Combatir los parásitos intestinales en animales de forma natural0

Los animales están expuestos a infestaciones por un gran número de parásitos que pueden afectar su salud. Es necesario un diagnóstico y tratamiento adecuado así como tomar medidas preventivas. Es importante el seguimiento por un veterinario que supervise el tratamiento.

 

Encontramos diversos recursos naturales que permiten tratar los parásitos intestinales de forma completamente natural y respetuosa con el organismo del animal. Las plantas con acción vermífuga deben utilizarse a dosis bajas y durante periodos cortos de tiempo, normalmente una semana. El tratamiento puede volverse a repetir al cabo de dos semanas para eliminar las formas resistentes.  Se suele recomendar que se realicen desparasitaciones cada 3 meses

 

Ajenjo (Artemisia absinthium).

Presenta propiedades antihelmínticas, favorece la eliminación de los gusanos. Por su sabor amargo, que le confiere un efecto tónico digestivo, se recomienda mezclarlo con la comida. Suministrar media cucharadita de polvo al día, durante una semana.

 

Semillas de calabaza (Cucurbita pepo).

La cucurbitina es la sustancia que ayuda a la expulsión de los parásitos. Se recomienda administrar media cucharadita de semillas crudas molidas por 30Kg de peso.

 

Ajo (Allium sativum).

Presenta un amplio espectro de acción contra multitud de microorganismos. No se recomienda su uso en gatos, salvo indicación veterinaria. Es eficaz para combatir un gran número de parásitos. Podemos machacar un ajo y mezclarlo en la comida.

 

Genciana (Gentiana lutea).

Las propiedades antiinflamatorias y antisépticas  fortalecen el aparato digestivo y ayudan a depurar el organismo, por lo que es una buena opción para la desparasitación interna. Herviremos 1 cucharadita de raíz en un vaso de agua durante 5 minutos y se la daremos dos veces al día, durante una semana.

 

Aceite de coco.

Mejora el aspecto y cuidado de la piel, favorece la digestión y absorción de nutrientes y por su contenido en ácido láurico destruye virus, bacterias y parásitos. La dosis recomendada es 1 cucharadita por cada 5Kg de peso, directamente sobre la comida. Externamente podemos aplicarlo mezclado con unas gotas de aceite esencial que potencie el efecto repelente.

 

Tierra de Diatomeas.

Es un mineral silíceo formado por algas microscópicas fosilizadas. De origen 100% natural, constituye un insecticida seguro para la salud del animal. Debemos asegurarnos que sean de tipo alimenticio. Vía interna tiene la capacidad de actuar sobre todas las fases del ciclo biológico del microorganismo mediante un mecanismo de arrastre y de absorción de toxinas, bacterias y parásitos intestinales, eliminándolos posteriormente por las heces. No destruye la flora intestinal del animal. Se puede aplicar externamente sobre la piel o esparcirlo en su hábitat para el control de pulgas, garrapatas, ácaros y parásitos internos.

 

Los parásitos dañan la flora intestinal y la alteran significativamente. Cuando ésta se encuentra desequilibrada, los parásitos tienen más facilidad de proliferar. Para recuperar la flora y mantenerla saludable se recomienda la toma de probióticos, microorganismos vivos que prevalecen en los intestinos y favorecen el correcto funcionamiento.