Cuidado de la próstata2

Cuidado de la próstata

La próstata es el órgano glandular del aparato genitourinario masculino. Localizado delante del recto y a la salida de la vejiga urinaria, este órgano tiene una forma similar a una castaña. La próstata contiene células que producen parte del líquido seminal y nutre los espermatozoides. Las hormonas masculinas estimulan el desarrollo prostático desde el desarrollo del feto hasta la edad adulta y mantiene su tamaño o lo aumenta mientras se producen las hormonas masculinas.

En teoría, los cambios prostáticos se originan porque la glándula presenta receptores sensibles a la testosterona y a los estrógenos. Cuando el hombre va envejeciendo, se produce un desequilibrio entre las diferentes hormonas, lo que estimula la producción de factores de crecimiento celular originando el progresivo aumento de su tamaño y manifestando distintas sintomatologías.

 

 Consejos para una próstata sana:

 

  • Una dieta sana y equilibrada es la base de la salud. Algunos alimentos como el tomate (rico en licopenos), la soja (fuente de isoflavonas), la cebolla, la col, el brócoli, las pipas de calabaza, los brotes de alfalfa, el limón, el té verde, el pimentón rojo (contiene capsaicina) y el zumo de granada están especialmente indicados para mantener el buen funcionamiento de la próstata y estabilizar la tasa de PSA (siglas en inglés del antígeno prostático específico que sirve como marcador del cáncer de próstata).
  • Ejercicio moderado.
  • Respetar las horas de sueño.
  • El zinc es el mejor mineral para el cuidado de la próstata. Es eficaz en la hiperplasia benigna de próstata porque reduce el tamaño y disminuye la sintomatología. Podemos encontrar este elemento en complementos alimenticios. Son alimentos ricos en zinc los espárragos, las borrajas, el apio, los higos, las patatas, los cacahuetes, las berenjenas, los rábanos, etc.
  • El resveratrol (presente en la uva y sus derivados) es un antioxidante muy eficaz para combatir enfermedades del corazón, además de ser un gran aliado de la próstata.

 

 Plantas medicinales para la próstata

 

  • Epilobio (Epilobium parviflorum). Por su riqueza en taninos elágicos oenotina A y B, presenta una acción desinflamante de la próstata al inhibir los enzimas responsables involucrados en la hiperplasia benigna de próstata. También la presencia, en sus hojas, de flavonoides derivados del miriceto tienen una acción antiinflamatoria. El epilobio se encuentra en el mercado en multitud de formas.
  • Ciruelo africano (Pygeum africanum): la corteza de este árbol posee un complejo lípido-esterólico que actúa como antiinflamatorio prostático. Reduce los trastornos miccionales asociados al adenoma benigno de próstata. Su acción antiinflamatoria  así como su efecto regenerador del epitelio secretor prostático contribuyen a restablecer la función secretora de la glándula. Es una de las plantas con más estudios clínicos documentados.
  • Buchú (Barosma betulina): es un buen antiinflamatorio y antiinfeccioso de la glándula prostática. Sus hojas se utilizan para el tratamiento de las afecciones inflamatorias e infecciosas del tracto urinario (prostatitis, cistitis, uretritis, pielonefritis).
  • Hipérico (Hypericum perforatum): Su marcada actividad antiinflamatoria resulta interesante para reducir la inflamación prostática. Por su acción analgésica y relajante de la musculatura, proporciona un mejor control sobre la micción
  • Calabaza (Cucurbita pepo): El consumo de sus semillas (por el contenido en cucurbitina) también han demostrado una disminución de los síntomas prostáticos al disminuir la inflamación de la glándula.
  • Palmera de Florida (Sabal serrulata): sus frutos tienen una acción descongestionante, antiinflamatoria y antiedematosa sobre la próstata así como un efecto regenerador del epitelio prostático. Además tiene un efecto antiandrógenico (inhibe los efectos de las hormonas sexuales masculinas).

Tisana para la próstata

 

Para finalizar os aconsejamos una tisana, se trata de una mezcla de plantas tradicionalmente utilizadas para favorecer el buen funcionamiento de la próstata.

Su composición es de: Abedul (Betula alba), Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi), Milenrama (Archilea millefolium), Malva (Malva Sylvestris), Enebro (Juniperus communis), Hipérico (Hypericum perforatum), Ciruelo africano (Pygeum africanum), Brezo (Calluna vulgaris), Epilobio de flor pequeña (Epilobium parviflorum), Buchu (Barosma betulina), Sabal (Serenoa repens).

Preparación: Una cucharada sopera de la mezcla en  un vaso de agua (250ml). Hervir durante dos minutos, reposar tapado 5 minutos. Colar y tomar dos vasos al día, preferentemente antes de las comidas,  durante periodos largos (2 ó 3 meses).

2 comentarios

  1. Rizog

    Tengo 32 años y sufro de la próstata desde los 25 años, según los médicos en parte es culpa del modo de vida que he llevado y bueno aunque ahorita está controlada, vivo con el temor de sufrir de esas dolencias nuevamente. Muchas de esas plante han pasado por mis mano y no sabía que tenían efecto tan positivos en la próstata!. Voy a probar la tisana se ve algo muy prometedor.

Dejar un comentario