Adelgaza fácilmente con semillas de chía0

No es la primera vez que hablamos de las semillas de chía (Salvia hispanica) en este blog. Son la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3, un ácido graso esencial para el buen funcionamiento del sistema sanguíneo y la actividad cerebral. También son ricas en triptófano, un aminoácido que ayuda a regular el apetito, el sueño y que mejora el estado anímico. Pero hoy nos referiremos a las propiedades de las semillas de chía para adelgazar sin pasar hambre. ¿Verdad que suena bien?

Semillas de chía Manantial de Salud
Semillas de chía

¿Por qué las semillas de chía nos ayudan a adelgazar?

  • Tienen un efecto saciante. Si mezclamos una cucharada de semillas de chía con agua y lo dejamos reposar unos minutos, se formará un gel sólido, debido a su alto contenido en fibra soluble en forma de mucílagos. Cuando este gel llega al estómago ejerce un efecto saciante durante horas.
  • Destacan por su alto valor nutritivo. Aportan proteínas de alto valor biológico, que proporcionan energía y resistencia; ácidos grasos esenciales; minerales (calcio, fósforo, potasio y magnesio); vitaminas del grupo B; y antioxidantes naturales (flavonoides). Al ser un alimento completo y nutritivo, ayudan a calmar el apetito y preservan la masa muscular.
  • Son ricas en Omega 3. Al favorecer una buena circulación sanguínea, las semillas de chía ayudan a eliminar la celulitis y a regenerar los tejidos.
  • Regulan el tránsito intestinal. Lubrifican el intestino y aseguran el fácil movimiento de los alimentos por lo que son de gran ayuda contra el estreñimiento.
  • Regulan la insulina. Mejoran la digestión de carbohidratos porque hacen que se absorban más lentamente, evitando los picos de glucosa y regulando el nivel de insulina en sangre. Mantener un nivel de insulina óptimo es imprescindible para que el cuerpo no crea que está en peligro y evite almacenar grasas, como mecanismo de supervivencia.

Cuatro maneras de tomar semillas de chía:

  • En forma de gel. Las semillas de chía se pueden tomar a cualquier hora del día pero en ayunas y por la noche son los mejores momentos para aprovechar sus propiedades adelgazantes. Añade 1 cucharada de semillas de chía en un vaso de agua, zumo o leche vegetal y déjalo reposar 15 minutos. Obtendrás un gel que puedes consumir o guardar en la nevera. Puedes tomarlo antes de cada comida para aprovechar su efecto para perder peso. Si lo tomas antes de la cena, te ayudará a no acumular grasa por la noche.
  • En brotes. Prepáralos en casa. Coloca un puñadito de semillas de chía sobre un paño húmedo y cúbrelo con otro también humedecido. Remójalos a diario hasta que las semillas germinen. Podrás añadir estos brotes a ensaladas, cremas, verduras,…
  • Mezclándolas con otros alimentos. Esparce las semillas de chía sobre las ensaladas, batidos, yogures, salsas, sopas, cremas, verduras… Al aumentar el consumo de fibra, favoreces el tránsito intestinal. Acuérdate de beber dos litros de agua al día para obtener los mejores resultados en tu objetivo de adelgazar.
  • En perlas. Las cápsulas blandas a base de aceite de chía son eficaces en las dietas para perder peso. Se pueden consumir entre 1 y 3 cápsulas diarias.

La madreselva y sus poderes esotéricos2

La madreselva (Lonicera perclymenum) es un arbusto trepador, de hoja perenne. Esta especie, originaria del sur de Europa, puede llegar hasta los 2 metros de altura y vivir hasta 40 años. Sus flores son de una gran fragancia y se agrupan en cimas. Es de aquellas plantas a las que se le atribuyen poderes esotéricos —relacionados con el dinero, con los poderes psíquicos y con la protección— cuyo conocimiento ha ido pasando de generación en generación. Estos son algunos de ellos:

  • La madreselva es una planta caliente: se asocia a la sexualidad y al erotismo. Representa el laberinto de la persona que busca su alma gemela. 
  • Su esencia fortalece la mente y la memoria. Despierta el séptimo chacra, trayendo agudeza psíquica. Ayuda a protegerse de las distracciones. Aporta armonía, pureza, sabiduría, inocencia y comunicación con la naturaleza. Induce a sueños proféticos y ayuda a las personas a dejar ir el pasado.
  • La madreselva en las flores de Bach: El Dr. Edward Bach clasificó la madreselva entre el grupo de remedios para las personas que no tienen interés por las circunstancias presentes. Son individuos que están razonando todo el día —toda su vida— y que fundamentan sus actividades exclusivamente en el centro intelectual. El Dr. Bach dijo que esta planta estaba “indicada para aquellos que piensan sin cesar en el pasado, añorando los bellos tiempos que quedaron atrás, recordando continuamente a los amigos perdidos o los viejos sueños que no se hicieron realidad. No creen que podrán volver a ser felices”.
Madreselva (Lonicera perclymenum).
Madreselva (Lonicera perclymenum).
  • Sahumerio de madreselva. Se necesitan 20 gramos de madreselva en 2 litros de agua. Se hierve durante 3 minutos, se deja enfriar y se cuela. Se utiliza a nivel personal como último aclarado o esparciendo en la zona que queremos proteger. Esta práctica debe realizarse después de la puesta del sol.
  • Amuleto de madreselva. Debe llevarse lo más pegado al cuerpo posible siempre que salimos de casa.
  • Madreselva para perder peso. La exuberante dulzura de esta planta puede servir para adelgazar. Hay que recoger uno o dos ramos de madreselva, dando gracias a la planta. Colócalas en un jarrón con agua. Quédate de pie o sentada delante de las flores y visualízate con el aspecto que tendrás después de perder peso. Intensifica la visualización y aspira el olor de la planta. Cada vez que sientas la tentación de arruinar tu dieta o de evitar el ejercicio físico, acude a las flores y embriágate de su aroma.
  • Incienso de madreselva. Está indicado para revertir problemas de dinero y para fortalecer la economía del hogar, sobre todo en lo relativo a los ingresos inesperados.

Dietas de verano personalizadas: ligeras y equilibradas0

Cuando llega el verano, sentimos la ilusión y la necesidad de lucir una silueta esbelta y saludable. Muchas veces recurrimos a dietas drásticas y extremadamente bajas en calorías que podrían llegar a comprometer seriamente nuestra salud: pueden producir carencias nutricionales importantes y disfunciones en el metabolismo basal (las células no tendrán la energía suficiente para desempeñar sus funciones).

Para adelgazar y mantenerse en el peso ideal, debemos apostar por una dieta sana, ligera y equilibrada. Además tenemos que motivarnos y estar dispuestos a modificar ciertos hábitos alimenticios. Por todo esto, como ya hemos dicho en un artículo anterior, la mejor opción para adelgazar es perder peso de manera lenta y progresiva.

¡Personaliza tu dieta!

La dieta ideal es la que se ajusta a las necesidades y ritmo de vida de cada uno. Así pues, puedes hacerte una dieta personalizada teniendo en cuenta estas recomendaciones generales:

  • Planifica tus menús y las compras. Es la manera de evitar poner productos tentadores en la cesta de la compra.
  • No te saltes comidas. Haz entre 5 y 6 ingestas diarias. De lo contrario, llegarás a la siguiente comida con hambre y comerás compulsivamente, con ansiedad y más cantidad (lo que dilata el estómago).
  • Come sentado, despacio y tranquilo. No es momento para la ansiedad.
  • Mastica bien los alimentos. Así te ahorrarás las malas digestiones. Ten en cuenta que la digestión empieza en la boca.
  • Evita picar entre horas. Aprende a diferenciar el hambre y la sensación de ansiedad.
  • Haz ejercicio regularmente. Se aconsejan de 30 a 45 minutos diarios, ya que es a partir de los 20 minutos cuando empezamos a quemar las grasas acumuladas. Haz bicicleta, natación, cinta, camina haciendo marcha o sal a correr. ¡Tú decides!
  • Cena pronto. Como mínimo deben pasar dos horas entre la cena y la hora de irse a dormir. Además las cenas deben ser ligeras.
  • Opta por los platos calientes a la hora de cenar. Aportan mayor saciedad, se digieren mejor y son más relajantes, ayudando a tener un sueño reparador.
Las dietas de verano personalizadas tienen que ser ricas en frutas y verduras de temporada.
Las dietas de verano personalizadas tienen que ser ricas en frutas y verduras de temporada.

Los alimentos más adecuados para una dieta

Cuando de hacer dieta se trata, los cereales deberían ser integrales. Las frutas, verduras y hortalizas es mejor que sean de temporada. También son alimentos adecuados los germinados, las algas, las legumbres y sus derivados, el pescado blanco y el aceite de primera presión en frio. En cuanto a los condimentos, son una buena elección el zumo de limón, la ralladura de cítricos, los vinagres (de manzana, arroz, umeboshi, balsámico), el jugo de jengibre fresco, el cebollino y el perejil crudos, el ajo, las hierbas aromáticas suaves. Las bebidas más recomendables son el agua mineral, los licuados de verduras, los caldos depurativos, la infusiones, los zumos naturales y las “leches vegetales” (soja, arroz, avena, almendra).

Alimentos que debemos consumir con moderación

No hay que abusar de las harinas refinadas, el pescado azul (dos raciones semanales), el marisco, los lácteos, el aceite en cocción, los frutos y frutas secas, el aguacate, el coco, las aceitunas, las carnes rojas magras, los embutidos, los huevos, la sal y los endulzantes.

Los alimentos más desaconsejados en caso de dieta

Se deben evitar los productos excesivamente grasos, salados o azucarados (azúcares refinados y pastelería industrial), las conservas, las cocciones fuertes (frituras, rebozados, gratinados), así como las salsas, el café, el alcohol y las bebidas azucaradas.

Finalmente, sólo queda reiterar que no conviene tener prisa. Reeducar los hábitos alimenticios lleva su tiempo.

Mayka Altadill, dietista y nutricionista

Foto: www.recetin.com

Dieta para adelgazar: consejos a tener en cuenta antes de empezarla2

Muchas personas asocian las palabras dieta para adelgazar con castigo, privaciones, aburrimiento… En este artículo presentamos gran variedad de alimentos para cambiar esta visión. Sabemos que son varios los factores que nos pueden llevar a realizar una dieta de adelgazamiento: razones estéticas, de salud, presiones externas como la familia o el trabajo… Pero antes de empezar una dieta para adelgazar, tienes que tener claro si te sientes motivad@ y dispuest@ a modificar algunos de los hábitos alimenticios, porque una dieta de adelgazamiento requiere voluntad, constancia y el compromiso con uno mismo y la propia salud.

10 recomendaciones antes de empezar una dieta para adelgazar

  • Déjate asesorar por un profesional de la nutrición, sobre todo si el motivo de tu dieta de adelgazamiento tiene que ver con la salud: hipertensión, diabetes, osteoporosis, colesterol… Ten en cuenta que la misma dieta no sirve para todo el mundo. La dieta ideal es aquella que se ajusta a tus necesidades.
  • ¡Desconfía de los productos y dietas milagro! ¡No caigas en la trampa!
  • Ten cuidado porque, en la mayoría de dietas para adelgazar estrictas, no se pierde grasa sino líquido y masa muscular. Corres el riesgo del efecto rebote: recuperar en poco tiempo el peso perdido.
  • Vivimos en la sociedad de la prisa, pero reeducarse en los buenos hábitos alimenticios y adelgazar requiere su tiempo.
  • Valora si tu mala conducta alimenticia tiene una causa psicológica: ¿comes por ansiedad? ¿por llenar un vacío? Quizás deberías empezar por ahí.
  • No te saltes comidas. Es preferible comer cinco veces al día que llegar ansioso a la siguiente comida y engullir compulsivamente.
  • Dedica al hecho de nutrirte el tiempo necesario. Come despacio y mastica bien. Así facilitarás la digestión.
  • Sírvete la comida en un plato y de forma atractiva. Evita el picar de aquí y de allá porque es más difícil controlar la cantidad que estás comiendo.
  • Planifica tus menús. Si no, acabarás echando mano de cualquier cosa. La lista de la compra debe ser coherente con la planificación de los menús y debes ceñirte a ella.
  • Pésate una vez a la semana como máximo. Nuestro peso puede oscilar a lo largo del día por múltiples motivos.
Antes de empezar un dieta para adelgazar, déjate asesorar por un profesional de la nutrición.
Antes de empezar un dieta para adelgazar, déjate asesorar por un profesional de la nutrición.

Los alimentos más aconsejados en una dieta para adelgazar

  • Cereales. Deben ser preferiblemente integrales (arroz, mijo, avena, cebada, quinoa, trigo sarraceno…). El pan se ha de consumir en pequeñas cantidades, teniendo en cuenta que si queremos depurar bien el organismo hay que reducir las harinas refinadas y horneados. En una dieta equilibrada, los cereales corresponden al 40% de la ingesta.
  • Verduras y hortalizas. Hay que consumir gran variedad de ellas, que deberían ser otro 40% de una dieta equilibrada. Algunas verduras y hortalizas son especialmente indicadas para dietas depurativas: rabanitos, champiñones, ajo, cebolla, puerro, espárragos, alcachofa, apio, hinojo y verduras de hoja verde en general.
  • Germinados. Soja, alfalfa…
  • Algas. Se consumen en pequeñas cantidades y destacan por sus propiedades depurativas y remineralizantes (kombu, wakame, agar-agar, dulse, espirulina…).
  • Fruta. Preferiblemente de temporada y de proximidad. Es mejor tomarla entre horas que como postre.
  • Legumbres (lentejas, garbanzos…) y sus derivados (tofu, tempeh, miso…). Son pobres en grasas y ricas en vitaminas del grupo B, minerales (magnesio y hierro), fibra, proteína vegetal y carbohidratos de lenta absorción. En algunos casos, como en personas enfermas del hígado, convendrá reducir o incluso evitar su consumo.
  • Pescado. Mejor el blanco (rape, mero, lenguado, merluza,…), calamar, sepia, etc. a la plancha. Las proteínas deberían ser un 10-15% de nuestra dieta.
  • Semillas. De sésamo, girasol y calabaza, en pequeñas cantidades.
  • Condimentos. En primavera y verano, piensa en hierbas aromática frescas (albahaca, eneldo, menta…). En épocas de más frío, en especias más suaves (canela, germinados de alfalfa o de soja, semillas de rabanito…).
  • Bebidas. Agua mineral de bajo residuo, infusiones, caldos depurativos, zumos naturales hechos en casa sin azúcar, leches vegetales también sin azúcar (de soja, arroz, avena o almendras).

Alimentos a disminuir

  • Pescado azul. Pescado fresco un máximo de dos veces a la semana (hay que evitar el pescado de piscifactoría), a la plancha o al horno. También hay que eliminar las conservas y salazones.
  • Marisco.
  • Lácteos. Solamente los bajos en grasa (yogur, queso fresco, requesón o desnatados).
  • Frutos secos.
  • Aguacate y aceitunas.
  • Carnes. Sólo las blancas y sin piel (pollo, pavo, conejo).
  • Embutidos.Pequeñas cantidades de pavo o jamón ibérico sin la parte grasa.
  • Huevos. Dos veces a la semana a lo sumo.
  • Sal y endulzantes.

Alimentos a evitar en una dieta para adelgazar

Lácteos enteros, grasos o muy curados, flanes, mantequilla, margarina, ahumados, embutidos como chorizo y salami, fritos en general, snacks salados, carne de cerdo, paté, foie gras, cereales del desayuno con azúcar, azúcar en general, panadería y bollería industrial, salsas y condimentos fuertes, conservas, precocinados, alcohol, bebidas azucaradas y café.

Otras recomendaciones para adelgazar

  • Utiliza los métodos de cocción más simples y con el mínimo aceite: vapor, hervido, escaldado, prensado, plancha…
  • Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un pobre. La cena tiene que ser muy ligera y poco cuantiosa.
  • Elige productos de la mejor calidad posible: ecológicos, de temporada y de proximidad.
  • Haz ejercicio. Acelera el proceso de adelgazamiento, ya que hace aumentar el metabolismo, conserva la masa muscular y ayuda a relajarse.
  • Come despacio y mastica bien (la primera etapa de la digestión empieza en la boca). Empieza por los platos con más fibra –como ensaladas– para tener más sensación de saciedad.

¿Has hecho dieta en alguna ocasión? Cuéntanos tu experiencia. ¿Estás pensando en llevar a cabo una? ¿Cuál de estos consejos te ha sido más útil?

Foto: www.mipielsana.com

Mango africano, un complemento para adelgazar0

El mango africano (Irvingia gabonensis) es un complemento alimenticio utilizado en las dietas de control de peso, puesto que tiene la capacidad de reducir el apetito y de inhibir la producción de grasas. El mango africano es la fruta de un árbol de la familia de las Irvingiaceae, que se encuentra sobre todo en Ghana, Camerún y Costa de Marfil.

El árbol de mango africano puede alcanzar los 40 metros de altura. Sus flores son de color blanco-amarillento y aparecen desde febrero a marzo. En el periodo de lluvias se recolecta el fruto, de color verde, con el mesocarpio comestible suave y anaranjado, y de semillas oleaginosas. Es precisamente en las semillas donde en la actualidad existe un mayor interés, debido a su capacidad de incrementar la cantidad de Leptina (también conocida como proteína OB u hormona del hambre), responsable de regular el metabolismo y el apetito en los seres humanos.

Estudios sobre el mango africano

Un equipo de investigadores de la Universidad de Yaoundé (Camerún), dirigido por el Dr. Julius E. Oben, ha llevado a cabo diferentes estudios sobre el comportamiento de la semilla del mango africano y su capacidad de inhibir la producción de grasa, actuando sobre determinados genes y encimas que regulan el metabolismo. Los participantes en los estudios siempre han experimentado una importante pérdida de peso. También se ha observado una menor concentración en la sangre de azúcar y de colesterol malo (lipoproteínas de baja intensidad, LDL en sus siglas en inglés). Todos estos resultados se lograron sin efectos secundarios.

El mango africano es un complemento que se utiliza en las dietas para perder peso.
El mango africano es un complemento que se utiliza en las dietas para adelgazar.

Cómo actúa el mango africano

Diferentes estudios han confirmado que el mango africano actúa de cuatro maneras efectivas:

  • Como quemador de grasa: acelerando el metabolismo, para quemar la grasa sobrante de manera más rápida.
  • Como supresor del apetito: ayuda a aumentar los niveles de leptina naturales, disminuyendo de forma natural el apetito.
  • Retrasa el vaciamiento gástrico: retarda el proceso digestivo, permaneciendo más tiempo la comida en el tracto digestivo y haciendo que la persona tenga menos necesidad de comer.
  • Fuente de fibra: su excelente fibra ayuda a deshacernos de los residuos de una forma rápida y natural, garantizando el buen funcionamiento del organismo.

También hay que decir que el mango africano tiene importantes cantidades de vitaminas C y A y que es rico en calcio, potasio, sodio, hierro y fósforo.

Propiedades medicinales del mango africano

Tradicionalmente la población autóctona ha utilizado el mango africano por sus propiedades medicinales: la corteza mezclada con aceite de palma es usada para tratar las diarreas; a nivel tópico, la corteza es utilizada por sus propiedades antibióticas y antifúngicas. También es un excelente analgésico.

El mango africano siempre ha sido un elemento básico en la alimentación de estos países. Trituraban la fruta y la utilizaban para cocinar. Además, el mango africano servía en los largos viajes de caza para aportarles energía y mitigar el hambre.

A pesar de las grandes expectativas de esta semilla como complemento en dietas para adelgazar, debemos tener siempre en cuenta que una alimentación equilibrada y adecuada a cada edad y persona es la mejor garantía para que la pérdida de peso sea segura y sin riesgo para la salud.

Foto: www.adelgazarconenriqueangel.com