Aceite de rosa mosqueta para reducir cicatrices0

Seguramente las aplicaciones más conocidas del aceite de rosa mosqueta tienen que ver con la mejoría de la cicatrización de heridas y con la reducción de cicatrices. Sin embargo, el aceite de rosa mosqueta tiene otras muchas aplicaciones para el cuidado de la piel.

La rosa mosqueta (Rosa rubiginosa) es una planta arbustiva que crece de manera silvestre en el sur de Chile. Sus frutos son rojos y tradicionalmente se han utilizado para elaborar tés y mermeladas. Así se aprovecha su alto contenido en vitamina C. Pero es de las flores de donde se obtiene el aromático aceite esencial de rosa mosqueta así como la apreciada agua de rosas.

Aplicaciones del aceite esencial de rosa mosqueta

  • Es un buen remedio para la piel reseca y escamosa con tendencia a la deshidratación.
  • Mantiene la textura y elasticidad de la piel y su aspecto sano.
  • Atenúa las líneas faciales de expresión y las arrugas.
  • Reduce las manchas producidas por la edad y el envejecimiento de la piel. También disminuye la hiperpigmentación.
  • Evita las estrías de la piel durante el embarazo.
  • Reafirma los tejidos.
  • Como decíamos al principio, contribuye a la mejora de la cicatrización de heridas (cicatrices del acné, post-operatorias…).
  • Ayuda a reducir queloides y cicatrices hipertróficas, hipercrómicas y retractiles.
  • Tiene efectos antiinflamatorios y es emoliente (ablanda las inflamaciones y durezas aparecidas en las piel).

 Modo de empleo del aceite de rosa mosqueta

Hay que aplicar el aceite de rosa mosqueta 3 o 4 veces al día de forma regular y constante sobre la zona de la piel a tratar. Durante 2 o 3 minutos debe efectuarse un suave masaje con la yema del dedo en forma circular hasta que el aceite de rosa mosqueta quede completamente absorbido.

El aceite de rosa mosqueta es eficaz para reducir las marcas de cicatrices, cortes y quemaduras.
El aceite de rosa mosqueta es eficaz para reducir las marcas de cicatrices, cortes y quemaduras.

Estudios clínicos

La dermatóloga Faviola Carvajal lideró un estudio en el Hospital de Van Buran de Valparaíso (Chile) sobre la reducción de cicatrices con aceite de rosa mosqueta. En la investigación participaron 90 pacientes con quemaduras, cortes y cicatrices quirúrgicas (recientes o no). Los resultados obtenidos después del tratamiento fueron positivos en el 97% de los casos. El grado de la recuperación varió en función de la duración del tratamiento, del número de aplicaciones diarias y del estado de la piel al inicio del estudio. En ningún caso se detectaron alergias y, en los pacientes que sufrían picazón, ésta desapareció al poco tiempo.

Foto: nosotras.com