Germen de trigo: cinco motivos para incorporarlo a tu dieta0

El germen del trigo es la parte interior del grano. Contiene todas las sustancias que la planta necesita para germinar y madurar. La mayoría de harinas y productos derivados del trigo que consumimos pasan por un proceso de refinamiento en el que se elimina el germen. Sin embargo, es muy rico en proteínas, minerales y vitaminas, y se trata de un excelente complemento nutritivo.

¿Quieres conocer los principales beneficios que aporta el germen de trigo, así como las propiedades que tiene como cosmético natural? Pues entonces, sigue leyendo…

Propiedades del germen de trigo:

  • Desarrollo muscular: por su alta cantidad de proteína y hierro, el germen de trigo es altamente recomendable para el desarrollo muscular. Muchos deportistas lo incluyen en su dieta para mejorar su rendimiento, especialmente para entrenamientos intensos. Es un excelente regenerador de los tejidos, muy útil para mantener la musculatura, las paredes de los vasos sanguíneos y el corazón en perfectas condiciones.

También es un gran apoyo en fases de crecimiento, embarazo, lactancia y estados postoperatorios. Contribuye a la cicatrización de heridas y a metabolizar las proteínas.

  • Antiestrés: la vitamina B2 que contiene el germen de trigo ayuda a combatir las migrañas, mantener una buena salud ocular y reducir problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés. Además, su contenido en magnesio y zinc ayuda a combatir la fatiga física y el cansancio intelectual.
  • Antioxidante: el alto contenido en vitamina E convierte el germen de trigo en un potente antioxidante. A nivel celular controla la síntesis de enzimas que generan sustancias tóxicas y es eficaz como preventivo de la arteriosclerosis.
  • Equilibra los niveles de grasas y azúcares en sangre porque contiene ácidos grasos omega-3 y omega-6, que intervienen en los procesos de asimilación de las grasas, azúcares y proteínas. También aporta fosfolípidos que previenen la acumulación de colesterol, y zinc que facilita la asimilación y almacenamiento de la insulina.
  • Protector cardiovascular: es rico en potasio y magnesio, lo cual contribuye a mejorar la circulación, regulando la presión arterial, e incluso podría prevenir enfermedades reumáticas o artritis. Mantiene la integridad del sistema vascular y el sistema nervioso central.

Y además… Por ser rico en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. También es un alimento indicado para personas con un nivel alto de ácido úrico, ya que ayuda a evitar ataques de gota. El germen de trigo favorece el equilibrio del sistema inmunológico y regula funciones fisiológicas y endocrinas. E incluso ayuda en el tratamiento de la esterilidad.

¿Cómo tomar germen de trigo?

Puedes encontrarlo en nuestros herbolarios y en nuestra tienda on line.

Los copos o escamas pueden tomarse durante el desayuno, mezclados con los cereales, espolvoreados en la leche, yogur… o también en ensaladas, sopas, sémolas o zumos.

El aceite de germen de trigo (muy rico en vitamina E y en ácidos grasos poliinsaturados) se ingiere en forma de cápsulas y perlas que deben tomarse durante las comidas.

Germen de trigo
Germen de trigo

Cuida de tu piel y cabello con aceite de germen de trigo

El germen de trigo tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B, entre las que se encuentran la B1, B2 y B6. Todas ellas, junto a minerales como el zinc y el magnesio, convierten el aceite de germen de trigo en un fantástico tratamiento de belleza.

Nutre y regenera la piel. Sus propiedades antioxidantes retrasan el envejecimiento de la piel, previniendo arrugas, líneas de expresión y piel flácida. Dota la piel de vitalidad y le da un aspecto saludable. También ayuda a prevenir estrías y cicatrices.

Mejora enfermedades como la psoriasis o el eczema y se recomienda en quemaduras, incluyendo las provocadas por el sol, y las erupciones cutáneas.

Refuerza y repara el cabello. Nutre y da vigor al cabello, a la vez que combate la caspa. Mejora el aspecto del pelo seco, elimina el encrespado y repara cabellos muy dañados por productos químicos o calor. Masajear el cabello con germen de trigo también promueve su crecimiento y ayuda a mantener los folículos pilosos sanos.

¿Necesitas refuerzos? Toma las vitaminas y los minerales que necesitas cada día0

Nuestro cuerpo necesita un aporte diario de vitaminas y minerales para su correcto funcionamiento, y es que los micronutrientes presentes en los alimentos son esenciales para la vida. Pero en ocasiones hay factores como el estrés o la dieta que son un obstáculo a la hora de garantizar esas necesidades nutricionales.

¿Quieres conocer las principales fuentes de vitaminas y minerales? Te presentamos una serie de alimentos muy ricos en vitaminas que te ayudarán a conseguir una dieta equilibrada.

Principales fuentes de vitaminas y minerales:

  • El escaramujo es el fruto del rosal silvestre. Suele ser de color rojo anaranjado, pero en algunas especies puede variar hasta el morado oscuro y el negro. Destaca por su riqueza en vitamina C, conocida por su potente acción antioxidante y potenciadora del sistema inmunológico. El escaramujo es comestible en crudo, en tisanas, y con él se elaboran jaleas, confituras y mermeladas.
  • La levadura de cerveza es una gran fuente de energía. Es rica en vitamina B y gracias a sus ácidos grasos insaturados también puede ayudarnos a combatir el exceso de colesterol malo. Además, es rica en selenio, un mineral indispensable con propiedades como antioxidante celular, reparador, antienvejecimiento y desintoxicante del organismo.
  • Los cítricos no sólo aportan Vitamina C, también proporcionan una serie de compuestos beneficiosos llamados bioflavonoides. La piel de la naranja o el limón es rica en bioflavonoides cítricos, que poseen gran actividad antioxidante y antiinflamatoria, son protectores del sistema cardiovascular, mejoran la irrigación en los pequeños capilares y son excelentes nutrientes para la piel.
  • El brócoli o brécol es una hortaliza de flor muy consumida en todo el mundo. Y no es de extrañar porque es un alimento muy saludable que nos aporta vitaminas y minerales que son muy necesarios para que gocemos de una buena salud. Es un vegetal con alto poder antioxidante, nutritivo y detoxificante que mejora el aspecto de la piel, alcaliniza la sangre regulando el Ph y posee glucosinolatos que son componentes anticancerígenos. La mejor forma de preparar el brócoli para aprovechar sus propiedades es cocinándolo al vapor o macerado con jugo de limón y aceite de oliva virgen extra.
  • La Alga Espirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos. Aporta todos los nutrientes esenciales, además de antioxidantes, vitaminas y minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquímicos.
  • La clorofila es un compuesto químico presente en las plantas, responsable de darles el color verde, además de ser clave para realizar el proceso de fotosíntesis, por el cual las plantas se nutren. Por ello, la clorofila es también conocida como “la sangre de las plantas” y su consumo tiene muchas propiedades para la salud. Contiene muchos antioxidantes, oxigena la sangre y depura el organismo por lo que se la considera como una sustancia “milagrosa”.
  • Betacaroteno: están presentes en frutas y verduras con pigmentos rojos, naranjas y amarillos, como la zanahoria, la calabaza, el melocotón o el albaricoque. El betacaroteno es la principal fuente de vitamina A, esencial para el crecimiento y desarrollo, el funcionamiento del sistema inmunitario y la vista. El betacaroteno, además, tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer.

 Ayuda a tu cuerpo con complementos vitamínicos

¿Quieres asegurarte de que tomas la cantidad diaria recomendada de vitaminas y minerales? En estos casos, los complementos vitamínicos son un buen aliado, combinados con una dieta sana y equilibrada.

Manantial de Salud ha elaborado una fórmula muy completa, que cuenta con extractos naturales de levadura de cerveza, alga espirulina, clorofila, betacaroteno, brócoli, escaramujo y bioflavonoides cítricos. Además, se le han añadido oligoelementos esenciales como cobre, manganeso, cromo, molibdeno, inositol y colina.

Zumo multivitamínico de Manantial de Salud
Zumo multivitamínico de Manantial de Salud

Consejos de alimentación en primavera y verano0

Primavera y verano son estaciones de nacimiento, desarrollo y maduración. Con la alimentación podemos favorecer esta expansión, mediante estilos de cocción más ligeros y platos nutritivos, a la vez que simples, refrescantes y llenos de color. Hemos agrupado los alimentos más aconsejados en las siguientes categorías:

Cereales

Principalmente arroz de grano medio que, a medida que avance el calor, iremos sustituyendo por arroz largo, cebada, quinoa, bulgur, cuscús, pasta integral, maíz y polenta. Habrá que reemplazar la cocción a presión por hervidos con previo remojo para hacerlos más ligeros, utilizar poca sal y servirlos mayoritariamente en forma de ensaladas, pasteles fríos, ensaladillas, tabulé, etc.

Proteínas

Para favorecer la depuración se aconseja reducir la cantidad de proteína, salvo en casos de niños –que están en edad de crecimiento–, mujeres embarazadas y personas que llevan a cabo mucha actividad física.

Comeremos sobre todo:

  • Proteína vegetal: seitán, leguminosas y sus variedades (tofu y tempeth).
  • Proteína animal: variedad de pescados.

Consumiremos de manera ocasional:

  • Carne blanca.
  • Huevos.
  • Lácteos blandos (yogur, kéfir, quesos frescos, etc.)

Los estilos de cocción deben ser rápidos y ligeros: hervidos, vapor, macerados, plancha y salteados cortos. Las legumbres pueden prepararse en forma de ensaladas, cremas frías e incluso patés como el humus.

En la alimentación de verano, más que nunca, debe ser rica en verdura y fruta.
En la alimentación de verano, más que nunca, debe ser rica en verdura y fruta.

Verduras

Comeremos sobre todo:

  • Verduras de tierra: gran variedad de verduras de temporada, especialmente las de sabor amargo y picante (alcachofas, berros, rabanitos, etc.), ya que ayudan a depurar el hígado.
  • Germinados (soja, alfalfa, rabanito, etc.).
  • Hojas verdes. Es época de incrementar su consumo.
  • Algas ligeras (dulce, wakame, nori y agar-agar) en ensaladas, salteados cortos y cremas de verduras.

Habrá que ir reduciendo las cocciones pesadas (estofados, horno, fritos, etc.) e incrementar las ensaladas crudas multicolor, verduras prensadas, salteados cortos y cremas y sopas frías (gazpacho, vichysoise, licuados, etc.)

Aceites

Hay que tomar aceite con moderación para favorecer la depuración hepática.

Consumiremos sobre todo:

  • Aceite de oliva, preferiblemente de primera presión en frío. Utilizarlo en crudo para aliñar y en cocción para salteados cortos.
  • Aceite de semillas, preferiblemente de primera presión en frío. Utilizarlo en crudo. También podemos añadir a los platos pequeñas cantidades de semillas crudas.

Comeremos con moderación:

  • Frutos secos.

Frutas

  • Batidos, zumos, jaleas y macedonias. Es el momento de aprovechar la energía refrescante y ligera de la fruta, que de manera preferible debe ser de temporada y proceder de cultivos ecológicos.

Otros alimentos

  • Hierbas aromáticas frescas (albahaca, menta, hinojo, perejil, cilantro, etc.) para enriquecer los platos.
  • Plantas medicinales para prevenir o tratar resfriados y alergias (con el asesoramiento del herbolario).
  • Infusiones y bebidas refrescantes con cebada, horchata sin azúcar…
  • Suplementos con betacarotenos (siempre con el asesoramiento profesional), que preparan y protegen la piel para épocas de más exposición al sol.

 

Foto: www.zonaculinaria.com