Flores de Bach para animales0

Las esencias florales son preparados naturales de flores silvestres, cuyas propiedades fueron descubiertas entre los años 1926 y 1934 por el Dr. Eduard Bach, reconocido médico, homeópata, bacteriólogo e inmunólogo británico que, guiado por su amor y respeto a la naturaleza y a todos los seres vivos, desarrolló un método natural, sencillo de aplicar, de autoayuda y sumamente efectivo, del que, sin duda, se beneficiarían también los animales.

El Dr. Bach halló 38 remedios florales que componen su sistema, conocidos como las Flores de Bach. Estas flores actúan sobre los estados emocionales de las personas y animales, normalizando los que se encuentran alterados, ya sea por el propio temperamento o por alguna circunstancia en particular. El Dr. Bach formuló la teoría de que estas alteraciones que ocurren en el campo energético de los seres vivos pueden llegar a causar daños físicos (enfermedad) si persisten con el tiempo.

Estados emocionales de los animales

Los animales, entre otros estados, pueden sufrir de hipersensibilidad, temor, abatimiento, soledad y depresión. Cuando el cuidado que se les da no es suficiente y aparecen problemas médicos causados por estos estados emocionales, las Flores de Bach pueden ayudar al animal a superar los efectos del estrés. Las flores ayudan a su animal a recuperar el estado de calma y equilibrio emocional en épocas difíciles.
Los animales domésticos, al igual que los seres humanos, están sometidos a padecimientos de tipo emocional y psíquico, pero a diferencia de éstos, que amplifican mentalmente sus emociones y las relacionan con su propia historia, los animales las viven en el momento, breve y plenamente y, por ello, responden a las esencias florales más rápidamente que los seres humanos. Son cada vez más los veterinarios que utilizan estas esencias, obteniendo excelentes resultados en el mundo animal.

Consideramos también el estado anímico-emocional del propietario y las personas que conviven con él, la situación de su entorno. Los animales reaccionan según sea éste, ya que dependen mucho de las personas de la casa.

Dosis y efectos secundarios

La terapia floral es una terapia complementaria de tipo energético que, al no ser un medicamento, no tiene efectos adversos, ni tampoco contraindicaciones. No hay posibilidad de intoxicación por sobredosis y es totalmente compatible con cualquier otro tratamiento. Sin embargo, hay que considerar que algunos problemas son síntomas de enfermedades físicas, por lo que es esencial que cualquier animal, especialmente aquellos que muestran súbitos cambios de comportamiento, sean sometidos a un completo estudio veterinario. Las Flores de Bach constituyen una opción más en el cuidado de su animal para asegurarle salud y bienestar, pero no sustituye el control veterinario.

Se pueden dar 4 gotas, 4 veces al día directamente sobre la lengua (sin tocar la lengua del animal con el gotero), o bien colocar 10 gotas en el agua de bebida. Cada vez que se cambie el agua se han de añadir de nuevo las 10 gotas.

En Manantial de Salud disponemos de preparados de Flores de Bach para las situaciones más comunes a las que se enfrentan nuestros amigos animales (Vamos al Veterinario, iQué miedo! Petardos, Vamos de vacaciones, Estoy aprendiendo), además de fórmulas específicas según cada caso. Asesoramiento personalizado por nuestros terapeutas florales.

Dejar un comentario