Aceite de rosa mosqueta para reducir cicatrices0

Seguramente las aplicaciones más conocidas del aceite de rosa mosqueta tienen que ver con la mejoría de la cicatrización de heridas y con la reducción de cicatrices. Sin embargo, el aceite de rosa mosqueta tiene otras muchas aplicaciones para el cuidado de la piel.

La rosa mosqueta (Rosa rubiginosa) es una planta arbustiva que crece de manera silvestre en el sur de Chile. Sus frutos son rojos y tradicionalmente se han utilizado para elaborar tés y mermeladas. Así se aprovecha su alto contenido en vitamina C. Pero es de las flores de donde se obtiene el aromático aceite esencial de rosa mosqueta así como la apreciada agua de rosas.

Aplicaciones del aceite esencial de rosa mosqueta

  • Es un buen remedio para la piel reseca y escamosa con tendencia a la deshidratación.
  • Mantiene la textura y elasticidad de la piel y su aspecto sano.
  • Atenúa las líneas faciales de expresión y las arrugas.
  • Reduce las manchas producidas por la edad y el envejecimiento de la piel. También disminuye la hiperpigmentación.
  • Evita las estrías de la piel durante el embarazo.
  • Reafirma los tejidos.
  • Como decíamos al principio, contribuye a la mejora de la cicatrización de heridas (cicatrices del acné, post-operatorias…).
  • Ayuda a reducir queloides y cicatrices hipertróficas, hipercrómicas y retractiles.
  • Tiene efectos antiinflamatorios y es emoliente (ablanda las inflamaciones y durezas aparecidas en las piel).

 Modo de empleo del aceite de rosa mosqueta

Hay que aplicar el aceite de rosa mosqueta 3 o 4 veces al día de forma regular y constante sobre la zona de la piel a tratar. Durante 2 o 3 minutos debe efectuarse un suave masaje con la yema del dedo en forma circular hasta que el aceite de rosa mosqueta quede completamente absorbido.

El aceite de rosa mosqueta es eficaz para reducir las marcas de cicatrices, cortes y quemaduras.
El aceite de rosa mosqueta es eficaz para reducir las marcas de cicatrices, cortes y quemaduras.

Estudios clínicos

La dermatóloga Faviola Carvajal lideró un estudio en el Hospital de Van Buran de Valparaíso (Chile) sobre la reducción de cicatrices con aceite de rosa mosqueta. En la investigación participaron 90 pacientes con quemaduras, cortes y cicatrices quirúrgicas (recientes o no). Los resultados obtenidos después del tratamiento fueron positivos en el 97% de los casos. El grado de la recuperación varió en función de la duración del tratamiento, del número de aplicaciones diarias y del estado de la piel al inicio del estudio. En ningún caso se detectaron alergias y, en los pacientes que sufrían picazón, ésta desapareció al poco tiempo.

Foto: nosotras.com

Arcilla: propiedades terapéuticas y cosméticas0

La arcilla tiene propiedades terapéuticas de gran efectividad, tanto para su uso interno como externo y cosmético, y por eso es un producto que recomendamos mucho en nuestros herbolarios de Barcelona y su provincia. Puede aplicarse directamente sobre la piel o en cataplasmas frías y calientes. Eso ya lo sabían los egipcios, que utilizaban la arcilla para curar desde heridas de la piel hasta inflamaciones y enfermedades internas. Los médicos griegos Galeno y Dioscórides también conocían los beneficios de la arcilla sobre la piel y dejaron escritas algunas de sus aplicaciones. En Roma, Plinio el Viejo relató con detalle en sus obras la forma de utilización de la arcilla. Avicema, al principio de nuestra era, también utilizó la arcilla para sus tratamientos. Sin embargo, fueron los naturópatas alemanes del siglo XVIII y XIX (Kneipp, Khun, Just, Stumpf, Felke…) los que devolvieron la arcilla al lugar que le corresponde dentro de la medicina natural.

La arcilla procede de la descomposición de los feldespatos (formados por sílice y silicato de aluminio). Existen diversos tipos (arcilla roja, blanca o caolita, amarilla, verde…) según la composición de otros minerales que contenga.

Propiedades de la arcilla

  • Antiséptica y bactericida. Impide el desarrollo de microorganismos, también en contacto con heridas.
  • Cicatrizante.
  • Analgésica, refrescante y antiinflamatoria. Alivia el dolor.
  • Absorbente y desintoxicante. Elimina toxinas e impurezas, absorbiendo las sustancias de desecho y fijándolas en su superficie.
  • Regeneradora. Favorece la creación de nuevos tejidos.
Con la arcilla se pueden hacer mascarillas de belleza facial y corporal.
Con la arcilla se pueden hacer mascarillas de belleza facial y corporal.

Aplicaciones de la arcilla en uso externo

  • Acné, puntos negros y cutis excesivamente grasos. Elimina las impurezas de la piel y normaliza la secreción sebácea.
  • Infecciones cutáneas: abscesos, forúnculos y procesos herpéticos.
  • Alteraciones en la piel como psoriasis y eczemas.
  • Hidratación y depuración de la piel.
  • Contusiones y hematomas.
  • Picaduras de mosquitos, insectos, arañas, etc. Se aplica una cataplasma en frío para refrescar y desinfectar la zona.
  • Procesos reumáticos, artritis, artrosis y mialgias. En tales casos, la cataplasma se debe aplicar en caliente.

Modos de empleo de la arcilla

  • Mascarilla de belleza facial y corporal. Se aplica extendiendo una fina capa de arcilla (recomendamos hacerlo siempre con espátula de madera) sobre la zona deseada dejándola actuar unos 15 minutos. Hay que retirar la arcilla antes de que se seque totalmente, aclarar con agua tibia y finalmente aplicar una crema hidratante.
  • Cataplasma. Hay que aplicar directamente sobre la piel una capa de arcilla de un centímetro de grueso y dejarla actuar entre una y tres horas. Después se debe aclarar con agua tibia y aplicar una crema hidratante.

Foto: www.creceroperecer.com

Desodorante de piedra de alumbre: una alternativa natural y mineral2

El desodorante de piedra de alumbre ya era utilizado por los romanos. Este sulfato mineral cristalizado fue muy valorado sobre todo durante la Edad Media. La creciente demanda de una cosmética lo más natural posible ha recuperado el interés por la piedra de alumbre tras haber quedado en el olvido popular durante un largo periodo de tiempo. Actualmente se extrae de las canteras de Siria. Su modo de empleo es fácil: después de la ducha o el baño y tras humedecer la piedra de alumbre con agua, se frota la piel unos segundos y así se consigue un eficaz efecto desodorante para todo el día.

Ventajas del desodorante de piedra de alumbre

  • Destruye la bacteria causante del mal olor. El sudor es un fenómeno natural que permite la termorregulación del cuerpo. Es producido por las glándulas ecrinas (presentes en todo el cuerpo y que segregan un líquido incoloro e inodoro) y las glándulas apocrinas (situadas en axilas, pies y manos, responsables de un sudor que puede convertirse en mal olor por las bacterias que se alimentan de él y lo descomponen). El desodorante de piedra de alumbre destruye estas bacterias.
  • Permite la transpiración. Los desodorantes convencionales dificultan el proceso natural de transpiración, controlando el sudor y ocultando el mal olor corporal con perfumes. Las sustancias químicas de este tipo de desodorantes reducen la transpiración, pero no eliminan las bacterias causantes del mal olor, y obstruyen los poros de la piel. El desodorante de piedra de alumbre no enmascara los malos olores sino que actúa antes de su desarrollo, combatiendo las bacterias que los provocan.
  • No irrita la piel. Tampoco contiene alcohol, ni aluminio, ni perfume ni ninguna sustancia química tóxica que pueda dañar la salud.
  • Es económico. El desodorante de piedra de alumbre tiene una larga duración.
  • No es pegajoso ni mancha la ropa.
  • Es respetuoso con el medio ambiente.
Desodorante de piedra de alumbre
Desodorante de piedra de alumbre.

Otras aplicaciones de la piedra de alumbre                   

  • Tras el afeitado. La piedra de alumbre es cicatrizante, hemostática y astringente, es decir, cura las pequeñas heridas, detiene las hemorragias y contrae los poros de la piel. Así la protege de las agresiones externas y le confiere un tacto terso y suave.
  • Después de la depilación. La piedra de alumbre cicatriza las pequeñas heridas y calma la irritación de la piel. Es muy recomendable para personas con piel sensible.
  • Para secar los granos de la piel. Debido a sus cualidades astringentes (cierra los poros) y antisépticas (destruye los microbios).
  • Como reafirmante. La piedra de alumbre ha sido utilizada por muchas civilizaciones y las mujeres árabes ya la usaban para reafirmar los pechos o el vientre.

Foto: www.maquilladas.com

Aloe Vera, para cuidarnos por dentro y por fuera0

El Aloe Vera –o sábila– es un gran conocido en la cosmética natural, pero quizás no son tan populares sus propiedades protectoras y regeneradoras para tratar alteraciones como las úlceras de estómago, su capacidad para regular el colesterol o el papel que desempeña para estimular las defensas del organismo, por citar algunas de sus virtudes.

El uso medicinal del Aloe Vera se remonta a los orígenes de la humanidad y ha sido usado por grandes civilizaciones de la antigüedad: asirios, babilonios y egipcios. También aparece en los textos chinos y en tradiciones hebreas, hindúes y africanas. En España, el valor terapéutico del Aloe Vera fue olvidado durante décadas. En Europa, se recuperó su uso durante la II Guerra Mundial, por su acción regeneradora epitelial.

Del Aloe Vera se utilizan las hojas basales  de la planta adulta (más de tres años), de las cuales se obtiene el acíbar y el gel.

  • El acíbar es el látex que se obtiene por incisión de la hoja fresca. Cuando es desecado, queda cristalizado en piedrecitas oscuras con un alto contenido en antraquinonas, un principio activo de acción laxante o purgante.
  • El gel de Aloe Vera, de gran interés medicinal, es una sustancia blanquecina mucilaginosa. Se extrae del parénquima central de las hojas del Aloe Vera (la pulpa). Está formado por mucopolisacáridos (MPS) que le dan la textura de gel. Esta fracción del aloe no debe contener antraquinonas laxantes.
Aloe Vera
Aloe Vera.

Propiedades del Aloe Vera

  • Protector de la mucosa gástrica e intestinal.
  • Efecto antiinflamatorio intestinal, gástrico y artrítico.
  • Antiulceroso por su efecto cicatrizante y amortiguador del pH gástrico.
  • Antibacteriano. El Aloe Vera inhibe el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori por la presencia de pequeñas cantidades del principio activo aloe-emodina.
  • Hipoglucemiante. Controla los niveles de azúcar en la sangre.
  • Depurativo y tonificante. Actúa como desintoxicante de residuos metabólicos y toxinas en afecciones hepato-biliares, reumatismos, artritis, procesos alérgicos, dermatitis, eczemas…
  • Facilita la eliminación del exceso de colesterol y regula los niveles de triglicéridos en sangre.
  • Analgésico. Controla la producción de leucotrienos y prostaglandinas inflamatorias.
  • Inmunoestimulante frente a un amplio número de microorganismos. El Aloe Vera bloquea la producción de bacterias (Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes…), hongos y virus como el del herpes. Estimula la actividad de monocitos, macrófagos y bloquea la producción de leucotrienos y prostaglandinas, evitando las inflamaciones. Previene estados de inmunopresión inducidos por radiación ultravioleta y tratamientos de radioterapia.

Uso del Aloe Vera para la piel

  • Protector cutáneo. Protege de las lesiones producidas por tratamientos de radioterapia.
  • Cicatrizante en lesiones epidérmicas, dada su gran capacidad de regeneración celular. Favorece el correcto entrelazado de las fibras de colágeno y una mayor rapidez en la curación de lesiones, además de una mejoría en el flujo sanguíneo y en la sensibilidad de la zona afectada.
  • Mitigador de las molestias cutáneas como quemaduras, sarpullido, erupción cutánea, picadura de insectos, escoceduras, acné…
  • Humidificador de la piel. El Aloe Vera actúa facilitando la absorción de nutrientes y agua, a la vez que crea una barrera que previene la pérdida de humedad de la piel.
  • Sobre las placas de psoriasis, favorece la humectación y regeneración de la zona afectada. Mejora la curación de brotes de psoriasis.
  • Efecto antiedad, ya que el Aloe Vera previene del fotoenvejecimiento cutáneo. Estimulando la síntesis de colágeno y de elastina, previene la acumulación de melanina en la piel, evitando la aparición de zonas hiperpigmentadas.

Foto: www.lareserva.com

Manteca de Karité, una aliada para la piel y contra el envejecimiento0

El aceite conocido como Manteca de Karité se extrae de un árbol de la familia de las sapoteaceas (butryospermum paradoxum) y, más concretamente, de sus semillas nuez de sea. La Manteca de Karité ha sido utilizada durante miles de años para curar enfermedades de la piel y el cuero cabelludo, así como para mitigar decoloraciones de la piel, cicatrices y arrugas. También se ha usado como relajante muscular, como analgésico para hinchazones y artritis y como filtro solar. Para aplicarla, sólo es necesario derretirla en el hueco de la mano antes de su utilización.

El Dr. Marc Hincky fue quien testó clínicamente la Manteca de Karité y la consideró como un magnífico tratamiento natural contra el envejecimiento. La efectividad de la Manteca de Karité radica en su carácter insaponificable. Es decir, no se vuelve jabonosa ni en presencia de un fuerte alcalino. Esto garantiza que sus propiedades hidratantes se mantengan viables y contribuyan a mantener una piel joven, al estimular el tejido y al ayudar a la piel a que produzca su propio colágeno.

Los ácidos grasos de la Manteca de Karité son indispensables para hidratar y retener la elasticidad de la piel. Al reconstruir la falta de grasa de las células epidérmicas, la Manteca de Karité da a la piel todos los elementos necesarios para mantener su equilibrio.

Hoy también sabemos que la Manteca de Karité aumenta la circulación capilar que, a su vez, incrementa la oxigenación del tejido mejorando la eliminación de residuos tóxicos metabólicos.

Manteca de Karité
Manteca de Karité

Beneficios de la Manteca de Karité

  • Es un eficaz nutriente para pieles secas (codos, rodillas, talones, etc.), pieles sensibles y, en general, para todo el cuerpo.
  • Equilibra el agua de la piel.
  • Es reafirmante y un aceite antiestrias ideal.
  • Actúa como protector ante el frío, los rayos solares y agentes externos. Se utiliza tanto en invierno como en verano.
  • Es un excepcional agente suavizante, especialmente para el cuero cabelludo.
  • Relaja la musculatura cuando es empleada como crema para masaje.
  • Cuida y protege la delicada piel de los recién nacidos. De hecho la Manteca de Karité es utilizada en muchas maternidades.

Foto: www.aulanatural.com

Aceite de jojoba: para el cuidado de la piel seca y el cabello2

El aceite de jojoba se obtiene de la extracción de las semillas del arbusto Simmondsia chinensis, que crece espontáneamente en el desierto de California y Méjico. También llamado “oro líquido”, el aceite de jojoba tiene excelentes propiedades para el cuidado de la piel seca y sensible, y del cabello.

Aceite de jojaba para el cabello
El aceite de jojoba se utiliza para aumentar el volumen y el brillo del cabello.

El aceite virgen de jojoba es una cera líquida, con una fina coloración dorada, que tiene una composición similar al sebo de la piel humana. Es rico en ésteres (ceramidas), vitamina E, ácidos grasos esenciales y proteínas.

Beneficios del aceite de jojoba para el cuidado de la piel

  • El aceite virgen de jojoba es rehidratante y muy nutritivo para la piel (se absorbe rápidamente). Es considerado un gran regenerador celular.
  • Es un cosmético eficaz para el cuidado de la piel delicada, seca o irritada, así como para afectaciones como la cuperosis, la psoriasis y el acné.
  • Regula la producción sebácea. Es capaz de disolver los depósitos grasos de los folículos pilosos y las espinillas.
  • Proporciona un efecto lubricante sin dejar una sensación grasa.
  • Tiene propiedades antibacterianas.
  • Protege de las radiaciones solares y minimiza las alergias lumínicas. Esta acción se potencia en combinación con el aceite de sésamo.
  • Previene el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de arrugas.
  • Es un potente antioxidante, dada la presencia de ceramidas y vitamina E. Regula la oxidación de los radicales libres.
  • Es útil para evitar las estrías durante el embarazo, especialmente si se mezcla con aceite de rosa mosqueta.
  • Se puede utilizar como desmaquillante o después de aplicar una mascarilla de arcilla.
  • También se usa para después del afeitado.
  • Es un excelente vehículo natural de los aceites esenciales.

Indicaciones del aceite de jojoba para el cuidado del cabello

  • El aceite virgen de jojoba es eficaz en problemas del cabello como caspa, seborrea, caída del cabello o puntas quebradizas.
  • Reduce los picores y la descamación del cuero cabelludo.
  • Protege ante irritaciones producidas por tintes y permanentes.
  • Estimula el crecimiento del cabello.
  • Proporciona un efecto lubricante sin dejar una sensación grasa.
  • Es un excelente lubrificante de las pestañas.
  • También se utiliza para aumentar el volumen y el brillo del pelo. En este caso, hay que añadir de 7 a 12 gotas de aceite de jojoba en el champú habitual, aplicar y dejar actuar 5 minutos antes de aclarar el cabello. Se debe realizar este lavado 1 o 2 veces por semana. Si se quiere reforzar el efecto de esta operación, se pueden añadir aceites esenciales a la mezcla: 2 gotas de cedro, 2 gotas de ylang-ylang y 2 gotas de romero.

Foto: www.reclamaroc.com

Cosméticos del mar Muerto0

Los cosméticos del mar Muerto son muy valorados sobre todo para el cuidado de la piel. El mar Muerto –situado entre Israel, Cisjordania y Jordania, a 416,5 metros bajo el nivel del mar– es la mayor depresión de la Tierra. El calor seco de la zona evapora lentamente el agua dejando que la sal se acumule en condiciones especiales. La alta concentración de sales y oligoelementos de sus aguas hace que sus barros y lodos sean recomendados para muchas enfermedades de la piel y los huesos. El barro del mar Muerto también es la mejor base para la elaboración de cosméticos.

Cosmética del mar Muerto
Las aguas del mar Muerto son recomendadas para enfermedades de piel y huesos.

Foto: www.tusdestinos.net

  • Sales minerales del mar Muerto. Por su alta concentración salina y la combinación de 25 tipos de minerales y oligoelementos (magnesio, potasio, calcio, hierro, cinc, cobre, sodio, azufre…), las sales del mar Muerto, disueltas en el agua de la bañera, tienen la capacidad de regular el intercambio iónico-osmótico entre las células y los conductos de drenaje, además de aportar bienestar y vitalidad a todo el organismo. Utilizadas como pediluvio, reducen los dolores de las articulaciones de los pies y las dolencias de origen reumático y artrítico.
  • Barro mineral del mar Muerto. Su riqueza en minerales le confiere propiedades para el tratamiento de la psoriasis y de las dermatitis en general, aplicado como emplasto en la cara y el cuerpo. Ejerce una acción purificante y limpiadora de toxinas, útil para pieles grasas y para el acné. La capacidad limpiadora del barro mineral del mar Muerto recupera el aspecto fresco y sano de la piel. También incrementa el aporte de oxígeno, dejando la piel llena de luz y vida.
  • Crema hidratante de zanahoria. Está enriquecida con aceite de zanahoria, vitaminas A, B-2, B-1, C y E, así como con filtros solares en una base de minerales del mar Muerto. Se usa en todo tipo de pieles. Tiene un gran poder regenerador y protector. Restaura los niveles de microelementos y protege de las radiaciones solares. Es útil como base de maquillaje.
  • Crema hidratante de centella asiática. Elaborada con minerales del mar Muerto y enriquecida con centella asiática, es utilizada por sus propiedades cicatrizantes, sedantes, analgésicas y antimicrobianas. Calma las irritaciones, estimula la síntesis del colágeno y protege la piel frente al envejecimiento.
  • Contorno de ojos. Enriquecida con minerales del mar Muerto, esta crema está formulada para la delicada piel del contorno de los ojos y el cuello. Flexibiliza la piel y ayuda a eliminar manchas y rojeces de ésta.
  • Mascarilla capilar de barro mineral. Suaviza e hidrata el cabello. Está enriquecida con minerales del mar Muerto, además de contener aloe vera, aceite de jojoba y vitaminas. Se aplica sobre el cabello limpio –seco o húmedo– y se mantiene 5 minutos. Después hay que enjuagar con agua abundante. Cuida el pelo y vigoriza el cuero cabelludo.
  • Mascarilla capilar con miel y própolis. Restaura los microelementos perdidos por someter el pelo a tratamientos químicos, tintes, permanentes o excesiva exposición al sol. El pelo queda hidratado y recupera su pH natural, apareciendo suave y  brillante. Esta mascarilla contiene miel, própolis, jalea real, esencias de plantas, vitamina B-5, vitamina E y minerales del mar Muerto.
Cosméticos del mar Muerto
Cosméticos del mar Muerto

Dermatitis atópica y tratamientos naturales3

La atopia es una reacción del sistema inmune que se caracteriza por el incremento de anticuerpos (inmunoglobulinas). Es una hipersensibilidad anómala que padecen ciertas personas ante unas determinadas condiciones que son inocuas para el resto de la población. La manifestación de la atopia puede darse en diferentes partes del cuerpo, pero las más habituales son en la piel, la nariz y el aparato respiratorio. Son síntomas habituales de la atopia la rinitis alérgica, el eccema y el asma.  Estas molestias pueden manifestarse aisladamente, coexistir al mismo tiempo o producirse una después de la otra.

Si nos centramos en la piel, la atopia más habitual es la llamada dermatitis atópica alérgica o extrínseca.  Se da en un 75% de los casos y tiene que ver con factores alimenticios o medioambientales. La dermatitis atópica intrínseca es aquella en la que no se ha podido demostrar la influencia de estos factores.

Sabemos que los antecedentes familiares juegan un papel importante en la dermatitis atópica, que se manifiesta con una inflamación crónica de la piel. Suele producirse en las articulaciones, la planta de los pies o en la palma de la mano. Los síntomas habituales son el picor, la inflamación y el enrojecimiento de la piel, que acaba en erupciones, ampollas o infecciones. Como no se conoce el origen de la dermatitis atópica, lo que se ha hecho tradicionalmente para tratarla es suprimir la reacción alérgica (el síntoma). La medicina biológica puede ser útil para modular la respuesta alérgica y mejorar los síntomas y, a medio plazo, curar la manifestación de la piel atópica.

Dematitis atópica
Dematitis atópica

Tratamientos naturales para la dermatitis atópica

  • Suplementos. La quercetina inhibe la liberación de histamina, evitando inflamaciones y picor. Para que sea absorbida fácilmente por el organismo, se combina con vitamina C.
  • La vitamina E reduce los síntomas alérgicos.
  • Los probióticos mejoran la función intestinal, que puede alterarse en la atopia (existe una relación entre la atopia y el estado inflamatorio intestinal).
  • Homeopatía. Hay remedios más sintomáticos (Belladona o Apis), otros que actúan más sobre la lesión (Rus tox o Mezerum) y otros constitucionales (Sulfur o Calcárea carbónica).
  • Acupuntura. En la Medicina Tradicional China la dermatitis se asocia con el elemento metal y por lo tanto con el pulmón (lo que explica su relación con la rinitis y el asma). El uso de determinados puntos de acupuntura puede controlar la evolución de la piel atópica y tratar la causa.

Jabón natural de Alepo para la piel atópica

Considerado la joya de los jabones, su nombre viene de la ciudad de Alepo, en Siria, donde empezó la fabricación de este jabón natural, hace más de 2.000 años. Está hecho a base de agua, aceite de oliva, aceite de laurel y sosa procedente de plantas salicornias.

El jabón de Alepo (enlace a la tienda on line) presenta múltiples beneficios para la piel. Restablece su película hidrolipídica y protege de las infecciones cutáneas y de agentes externos. El aceite de olivo nutre la piel y la suaviza, mientras que el aceite de laurel actúa como antiséptico y desinfectante. El jabón de Alepo protege las pieles secas y las pieles sensibles del eccema, del acné y de las descamaciones. Este jabón puede utilizarse como champú (dos veces por semana), como máscara para el rostro (dejando actuar durante 1 minuto y luego aclarar) y como espuma de afeitado, ya que suaviza e hidrata la piel.

El jabón de Alepo es 100% natural. No contiene productos sintéticos, colorantes, fijadores de perfume ni derivados de grasa animal. Es totalmente biodegradable.

Foto: http://alergiaalcacahuete.files.wordpress.com/

Preparar la piel para el verano con tratamientos naturales0

La piel es la primera barrera defensiva de nuestro cuerpo, la protección ante los agentes externos. Por eso es tan importante cuidarla. Una alimentación sana es imprescindible para garantizar la salud de la piel. La dieta debe ser abundante en frutas, verduras y ácidos grasos omega 3, 6 y 9. Semillas como el lino y la chía son un aporte vegetal de omega-3 y omega-6. El aceite de oliva del que disfrutamos en la dieta mediterránea contiene omega-9. El objetivo de este artículo, sin embargo, es presentar algunos tratamientos naturales para preparar la piel para el verano y tratar problemas cutáneos habituales.

Suplementos alimenticios para el bronceado

Conseguir una piel bronceada conlleva riesgos. Antes de exponernos al sol, es necesario aplicarnos fotoprotectores del nivel adecuado para nuestra piel. De manera complementaria podemos tomar suplementos alimenticios con aportes de alga espirulina y zanahoria, ricas en betacaroteno y por lo tanto precursores de la vitamina A.

Hay múltiples aceites vegetales para cuidar la piel y prepararla para el verano.
Hay múltiples aceites vegetales para cuidar la piel y prepararla para el verano.

Aceites vegetales para el cuidado de la piel

  • Rosa mosqueta. Es uno de los aceites vegetales más usados en cosmética para tratamientos anti-envejecimiento, anti-arrugas y anti-estrías. También sirve para atenuar las manchas oscuras de la piel, si se aplica a largo plazo (después de que un dermatólogo haya certificado que son manchas de hiperpigmentación). Es muy indicado para tratar problemas de piel como úlceras tróficas, eczemas, dermatitis de contacto, queloides, así como para cicatrizar heridas y evitar sus secuelas.
  • Aguacate. Es un buen protector para la piel para antes de la exposición al sol. Tiene una textura untuosa, por lo que se mezcla con aceite de almendras para facilitar su extensibilidad. Es muy nutritivo y un gran regenerador celular. Por eso se emplea en preparados para problemas de eczemas, arrugas y heridas.
  • Sésamo. Tiene reconocidas propiedades como filtro solar, aunque es insuficiente para pieles blancas. En algunos aspectos, como nutritivo cutáneo, es similar al aceite de rosa mosqueta.
  • Coco. También se le atribuyen propiedades de filtro solar, pero tampoco es recomendable para pieles blancas.
  • Argán. Es apreciado por su efecto anti-envejecimiento, debido a la gran cantidad de antioxidantes, y por sus poderes curativos.

Todos los aceites vegetales citados protegen la hidratación de la piel, están indicados para hacer masajes y se pueden emplear como base para el masaje con aceites esenciales.

El uso de estos aceites sobre la piel debe ceñirse a horas de sol muy bajo o por la noche, para recuperar la hidratación perdida tras un día de playa. Hay que ser cuidadosos con los rayos solares ya que la exposición al sol con la piel untada de aceite podría dar un efecto muy indeseado: generar manchas y quemaduras en la piel.