Astenia primaveral: cuáles son los síntomas y cómo tratarla con remedios naturales0

La astenia primaveral se caracteriza por una sensación generalizada de cansancio y fatiga física y mental y afecta con mayor incidencia a mujeres que a hombres.

¿Sabías que la vida media de nuestros glóbulos rojos es de aproximadamente unos cuatro meses? Cada cuatro meses nuestro cuerpo lleva a cabo una renovación de los glóbulos rojos y este fenómeno puede coincidir con los cambios de estación provocándonos una bajada de defensas. Varias hipótesis pueden explicar la astenia primaveral, entre ellas una disminución de las beta-endorfinas (sustancias que genera el sistema endocrino).

Es por este motivo, sumado a los cambios climatológicos y al aumento de partículas en suspensión, lo que hace realmente interesante el uso de complementos alimenticios que nos puedan ayudar a reforzar las defensas y a mejorar el estado anímico durante la entrada de la primavera. Hay productos con alto valor nutricional, como el Polen o la Jalea Real, que además de ser muy ricos en vitaminas, son unos perfectos aliados. También complementos como el Própolis, la Equinácea (Echinacea angustifolia) o la raíz de Astrágalus (Astragalus membranaceus) nos ayudarán a mantener el sistema inmunológico en buenas condiciones.

La astenia primaveral suele afectar más a la mujer que al hombre
La astenia primaveral suele afectar más a la mujer que al hombre

Es importante durante esta época tener especial atención a las personas mayores, niños pequeños, personas con problemas de anemia y respiratorios, pero también personas que sufren mucho estrés por el trabajo o el estudio. Estas personas son más vulnerables a las bajadas inmunológicas. Así pues, les puede ayudar mucho tomar un refuerzo vitamínico y mineral.

Los suplementos como la Equinácea y el Astrágalus harán más fuertes tus defensas, pero si lo complementas con la Jalea Real o el Polen también lo notarás en el aspecto de tu piel, la fuerza de tu cabello y en tu energía y vitalidad.

Dejar un comentario