Propósitos de Año Nuevo: adelgazar0

¿Quién no ha puesto algún kilito de más estas Navidades? ¿Y cuántos de nosotros nos proponemos adelgazar cuando llegue Año Nuevo? El sobrepeso es uno de los principales problemas de salud en los países desarrollados.

Independientemente de las copiosas comidas de Navidad, la mala alimentación, la ansiedad y la comida preparada hacen más fácil ganar kilos de manera generalizada.

Propósitos de Año Nuevo: adelgazar
Adelgazar

Perder peso es un gran propósito que no siempre resulta fácil, ya que adelgazar es una de las cosas más difíciles de lograr porque se necesita un cambio importante en nuestro estilo de vida, así como fuerza de voluntad constante para mantener los resultados. Pero… ¡todo es proponérselo!

Adelgazar de forma saludable, sin grandes pérdidas de peso en poco tiempo, repercutirá muy positivamente en nuestra salud ya que disminuiremos el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, ganaremos ligereza que nos hará más ágiles en nuestros movimientos y también nos proporcionará una sensación de bienestar no sólo física, sino psicológica, ya que hará que aumente nuestra autoestima.

Para perder peso es fundamental llevar a cabo una dieta variada, saludable y baja en calorías así como realizar ejercicio físico. ¡Con paciencia y dedicación conseguiremos nuestro objetivo!

Podemos adelgazar simplemente suprimiendo de nuestra dieta todo aquel alimento superfluo que sólo nos aporta calorías aunque la opción más acertada es concertar visita con un dietista, que no sólo nos indicará las pautas a seguir sino que será de gran apoyo en momentos de crisis.

Suplementos naturales

  • Plantas diuréticas y depurativas: abedul, cola de caballo, estigmas de maíz o hinojo, entre otras. Ya sea en infusión, jarabe o cápsulas nos ayudarán a drenar nuestro organismo mediante la eliminación de líquidos y eso nos hará bajar volumen por el efecto de la deshinchazón.
  • Plantas quema-grasas: existen plantas cuyo efecto es quemar la grasa de nuestro cuerpo. Tomar fucus, ortosifón, garcinia cambogia o mango africano junto a una dieta equilibrada nos ayudará a reducir centímetros en aquellas zonas más difíciles, como cintura y muslos.
  • Crema reafirmante o anticelulítica: utilizar este tipo de cremas, de una forma constante, para lograr combatir la flacidez que produce en la piel una pérdida de peso.

Hábitos saludables

Existen una serie de hábitos saludables que nos pueden ayudar en nuestra dieta de adelgazamiento:

  • Cocción de los alimentos a la plancha, al horno, al vapor, hervido… pero no fritos.
  • Elegir productos de buena calidad, ecológicos, de temporada y de proximidad.
  • Comer despacio, masticando bien para crear sensación de saciedad.
  • La cantidad de las raciones ha de ser moderada. Es preferible hacer 5 tomas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) para no llegar con hambre a la siguiente comida.
  • La ingesta de fruta es más beneficiosa a media mañana y para merendar que de postre.
  • Hacer ejercicio acelera el proceso de adelgazamiento. Podemos elegir la actividad que mejor vaya con nuestras aptitudes, simplemente caminar rápido 30 minutos diarios ya nos proporciona ciertos beneficios.

Y cuando hayamos conseguido nuestro objetivo, es importante mantenerse en el peso deseado. Para ello tomaremos conciencia de nuestro esfuerzo y no volveremos a los malos hábitos anteriores. ¡Esperamos haberte ayudado en tu propósito de adelgazar!

Propósitos de Año Nuevo: hacer ejercicio0

Llevas una vida sedentaria. A menudo notas contracturas y otras molestias. Tu ritmo de vida es estresante. Y, por si fuera poco, has aumentado de peso en las Fiestas Navideñas. ¿Verdad que ya hace tiempo que vienes pensando en que deberías hacer ejercicio? Pues ha llegado el momento en que hacer deporte se convierta en un propósito para este Año Nuevo.

Resérvate unos momentos cada semana para la práctica deportiva. Cuando veas que te sientes mejor, esos momentos se convertirán en imprescindibles y querrás ampliarlos. Quizás notes que todo tu organismo funciona mejor porque has eliminado toxinas. Te sentirás bien porque has quemado grasas y has bajado peso. Tu sistema músculo-esquelético también se beneficiará: poco a poco desharás esas contracturas y desaparecerán los dolores. Hacer ejercicio, además, te ayudará a gestionar el estrés (mens sana in corpore sano) y rendirás más en tu quehacer diario.

hacer ejercicio
Consejos para hacer ejercicio

¿Por dónde empiezo?

En el post Cómo empezar a hacer deporte ya te hacíamos algunas recomendaciones y dábamos una breve explicación sobre diversas prácticas deportivas. Lo más importante es que se adapten a tus aptitudes personales, a tu edad y a tu nivel de forma. ¡Hay que tener cabeza!

Si hace tiempo que no practicas ningún deporte, seguramente antes de empezar a correr tendrás que salir unas semanas a caminar 30 minutos cada día a un ritmo rápido. Quizás al cabo de 15 días puedas empezar a correr suavemente y después ya irás incrementando la intensidad.

Es importante que estires antes y después de hacer un ejercicio intenso. Es la mejor manera de prevenir lesiones. Otra buena opción para no correr ese riesgo es optar por la natación. Es un deporte muy completo, beneficioso para toda la cadena muscular e ideal para aliviar los dolores de espalda.

Si practicas deporte intenso (running, bicicleta, deportes de competición, actividades guiadas en el gimnasio, etc.), sobre todo en épocas de calor, es necesario hidratarse bien, bebiendo agua, bebidas isotónicas o agua de coco. Si prefieres un ejercicio más suave, existen opciones como el pilates, el yoga o el tai-chi.

Suplementos alimenticios para realizar deporte

También te aconsejamos una serie de complementos de gran utilidad si haces ejercicio físico:

  • Colágeno con magnesio y vitamina C. En cápsulas o en polvo, puede ser un buen aliado para tus articulaciones y musculatura si realizas deporte regularmente. Para evitar un desgaste prematuro de las articulaciones, tómalo como preventivo antes de notar molestias.
  • Cartílago de tiburónContiene sulfato de condroitina y glucosamina. Protege las articulaciones y mejora su movilidad, además de reducir la inflamación y el dolor.
  • Si sueles sufrir tendinitis, tomar silicio reforzará tus músculos y tendones y a la larga notarás que también fortalece tu cabello y tus uñas.
  • Polen. ¡Que no te falte la energía! Si después de la jornada laboral practicas deporte, toma polen por la mañana y al mediodía para no acabar agotado.
  • L-carnitiva. Si quieres definir tu musculatura y perder grasa corporal, toma carnitiva antes de tu práctica deportiva.
  • Agua de coco. La restauración completa de líquidos y electrolitos tras el ejercicio físico es fundamental para el rendimiento y la recuperación del tono muscular. Para conseguir una correcta hidratación después de un entrenamiento exigente (largo e intenso, con temperaturas o humedad extremas…) es necesario recurrir a las bebidas isotónicas, con una composición en electrolitos equivalente a los líquidos perdidos. El agua de coco se ha convertido en una alternativa a las bebidas específicas para deportistas por su bajo contenido calórico y por su aporte natural de agua y electrolitos.
  • Alcohol vitaminadoEs un macerado de plantas tradicionalmente empleadas por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor: árnica, harpagofito, hipérico, lavanda y romero. Esta loción de uso externo tonifica la musculatura y favorece la recuperación tras el ejercicio.

¡Toma 20 almendras al día y verás qué cambios!0

La almendra es un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada, por su riqueza en calcio, proteína y vitamina E. Además de ser una excelente fuente de energía, ayuda a regular el colesterol y crea sensación de saciedad. Se ha demostrado que en las comunidades donde se consumen dosis altas de almendras, hay menos enfermedades cardiovasculares. ¿Quieres conocer más curiosidades y beneficios de este alimento? ¡No te pierdas este artículo!

La almendra (Prunus amygdalus) es la parte comestible del fruto del almendro. Es originaria de las zonas templadas y desérticas del oeste de Asia, desde donde se fue extendiendo hacia las regiones cálidas y secas de la cuenca mediterránea.

¿Sabías que en hebreo, luz y almendra se designan con la misma palabra? Y es que el almendro, con su temprana floración invernal, anuncia el renacimiento de la luz en la naturaleza.

Almendras
Almendras

Existen dos tipos: las almendras dulces (Amygdalus communis), que se consumen como fruto seco y comprenden dos variedades (de cáscara blanda y de cáscara dura); y las amargas (Amygdalus amara), que tienen una cáscara dura más pequeña. No se usan como alimento ya que, además de su sabor amargo, contienen amigdalina, un compuesto que puede convertirse en ácido cianhídrico, una sustancia venenosa.

¿Por qué deberías comer más almendras?

  • Son una importante fuente de energía, con 575 kcal por cada 100 gr.
  • Son más ricas en proteínas que la carne. Contienen 19 gr. de proteína por cada 100 gr., mientras que la ternera aporta 16 gr. Por ello, en las dietas vegetarianas, las almendras y los frutos secos en general tienen una gran importancia. Además, la almendra es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial muy beneficioso para los niños.
  • Grasas saludables: contienen un 52% de grasas, de las cuales un 90% son insaturadas. De ellas, ⅔ partes corresponden al ácido oleico, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol total y colesterol “malo” o LDL, mientras que aumenta el colesterol “bueno” o HDL. También son ricas en ácido linoléico (omega-6), ácido graso esencial para el organismo.
  • Por su alto contenido en vitamina E, las almendras tienen propiedades antioxidantes. Una ración de 300 gr. (unas 25 unidades) aporta el 50% de la cantidad diaria recomendada de vitamina E, así como vitaminas del grupo B.
  • La almendra es el fruto seco con mayor contenido en fibra: 15 gr. por cada 100 gr. A pesar de su aspecto seco, contiene mucha  fibra soluble, ideal para estimular los movimientos intestinales.
  • Son una fuente importante de minerales, con el calcio necesario para la formación de huesos y dientes, además de magnesio, potasio, cobre, fósforo y zinc.
  • El contenido en hierro es otra de sus virtudes: 50 gr. de almendras aportan una dosis de hierro similar a 50 gr. de espinacas.

Ideales para reducir el colesterol, proteger el corazón y para personas diabéticas

  • Son especialmente beneficiosas para personas con índices elevados de colesterol y triglicéridos, afecciones óseas, nerviosas o del corazón. Protegen el sistema cardiovascular gracias a su perfil lipídico.
  • Se recomienda incluirlas en las dietas de personas diabéticas, por su bajo contenido en azúcares y alto contenido en fibra. Además, son alcalinizantes y desintoxicantes.
  • La leche de almendras es ideal para las personas intolerantes a la leche de vaca o a la lactosa, para los celíacos y, en general, para aquellos que buscan un sustituto de los lácteos. Destaca su alto contenido en calcio ya que aporta casi el doble de calcio que la leche de vaca. También da muy buen resultado durante los períodos postoperatorios, porque las personas convalecientes necesitan alimentos que les nutran pero que sean de fácil digestión.
  • La dosis recomendable de almendras es de 25 gr. al día (20 unidades). Se aconseja comer con moderación a personas obesas, de estómago delicado, con disfunciones hepáticas o propensas a dispepsias.

Ideas para tomar más almendras en tu día a día

Ahora que ya conoces sus múltiples propiedades, es hora de incluirlas en tu dieta y así aprovecharte de sus beneficios. Es uno de los frutos secos más apreciados en la cocina y en la dieta mediterránea porque, al tratarse de un ingrediente muy versátil, se adapta tanto a platos salados como dulces, haciéndolos más nutritivos, sanos y completos.

Las almendras se pueden tomar crudas, tostadas, secas, fritas… pero se recomienda comerlas crudas o secas, ya que al tostarlas se hacen más digestibles, pero pierden algunas proteínas y vitaminas. Asimismo, es necesaria cierta moderación a la hora de tomarlas fritas, pues a pesar de que son muy sabrosas, ¡las calorías se disparan!

También se pueden consumir enteras a cualquier hora del día. Como complemento del desayuno, a media mañana con un yogur o una fruta, como aperitivo, para merendar en sustitución de la bollería… o para aderezar ensaladas, pasta o verduras.

Prueba a triturarlas y añadirlas a sopas y cremas de verduras o para dar un toque de sabor a tus salsas, ¡te sorprenderán!

Además, la leche de almendras es perfecta para acompañar los cereales del desayuno o elaborar postres.

Y el aceite de almendra se usa sobre todo como cosmético. Se obtiene por presión en frío de las almendras trituradas y es excelente como base de mezclas con otros aceites por su buena relación calidad-precio. Está especialmente indicado para pieles delicadas.

Sal negra del Himalaya: te cuida por dentro y se nota por fuera0

La sal negra del Himalaya, también conocida con el nombre de Kala Namak, es muy apreciada por la medicina ayurveda y en la cocina india. Es un tipo de sal mineral de roca volcánica, de color gris-rosado, no refinada y con un sabor sulfuroso, totalmente distinto al paladar de la sal común y de la sal rosa de Himalaya.

En su estructura química encontramos compuestos de azufre, trazas de varios minerales, junto con el cloruro de sodio, de potasio y hierro.

Sal Negra del Himalaya
Sal Negra del Himalaya

En cuanto a sus usos culinarios, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que tiene menos poder de salar que la sal común. No obstante, la sal negra del Himalaya es muy apreciada por los veganos por imitar el sabor a huevo en algunos platos. En la cocina se emplea en chutneys, yogures, encurtidos, ensaladas y combinada con fruta.

Beneficios de la sal negra de Himalaya

La extracción de esta sal negra es totalmente sostenible y presenta ciertas ventajas respecto a la sal común. En primer lugar no es refinada, motivo por el cual conserva todas sus propiedades. También se ha visto que en la sal común extraída del mar hay impurezas de plástico debido a la gran contaminación de los océanos. Pero por si todo eso fuera poco, además tienes que saber que…

  • Es ideal para las dietas bajas en sodio. Tiene menos sodio que la sal común y por esta razón se recomienda a personas que sufren hipertensión, tienen problemas cardíacos o son propensas a la retención de líquidos.
  • Mejora las digestiones. En la medicina ayurveda se considera un remedio contra las indigestiones, el dolor de estómago, la hinchazón abdominal, la acidez y los ardores, además de ser un laxante natural. También combate las flatulencias.
  • Mima tu piel. La sal negra del Himalaya también se emplea para el cuidado de la piel. Puedes poner un puñado de sal negra en el agua del baño. Funciona como un excelente agente curativo para pies agrietados e hinchados, pie de atleta, verrugas y esguinces. Debes realizar baños de agua tibia en la parte del cuerpo que quieras tratar.
  • Fortalece el cabello. La sal negra contiene minerales esenciales que estimulan el crecimiento del cabello, reparándolo y fortaleciéndolo de raíz. Nuestra recomendación es que tomes un vaso de jugo de tomate con sal negra a diario para que tu cabello luzca fuerte y radiante.

 La sal negra de Himalaya o Kala Namak es conocida con otros muchos nombres, como sal negra, black salt, sulemani namak, kala loon o sal con sabor a huevo.