las raíces (por ser más ricas en principios activos), y en ocasiones las hojas y las semillas. ¡Descubre sus propiedades!

Bardana
Bardana

Prevenir cálculos de manera natural, y otras propiedades medicinales:

  • Es muy depurativa. Evita la formación de cálculos (vesiculares y renales). Es beneficiosa en caso de nefritis. Es diurética, combate la retención urinaria, la oliguria, la cistitis y otras infecciones urinarias.
  • Mejora la salud de la piel y reduce la seborrea tanto en el cuero cabelludo como en el rostro. Ayuda a combatir el acné, la dermatitis seborreica, la psoriasis, los eccemas… Además, es cicatrizante y ayuda a eliminar los herpes.
  • Es antiinflamatoria. Mejora los casos de reuma, se usa para la artritis, y está indicada para la ciática.
  • Se recomienda para la diabetes, ya que es hipoglucemiante.
  • Mejora las funciones del hígado, estimula la producción de bilis y ayuda a reducir el colesterol.
  • Es antiséptica, antibacteriana y antibiótica.
  • Favorece la recuperación de resfriados y catarros, alivia el dolor de garganta.
  • Se toma cuando hay dolencias gástricas, ya que reduce la acidez.
  • Reduce la hinchazón, combate los edemas, y ayuda a eliminar toxinas a través del sudor.
  • Propicia claridad.
  • Mitiga o elimina las hemorroides.

¿Cuáles son sus principios activos?

  • La raíz de Bardana es muy rica en inulina, entre un 30 y un 50% de su peso. Es un tipo de polisacárido o azúcar, que contiene cadenas moleculares de fructosa.
  • Ácidos fenólicos (cafeico, clorogénico, y sus derivados, como la arctiína).
  • Lactonas sesquiterpénicas.
  • Poliacetilenos naturales –un tipo de hidrocarburos– como la arctinona y el arctinol, con virtudes antibacterianas, desinfectantes y antimicrobianas.
  • Sales minerales, en especial potasio, con virtudes diuréticas y depurativas, también contiene hierro y calcio.
  • Taninos con virtudes antioxidantes.
  • Fitoesteroles vegetales, con capacidad para absorber el colesterol.
  • Poliínos y polienos, compuestos orgánicos con capacidad antimicrobiana.
  • Vitamina C y vitaminas del grupo B.

¿Qué remedios caseros puedes preparar con Bardana?

Si quieres beneficiarte de sus propiedades medicinales, te recomendamos probar la infusión depurativa. Una cucharadita de bardana por taza de agua es suficiente. Añade agua caliente y deja reposar 4 minutos. Después cuela y bebe poco a poco cuando se vaya enfriando.

Esta infusión mejora el funcionamiento del hígado, riñones, vesícula biliar y depura la sangre. También la puedes usar externamente para aliviar las quemaduras en la piel.

Para tratar las heridas, quistes sebáceos o herpes, puedes preparar un remedio con compresas, triturando las hojas de Bardana y poniéndolas directamente sobre la zona a tratar.

El aceite de Bardana se usa externamente para estimular el crecimiento del cabello. También puedes preparar tinturas con Bardana.

Debes tener en cuenta que no está recomendado su consumo durante el embarazo y la lactancia.