Productos apícolas, un gran apoyo nutricional0

En este artículo queremos destacar algunos productos de la colmena con una extraordinaria cantidad de nutrientes y fitoquímicos que pueden ayudarnos en la adaptación a la nueva estación, aumentar nuestra vitalidad y reforzar el organismo.

REAL

El alimento de la abeja reina. Contiene una gran concentración de vitaminas, aminoácidos y minerales. Estimula el metabolismo y colabora en la regeneración celular, con lo que incrementa la energía, aumenta la resistencia al cansancio, la capacidad sexual y contribuye a defendernos de enfermedades. El contenido en precursores del colágeno asegura una piel joven y suave.

Recomendada en niños en edad escolar, jóvenes en etapa de crecimiento, adultos en procesos de convalecencia, personas de la tercera edad, mujeres en todo tipo de circunstancias y todas las personas que quieran beneficiarse de las múltiples propiedades nutricionales de la Jalea real.

PRÓPOLIS

Eficaz antibiótico natural. El própolis o propóleo es un conjunto de sustancias resinosas y balsámicas fabricadas por las abejas con las que recubren las paredes de su colmena  a fin de mantenerla libre de microorganismos patógenos. Se le atribuye actividad antibacteriana, antifúngica y antiviral, inmunoestimulante, antioxidante, cicatrizante, calmante y antiinflamatoria.  En el mercado lo podemos encontrar en forma de cápsulas, tinturas, jarabes, aerosoles, cremas o ungüentos.

POLEN

Revitalizador físico y mental. Los granos de polen son el elemento masculino de la reproducción vegetal. Las abejas son las encargadas de recolectarlo de las flores y transformarlo en un grano menos resistente y de mayor asimilación por nuestro organismo. Contiene vitaminas y aminoácidos esenciales, hidrocarburos, minerales, enzimas y bioflavonoides entre los muchos principios activos que podemos encontrar. Se le atribuye las propiedades de aumentar la vitalidad y el ánimo, tonificar las funciones intelectuales, reforzar el sistema inmunitario, favorecer la función hepática e intestinal, etc. La cantidad recomendada en adultos es de 1 cucharada sopera rasa al día, en niños de 3 a  años la medida será de 1 cucharada de postre al día. Para beneficiarse al máximo de sus propiedades es recomendable tomarlo en ayunas, solo o mezclado en un líquido (a temperatura inferior a 30οC).

 

Dejar un comentario