Vinagre de manzana: un depurativo ideal para las dietas de control de peso0

A partir de la fermentación natural de manzanas frescas y maduras, conseguimos el vinagre de manzana. Debido a la fermentación, los azúcares de la manzana se transforman en ácido málico y acético. El vinagre de manzana es rico en potasio, silicio, fósforo, clorina, sodio orgánico, magnesio, hierro, cobre y fluorina, así como diastasas. Todo ello hace que sea un excelente depurativo y un complemento en las dietas de control de peso, además de un rico aliño para ensaladas.

Vinagre de manzana.
El vinagre de manzana es depurativo, diurético y remineralizante.

Propiedades del vinagre de manzana

  • Se considera uno de los depurativos más funcionales. Ayuda a limpiar la sangre de impurezas y toxinas.
  • Es un excelente laxante, protector de la flora intestinal.
  • Facilita las digestiones. Ejerce una acción neutralizadora de la acidosis sanguínea que también facilita la acción de las enzimas digestivas y la disminución de fermentaciones.
  • Tiene una marcada acción beneficiosa en edemas (retención de líquidos).
  • Es un eficaz diurético
  • Es un remineralizante rico en ácido silícico y potasio.
  • Se le considera una sustancia ansiolítica. Contiene alcaloides (harmano y derivados), a los que se les atribuye las propiedades sedantes.
  • Al vinagre de manzana se le reconoce una acción equilibradora de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Es un complemento extraordinario en dietas de obesidad, ya que el vinagre de manzana mejora la funcionalidad de las dietas y evita muchas circunstancias negativas de los regímenes estrictos. Posee un elevado valor nutricional a la vez que su uso habitual es muy beneficioso en caso de retención de líquidos, estreñimiento, hipertensión y lipotimias.

Foto: www.imujer.com

Dejar un comentario