Semillas de sésamo, un alimento nutritivo y versátil2

Las semillas de sésamo (Sesamum indicum) son un alimento altamente nutritivo, completo y equilibrado, debido a la cantidad y calidad de nutrientes que contiene. También conocidas como ajónjoli, alegría o haholi, las semillas de sésamo siempre han sido muy apreciadas por su carácter nutritivo y oleaginoso. El hombre ha cultivado sésamo –originario de India y del este de África– desde tiempos muy antiguos.

Características nutricionales de las semillas de sésamo

La proteína de las semillas de sésamo es rica en metionina (da energía y mejora el rendimiento muscular), triptófano (libera serotonina, neurotransmisor involucrado en la regulación del sueño y el placer), histidina (mejora las defensas y mantiene los tejidos sanos) y colina (elimina toxinas y protege el hígado). Las semillas de sésamo son ricas en hierro, fósforo y magnesio. Tienen una perfecta relación calcio/fósforo como calcificante óseo. El aceite de semillas de sésamo es rico en ácidos grasos poliinsaturados (reducen el colesterol, descienden la presión arterial y tienen una función protectora del corazón) y lecitina (previene enfermedades cardíacas). También contiene un fitoesterol denominado sesamol con un gran poder antioxidante.

Beneficios de las semillas de sésamo

  • Son útiles en la edad de crecimiento o en cualquier época en la que el organismo necesite realizar un gran esfuerzo físico o psíquico.
  • Son beneficiosas en casos de arteriosclerosis y para reducir niveles altos de colesterol.
  • La decocción de las semillas de sésamo ayuda a la producción de leche durante la lactancia y actúa como regulador menstrual.
  • Regulan la función intestinal debido a su contenido en mucílago.
  • Son un complemento alimenticio adecuado en casos de osteoporosis.
  • Tienen un alto poder antioxidante.
  • Son tónicas y antifebrífugas.
Semillas de Sésamo
Las semillas de sésamo se pueden tomar como condimento de ensaladas, sopas, etc.

Cómo tomar semillas de sésamo

  • Directamente con una cucharadita, junto con un vaso de agua o de zumo de frutas. Las semillas de sésamo, tostadas a fuego mínimo, mejoran su sabor y resultan más digestivas. Hay que tener en cuenta que, a temperaturas más altas de 60 grados centígrados, se destruyen sus fosfolípidos (lecitinas).
  • Se pueden espolvorear las semillas de sésamo por encima de otros alimentos (sopas, ensaladas, pasteles o pan) como condimento.
  • Con las semillas se sésamo se puede preparar una horchata muy apreciada en afecciones febriles.
  • Se pueden condimentar los platos con gomasio (en japonés significa sal de sésamo; véase receta más abajo) y puede sustituir el uso de sal común.
  • En puré (llamado tahín por los turcos).
  • Con aceite de sésamo se pueden condimentar las ensaladas.
  • Se pueden hacer germinar (4 ó 5 horas de remojo y 2 ó 3 días de germinación).
  • Tienen múltiples aplicaciones en la cocina.

Receta de gomasio

El gomasio, respecto a la sal de mesa, tiene la ventaja de evitar la sed. Se asimila más fácilmente y mejora la digestibilidad de los cereales.

Ingredientes: 10 partes de sésamo y 1 parte de sal marina. Esta proporción puede variar según los gustos y necesidades.

Preparación: Se tuestan ligeramente y por separado las semillas sésamo y la sal. Después se tritura la mezcla en un mortero o con un suribachi, mortero oriental con surcos en su interior que no deja que las semillas resbalen y facilita su trituración.

Recomendaciones: Una vez preparado, no hay que guardarlo más de 4 ó 5 días. El gomasio no se debe cocinar. Se espolvorea sobre ensaladas y cremas.

Receta de tahín

Ingredientes: 100 gramos de semillas de sésamo, 5 cucharadas de aceite de sésamo, sal marina y agua.

Preparación: Se tuestan ligeramente las semillas de sésamo en una sartén seca, sin aceite, a fuego medio. Acto seguido, se trituran las semillas tostadas en el mortero o con la batidora. Se añade un poco de agua para emulsionar la pasta hasta alcanzar la textura deseada y se añade sal al gusto.

Recomendaciones: El tahín se toma extendido sobre pan, como base para preparar salsas o se añade a platos tradicionales como el puré de garbanzos (hummus).

Foto: www.mis-recetas.org

2 comentarios

  1. Joaquin Corbalan Bodas

    Yo las uso además de las ensaladas, y el humus, en los cocidos que paso por la batidora, les da un sabor algo diferente y por supuesto son mas nutritivas.

    • manantialysalud

      ¡Muchas gracias por tu aportación, Joaquín! Esperamos que encuentres interesantes los contenidos del blog. Un saludo!

Dejar un comentario