Stevia: la planta que nos endulza0

La stevia (Stevia Rebaudiana Bertoni) es una planta nativa de Paraguay que se utiliza como endulzante natural alternativo al azúcar y los endulzantes artificiales. Ya en la antigüedad era utilizada por los indios guaraníes y, actualmente, en países como Japón su consumo representa el 41% del total de los endulzantes consumidos.

Las hojas de esta planta son 30 veces más dulces que el azúcar y el extracto de stevia, unas 200 veces más. Además contienen un 42% aproximadamente de sustancias hidrosolubles, por ello endulza más al mezclarla con líquidos.

Stevia
Stevia

Aunque el principio activo más importante es el Esteviósido, también contiene proteínas, fibra, hierro, fósforo, calcio, potasio, zinc, rutina y vitaminas A y C.

Propiedades de la stevia:

  • Tiene 0 calorías, o sea, que es totalmente acalórica.
  • Regula los niveles de glucosa en sangre por lo que puede ser consumida por personas con diabetes.
  • Al reducir la ansiedad por la comida, se aconseja su uso en dietas de control de peso (tomar de 10 a 15 gotas o una infusión 20 minutos antes de las comidas) y al regular la insulina del cuerpo, éste almacena menos grasas.
  • Realza el aroma de las infusiones o alimentos donde se añada.
  • Bactericida: se utiliza en dentífricos y chicles para prevenir la caries dental por su acción contra la placa bacteriana. También se usa para realizar enjuagues bucales o podemos añadir unas gotitas a nuestra pasta de dientes habitual.
  • Hipotensor suave, ya que regula la tensión arterial.
  • Es un diurético suave, porque ayuda a reducir los niveles de ácido úrico.
  • Digestiva: la stevia ayuda a mejorar las funciones gastrointestinales así como a facilitar la digestión o la absorción de grasas.
  • La infusión en compresas, cicatrizante y bactericida cuando se aplica sobre quemaduras o heridas leves.
  • Su consumo es beneficioso frente a la desintoxicación de tabaco y alcohol, ya que el té de stevia reduce el deseo de estos tóxicos.
  • Mejora la resistencia frente a resfriados y gripes.

Podemos encontrarla en solución acuosa concentrada, que es muy práctica para endulzar; en hojas que se usan como té o se mezclan con otras hierbas para infusión (se puede preparar en infusión caliente o en maceración en frío); o en concentrado de esteviósido, en forma de polvo blanco, también para endulzar.

Y si además quieres tener una piel tersa, puedes aplicar el concentrado de hoja de stevia en base líquida acuosa como cosmético. Sólo es necesario que te apliques una mascarilla y verás como tu piel se vuelve más suave y sin tantas impurezas.

Frambuesas y hojas de frambueso: ¡Te sorprenderán!0

El frambueso (Rubus idaeus) es un arbusto nativo de Europa y del norte de Asia que puede alcanzar los 2,5 metros de altura. Sus propiedades medicinales las encontramos en las hojas y en los frutos, las frambuesas, que aparecen a finales de verano y a principios de otoño.

Frambuesas y el frambueso
Frambuesas y el frambueso

Las frambuesas, ricas en minerales, vitamina C y fibra

El fruto del frambueso es rico en potasio, magnesio, calcio y zinc, así como en vitamina C y fibra. Facilita las digestiones y el tránsito intestinal. Además, las frambuesas aportan pocas calorías y por eso son utilizadas en dietas para adelgazar. Lo que se suele emplear para perder peso es la cetona de frambuesa, un extracto que tiene un efecto más pronunciado.

Por su alto contenido en vitamina C y en flavonoides, las frambuesas poseen un gran poder antioxidante para combatir los radicales libres. Así este fruto tiene un efecto antienvejecimiento y es un aliado en la prevención del cáncer.

Consumir frambuesas también tiene importantes beneficios para el sistema circulatorio y para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Pero no sólo su fruto tiene propiedades beneficiosas para nuestro organismo sino también sus hojas.

 Infusión de hojas de frambueso para el embarazo, el parto y el postparto

Las hojas de frambueso son conocidas por su utilidad durante el embarazo y el parto. Tienen efectos relajantes y, a la vez, tónicos, especialmente para el útero. Sus propiedades astringentes y estimulantes ayudan a fortalecer los músculos pélvicos y uterinos. Pero no solo eso. Las hojas de frambueso son efectivas para calmar las náuseas del embarazo, estimulan la producción de leche materna y aceleran la recuperación después del parto. También se han utilizado tradicionalmente para favorecer un parto fácil, rápido y sin riesgos. Por sus efectos tónicos y relajantes sobre la musculatura lisa del útero, las hojas de frambueso reducen el dolor de las contracciones y hace que sean más productivas, lo que facilita y acorta la duración del parto.

La mejor manera de tomar hojas de frambueso es en infusión caliente. Desde el tercer mes de embarazo se puede beber una taza diaria y, a partir del sexto mes, tres veces al día. Cuando empiezan las contracciones del parto, se debería tomar una taza cada hora mientras sea posible. Después del parto, se debe continuar tomando entre una y tres tazas al día para fortalecer los tejidos pélvicos.

¿Te imaginabas todas estas propiedades? Esperamos haberte sorprendido y recuerda que nos tienes a tu disposición para aclarar cualquier duda que te pueda surgir.

Algas: manual de instrucciones0

¿Te has animado a incorporar algas a tu dieta, pero no sabes por dónde empezar? A continuación te presentamos nueve algas altamente nutritivas y fáciles de cocinar. Sigue leyendo y encontrarás consejos útiles para añadir un plus de minerales y sabor a tus ensaladas, cremas y legumbres.

KOMBU, para mejorar la digestión

El alga Kombu es una de las plantas más ricas en yodo, ácido algínico, ácido glutámico (característico de los platos orientales), y azúcares como la fructosa y el manitol, importantes para los diabéticos ya que no alteran los niveles de azúcar en sangre. Contiene calcio, fósforo y aminoácidos, que estimulan las membranas de las mucosas y del sistema linfático. Favorece la absorción equilibrada y la distribución de los nutrientes, remineraliza y refuerza el organismo. Es beneficiosa para personas con exceso de peso, regula la glándula tiroides y se ha usado durante siglos para tratar la gota.

Alga Kombu
Alga Kombu

Se puede tomar como base de caldos vegetales, sopas frías o calientes. Es ideal para cocer con legumbres o cereales, ya que ablanda las fibras vegetales de los alimentos, y los hace más digeribles.

Tiempo de remojo: 20 min. Se recomienda cocer antes de cortar.
Tiempo de cocción: según la variedad requiere más o menos cocción. Kombu japonesa: 45 min – 1 h; Kombu de Bretaña: 40 min; y Kombu de Galicia: 30 min.

WAKAME, para iniciarse

Es muy rica en calcio y no tanto en yodo, con lo cual es interesante para aquellas personas que deben controlar la ingesta de yodo. También tiene la capacidad de ablandar las fibras de los alimentos vegetales. Protege los enzimas digestivos, regula el colesterol y está indicada para problemas circulatorios.

Se toma con cereales y legumbres, también en ensaladas, estofados y resulta deliciosa en sopas y cremas de verduras. Por su sabor suave la recomendamos para iniciarse en la incorporación de algas en la dieta.

Tiempo de remojo: 3 -5 min. Escurrir y cortar.¡
Tiempo de cocción: Se puede comer cruda, después del remojo o cocinarla 20 minutos

HIZIKI, con cebolla

 Es una de las algas más ricas en minerales y oligoelementos, equilibra el sistema nervioso y depura el nivel de glucosa en sangre. Es rica en calcio (tiene más que la leche). Está indicada en casos de osteoporosis o debilidad ósea. Da belleza a la piel, brillo, fortaleza y elasticidad al cabello y refuerza las uñas.

Su sabor es más fuerte que otras algas, para suavizarlo se cocina con cebolla. Se come junto a cereales, verduras salteadas y ensaladas.

Tiempo de remojo: 15-20 min.
Tiempo de cocción: Mínimo 30 min.

ARAME, dulce y suave

Muy rica en calcio y yodo. Su equilibrio mineral es bueno contra la hipertensión, también se ha usado en trastornos de los órganos femeninos. El consumo regular de Hiziki y Arame asegura una complexión fuerte, la piel suave y tersa, y el pelo brillante y espeso.

Ideal con cereales, verduras salteadas y ensaladas. Se parecen a las algas Hiziki, aunque las Arame son más blandas y su sabor más suave y dulce. El dulzor deriva de su alto contenido en manitol, un azúcar natural.

Tiempo de remojo: 10 min. Escurrir y cortar.
Tiempo de cocción: Se puede comer cruda, después del remojo, o bien cocinada (20 minutos).

ESPAGUETI DE MAR, con sabor a sepia

Tiene un alto contenido en hierro y vitamina C. También es rica en potasio por lo que actúa como diurético y depurador, previene problemas linfáticos y retención de líquidos. Es adecuada en caso de osteoporosis, caída de cabello y uñas quebradizas.

Combina perfectamente con arroz integral y legumbres. Se puede tomar sofrita como guarnición, o rebozada. También como relleno de empanadillas, pizzas, “embutidos vegetales”, pastas y patés. Es un alga de consistencia firme y textura carnosa, con un sabor que recuerda a la sepia y los chipirones.

Tiempo de remojo: 5-10 min (opcional previo a la cocción).
Tiempo de cocción: 30 – 40 min.

NORI, fácil de preparar

Destaca su contenido en proteínas y vitamina A. Ayuda a disminuir los niveles de colesterol sanguíneo ya que favorece la disolución y eliminación de depósitos grasos. También ayuda a hacer la digestión, por eso a menudo lo encontramos acompañado de alimentos fritos.

Se toma desmenuzada en tiritas muy finas sobre sopa, cereales, verduras asadas, frutos secos o como envoltorio en sushi. Es una de las algas marinas más fáciles de preparar. Recomendamos tostarla un poquito por la cara más rugosa, con mucho cuidado hasta que el color negro inicial se transforme en verde. En el mercado podemos encontrarla tostada y sin tostar.

Tiempo de remojo: No se remoja.
Tiempo de cocción: Se tuesta rápidamente (5-10 segundos) cerca de la llama, hasta obtener un color verde más claro.

AGAR-AGAR, pura fibra

También conocida como Canten o Kanten, es un extracto de la fracción gelatinosa de diversas especies de algas. Se puede comprar en copos, en finas tiras o en barras. Destaca por ser pura fibra soluble, es un gran regulador y regenerador intestinal, ideal para problemas de estreñimiento. Sacía el hambre y limita la absorción de grasas, con lo que es adecuada en dietas de control de peso para moderar la ansiedad por la comida. Ejerce una acción reconstituyente y fortificadora de las glándulas digestivas e intestinales, y arrastra residuos de metales pesados.

Se toma en ensaladas, y también se usa como gelatina natural para espesar platos dulces o salados, terrinas de verduras o pescados. Tiene un sabor suave y a la vez es muy nutritiva en minerales y oligoelementos.

Tiempo de remojo: Copos: 0 min; Tiras: 5 min (sólo para ensaladas).
Tiempo de cocción: Para convertirla en gelatina debe cocinarse 3 -10 min hasta que se desintegre en el líquido.

DULSE, la más rica en hierro

Es un alga rojo púrpura que tiene una textura suave, la más popular del Atlántico Norte. Puede contener pequeñas conchas, por lo que debe limpiarse bien antes de su uso. Es el alga más rica en hierro, lo que la hace muy adecuada en casos de anemia. También contiene potasio, magnesio, yodo y fósforo, y destaca por su riqueza proteica.

Se toma cruda en ensaladas. Después de remojada podemos macerarla un ratito en el aliño de la misma ensalada. Cocinada ligeramente puede formar parte de sopas y condimentos.

Tiempo de remojo: 2 min. Escurrir y cortar.
Tiempo de cocción: Se puede comer cruda después del remojo o cocinarla 5 minutos.

COCHAYUYO, desintoxicante

Es originaria de Chile y zonas subantárticas, destaca por su equilibrio mineral y su aporte en proteína de calidad. También contiene sustancias desintoxicantes como ácido algínico y L-cisteina.

Se toma troceada en cocidos, y acompañando cereales o legumbres.

Tiempo de remojo: No es necesario.
Tiempo de cocción: 15 – 20 min.

Descubre las verduras con más minerales: ¡Atrévete a comer algas!2

Las algas son un excelente nutriente, ya que contienen entre diez y veinte veces más minerales que las verduras terrestres. ¿Sabías que se conocen 24.000 especies de algas, de las cuales sólo una pequeña parte empleamos con fines culinarios o medicinales? En este artículo descubrirás cómo incorporar fácilmente a tu dieta las 9 algas más nutritivas. ¡Empieza a beneficiarte de sus propiedades!

alga chlorella
Alga chlorella

¿Qué tipos de algas existen?

Las algas tienen formas y dimensiones muy variadas. La mayoría proceden del mar, pero también se encuentran en aguas dulces. Se clasifican según su coloración: clorofíceas (verdes), feofíceas (pardas), rodofíceas (rojas) y cianofíceas (azules). Su color viene dado por la clorofila y otros pigmentos que fabrican en función de la profundidad en que viven.

 ¿Cómo se cocinan las algas?

 Las algas en la cocina son muy versátiles y se pueden integrar en cualquier plato: sopas, caldos, consomés, estofados, ensaladas, salteados, postres… ¡Cocinarlas es muy sencillo! Primero se lavan rápidamente bajo el grifo con agua fría. Luego se dejan en remojo (cada alga tiene su tiempo dependiendo de su densidad y textura). Si es necesario se cocinan, y finalmente se cortan y añaden a los platos elegidos.

Una vez abierto el paquete, recomendamos ponerlas enseguida en un recipiente hermético para que no se humedezcan y mantengan todos sus nutrientes.

¿A qué edad se puede empezar a comer algas?

Los bebés pueden tomar algas a través de la leche materna, y cuando empiezan a tomar alimentos sólidos se les puede integrar una pequeña cantidad en las cremas y sopas. Recomendamos empezar con las algas más suaves como el Wakame o el Agar-agar. Con un año, el bebé ya debe poder comer toda la variedad de algas.

Seis razones para incorporar algas a tu dieta:

  • Desintoxican la sangre. Una de las características de las algas es su capacidad para expulsar del organismo metales contaminantes, radiactivos y nocivos. Su contenido en ácido algínico facilita la eliminación natural de toxinas.
  • Por su abundancia en minerales (magnesio, potasio, calcio, hierro, fósforo…) neutralizan los efectos nocivos de la acidez que se genera con dietas excesivas en proteína, o como consecuencia de estados mantenidos de estrés.
  • Contienen yodo, difícil de obtener de otra fuente que no sea el mar. Pueden ayudar a prevenir el bocio, y a disolver grasas y depósitos de mucus que aparecen en el organismo debido al consumo de grasas saturadas, carnes y lácteos. Para las personas con hipertiroidismo se recomiendan las algas menos potentes en yodo (Agar-agar, Nori, Wakame, Hiziki), siempre consultando al especialista.
  • Tienen un efecto calcificante de los huesos por su riqueza en calcio (especialmente las algas Hiziki, Wakame, Arame, Cochayuyo, Kombu), y una excelente relación calcio/fósforo que facilita la absorción del calcio. Además, su efecto alcalinizante evita la pérdida de masa ósea.
  • Son ricas en vitaminas y oligoelementos (como zinc o selenio) que refuerzan el sistema inmunitario. Las algas como la espirulina, chlorella y klamath aportan un complemento importante de vitamina B12, importante en casos de dietas vegetarianas, embarazo, fatiga o estrés.
  • Además, se puede aprovechar el agua de remojo que no utilizamos a modo de balneario casero, para cuidar la piel.

Además de todos estos beneficios, las algas te ayudan a decorar de una forma original tus platos. ¡Anímate a añadirlas a tus comidas y disfrutarás de un aporte extra de minerales y vitaminas!

 

 

Sal del Himalaya: la sal que necesita nuestro cuerpo0

La sal del Himalaya procede de la cordillera asiática donde aún hoy se encuentra sal en estado puro y natural, producto de los mares primarios que se secaron hace millones de años por la energía solar. A diferencia de la sal de mesa convencional, la sal cristalina del Himalaya está formada por exactamente los mismos 84 elementos que componen el cuerpo humano y en la proporción justa que el organismo necesita.

Entre los beneficios de la sal del Himalaya cabe destacar que mejora la salud cardiovascular, mantiene baja la presión arterial, previene los calambres musculares, mejora la libido, regula el sueño y reafirma la estructura del esqueleto (puede aparecer osteoporosis cuando el cuerpo necesita más sal y la extrae de los huesos).

Sal del Himalaya
Sal del Himalaya

Sin sal no hay vida, pero el consumo elevado de sal de mesa común es perjudicial para la salud. Se trata básicamente de cloruro sódico y no es el tipo de sal que necesitamos para vivir. La sal procesada puede causar patologías como hipertensión, ácido úrico, esclerosis, celulitis, etc.

La sal del Himalaya, debido a la enorme presión que las montañas han ejercido sobre ella, se ha convertido en una sal de cristal, con una composición orgánica y una biodisponibilidad muy superior a la sal de mesa común. Es precisamente su composición orgánica la que garantiza la biodisponibilidad bioquímica de los elementos para nuestras células. La sal cristalina contiene todos los elementos que se encuentran en nuestro cuerpo y, debidamente mezclada con agua, nos puede ofrecer toda su energía acumulada. La solución salina a base de sal cristalina del Himalaya representa un auténtico mar de energía.

La solución salina, una simbiosis de la vitalidad

La solución salina es una simbiosis de la vitalidad. Esta mezcla de agua y sal es energía solar en estado líquido. Cuando el agua combina químicamente con la sal cristalina, cambia la estructura geométrica del agua y la sal, creando algo completamente nuevo: la solución salina. Con la solución salina a base de sal cristalina del Himalaya podemos conseguir justamente “las frecuencias” que nuestro cuerpo necesita cuando está enfermo.

Preparación de la solución salina

Colocamos unos fragmentos de sal cristalina en un recipiente con tapa. Añadimos agua mineral baja en minerales hasta que estén cubiertos los trozos de sal. Al cabo de una hora éstos se habrán disuelto en el agua de manera que habrán producido una solución de agua salina con una concentración de un 26%, lista para ser utilizada. Una vez el agua esté saturada de sal, los cristales de sal no se disuelven más. De esta solución puedes sacar cada día las cantidades de solución salina que necesites.

Preparación para una cura bebiendo solución salina

Disolvemos una cucharadita de café de solución salina en un vaso con agua mineral baja en minerales. Esta solución diluida se toma cada mañana en ayunas. El tratamiento puede prolongarse añadiendo una cucharadita de solución salina en un litro de agua y bebiendo esta mezcla durante todo el día. No es tan importante la cantidad que se toma como la regularidad de la ingestión. Desde el punto de vista bioquímico, esta ingestión estimula en pocos minutos la actividad gastrointestinal y esta activación a su vez estimula el metabolismo y la digestión.

La solución salina para un equilibrio alcalino en el cuerpo

La solución salina es un medio excelente para conseguir un equilibrio entre el ácido y lo alcalino. Con la solución salina podemos eliminar metales pesados, depósitos calcáreos y otros residuos, previniendo así enfermedades como la esclerosis. Aparte de enfermedades reumáticas como gota, artritis o artrosis, piedras renales, celulitis, hipertensión y otras. Asimismo, la utilización de la solución salina resulta un auténtico bálsamo para la piel irritada o enferma.

Zumo arco iris: te verás más joven1

¿Quieres lucir una piel más lisa y joven además de aportarle hidratación y luminosidad? A continuación te proponemos esta receta anti-aging:

Zumo Arco Iris
Zumo Arco Iris
  • ½ pimiento rojo que aporta licopeno, muy beneficioso para el cuidado de la piel, el cabello y las uñas. El pimiento también es rico en potasio, calcio, fósforo y magnesio.
  • 1 raíz de remolacha roja, es un potente anticancerígeno y ayuda a eliminar líquidos, además de ser un producto altamente alcalinizante y rico en hierro y ácido fólico.
  • 4 zanahorias, ricas en carotenos. También proporcionan protección a las arterias y del sistema inmunológico. Asimismo, son sumamente conocidas sus propiedades para mantener una buena visión ocular. Evita el envejecimiento celular por lo que es muy apropiada para mantener una piel joven.
  • 1 pepino, es un gran depurador de la sangre que aporta vitaminas A y C así como minerales, sobre todo silicio. Contribuye, a su vez, a reparar e hidratar la piel.
  • 6 hojas de lechuga roja para ayudar a mantener equilibrado el sistema nervioso, además tonifica el estómago y facilita la digestión. Posee una gran cantidad de antioxidantes, betacarotenos y vitaminas C y E.
  • 1 cucharadita de maca (medida moca) puesto que es un revitalizante universal.
  • 5 hojas de menta (rica en clorofila) porque fluidifica la sangre, es digestiva y carminativa.

Modo de preparación:

Debes lavar todos los ingredientes, escurrirlos y ponerlos a trocitos en la licuadora. Sería mejor si las zanahorias y el pepino son ecológicos porque entonces no es necesario pelarlos y se aprovecharían las vitaminas que contiene la piel. Tritúralo todo bien hasta conseguir un zumo homogéneo y consúmelo enseguida.

Como ves, se trata de un zumo tricolor (verde, naranja y amarillo) que mantiene el equilibrio entre vitaminas y betacarotenos; y que te ayudará a desintoxicar el organismo y te protegerá frente al envejecimiento celular, manteniendo una piel tersa.

Complementos naturales para practicar deporte sin riesgos: prevén lesiones y maximiza resultados0

¿Sabías que la práctica de ejercicio físico de forma regular es muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud?

Hacer deporte de forma regular ayuda a mantener el peso corporal, aumenta el tono y la fuerza muscular, mejora la forma y resistencia física, la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, mantiene la densidad ósea, mejora la resistencia a la insulina, regula la presión arterial, reduce la sensación de fatiga, aumenta la autoestima, rebaja el estrés y la depresión, relaja… Son muchas las razones para las que se recomienda hacer deporte.

Complementos naturales para practicar deporte
Complementos para prevenir lesiones

La alimentación del deportista debe cubrir el gasto derivado del esfuerzo extra. Cada tipo de entrenamiento requiere una alimentación determinada para conseguir el máximo rendimiento. ¿Sabías que en un ejercicio de resistencia debe asegurarse un buen aporte de hidratos de carbono, mientras que en los entrenamientos de fuerza se debe aumentar el consumo de proteína?

Si practicas deporte regularmente, te aconsejamos complementar tu dieta con productos naturales para mejorar tu actividad y prevenir posibles lesiones. ¿Quieres conocer los 11 complementos naturales más adecuados? ¡Sigue leyendo!

Los 11 complementos naturales para practicar deporte más indicados para deportistas:

  • Agua de coco: la restauración completa de líquidos tras la práctica deportiva es clave para la recuperación del tono muscular. Si el ejercicio es poco duradero o no muy intenso, es suficiente con beber agua antes, durante y después del esfuerzo realizado para asegurar una correcta hidratación. En caso de una mayor exigencia física, se recomienda recurrir a las bebidas isotónicas.
    El agua de coco es una alternativa saludable a las bebidas para deportistas por su bajo contenido en calorías y su aporte natural de agua y electrolitos. Gracias a su suave sabor dulce, no provoca náuseas ni sensación de estómago lleno.
  • Proteína de Cáñamo: durante el ejercicio hay un mayor grado de ruptura de proteínas musculares, por eso es importante reforzar nuestra ingesta de proteínas.
    La proteína de cáñamo es ideal para deportistas que deseen elevar su rendimiento. Tiene alto valor biológico, es altamente digestible y además es rica en ácidos grasos omega 3, 6 y 9, en el ratio perfecto. Se puede tomar mezclada en agua, caldo, zumo o espolvoreándola en la sopa, verdura o ensalada.
  • Colágeno: es la proteína mayoritaria de nuestro organismo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel.
    Complementar tu dieta con una toma diaria de 10 gramos de colágeno hidrolizado puro te ayudará a mantener el buen estado de articulaciones, huesos y músculos, evitando su desgaste. Además, el colágeno previene la aparición de la artrosis del deportista y reduce el tiempo de recuperación en esguinces, traumatismos y lesiones.
  • Polen: es una fuente de proteína y aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos (potasio, silicio, calcio, magnesio, fósforo, manganeso, azufre, cloro, hierro y cobre). Aumenta la resistencia ante el esfuerzo físico y la vitalidad en general. Tomando una cucharada al día, en ayunas, apreciaremos una mejoría física.
  • Cartílago de tiburón: protege la estructura articular, mejora la movilización y reduce la inflamación y el dolor, gracias a su contenido en sulfato de condroitina y glucosamina.
  • Alcohol vitaminado: es una loción de uso externo, formulada para tonificar la musculatura y favorecer su recuperación tras el ejercicio. Además, tiene efecto calmante en caso de dolor e inflamación articular. Se trata de un macerado de plantas tradicionalmente utilizadas por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor. Contiene harpagofito, árnica, lavanda, hipérico y romero.
  • Calcio: este mineral forma parte de los huesos, del tejido conjuntivo y de los músculos y es esencial para la circulación de la sangre. Es importante en la contracción y relajación muscular, y como transmisor químico en los impulsos nerviosos.
  • Potasio: durante una práctica de ejercicio intenso en que la sudoración es máxima puede producirse una falta de potasio. El potasio equilibra el nivel de agua en el organismo, y participa en la contracción del corazón y la transmisión del impulso nervioso. Una insuficiencia de potasio causa cansancio, dolor muscular, debilidad y astenia.
  • Magnesio: favorece la absorción de calcio y es esencial para el funcionamiento del corazón y de los músculos, ya que los relaja. Ayuda a mantener la estructura ósea, disminuye el cansancio y la aparición de calambres y contracturas.
  • Sodio: tiene un papel esencial en el reparto del agua en el cuerpo. Una falta de sodio provoca náuseas, vómitos, rampas, alteraciones visuales y dolor de cabeza, mientras que un exceso provoca hipertensión.
  • Hierro: es necesario para la síntesis de hemoglobina, encargada del transporte de oxígeno a los órganos y músculos, así como para la correcta utilización de la vitamina B. Un déficit de hierro provoca anemia.

¡Ahora ya sabes cómo mejorar tu rendimiento preservando tu salud articular y muscular!

Baobab, munición nutricional0

El Baobab (Adansonia) es un árbol majestuoso que encontramos en la extensa sábana africana así como en Madagascar y Australia. Es conocido comúnmente por los africanos como “Árbol Mágico”, “Árbol Farmacia” o “Árbol de la Vida” por sus múltiples propiedades y beneficios para el organismo. También conocido como “Árbol botella” por la forma de su tronco. Cuenta la leyenda que era un árbol tan presumido que un dios le dio la vuelta. Por esta razón, parece que las ramas están enterradas y las raíces crecen hacia arriba.

En África se ha utilizado el fruto del baobab durante siglos para tratar tanto fiebre, malaria y problemas gastrointestinales como deficiencia de vitamina C, ya que tiene un alto valor nutritivo. Es una baya seca o una gruesa cápsula con forma de melón alargado que parece un gran coco verde y en su interior están las semillas y la pulpa, de color crema, que se consume en forma de polvo.

Fruto del Baobab

Propiedades y beneficios del fruto del baobab:

  • Fibra prebiótica que estimula y equilibra la flora intestinal, mejorando la digestión y favoreciendo el tránsito intestinal ya que posee un 45% de fibras alimenticias muy ricas en taninos, pectina y mucilágenos.
  • Alto contenido en vitamina C, que ayuda al organismo a formar colágeno y elastina para que nuestra piel luzca tersa y con elasticidad. El consumo de vitamina C ayuda a mantener las venas fuertes y tonificadas, evitando las venas varicosas. Además ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario. Tan sólo 25 gr. de pulpa de baobab cubren nuestras necesidades diarias (10 veces más que la naranja).
  • Protector hepático, ligado a varios componentes de su pulpa.
  • Fortalece los huesos ya que posee 3 veces más calcio que la leche.
  • Alto valor nutritivo, indicado especialmente para niños en edad de crecimiento o con carencias nutricionales o personas que deseen aumentar su rendimiento deportivo.
  • Riqueza de minerales: calcio, hierro, fósforo, zinc, potasio y magnesio.
  • Antiinflamatorio. Antioxidante celular que ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas y otros signos de envejecimiento. Posee 3 veces más cantidad de antioxidantes que los arándanos.
  • Aporte de vitaminas esenciales (B1, B3 y B6) así como betacarotenos (vitamina A y E).
  • Fuente de omega-3: 27 mg. por cada gramo de producto (polvo seco).

Un nuevo “topping” con el que enriquecer batidos, zumos, yogures y leches vegetales, si les añadimos 1 ó 2 cucharadas al día de polvo.

¡Disfruta de los beneficios de incluir baobab a tu dieta diaria!

¿Tienes invitados? ¡Ofréceles ratafía!2

Ya hemos entrado en los meses más calurosos del año. Si además vas a recibir invitados en casa, es un símbolo de hospitalidad ofrecerles ratafía. La ratafía catalana es un licor dulce elaborado artesanalmente a base de aguardiente o anís, nueces verdes, plantas medicinales y aromáticas, y especias. Se sirve bien fría o con hielo, ya sea como aperitivo o como licor digestivo a la hora de los postres. Combina muy bien con helado, y es por eso que apetece más que nunca en los meses de verano. Publicamos este artículo ahora para que tengas tiempo de preparar tu propia ratafía, puesto que la mayoría de ingredientes deben recolectarse por San Juan, cuando el aroma de las plantas y sus virtudes están en el máximo esplendor.

Ratafía
Ratafía

Receta de la ratafía catalana

La ratafía es una bebida milenaria cuya receta se ha transmitido en cada casa generación tras generación. Es por eso que hay tantas recetas como familias o como personas. Aquí os proponemos una de las muchas posibles.

Necesitamos los siguientes ingredientes para cada litro que queramos elaborar:

  • ½ litro de aguardiente (de 50 grados alcohólicos aproximadamente). En su defecto se puede emplear anís seco.
  • 5 nueces verdes. La tradición catalana dice que se deben recolectar en la noche de San Juan.
  • Hierbas medicinales (una cucharada de cada): hipérico o hierba de San Juan (Hypericum perforatum), tomillo (Thymus vulgaris), hierbaluisa (Aloysia citrodora), romero (Rosmarinus officinalis), ajedrea (Satureja hortensis), hierbabuena (Mentha spicata), espliego (Lavandula angustifolia), hisopo (Hyssopo officinalis), salvia (Salvia officinalis) y melisa (Melissa officinalis).
  • Corteza de 1 limón, 4 clavos de olor (Syzgium aromaticum), media nuez moscada (Myristica fragrans) y 3 vainas de anís estrellado (Illicium verum).
  • Almíbar hecho con 6 cucharadas soperas de azúcar por cada ½ litro de agua. De esta manera, endulzamos y bajamos la graduación del licor resultante a unos 25 grados alcohólicos).

Para preparar la ratafía:

  • Entre las festividades de San Juan y San Pedro (a finales de junio), aplastamos las nueces verdes con un mazo y las mezclamos con el resto de hierbas y especias. Introducimos toda la mezcla y el aguardiente en una gran garrafa de cristal de cuello ancho, removemos y tapamos.
  • Lo dejamos a la intemperie durante 40 días, período en el cual recibirá los rayos del sol, el frescor de las noches y el agua de la lluvia. Lo removemos una vez por semana.
  • Pasados los cuarenta días, ya bien entrado agosto, colamos el líquido con un papel de filtro o con un trapo de hilo; le añadimos el almíbar, que dará el sabor dulce y la graduación deseada a la ratafía; y se deja reposar durante dos meses más en una garrafa de cristal o en una bota de roble, en un lugar fresco y resguardado.
  • Después de estos sesenta días, volvemos a colar el licor y lo embotellamos. ¡Y ya está la ratafía lista para servir!

Mil y una maneras de elaborar ratafía

Ya hemos adelantado antes que hay innumerables recetas para elaborar la ratafía catalana. Depende, entre muchos otros factores, de si empleamos aguardiente o anís; de si las plantas utilizadas son secas o acabadas de recolectar; y evidentemente de la combinación de plantas elegidas. Hay recetas con combinaciones de 20, 30 y hasta 100 plantas, siempre dando prioridad a aquellas que tienen propiedades estomacales y digestivas. También podemos jugar con el color de la ratafía. Si quieres que tenga un tono verde, añade más menta. Si la prefieres amarilla, súmale manzanilla. O si la prefieres roja, ponle hibisco o frutos del bosque.

Los más entendidos consideran que el mejor día de la semana para preparar la ratafía es el viernes… ¿Te atreves a hacer una?

¡¡Salud!!

Adelgaza fácilmente con semillas de chía0

No es la primera vez que hablamos de las semillas de chía (Salvia hispanica) en este blog. Son la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3, un ácido graso esencial para el buen funcionamiento del sistema sanguíneo y la actividad cerebral. También son ricas en triptófano, un aminoácido que ayuda a regular el apetito, el sueño y que mejora el estado anímico. Pero hoy nos referiremos a las propiedades de las semillas de chía para adelgazar sin pasar hambre. ¿Verdad que suena bien?

Semillas de chía Manantial de Salud
Semillas de chía

¿Por qué las semillas de chía nos ayudan a adelgazar?

  • Tienen un efecto saciante. Si mezclamos una cucharada de semillas de chía con agua y lo dejamos reposar unos minutos, se formará un gel sólido, debido a su alto contenido en fibra soluble en forma de mucílagos. Cuando este gel llega al estómago ejerce un efecto saciante durante horas.
  • Destacan por su alto valor nutritivo. Aportan proteínas de alto valor biológico, que proporcionan energía y resistencia; ácidos grasos esenciales; minerales (calcio, fósforo, potasio y magnesio); vitaminas del grupo B; y antioxidantes naturales (flavonoides). Al ser un alimento completo y nutritivo, ayudan a calmar el apetito y preservan la masa muscular.
  • Son ricas en Omega 3. Al favorecer una buena circulación sanguínea, las semillas de chía ayudan a eliminar la celulitis y a regenerar los tejidos.
  • Regulan el tránsito intestinal. Lubrifican el intestino y aseguran el fácil movimiento de los alimentos por lo que son de gran ayuda contra el estreñimiento.
  • Regulan la insulina. Mejoran la digestión de carbohidratos porque hacen que se absorban más lentamente, evitando los picos de glucosa y regulando el nivel de insulina en sangre. Mantener un nivel de insulina óptimo es imprescindible para que el cuerpo no crea que está en peligro y evite almacenar grasas, como mecanismo de supervivencia.

Cuatro maneras de tomar semillas de chía:

  • En forma de gel. Las semillas de chía se pueden tomar a cualquier hora del día pero en ayunas y por la noche son los mejores momentos para aprovechar sus propiedades adelgazantes. Añade 1 cucharada de semillas de chía en un vaso de agua, zumo o leche vegetal y déjalo reposar 15 minutos. Obtendrás un gel que puedes consumir o guardar en la nevera. Puedes tomarlo antes de cada comida para aprovechar su efecto para perder peso. Si lo tomas antes de la cena, te ayudará a no acumular grasa por la noche.
  • En brotes. Prepáralos en casa. Coloca un puñadito de semillas de chía sobre un paño húmedo y cúbrelo con otro también humedecido. Remójalos a diario hasta que las semillas germinen. Podrás añadir estos brotes a ensaladas, cremas, verduras,…
  • Mezclándolas con otros alimentos. Esparce las semillas de chía sobre las ensaladas, batidos, yogures, salsas, sopas, cremas, verduras… Al aumentar el consumo de fibra, favoreces el tránsito intestinal. Acuérdate de beber dos litros de agua al día para obtener los mejores resultados en tu objetivo de adelgazar.
  • En perlas. Las cápsulas blandas a base de aceite de chía son eficaces en las dietas para perder peso. Se pueden consumir entre 1 y 3 cápsulas diarias.