PERILLA0

PERILLA (Perilla frutescens)

Esta planta, también conocida como Albahaca china o menta púrpura, de porte erecto, hojas ovaladas y bordes dentados, de color purpura-violáceo, necesita mucho sol para lucir todo su esplendor y la fuerza de sus colores. Se cultiva tradicionalmente en China, Japón, India, Corea, Tailandia y otros países asiáticos.

En sus hojas encontramos vitaminas, minerales, ácidos grasos de la serie omega-3, ácido alfa- lipoico así como altos niveles de ácido rosmarínico que le proporciona una acción antioxidante, antiinflamatoria y antimicrobiana.

 

Usos de la Perilla

– En la medicina tradicional China se emplea para calmar la tos, los resfriados y el asma.

– Ayuda a reducir las náuseas

– Alergias

– Insolaciones

– Espasmos musculares

– Rinoconjuntivitis alérgica

– Para prevenir la intoxicación alimentaria

 

Su acción antialérgica se debe esencialmente en la presencia de flavonoides, antioxidantes importantes en la prevención de alergias y la capacidad de acción que posee respecto de la immunoglobulina E, disminuyendo los altos valores de este anticuerpo que típicamente acompañan una reacción alérgica. En los países asiáticos la perilla es muy utilizada en casos de intoxicaciones alimentarias debidas al pescado. Estudios recientes indican que puede ser útil  para reacciones anafilácticas severas, como las producidas por alergia al marisco. La infusión o el extracto seco de esta plata  se usan con éxito para las alergias primaverales, también refuerza el sistema inmunológico.

Para uso interno preparar una infusión con una cucharada sopera rasa de estas hojas, hervir 2 minutos y tomar 2 o 3 vasos al día. Al tener un sabor amargo puede combinarse con plantas como el anís verde o añadir un poco de zumo de limón.

Perilla

 

Para uso externo  aplicar en forma de compresas en la zona afectada o preparar un macerado oleoso. Dejaremos en maceración las hojas de perilla en un aceite vegetal durante un mínimo de 40 días en un recipiente de cristal ámbar cerrado, alejado de la luz directa y de las fuentes de calor. Una vez pasado este tiempo podremos filtrarlo y aplicarlo sobre las zonas que presentan irritación, inflamación, picor, descamación u otros síntomas alérgicos.

 

Precauciones de uso

Por falta de datos de seguridad no se recomienda tomarla durante el embarazo o la lactancia.

La perilla puede tener un ligero efecto sedante en algunas personas, por lo que hay que tenerlo en cuenta en la conducción o manejo de máquinas.

Dejar un comentario