Coral calcio marino: para tener unos huesos fuertes2

El coral calcio marino se ha utilizado en medicina natural desde la antigüedad. Como suplemento alimenticio, el coral calcio marino aporta calcio altamente biodisponible que favorece la remineralización de los huesos (muy indicado para la osteoporosis) y reduce el dolor crónico de la artritis y la artrosis, entre otros beneficios.

El coral calcio marino procede de los filones coralinos que rodean la isla nipona de Okinawa. El gobierno japonés supervisa que no se dañen los arrecifes vivos y que sólo se recolecte el coral calcio marino fosilizado. Se recogen los extremos del coral más blanco, que es triturado hasta convertirse en un polvo fino. El coral se ha utilizado desde hace miles de años en la medicina china y árabe, pero la primera mención la encontramos en la medicina ayurveda de la India hace unos 5.000 años.

Coral Calcio Marino
El coral calcio marino fosilizado procede de los filones que rodean la isla de Okinawa, en Japón.

Similitud con el tejido óseo humano

La importancia del coral calcio marino viene dada porque su composición orgánica es muy similar a la del tejido óseo humano. Un 90% es carbonato cálcico y contiene otros elementos minerales esenciales para nuestra salud. Además, al tener un origen orgánico, el calcio del coral es asimilado de forma más fácil y rápida por el organismo humano. Tanto es así, que cirujanos ortopédicos utilizan a menudo piezas de coral para injertos óseos y así se aseguran que el cuerpo acepta la estructura del coral sin rechazos.

De los minerales que encontramos tanto en el coral calcio marino como en el esqueleto humano, destacamos los siguientes:

  • Calcio: es el mineral más abundante en los huesos y  es fundamental para el metabolismo óseo. También lo encontramos en los dientes, el pelo y la piel. Interviene en la coagulación sanguínea, es necesario para la transmisión del impulso nervioso y contribuye al equilibrio del pH de la sangre.
  • Fósforo: está en todas las células del organismo y es necesario para el desarrollo de huesos y dentadura.
  • Magnesio: es imprescindible para el metabolismo óseo, contribuye al equilibrio del pH de la sangre, es necesario para la transmisión del impulso nervioso, está implicado en las funciones renales, es un sedante del sistema nervioso y regula la presión arterial.
  • Manganeso: favorece el metabolismo óseo, participando en la formación de tejido conectivo, cartílago y líquido sinovial. Además, ayuda a mantener la normal producción de hormonas sexuales.
  • Boro: una dieta pobre en boro implica una mayor pérdida de calcio y magnesio en mujeres post-menopáusicas.
  • Azufre: interviene en la síntesis del colágeno, facilita la coagulación sanguínea y contribuye a la eliminación de productos tóxicos.

Beneficios del coral calcio marino

En definitiva, podemos enumerar cuatro grandes beneficios del coral calcio marino:

  • Favorece la remineralización ósea y por lo tanto resulta útil en la osteoporosis. Al contener calcio orgánico y tener una composición similar a la de nuestros huesos, el calcio es altamente biodisponible y no causa efectos secundarios (estreñimiento) como ocurre con algunos derivados sintéticos.
  • Reduce el dolor en casos de inflamación y procesos crónicos como la artritis y la artrosis.
  • Equilibra el pH de la sangre, que si es ácido tiene efectos negativos para el cuerpo humano (favorece la osteoporosis, lesiona las articulaciones y está relacionado con diabetes, fibromialgias, miopatías, fatiga y cálculos renales).
  • Aporta oligoelementos esenciales para mantener la salud de la estructura ósea y del sistema nervioso.

Foto: www.heraldo.es

2 comentarios

  1. Edelmira Serrano

    Me iteresa donde lo venden en Colombia

Dejar un comentario