Reishi: el hongo de la eterna juventud3

El hongo reishi (Ganoderma lucidum) se utiliza en la medicina tradicional china desde hace más de 2.000 años. El Dr. Shi-Jean Lee, el médico más reconocido de la dinastía Ming, escribe en el libro “La gran farmacopea” que tomar reishi de manera continuada ayuda a construir un cuerpo fuerte y saludable y asegura una larga vida.

El uso de este hongo ya se ha introducido en Occidente desde hace muchos años y, de hecho, hoy en día está considerado como una de las diez sustancias terapéuticas naturales más eficaces por sus múltiples propiedades, que incluyen beneficios para el corazón, el hígado y el aparato respiratorio, entre otros. También hay evidencias de que el consumo conjunto de reishi y vitamina C potencia las propiedades del hongo.

El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en Oriente.
El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en las medicinas orientales.

10 razones para tomar reishi

  • En términos generales, es un gran revitalizante y adaptógeno. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas.
  • Tiene más de 150 tipos de antioxidantes. También contiene betaglucanos, lentinan y germanio orgánico.
  • Es un tónico cardíaco. En numerosos ensayos clínicos realizados en Japón y en China se ha observado que el reishi mejora el flujo sanguíneo y baja el consumo de oxígeno del músculo cardíaco. Es una buena opción en casos de hipertensión.
  • Los médicos chinos y japoneses lo recomiendan para el insomnio. Su uso promueve las ondas bajas del sueño.
  • Se usa también como analgésico y relajante muscular. Tiene funciones calmantes pero no es ni narcótico ni hipnótico.
  • Es considerado un regenerador hepático gracias a la presencia de triterpenos, que inducen una actividad antiiflamatoria en las células dañadas del hígado. Las medicinas orientales emplean comúnmente el reishi para el tratamiento de hepatitis.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias, en parte debido al efecto antioxidante del reishi y a su contenido en antihistamínicos naturales.
  • Investigadores de China, Japón y EE.UU. han avalado los efectos antialérgicos de este hongo. Los estudios mostraron que inhibe de manera significativa algunas reacciones alérgicas, incluyendo efectos positivos contra el asma y la dermatitis de contacto.
  • Refuerza el sistema inmunitario. Nos protege de afecciones respiratorias como gripe, resfriado y bronquitis.
  • Las últimas investigaciones apuntan hacia un posible efecto antitumoral por la acción inmunoestimulante que tiene el reishi. Hace que nuestro sistema inmunológico funcione de forma más rápida, siendo útil en la detección de células infectadas por virus o células tumorales.

En cuanto a las contraindicaciones, hay que decir que interacciona con anticoagulantes y antiagregantes. No se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes por falta de información, ni a personas menores de 18 años. En caso de patologías autoinmunes o trastornos hematológicos, hay que consultar al médico.

Referencias

  • Kenneth J. “Reishi: Ancient herb for modern times” (1992)
  • Stanislaus CS. “Lingzhi, medicine of kings” (1995).
  • Carlson J. “Reishi mushrooms” (1996)

Jengibre: mucho más que un remedio natural contra las náuseas0

Seguramente la propiedad más conocida del jengibre (Zingiber officinale) es como remedio natural contra las náuseas. También es muy valorado por sus múltiples posibilidades en la cocina. Pero esta planta de la familia de las zingiberáceas tiene otras muchas virtudes, que repasaremos en este post. Empezaremos diciendo que el jengibre es originario de las islas del Caribe, siendo Jamaica el principal productor. En la composición de esta planta medicinal encontramos aceites esenciales (borneol, cineol, limoneno, beta-pineno, etc.), resinas, mucílagos y ácidos grasos, entre otros elementos. El jengibre se puede comprar como raíz fresca, en polvo, caramelizado, en diferentes formas líquidas o troceado para infusión.

Jengibre (Zingiber officinale).
El jengibre, además de ser un remedio contra las náuseas y una planta culinaria, tiene otras muchas propiedades.

Propiedades del jengibre

  • Remedio natural contra las náuseas. El jengibre es útil en todas las variedades de náuseas: mareo en los viajes, embarazo, postoperatorios, náuseas producidas por tratamientos de quimioterapia, etc.
  • Propiedades estimulantes y térmicas. Es en la raíz de la planta donde encontramos estas propiedades. La infusión caliente de raíz de jengibre potencia la transpiración, es antitérmica, alivia los resfriados y actúa como expectorante sobre los pulmones, ayudando a expulsar la mucosidad. Hay que destacar que el jengibre es el principal componente de muchos tés como los ayurvédicos (vatta, pitta, kappa) o los famosos té chay o yogi tea.
  • Jengibre para mejorar la circulación sanguínea. Posee un efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Aporta sensación de bienestar y restablece la vitalidad.
  • Jengibre para el sistema digestivo. Es eficaz para ayudar a recuperar el calor corporal y preparar la digestión. Confiere vigor al estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión, ya que activa la secreción de encimas. Sus efectos analgésicos y relajantes sobre el intestino calman los cólicos, dolores abdominales, indigestiones flatulentas y retortijones causados por diarreas. Como consecuencia de sus propiedades térmicas , el jengibre no es recomendado para los que no toleran bien el calor o sufran gastritis o úlceras estomacales o duodenales.
  • Jengibre para el sistema reproductor. Promueve la menstruación, es útil en periodos retrasados o insuficientes, disuelve los coágulos y relaja los espasmos, aliviando los periodos y ovulaciones dolorosas. Está especialmente recomendado como vigorizante del sistema reproductor.
  • Jengibre como afrodisíaco. La raíz de la planta está considerada como un afrodisíaco, capaz de estimular el deseo sexual y aumentar la libido. Es muy popular la infusión mixta de jengibre y canela.
  • Remedio contra el dolor. La medicina oriental utiliza externamente el jengibre para tratar el dolor. Sus propiedades como analgésico y antiinflamatorio se utilizan en forma de compresas en casos de dolor en las articulaciones.
  • El jengibre como planta culinaria. La raíz es ampliamente utilizada como planta culinaria. Tiene un sabor fuerte y punzante, ligeramente dulzón, proporcionando un toque original a los alimentos.

Plantas afrodisíacas y vigorizantes2

A lo largo de la historia han sido muchas las culturas que han utilizado las plantas medicinales como afrodisíacos y vigorizantes naturales para potenciar y mejorar sus relaciones sexuales. No podemos descuidar que pueden ser muchas las causas que originan una disminución del deseo sexual. Siempre es necesario el diagnóstico de un especialista para tratar cada una de ellas de modo adecuado. Teniendo esto en cuenta, a continuación detallamos algunas de las plantas más empleadas como vigorizantes y afrodisíacos naturales.

Tribulus terrestris

El tríbulo (Tribulus terrestris), también conocido como cadillo, abrojo o cuerno de chivo, se ha utilizado desde hace siglos como afrodisíaco y remedio natural en China y en la medicina tradicional India (Ayurveda). Estudios realizados en Bulgaria en los años setenta, demostraron que el consumo de complementos con extracto de Tribulus terrestris aumentaba el nivel de testosterona en el organismo. A partir de entonces se popularizó como suplemento sobre todo para culturistas y como afrodisíaco. Entre sus propiedades, cabe destacar que el Tribulus terrestris refuerza el sistema inmunológico, potencia el desarrollo muscular y facilita la resistencia y la recuperación ante ejercicios físicos intensos. Como afrodisíaco, incrementa la libido, mejora la potencia sexual, aumenta la producción de esperma así como el volumen de la eyaculación.

Epimedium

Otra planta bien conocida en China es el Yin yang huo (Epimedium grandiflorum). Diferentes estudios indican que aumenta la producción de esperma, intensifica el deseo sexual y estimula los nervios sensoriales. El compuesto al que se le atribuyen estas propiedades es la icariina, que también inhibe la actividad de la fosfodiesterasa 5 (PDE-5), lo que permite el mantenimiento de la erección.

Plantas afrodisíacas
A lo largo de la historia siempre se han utilizado plantas afrodisíacas y vigorizantes para mejorar las relaciones sexuales.

Catuaba

Los indios tupí, en Brasil, descubrieron las cualidades afrodisíacas de la corteza de catuaba (Erythroxylum catuaba), que cuenta con una larga tradición en la medicina herbal. Se le atribuye la propiedad de estimular el deseo en hombres y mujeres y la de favorecer la irrigación sanguínea hacia los órganos genitales, intensificando y prolongando la erección y los orgasmos. El modo de empleo generalmente utilizado en Brasil es la decocción de la corteza de catuaba (una cucharada sopera en medio litro de agua y hervir 15 minutos). Otro uso popular es en forma de tintura. Se prepara macerando 30 gramos de corteza de Erythroxylum catuaba en medio litro de licor durante dos semanas, agitándolo cada día. Con 2-3 mililitros del preparado es suficiente para conseguir el efecto deseado.

Maca andina

La maca andina (Lepidium meyenii) es una planta herbácea nativa de los Andes del Perú y Bolivia. Sus raíces poseen propiedades para aumentar la fertilidad y la libido. En la medicina popular peruana, la maca es considerada una planta fertilizante; un afrodisíaco masculino y femenino; un revitalizante, recomendado en casos de convalecencia y debilidad; y un regulador de alteraciones de la menstruación y la menopausia. Podemos encontrar la maca andina en cápsulas o en polvo, recomendándose una cucharadita de postre al día.

Damiana

La damiana (Turnera diffusa, Turnera aphrodisiaca) ya era utilizada en la cultura Maya como afrodisíaco para incrementar la potencia sexual. La damiana actúa de manera rápida y efectiva sobre los centros nerviosos, con una acción tónica general (activa los riñones y la vejiga) y particularmente sexual (estimula los órganos sexuales). Su principal indicación es la impotencia masculina, pero también es efectiva ante la falta de deseo sexual del hombre y de la mujer. En ellas, su efecto afrodisíaco es rápido, potente y seguro.