Reishi: el hongo de la eterna juventud3

El hongo reishi (Ganoderma lucidum) se utiliza en la medicina tradicional china desde hace más de 2.000 años. El Dr. Shi-Jean Lee, el médico más reconocido de la dinastía Ming, escribe en el libro “La gran farmacopea” que tomar reishi de manera continuada ayuda a construir un cuerpo fuerte y saludable y asegura una larga vida.

El uso de este hongo ya se ha introducido en Occidente desde hace muchos años y, de hecho, hoy en día está considerado como una de las diez sustancias terapéuticas naturales más eficaces por sus múltiples propiedades, que incluyen beneficios para el corazón, el hígado y el aparato respiratorio, entre otros. También hay evidencias de que el consumo conjunto de reishi y vitamina C potencia las propiedades del hongo.

El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en Oriente.
El reishi es un de los hongos medicinales más utilizado en las medicinas orientales.

10 razones para tomar reishi

  • En términos generales, es un gran revitalizante y adaptógeno. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas.
  • Tiene más de 150 tipos de antioxidantes. También contiene betaglucanos, lentinan y germanio orgánico.
  • Es un tónico cardíaco. En numerosos ensayos clínicos realizados en Japón y en China se ha observado que el reishi mejora el flujo sanguíneo y baja el consumo de oxígeno del músculo cardíaco. Es una buena opción en casos de hipertensión.
  • Los médicos chinos y japoneses lo recomiendan para el insomnio. Su uso promueve las ondas bajas del sueño.
  • Se usa también como analgésico y relajante muscular. Tiene funciones calmantes pero no es ni narcótico ni hipnótico.
  • Es considerado un regenerador hepático gracias a la presencia de triterpenos, que inducen una actividad antiiflamatoria en las células dañadas del hígado. Las medicinas orientales emplean comúnmente el reishi para el tratamiento de hepatitis.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias, en parte debido al efecto antioxidante del reishi y a su contenido en antihistamínicos naturales.
  • Investigadores de China, Japón y EE.UU. han avalado los efectos antialérgicos de este hongo. Los estudios mostraron que inhibe de manera significativa algunas reacciones alérgicas, incluyendo efectos positivos contra el asma y la dermatitis de contacto.
  • Refuerza el sistema inmunitario. Nos protege de afecciones respiratorias como gripe, resfriado y bronquitis.
  • Las últimas investigaciones apuntan hacia un posible efecto antitumoral por la acción inmunoestimulante que tiene el reishi. Hace que nuestro sistema inmunológico funcione de forma más rápida, siendo útil en la detección de células infectadas por virus o células tumorales.

En cuanto a las contraindicaciones, hay que decir que interacciona con anticoagulantes y antiagregantes. No se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes por falta de información, ni a personas menores de 18 años. En caso de patologías autoinmunes o trastornos hematológicos, hay que consultar al médico.

Referencias

  • Kenneth J. “Reishi: Ancient herb for modern times” (1992)
  • Stanislaus CS. “Lingzhi, medicine of kings” (1995).
  • Carlson J. “Reishi mushrooms” (1996)

El ajo, un alimento medicinal1

Las propiedades medicinales del ajo (Allium sativum) son conocidas desde la época de Hipócrates (unos 400 años antes de nuestra era). Procede de Asia central, pero se cultiva desde épocas remotas en toda la cuenca mediterránea. La parte utilizada son los bulbos, donde se concentra su acción medicinal.

El principal componente activo del ajo es la aliína, responsable de su olor característico. También contiene pequeñas cantidades de vitaminas (A, B1, B2, B6 y C), adenosina y sales minerales de hierro, sílice, azufre, yodo, selenio y germanio.

En los herbolarios comercializamos perlas de ajo para evitar el fuerte olor característico. Las perlas de ajo evitan también la inflamación y el ardor que puede producir la ingesta excesiva de ajo crudo.

Cabeza de ajo blanco.
Las propiedades del ajo son conocidas desde la época de Hipócrates.

Beneficios del aceite macerado de ajo para la salud

  • Destaca por sus beneficios a nivel del sistema sanguíneo. Tiene un papel importante como fluidificante sanguíneo, ya que reduce la viscosidad plasmática a nivel coronario y pulmonar. Es un vasodilatador periférico. Es hipolipemiante (inhibe la síntesis de colesterol y triglicéridos) y hipoglucemiante (reduce los niveles de glucosa en sangre). Es eficaz en casos de hipertensión arterial y arteriosclerosis y reduce el riesgo de trombosis y embolias.
  • A nivel respiratorio, los componentes sulfurados del ajo que se eliminan por vía pulmonar desempeñan un papel importante en enfermedades infecciosas del aparato respiratorio como gripe, resfriados, sinusitis, faringitis y bronquitis. También se observan mejorías en casos de asma.
  • Destaca por ser antioxidante, evitando así el envejecimiento celular prematuro y reduciendo el riesgo de enfermedades degenerativas.
  • Es considerado un “antibiótico natural” por su amplio campo de actividad contra gran variedad de microorganismos: virus, bacterias, espiroquetas, amebas y hongos.
  • Alivia alteraciones del sistema digestivo como gastritis, flatulencias y trastornos hepatobiliares.
  • Combate parásitos intestinales. Evita el crecimiento de bacterias perjudiciales para la flora intestinal a nivel de colon, sin dañar aquellas que ejercen una acción beneficiosa.
  • Ayuda a combatir la fiebre.
  • Alivia molestias y dolores articulares en casos de reuma, artritis, gota y ciática.
  • Estimula el funcionamiento de diversos órganos y glándulas: hígado, páncreas, tiroides y suprarrenales.

El ajo negro, cada vez más popular

En los últimos años se está popularizando el ajo negro, que no es más que el ajo blanco sometido a un proceso de fermentación en una determinadas condiciones de temperatura, humedad y tiempo. Este proceso de maduración natural le confiere el color negro, una textura más blanda y un sabor más suave. Pero lo que es más importante es que los beneficios del ajo negro se ven aumentados.

Ajo negro.
Las propiedades del ajo negro se ven aumentadas.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, con lo cual es un alimento a tener en cuenta en otoño e invierno, cuando nuestras defensas están más debilitadas.
  • Tiene unas propiedades antioxidantes mayores que el ajo común.
  • Es útil para reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Es un energizante natural, adecuado tanto para deportistas como para estudiantes.

Encontrarás más información sobre el ajo negro en:

http://www.dmedicina.com/vida-sana/alimentacion/nutricion/2016/03/16/ajo-negro-beneficios-110161.html

http://www.natursan.net/ajo-negro-beneficios-y-propiedades/