Adelgaza fácilmente con semillas de chía0

No es la primera vez que hablamos de las semillas de chía (Salvia hispanica) en este blog. Son la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3, un ácido graso esencial para el buen funcionamiento del sistema sanguíneo y la actividad cerebral. También son ricas en triptófano, un aminoácido que ayuda a regular el apetito, el sueño y que mejora el estado anímico. Pero hoy nos referiremos a las propiedades de las semillas de chía para adelgazar sin pasar hambre. ¿Verdad que suena bien?

Semillas de chía Manantial de Salud
Semillas de chía

¿Por qué las semillas de chía nos ayudan a adelgazar?

  • Tienen un efecto saciante. Si mezclamos una cucharada de semillas de chía con agua y lo dejamos reposar unos minutos, se formará un gel sólido, debido a su alto contenido en fibra soluble en forma de mucílagos. Cuando este gel llega al estómago ejerce un efecto saciante durante horas.
  • Destacan por su alto valor nutritivo. Aportan proteínas de alto valor biológico, que proporcionan energía y resistencia; ácidos grasos esenciales; minerales (calcio, fósforo, potasio y magnesio); vitaminas del grupo B; y antioxidantes naturales (flavonoides). Al ser un alimento completo y nutritivo, ayudan a calmar el apetito y preservan la masa muscular.
  • Son ricas en Omega 3. Al favorecer una buena circulación sanguínea, las semillas de chía ayudan a eliminar la celulitis y a regenerar los tejidos.
  • Regulan el tránsito intestinal. Lubrifican el intestino y aseguran el fácil movimiento de los alimentos por lo que son de gran ayuda contra el estreñimiento.
  • Regulan la insulina. Mejoran la digestión de carbohidratos porque hacen que se absorban más lentamente, evitando los picos de glucosa y regulando el nivel de insulina en sangre. Mantener un nivel de insulina óptimo es imprescindible para que el cuerpo no crea que está en peligro y evite almacenar grasas, como mecanismo de supervivencia.

Cuatro maneras de tomar semillas de chía:

  • En forma de gel. Las semillas de chía se pueden tomar a cualquier hora del día pero en ayunas y por la noche son los mejores momentos para aprovechar sus propiedades adelgazantes. Añade 1 cucharada de semillas de chía en un vaso de agua, zumo o leche vegetal y déjalo reposar 15 minutos. Obtendrás un gel que puedes consumir o guardar en la nevera. Puedes tomarlo antes de cada comida para aprovechar su efecto para perder peso. Si lo tomas antes de la cena, te ayudará a no acumular grasa por la noche.
  • En brotes. Prepáralos en casa. Coloca un puñadito de semillas de chía sobre un paño húmedo y cúbrelo con otro también humedecido. Remójalos a diario hasta que las semillas germinen. Podrás añadir estos brotes a ensaladas, cremas, verduras,…
  • Mezclándolas con otros alimentos. Esparce las semillas de chía sobre las ensaladas, batidos, yogures, salsas, sopas, cremas, verduras… Al aumentar el consumo de fibra, favoreces el tránsito intestinal. Acuérdate de beber dos litros de agua al día para obtener los mejores resultados en tu objetivo de adelgazar.
  • En perlas. Las cápsulas blandas a base de aceite de chía son eficaces en las dietas para perder peso. Se pueden consumir entre 1 y 3 cápsulas diarias.

Dejar un comentario