Consejos para cuidarse en primavera0

Primavera quiere decir más horas de luz, paisajes llenos de color o temperaturas más cálidas. Todo ello hace que nos sintamos más alegres y vitales. Como consecuencia del mayor número de horas de sol y debido a los cambios que se producen en la meteorología, también se producen cambios en nuestro organismo. Seguro que muchos de nosotros los notamos y por ello os ayudamos a paliarlos con los siguientes remedios.

Consejos de primavera Manantial de Salud
Consejos de primavera

Alergias

Para regular el exceso de producción de histamina así como para mantener controlados los síntomas que se le asocian (rinitis, urticaria, asma, conjuntivitis…) tenemos productos en la naturaleza que nos ayudarán:

  • Plantas como el té rooibos, la perilla o el helicriso, tienen un efecto antihistamínico y nos ayudarán a sobrellevar mejor las alergias. En alergias respiratorias también nos ayudará mantener una buena higiene nasal (los vahos nasales y las limpiezas nasales con o sin lota pueden ser un buen aliado) así como mantener bien hidratada la mucosa nasal. Para los vahos hay plantas muy específicas como el eucalipto, romero, espliego, pino, manzanilla Mahón y gordolobo que pueden ser de gran interés.
  • Cuando las alergias nos afectan los ojos, nada mejor que unas compresas oculares a base de eufrasia, aciano, saúco, tomillo, manzanilla Mahón y rosas.
  • Aceite hidratante nasal: lubrifica y protege las fosas nasales. Macerado en aceite de oliva de manzanilla, espliego, romero, eucalipto, pino, helicriso, tomillo, cola de caballo, hipérico y salvia. Está muy indicado en caso de rinitis, congestión nasal, sequedad. Podemos aplicarlo en las fosas nasales tantas veces al día como necesitemos.
  • Aromaterapia: existe una mezcla descongestiva nasal que nos proporcionará bienestar al vaporizar la estancia.

Memoria

Para reforzar nuestra memoria podemos incorporar algunos suplementos alimenticios a base de lecitina de soja (aporta fósforo, colina e inositol), omega-3 (favorece la conexión neuronal), ginko biloba (mejora la circulación sanguínea a nivel cerebral), eleuterococo (aumenta la concentración intelectual). La primavera suele ser época de exámenes para muchos…

Astenia primaveral

Al alterarse nuestros ritmos, a veces nos sentimos cansados o algo fatigados. Para facilitar el proceso de adaptación al cambio estacional podemos tomar:

  • Jalea real: aporte natural de vitaminas y minerales. Se comercializa tanto fresca como en perlas o ampollas.
  • Polen: aporta aminoácidos, vitaminas y minerales. Hay en cápsulas o gránulos.
  • Levadura de cerveza / Germen de trigo: ejerce un efecto fortalecedor del organismo. Se puede encontrar en copos, comprimidos o perlas.
  • Espirulina: complemento del hierro y B12 además de otras vitaminas y minerales. En escamas o comprimidos.
  • Wheatgrass (Hierba de trigo): es un concentrado de nutrientes de fácil absorción que contribuyen a aumentar tu vitalidad. Disolver 2 cucharadas soperas en líquido.

Piel

El objetivo que debemos marcarnos en primavera es regenerar la piel para afrontar el verano, mejorar su aspecto y reparar la sequedad generada durante el invierno. Para ello tenemos que suplementar nuestra dieta con un aporte especial de beta-carotenos que favorecen el bronceado y mejoran la calidad de la piel. Los antioxidantes también son importantes para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

La hidratación también es fundamental, así que beber mucha agua y aplicarnos cremas o aceites regeneradores es importante. La rosa mosqueta, la zanahoria, la centella asiática o el aloe vera son ingredientes que pueden reforzar las propiedades hidratantes de tu crema. También es importante cuidar zonas delicadas como el contorno de los ojos o el pelo, que también sufre una fuerte deshidratación en verano. El aceite de jojoba te ayudará a lucir una melena sana y brillante. ¡Ah, y no olvides tu protector solar!

Bienvenida primavera, adiós alergia2

La alergia es una respuesta exagerada de nuestro sistema inmunitario, que identifica como nocivas determinadas sustancias inocuas, como el polen, los ácaros del polvo, las picaduras de insectos, la caspa de animales, ciertas medicinas o determinados alimentos, que son bien toleradas por la mayoría de personas. Estas sustancias desencadenan la producción excesiva de histamina, que contrarrestaremos mediante el uso de antihistamínicos ya que detienen la reacción alérgica y bloquean la actividad de la histamina.

Alergias
Como terminar con las alergias.

Existe un factor hereditario importante que determina esta reacción exagerada de nuestro organismo ante el agente causante de la alergia. Actualmente, se calcula que entre un 20-25% de la población sufre algún tipo de alergia.

No obstante, existen diversos alimentos y plantas que pueden ayudarnos a mejorarla notablemente:

  • Vitamina C, ya que rompe las moléculas de la histamina. Alimentos como la naranja, el kiwi, el perejil, el berro, la grosella, las fresas, el limón o la guayaba son ricos en vitamina C pero también podemos encontrarla en suplemento alimenticio.
  • Vinagre de manzana debido a sus propiedades antibióticas y antihistamínicas puede ayudar a disminuir los síntomas de la alergia.
  • Quercetina, porque reduce la respuesta inflamatoria en vías respiratorias. Se encuentra de forma natural en ajos, cebollas o manzanas, entre otros alimentos, pero también existen suplementos alimenticios. Las ortigas también tienen un alto índice de quercitina.
  • Huevos de codorniz tomados para desayunar contribuyen a mejorar las alergias respiratorias ya que la proteína que contienen son un potente antialérgico.
  • Té rooibos. Muchos problemas cutáneos como eczemas, picazones, dermatitis o urticarias suelen mejorar tomando infusiones de té rooibos ya que actúa como un antihistamínico natural que no produce somnolencia.
  • Perilla: su acción antialérgica se debe principalmente a la presencia de flavonoides, antioxidantes importantes en la prevención de alergias y la capacidad de acción que posee respecto a la inmunoglobilina E, disminuyendo los altos valores de este anticuerpo que acompañan una reacción alérgica. En los países asiáticos es muy utilizada en caso de intoxicación alimentaria debido al pescado. También se usa con éxito en alergias primaverales ya que refuerza el sistema inmunológico.
  • Grosellero negro: favorece la reducción de los síntomas alérgicos al evitar la liberación de histamina y actuando como un corticoide natural.
  • Helicriso: su riqueza en flavonoides provoca un estímulo de la secreción interna de hidrocortisona por lo que resulta útil en caso de alergia digestiva, cutánea o respiratoria.

Reishi: el hongo de la eterna juventud3

El hongo reishi (Ganoderma lucidum) se utiliza en la medicina tradicional china desde hace más de 2.000 años. El Dr. Shi-Jean Lee, el médico más reconocido de la dinastía Ming, escribe en el libro “La gran farmacopea” que tomar reishi de manera continuada ayuda a construir un cuerpo fuerte y saludable y asegura una larga vida.

El uso de este hongo ya se ha introducido en Occidente desde hace muchos años y, de hecho, hoy en día está considerado como una de las diez sustancias terapéuticas naturales más eficaces por sus múltiples propiedades, que incluyen beneficios para el corazón, el hígado y el aparato respiratorio, entre otros. También hay evidencias de que el consumo conjunto de reishi y vitamina C potencia las propiedades del hongo.

El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en Oriente.
El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en las medicinas orientales.

10 razones para tomar reishi

  • En términos generales, es un gran revitalizante y adaptógeno. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas.
  • Tiene más de 150 tipos de antioxidantes. También contiene betaglucanos, lentinan y germanio orgánico.
  • Es un tónico cardíaco. En numerosos ensayos clínicos realizados en Japón y en China se ha observado que el reishi mejora el flujo sanguíneo y baja el consumo de oxígeno del músculo cardíaco. Es una buena opción en casos de hipertensión.
  • Los médicos chinos y japoneses lo recomiendan para el insomnio. Su uso promueve las ondas bajas del sueño.
  • Se usa también como analgésico y relajante muscular. Tiene funciones calmantes pero no es ni narcótico ni hipnótico.
  • Es considerado un regenerador hepático gracias a la presencia de triterpenos, que inducen una actividad antiiflamatoria en las células dañadas del hígado. Las medicinas orientales emplean comúnmente el reishi para el tratamiento de hepatitis.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias, en parte debido al efecto antioxidante del reishi y a su contenido en antihistamínicos naturales.
  • Investigadores de China, Japón y EE.UU. han avalado los efectos antialérgicos de este hongo. Los estudios mostraron que inhibe de manera significativa algunas reacciones alérgicas, incluyendo efectos positivos contra el asma y la dermatitis de contacto.
  • Refuerza el sistema inmunitario. Nos protege de afecciones respiratorias como gripe, resfriado y bronquitis.
  • Las últimas investigaciones apuntan hacia un posible efecto antitumoral por la acción inmunoestimulante que tiene el reishi. Hace que nuestro sistema inmunológico funcione de forma más rápida, siendo útil en la detección de células infectadas por virus o células tumorales.

En cuanto a las contraindicaciones, hay que decir que interacciona con anticoagulantes y antiagregantes. No se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes por falta de información, ni a personas menores de 18 años. En caso de patologías autoinmunes o trastornos hematológicos, hay que consultar al médico.

Referencias

  • Kenneth J. “Reishi: Ancient herb for modern times” (1992)
  • Stanislaus CS. “Lingzhi, medicine of kings” (1995).
  • Carlson J. “Reishi mushrooms” (1996)

Vitamina C: un poderoso antioxidante para mantener el sistema inmune fuerte2

La vitamina C es probablemente la más famosa de las vitaminas. Cuando llega el otoño y empiezan a bajar las temperaturas, tendemos a aumentar el consumo de esta vitamina, puesto que es popularmente conocido que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario. Pero no hay que olvidar que es también un poderoso antioxidante.

Encontramos vitamina C en frutas y verduras tales como naranjas, limones, kiwis, fresas, tomates, pimientos rojos, espinacas, brócoli, coles de Bruselas… Quizás es menos conocida la acerola (Malpighia emarginata), uno de los frutos más ricos en vitamina C. Es un pequeño árbol nativo de la parte norte de Suramérica, Centroamérica y el Caribe. Los frutos de la acerola son rojos, con una pulpa agridulce. Se comen frescos y con ellos se elaboran jaleas, jugos, licores, jarabes, mermeladas… También se puede tomar acerola en comprimidos para obtener todos los beneficios de la vitamina C.

La acerola es uno de los frutos más ricos en vitamina C.
La acerola es uno de los frutos más ricos en vitamina C.

Beneficios de la vitamina C

  • Su poder como antioxidante ayuda a neutralizar los radicales libres, responsables del envejecimiento. Las vitaminas A, C y E son los grandes antioxidantes que la naturaleza pone a nuestra disposición para neutralizar la acción de los radicales libres.
  • La vitamina C previene y trata estados gripales, resfriados e infecciones por hongos.
  • Está indicada en procesos inflamatorios (reumatismo).
  • También es de ayuda en enfermedades hepáticas.
  • Es esencial para la formación y mantenimiento del colágeno y, en consecuencia, para la conservación de los huesos, dientes y vasos sanguíneos y es importante para la piel y el cabello.
  • También contribuye a la absorción del hierro y es recomendable en casos de anemia por carencia de este mineral.
  • La vitamina C contribuye a una rápida recuperación en caso de quemaduras y heridas.
  • Previene fracturas óseas.
  • Participa en muchas reacciones químicas, entre ellas la síntesis de la carnitina, necesarias para metabolizar los ácidos grasos. Como antioxidante ejerce una acción equilibradora en el sistema inmunitario. Si una actividad está elevada, la disminuye. Y si una función está baja, la estimula. Por ello, la vitamina C puede tener un efecto positivo tanto en las alergias, que son un exceso de activación del sistema inmunitario (los consumidores de frutas y verduras ricos en esta vitamina son menos proclives a ellas), como en procesos cancerosos, en los que el sistema inmunitario suele estar deprimido.
  • Ayuda a eliminar sustancias tóxicas.
  • Participa en la formación de glóbulos rojos y en la coagulación sanguínea.
  • Mejora la acción de los probióticos, que ayudan a reequilibrar la flora intestinal dañada por una dieta inadecuada, infecciones, determinada medicación, estrés o envejecimiento.

Alergia: las mejores plantas medicinales para combatirla0

¿Sabías que entre un 20% y un 25% de la población sufre algún tipo de alergia, y la predisposición a las alergias suele tener un importante componente hereditario? La alergia es una respuesta exagerada de nuestro sistema inmune, que identifica como nocivas determinadas sustancias inocuas toleradas por la mayoría de personas (como puede ser el polen de algunas flores, los ácaros del polvo…). Los efectos de la alergia se pueden mitigar a través de remedios naturales. En éste artículo os propondremos tres plantas especialmente indicadas para combatir las reacciones alérgicas: el helicriso, el grosellero negro y la perilla.

¿Porqué tenemos alergia?

Cuando una persona entra en contacto con las sustancias a las que es alérgica su cuerpo genera una serie de anticuerpos contra esa sustancia, que se trasladan a unas células muy abundantes en la nariz, ojos y pulmones llamadas mastocitos. Entonces se libera la histamina, y se desencadenan los síntomas de la alergia.

Tipos de alergia

Las alergias que afectan a la piel y las vías respiratorias son las más comunes. En la piel provoca dermatitis o eccemas; en los ojos, conjuntivitis; en la mucosa nasal, rinitis; cuando afecta a los bronquios, produce asma. Si el alérgeno es ingerido (alimentos o medicamentos) la alergia puede afectar al aparato digestivo y causar diarrea o dolor abdominal. En caso de alergia a algunos alimentos, medicamentos o picaduras de insectos, las reacciones se pueden dar simultáneamente en diferentes órganos (piel, sistema digestivo, vía respiratoria…).

Plantas medicinales para tratar la alergia

Helicriso (Helichrysum stoechas). Perpetua, siempreviva o herba de Sant Ponç son otros nombres por los que se conoce esta planta tan popular en el sur de Europa. Crece en terrenos áridos y cercanos al mar. Su nombre viene del griego y significa “sol” y “oro”. Su riqueza en flavonoides estimula la secreción interna de hidrocortisona, por lo que resulta útil en alergias digestivas, cutáneas y respiratorias. Además, estimula la secreción de jugos gástricos y pancreáticos, es depurativa en casos de reumatismo o gota, y es efectiva contra la migraña y dolores de cabeza. Se puede tomar en infusión y también se encuentra en forma de jarabe, extracto líquido o colirios.

Helicriso (Helichrysum stoechas).
Helicriso (Helichrysum stoechas).

Grosellero negro (Ribes nigrum). Este arbusto de la familia de las saxifragáceas se cultiva en países europeos como Polonia o Alemania. Sus hojas son ricas en flavonoides y proantocianidinas y sus frutos contienen pectina, ácidos orgánicos, vitamina C y antocianósidos, con poder antioxidante y antiinflamatorio. Tomar grosellero negro reduce los síntomas alérgicos ya que evita la liberación de histamina y actúa como un corticoide natural, sin causar efectos secundarios. Además, las hojas de esta planta tienen capacidad diurética, antirreumática y con efecto antidiarréico. Sus frutos mejoran la agudeza visual y se usan en caso de accidentes vasculares cerebrales o prevención de problemas circulatorios de origen venoso. Suele tomarse en infusión. Es una planta sin ninguna toxicidad.

Grosellero negro (Ribes nigrum).
Grosellero negro (Ribes nigrum).

Perilla (Perilla frutescens). También conocida como albahaca china, contiene vitaminas, minerales, ácidos grasos de la serie omega-3, ácido alfa- lipoico y ácido rosmarínico que la convierten en una perfecta aliada antioxidante, antiinflamatoria y antimicrobiana. Se recomienda especialmente para tratar la alergia ya que contiene flavonoides y disminuye la immunoglobilina E, un anticuerpo que suele acompañar la reacción alérgica. La perilla se utiliza en intoxicaciones alimentarias debidas al pescado y también puede ser útil para reacciones anafilácticas severas, como las producidas por alergia al marisco. Se usa especialmente para las alergias primaverales, y también refuerza el sistema inmunológico.

Perilla (Perilla frutescens).
Perilla (Perilla frutescens).

Para uso interno, se prepara una infusión con una cucharada sopera rasa de estas hojas, hervir 2 minutos y tomar 2 ó 3 vasos al día. Para uso externo, se deben aplicar compresas en la zona afectada.

Alga chlorella: para depurar y desintoxicar el organismo6

La alga chorella es una microalga esférica unicelular de agua dulce y color verde. Es el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta. Su origen se remonta a hace más de 600 millones de años y su descubrimiento fue en 1.890 por el microbiólogo holandés M. W. Beijernick. A la alga chlorella se la conoce, sobre todo, por su capacidad para depurar y desintoxicar el cuerpo de metales pesados como el cadmio, el uranio, el mercurio o el plomo, así como pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas, etc.

Su increíble efecto se consigue a través del aporte de clorofila y gracias a la singular estructura de su membrana celular, cuya capa más externa está formada por una sustancia carotenoide polimerizada (esporopolenina) que logra absorber y almacenar el elemento tóxico y eliminarlo posteriormente a través de las heces.

La alga chlorella es una fuente natural de proteínas de alta calidad biológica, vitaminas y minerales. Es el organismo conocido con mayor concentración de clorofila y destaca por contener el llamado factor de crecimiento de la Chlorella, un complejo de ácidos nucleicos y aminoácidos que acelera su crecimiento y asegura su supervivencia. De ahí que en humanos se ha comprobado que su consumo resulta eficaz para estimular el desarrollo en niños y para atenuar los efectos del envejecimiento en adultos. Contiene hierro, zinc, calcio y vitamina B12, nutrientes importantes para complementar la dieta vegetariana.

Alga chlorella
Alga chlorella, el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta.

Propiedades de la alga chlorella

  • Es un excelente tónico para la sangre en casos de anemia.
  • Potencia el sistema inmune.
  • Es un aporte natural de gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • Se trata del único sistema natural que puede transmitir la energía procedente del sol al ser humano a través de la alimentación.
  • Ayuda a disminuir la tasa de colesterol en sangre, a compensar la hipertensión y a aumentar la producción de glóbulos rojos.
  • Regula el sistema digestivo, desintoxica, reestablece el peristaltismo. Esto ayuda a aliviar el estreñimiento crónico, a cicatrizar úlceras y combatir la halitosis.
  • Actúa como agente desintoxicante interno, neutralizando metales pesados, dioxinas, pesticidas y herbicidas.
  • Atenúa los síntomas de las reacciones alérgicas.
  • Ayuda a cicatrizar heridas cutáneas y a regenerar las células de la piel (efecto rejuvenecedor).

No existen contraindicaciones ni ningún tipo de toxicidad conocido en relación al consumo de alga chlorella en las dosis recomendadas, aunque puede haber fotosensibilidad en personas que consuman elevadas dosis de alga chlorella, así como flatulencias o gases debido al aumento del peristaltismo intestinal.

Como curiosidad también diremos que el Comité Olímpico Internacional avala que los deportistas que han tomado suplementos a base de alga chlorella han mejorado sus marcas deportivas y han disminuido significativamente su tiempo de recuperación.

Alergia: cómo tratarla con remedios naturales0

La alergia es una reacción desproporcionada de nuestro sistema inmunitario frente a sustancias inocuas, que normalmente son toleradas por el organismo. Más de un 15% de la población padece algún tipo de alergia. Existe una clara predisposición genética a sufrir este tipo de molestias y lo más habitual es que la persona sea alérgica a más de una sustancia.

Mecanismo de acción de la alergia

Las células que componen el sistema inmunitario –macrófagos y linfocitos T y B– se encuentran circulando en la sangre o formando parte de distintos órganos. Al entrar en contacto con una sustancia extraña –alérgeno–, estas células empiezan una serie de reacciones que culminan con la formación de unas moléculas –llamadas inmunoglobulinas (Ig) o anticuerpos– que se unen al alérgeno y consiguen destruirlo o eliminarlo.

Hay cinco tipos de inmunoglobulinas: IgG, IgA, IgM, IgD e IgE. La IgE y la IgG tipo 4 son las implicadas en la reacción alérgica tipo I, característica del asma y de la mayor parte de procesos alérgicos.

Las personas que padecen una alergia tienen en la superficie de los mastocitos –unas células de la sangre– múltiples moléculas IgE capaces de reconocer la presencia del alérgeno. Esta IgE se formó en anteriores contactos con el alérgeno que provocaron la sensibilización frente a esta sustancia extraña para el organismo. En otras palabras, se formaron unas células con memoria –linfocitos B– que al entrar en contacto con esta sustancia extraña ordenarán la producción de grandes cantidades de IgE específica para destruir este alérgeno, liberando así elementos como la histamina, la serotonina o la bradiquinina.

Las de un 15% de la población padece algún tipo de alergia.
Las de un 15% de la población padece algún tipo de alergia.

Causas de la alergia

La causa de la alergia no se puede atribuir a una sustancia en concreto sino al individuo, que suele ser alérgico por herencia genética. Son muchos los agentes que pueden causarle una reacción alérgica, al entrar en contacto por diversos medios:

  • Aire: polen de las plantas, polvo de casa, hongos, pelos y plumas de animales…
  • Alimentos: pescado, huevos, frutos secos…
  • Medicamentos: penicilina, aspirina®…
  • Picaduras de insectos, mordeduras…
  • Contacto con la piel: cosméticos, productos industriales…

Trastornos derivados de la alergia

Puesto que el sistema inmunitario se encuentra ampliamente distribuido en nuestro organismo, no es de extrañar que las reacciones alérgicas sean capaces de desencadenar trastornos muy diversos, según el lugar donde se produzca la reacción:

  • Aparato digestivo: diarreas o dolor abdominal.
  • Ojos: conjuntivitis (enrojecimiento de los ojos y picor).
  • Nariz: rinitis (picor y secreción de moco acuoso).
  • Piel: urticarias (habones y picor) o eccemas.
  • Pulmón: asma (obstrucción de los bronquios).

Prevención y tratamiento de las alergia

La única forma eficaz de prevenir la alergia es evitar el contacto con el alérgeno. Una vez desencadenada la reacción, solamente podemos actuar disminuyendo la intensidad de los síntomas y combatiendo la inflamación.

  • Conjuntivitis. Es una reacción al polen de las gramíneas y árboles. Se caracteriza por escozor en los ojos, lagrimeo, párpados hinchados… El tratamiento requiere medidas higiénicas como lavados con suero fisiológico o soluciones estériles libres de conservantes. Da buenos resultados lavar los ojos con agua de flor de saúco, aciano y eufrasia y hacer compresas de 5 a 10 minutos para eliminar el agente causal y calmar el picor.
  • Rinitis y asma. Ambas reacciones están causadas por el polen, el polvo, mohos de humedad, los pelos y plumas de animales domésticos e irritantes de las vías respiratorias (humo, polución, tintes, disolventes…). Son muy adecuadas las tisanas de vahos, gargarismos y baños nasales tanto para eliminar el alérgeno como para paliar la irritación. Seguidamente hay que aplicar el aceite hidratante nasal, que actúa como emoliente y protector de las fosas nasales.
  • Dermatitis alérgica o alergia de contacto. Se caracteriza por el enrojecimiento de la piel y la aparición de pequeños hinchazones. Los metales, sobre todo el níquel, son los principales causantes (nos afecta si usamos bisutería, tintes de pelo, etc.). Una buena solución son los baños de arcilla para absorber las toxinas. Después hay que aplicar un bálsamo corporal con aloe vera y caléndula para calmar e hidratar la zona afectada. El uso de tintes ecológicos libres de metales puede evitar la aparición de la alergia.
  • Urticaria. Aparecen ronchas y granos que dan la sensación de picor. Suelen producirla ciertos alimentos (mariscos y conservas), medicamentos (penicilina o aspirina®) y las picaduras de insectos. Como tratamientos podemos aplicar arcilla en la zona afectada, seguida de bálsamo corporal. Es aconsejable un tratamiento depurativo vía interna, se recomienda tomar 1L a lo largo del día de una decocción de granos de avena, cola de caballo y ortiga verde. La Tisana DEP o el ya preparado Jarabe Herbodep están formulados con plantas que contribuyen a depurar el organismo.
  • Helicriso o Siempreviva (Helichrysum stoechas). Una de las plantas más empleadas para prevenir y tratar los brotes alérgicos, la encontramos en forma de planta para infusión, jarabe, ampollas bebibles (Alervit forte) o crema.

¿Eres una persona alérgica y has probado alguno de estos remedios naturales? Cuéntanos tu experiencia. Puede ser útil para otras muchas personas.

Foto: www.blogdelg.es

“Los oligoelementos deben estar en constante equilibrio para que nuestro metabolismo funcione”. Entrevista a Nuria Llenas0

Nuria Llenas Roca trabaja en Manantial de Salud desde 1999 (la podéis encontrar en la tienda de Gran Vía). Se formó como naturópata en la escuela Censana. La oligoterapia siempre ha sido una de las terapias que más le ha interesado y por eso en esta entrevista nos habla de los oligoelementos.

–¿Qué son los oligoelementos?

–Son metales que se encuentran en nuestro organismo en dosis infinitesimales de 1mg/kg de peso corporal y facilitan el trabajo a nuestras enzimas, que son las que se encargan de las reacciones químicas que se producen en nuestro organismo. Por eso, para que nuestro metabolismo funcione correctamente los oligoelementos se deben encontrar en constante equilibrio.

–Se estima que existen más de 70 oligoelementos y todos son importantes, pero ¿cuáles destacarías?

–Todos tenemos unas características propias y congénitas, como puede ser antecedentes familiares, comportamiento del individuo, etc. que nos hacen más o menos predispuestos al desarrollo de una enfermedad u otra. Así se explica, por ejemplo, que en un mismo grupo de individuos, y bajo las mismas condiciones, como en el caso de una epidemia, algunos lleguen a desarrollar la enfermedad y otros no. Cuando nuestro organismo se descompensa aparecen síntomas tanto físicos como psíquicos: se les llama patología funcional. Los dividimos en 5 grandes síndromes (conocidos como diátesis), y cada uno de ellos es tratado con su correspondiente oligoelemento. Estos son Manganeso, Manganeso-Cobre, Manganeso-Cobalto, Cobre-Oro-Plata.

–¿Y el quinto síndrome?

Junto con estas cuatro diátesis hay un síndrome que puede encontrarse en cualquiera de ellas. Es el de desadaptación porque representa la dificultad que las glándulas endocrinas tienen para adaptarse a estímulos de la hipófisis. Pueden ser desórdenes menstruales, impotencia sexual, retraso en el desarrollo. Lo tratamos con la asociación de zinc-cobre. Hay una segunda desadaptación que es a nivel del eje hipofisario-pancreático, que provocan trastorno de la tasa glucémica, dan síntomas como: hambre de lobo, somnolencia, sensación de vacío intelectual… Se utiliza el zinc-níquel-cobalto. Pero aparte de los oligoelementos que pertenecen a las diferentes diátesis, existen los llamados complementarios que juegan un papel importante en la funcionalidad del organismo.

Nuria Llenas es naturópata, especializada en los oligoelementos.
Nuria Llenas es naturópata, especializada en los oligoelementos.

–¿Existe algún oligoelemento sin el cuál no podríamos vivir?

Se acepta que al menos 15 oligoelementos son indispensables para la vida animal. Los más importantes: aluminio, bismuto, cobalto, cobre, flúor, yodo, litio, magnesio, fósforo, potasio, silicio, selenio, azufre y zinc. Del magnesio –muy solicitado actualmente– es interesante saber que el cuerpo humano  contiene sobre 25 gramos depositados en huesos, sangre y otros tejidos. Cuando estamos en una situación de estrés perdemos magnesio por la orina, por lo que es conveniente aumentar su ingesta. Incluso se ha observado que, aumentado la toma de magnesio en la dieta, puede bajar la tensión arterial. El cobre juega un gran papel antiinflamatorio y antiinfeccioso. Nos permite disminuir la utilización de antibióticos y sirve de ayuda en procesos articulares inflamatorios. El fósforo es indispensable para que nuestra energía nerviosa e intelectual funcione correctamente. El litio actúa sobre nuestros neurotransmisores, da muy buenos resultados en casos de ansiedad menor, irritabilidad e insomnio. No se debe confundir con el litio usado en psiquiatría con dosis muy fuertes.

–¿Hay alguna manera de saber si carezco de algún oligoelemento o si tengo en exceso?

–Por medios analíticos convencionales no podemos conocer la carencia o exceso de oligoelementos, ya que la acción de un oligoelemento es siempre intracelular. Es por ello que a través de las características asociadas a la enfermedad podremos saber a qué diátesis pertenece y por tanto los oligoelementos necesarios. Un ejemplo, una deficiencia de cobre da lugar a defectos en los tejidos elásticos que revisten los vasos sanguíneos y, si esto persiste, se producirán hemorragias, anemias y un desarrollo deficiente de huesos y los nervios, así como una alta incidencia de infecciones. Si por el contrario fuera un exceso, ya fuere por exposición profesional, por la toma de estrógenos que también pueden aumentar el nivel de cobre en sangre o cualquier otra causa, pueden haber síntomas como vómitos, nauseas, dolores…

–¿Por qué en primavera proliferan trastornos como las alergias respiratorias y oculares, el asma, etc.?

–La alergia es una respuesta exagerada de nuestro sistema inmunitario ante la presencia de un alérgeno. En primavera, debido al aumento de polen, estamos más predispuestos a este tipo de trastornos. Cada vez que estamos en contacto con estas sustancias, liberamos histamina y como consecuencia los síntomas típicos de la alergia.

–¿Cómo podemos contrarrestarlos con oligoelementos?

–Como preventivo empezaremos dos meses antes de la primavera a tomar Manganeso, 1 vial tres veces por semana; alternando con el Azufre, 1 vial también tres veces por semana. En la fase aguda se dará Manganeso, 1 vial en ayunas; el Azufre 1, vial al acostarse todos los días excepto el domingo ;  y añadiremos el Fosforo durante la crisis, 1 vial al día.

–¿Qué alimentación recomendarías a una persona que sufre alergias estacionales?

–Es importante mantener una buena flora intestinal. Para ello un aporte de probióticos sería lo más indicado. Los alimentos ricos en omega 3 (sardinas, salmón, atún, semillas de chía) son muy indicados. Los alimentos antioxidantes disminuirán la inflamación y protegerán nuestras mucosas. Para ello son importantes las vitaminas A, B, C y E, que se pueden encontrar entre otros en los kiwis, naranjas, endivias, espárragos, levadura de cerveza, germen de trigo, avena aguacate… Los flavonoides contenidos en las uvas, arándanos, cebollas… también son un gran aliado.

Nuria Llenas, en la tienda de Gran Vía de Manantial de Salud.
Nuria Llenas, en la tienda de Gran Vía de Manantial de Salud.

–¿Podrías decirnos cuáles son los oligoelementos más importantes en primavera y dónde podemos encontrarlos?

–Según  la medicina china, la primavera está relacionada con el hígado, los ojos, los tendones, las uñas y, por supuesto, con la sangre y la energía: “la primavera la sangre altera”.

El azufre es un buen aliado para el hígado, además de formar parte de las uñas, la piel y el pelo. Lo podemos encontrar en huevos, pescado, ajo, cebolla, germen de trigo…

El magnesio, especialmente para reforzar nuestras defensas y en casos de  ansiedad y depresiones. Hay que incluir en la dieta germen de trigo, almendras, avellanas, chocolate…

El selenio, indispensable para el sistema inmunológico, ejerce una acción sobre los radicales libres. Tomaremos levadura de cerveza, nueces del Brasil, pipas de calabaza, hinojo, maíz, avena

El zinc participa en el funcionamiento de más de 100 enzimas. Se dice que el zinc es al cerebro lo que el hierro a la sangre, por lo que junto con otros oligoelementos como el hierro, el cobre y el fósforo nos puede ayudar a superar este cansancio primaveral. Los encontraremos en alimentos como la levadura de cerveza, huevos, pescado, cereales, quesos..

–¿Alguna contraindicación?

Ninguna. Puede emplearse en niños, embarazadas, diabéticos e hipertensos. No existe toxicidad, ya que las cantidades usadas son muy pequeñas.

–¿Pueden interferir con otras medicaciones?

No interfiere con ningún medicamento. Sin embargo si se toman corticoides ó ansiolíticos sí pueden disminuir la acción de los oligoelementos.

–¿Cuál es la posología?

Debido a las bajas concentraciones de los oligoelementos, la dosis es la misma en lactantes, niños y adultos. Lo que hay que tener en cuenta es que los niños suelen tener una mayor respuesta al tratamiento por lo que podremos reducir la frecuencia de tomas.