Consejos para cuidarse en primavera (II)0

Seguimos con nuestros consejos de primavera para cuidarnos en esta estación. Esta semana te contamos más recomendaciones:

Consejos en primavera
Consejos de primavera

Adaptógenos

Para mantener un rendimiento óptimo a nivel físico y mental, algunas plantas nos proporcionan nutrientes especiales que nos ayudan, el clásico ginseng coreano, el guaraná, el eleuterococo, el baobab, la Rhodiola, son algunas de las plantas que te ayudarán a ponerte las pilas y a adaptarte al cambio rápidamente.

En Aromaterapia: tanto en difusión (romero, albahaca, limón, ravintsara) como en masaje (tónico energético a base de una combinación de aceite de almendras y germen de trigo con romero, lavanda, pino, limo y clavo), estos aceites esenciales también te facilitarán la recuperación de tu energía.

Articulaciones

Como en primavera dedicamos más tiempo a la práctica de algún deporte, nuestro cuerpo puede resentirse. Pero existen complementos para favorecer la recuperación después de hacer ejercicio:

  • Colágeno + Magnesio + Vitamina C para mantener la funcionalidad de las articulaciones, recuperar la elasticidad y flexibilidad de la piel y los tejidos.
  • Cartílago de tiburón ya que aporta condroitina y glucosamina, componentes del tejido muscular
  • Proteína de cáñamo: aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.
  • Antiinflamatorios naturales como el Harpagofito, el Grosellero negro o la Cúrcuma te harán sentir mejor. Prueba a mezclar cúrcuma, canela, jengibre y una pizca de pimienta negra, toma una cucharadita cada día con un vasito de leche de avena y tomarás un delicioso reconfortante y antiinflamatorio natural.

Control de peso

Es habitual ponerse a dieta en primavera para lucir un cuerpo más esbelto con la llegada del verano. Conseguir el peso deseado mejora nuestra autoestima y nos proporciona bienestar. Siempre se deben acompañar los complementos alimenticios de una dieta variada y equilibrada, así como de ejercicio regular.

Existen algunas plantas que pueden ayudarte a perder peso, la Garcinia Cambogia, el Mango africano o el Fucus son algunas plantas quemadoras de grasas que si las combinamos con plantas drenantes y diuréticas darán fuerza a nuestra dieta de control de peso.

Depuración

El objetivo de la depuración es limpiar el organismo de toxinas que se generan en la estación anterior y prepararlo para la siguiente estación. Un buen momento es en primavera y otoño.

Hay muchas plantas depurativas, el cardo mariano, la alcachofera, el boldo, la cola de caballo, el diente de león, la avena, la ortiga verde, etc. Se trata de encontrar la más apropiada para cada uno.

Consejos para cuidarse en primavera0

Primavera quiere decir más horas de luz, paisajes llenos de color o temperaturas más cálidas. Todo ello hace que nos sintamos más alegres y vitales. Como consecuencia del mayor número de horas de sol y debido a los cambios que se producen en la meteorología, también se producen cambios en nuestro organismo. Seguro que muchos de nosotros los notamos y por ello os ayudamos a paliarlos con los siguientes remedios.

Consejos de primavera Manantial de Salud
Consejos de primavera

Alergias

Para regular el exceso de producción de histamina así como para mantener controlados los síntomas que se le asocian (rinitis, urticaria, asma, conjuntivitis…) tenemos productos en la naturaleza que nos ayudarán:

  • Plantas como el té rooibos, la perilla o el helicriso, tienen un efecto antihistamínico y nos ayudarán a sobrellevar mejor las alergias. En alergias respiratorias también nos ayudará mantener una buena higiene nasal (los vahos nasales y las limpiezas nasales con o sin lota pueden ser un buen aliado) así como mantener bien hidratada la mucosa nasal. Para los vahos hay plantas muy específicas como el eucalipto, romero, espliego, pino, manzanilla Mahón y gordolobo que pueden ser de gran interés.
  • Cuando las alergias nos afectan los ojos, nada mejor que unas compresas oculares a base de eufrasia, aciano, saúco, tomillo, manzanilla Mahón y rosas.
  • Aceite hidratante nasal: lubrifica y protege las fosas nasales. Macerado en aceite de oliva de manzanilla, espliego, romero, eucalipto, pino, helicriso, tomillo, cola de caballo, hipérico y salvia. Está muy indicado en caso de rinitis, congestión nasal, sequedad. Podemos aplicarlo en las fosas nasales tantas veces al día como necesitemos.
  • Aromaterapia: existe una mezcla descongestiva nasal que nos proporcionará bienestar al vaporizar la estancia.

Memoria

Para reforzar nuestra memoria podemos incorporar algunos suplementos alimenticios a base de lecitina de soja (aporta fósforo, colina e inositol), omega-3 (favorece la conexión neuronal), ginko biloba (mejora la circulación sanguínea a nivel cerebral), eleuterococo (aumenta la concentración intelectual). La primavera suele ser época de exámenes para muchos…

Astenia primaveral

Al alterarse nuestros ritmos, a veces nos sentimos cansados o algo fatigados. Para facilitar el proceso de adaptación al cambio estacional podemos tomar:

  • Jalea real: aporte natural de vitaminas y minerales. Se comercializa tanto fresca como en perlas o ampollas.
  • Polen: aporta aminoácidos, vitaminas y minerales. Hay en cápsulas o gránulos.
  • Levadura de cerveza / Germen de trigo: ejerce un efecto fortalecedor del organismo. Se puede encontrar en copos, comprimidos o perlas.
  • Espirulina: complemento del hierro y B12 además de otras vitaminas y minerales. En escamas o comprimidos.
  • Wheatgrass (Hierba de trigo): es un concentrado de nutrientes de fácil absorción que contribuyen a aumentar tu vitalidad. Disolver 2 cucharadas soperas en líquido.

Piel

El objetivo que debemos marcarnos en primavera es regenerar la piel para afrontar el verano, mejorar su aspecto y reparar la sequedad generada durante el invierno. Para ello tenemos que suplementar nuestra dieta con un aporte especial de beta-carotenos que favorecen el bronceado y mejoran la calidad de la piel. Los antioxidantes también son importantes para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

La hidratación también es fundamental, así que beber mucha agua y aplicarnos cremas o aceites regeneradores es importante. La rosa mosqueta, la zanahoria, la centella asiática o el aloe vera son ingredientes que pueden reforzar las propiedades hidratantes de tu crema. También es importante cuidar zonas delicadas como el contorno de los ojos o el pelo, que también sufre una fuerte deshidratación en verano. El aceite de jojoba te ayudará a lucir una melena sana y brillante. ¡Ah, y no olvides tu protector solar!

Anís verde: mucho más que una planta para el aparato digestivo0

El anís verde (Pimpinella anisum) es una planta de más de medio metro de altura procedente del Oriente Medio. Su cultivo, sin embargo, se ha ido extendiendo por todos los países cálidos del Mediterráneo y, de hecho, España se ha convertido en uno de los principales productores. Quizás las propiedades más conocidas del anís verde tienen que ver con el aparato digestivo, pero lo cierto es que también es de ayuda durante la lactancia, en algunos problemas hormonales y como especie culinaria.

En cuanto a las características de esta planta diremos que los frutos del anís verde, ovoides y estriados, se recolectan anualmente, bien entrado el verano. Desprenden un olor agradable. En su composición encontramos el aceite esencial anetol (2-6%), además de otras sustancias como fenoles, ácido málico, azúcares y colina.

Anís verde (Pimpinella anisum).
Anís verde (Pimpinella anisum).

Aplicaciones del anís verde

  • Digestión: la infusión de frutos de anís verde tiene una acción directa en el aparato digestivo. Tiene propiedades carminativas (expulsa los gases del tubo digestivo), aperitivas (abre el apetito) y como tónico estomacal. Limpia los intestinos de fermentaciones y putrefacciones. Junto con la alcaravea, el hinojo y el cilantro, el anís verde forma parte de la “tisana de las cuatro simientes”, de la cual el botánico Pio Font Quer asegura que no hay flato que se le resista.
  • Lactancia: las semillas de anís verde tienen una acción galactógena, es decir, aumentan la producción de leche. Una tisana media hora antes de amamantar a la criatura, tres veces al día, es una buena y sana ayuda para la mamá lactante. El anís se elimina precisamente por la leche. Así pues, al tomar la tisana, las madres benefician también a los bebés. A los niños y lactantes les resulta eficaz tomar la infusión de anís en caso de gases o diarreas malolientes. Es una buena costumbre dar pequeños sorbos de la infusión a los lactantes, a modo de refresco.
  • Problemas hormonales: en casos de menstruaciones difíciles, reglas dolorosas o cuando aparecen de manera irregular, se aconseja tomar tres tazas diarias de la infusión.
  • Gárgaras y enjuagues bucales: mezclar anís con salvia, menta, llantén y flor de malva es muy adecuado para realizar gárgaras en casos de anginas, laringitis o faringitis; o enjuagues bucales en caso de úlceras en la boca.
  • En la cocina: entre especias culinarias, el anís verde se utiliza en la elaboración de platos y pasteles de todo tipo. También se emplea para aromatizar sopas o estofados o puede añadirse en la cocción de legumbres para que sean menos flatulentas. 

Aromaterapia: aceite esencial de anís verde

La infusión o decocción de anís no tiene contraindicaciones, no así el aceite esencial de anís verde (enlace a la tienda virtual), ya que una vez extraído de la planta hay que utilizarlo con mucha prudencia y está totalmente desaconsejado en caso de embarazo. El aceite esencial de anís verde, aplicándolo diluido en un aceite base, se emplea para masajes circulares sobre la barriga, siempre en el sentido de las agujas del reloj. Ayuda a mejorar las digestiones y a aliviar gases. El aceite esencial de anís verde también es apto para el consumo. Se pueden añadir 2 ó 3 gotas en un vaso de agua o infusión después de las comidas para mejorar la digestión.

Añadiremos, por último, que no hay que confundir el anís verde (Pimpinella anisum) con el anís estrellado (Illicium verum).

 Foto: www.blogdefarmacia.com 

 

Esencias de invierno: aromaterapia para prevenir afecciones respiratorias0

La difusión de aceites esenciales nos permite crear un entorno armonioso con nuestro estado emocional. Con la aromaterapia también purificamos y desodorizamos el ambiente. Las esencias de invierno son aquellas que destacan por sus propiedades anti-infecciosas, inmunoestimulantes, antivirales y tonificantes para prevenir y tratar las afecciones respiratorias de esta estación.

Para la difusión de las esencias de invierno podemos utilizar un quemador de aceites esenciales. Después de llenar el receptáculo con agua, hay que añadir 3 o 4 gotas de la esencia de invierno que hayamos elegido. Así evitamos quemar directamente el aceite esencial y sólo se calienta para favorecer sus dispersión. Otro tipo de vehículos utilizados en aromaterapia son los difusores de esencias, los cuales dispersan en el ambiente gotas minúsculas de aceite esencial para que puedan ser inhaladas para conseguir el efecto deseado. En este artículo te presentamos cuatro esencias de invierno: eucaliptus radiata, romero, pino silvestre y ravintsara.

Esencias de invierno: romero, eucaliptus...
Esencias de invierno: romero, eucaliptus…

Eucaliptus radiata (Eucalyptus radiata)

El eucaliptus pertenece a la familia de las mirtáceas. Originario de Australia, es un árbol que puede alcanzar los 30 metros de altura. Sus hojas jóvenes son redondeadas y sus hojas adultas, estrechas lanceoladas. El aceite esencial de eucaliptus radiata se obtiene mediante destilación de las hojas. Tiene un olor suave y agradable. Las moléculas aromáticas más abundantes son el 1,8-cineol y el α-terpineol. Es ideal para toda la familia, incluso para los niños.

El aceite esencial de eucaliptus es recomendable para prevenir y tratar trastornos invernales. En difusión contribuye a disminuir considerablemente los riesgos de contagio. Entre las esencias de invierno, este aceite esencial es conocido por sus propiedades anticatarrales, expectorantes, antivirales, inmunoestimulantes, antibacterianas y vigorizantes.

Romero (Rosmarinus officinalis)

El romero es una planta vivaz, de hoja verde grisácea en forma de aguja, con flores blancas-azuladas. El aceite esencial de romero se obtiene por destilación de la sumidad florida. Entre las esencias de invierno destaca por su aroma intenso, fresco y herbal.

El aceite esencial de romero tiene propiedades antibacterianas, fungicidas, anticatarrales, expectorantes y mucolíticas. Está especialmente indicado en casos de infección respiratoria con congestión mucosa, como sinusitis, catarro bronquial y congestión pulmonar.

Pino silvestre (Pinus sylvestris)

El pino silvestre se encuentra ampliamente distribuido en Europa y Asia. Es un árbol perennifolio, con hojas aciculares rígidas que miden de 3 a 10 centímetros. El aceite esencial de pino silvestre se obtiene de la destilación de las agujas. Es una esencia de invierno rica en pineno y limoneno.

El aceite esencial de pino silvestre destaca por su actividad antibacteriana, antiséptica respiratoria, descongestionante y balsámica. Se emplea para combatir la gripe y la tos, en particular en forma de inhalaciones. También es de gran utilidad en caso de rigidez muscular y reumatismo aplicado sobre la zona afectada.

El aceite esencial de pino silvestre combina bien con los aceites esenciales cítricos, maderas, herbales y resinas, si es que se quiere utilizar esta esencia de invierno para purificar el ambiente.

Ravintsara (Cinnamomum camphora qt cineol)

Es un árbol originario de Madagascar, que crece silvestre en los bosques tropicales y que puede alcanzar los 15 metros de altura. Las hojas de ravintsara son ovales, alternas, coráceas y largas, resistentes y brillantes por la parte superior. De la destilación de las hojas obtenemos el aceite esencial de ravintsara. Sabineno, 1,8-cineol y α-terpineol son sus moléculas aromáticas más destacadas.

El aceite esencial de ravintsara presenta una potente actividad antiviral y antibacteriana, inmonoestimulante, expectorante y vigorizante. Numerosos estudios avalan la eficacia de esta esencia de invierno en casos de infecciones virales de todo tipo, deficiencia inmunitaria, bronquitis y como tónico en casos de fatiga.

¿Cómo utilizaremos las esencias de invierno?

Otras alternativas a la difusión ambiental de esencias son la realización de vahos y el masaje. Para realizar vahos, hay que añadir 2 o 3 gotas en un recipiente con agua a punto de ebullición. Al hacer las inhalaciones se deben mantener los ojos cerrados para evitar posibles irritaciones.

Para hacer el masaje se deben diluir las gotas de aceite esencial de pino silvestre en un aceite vehicular (el más utilizado es del almendras dulces). Para calcular la proporción se debe dividir el volumen del aceite vehicular entre 2, si se quiere lograr una dilución normal (2,5% de AE), o entre 4, si se busca una dilución débil (1% de AE). Por ejemplo, para preparar 20ml de una mezcla al 2,5% de AE de pino silvestre en aceite de almendras dulces, mezclaremos en 20 ml de aceite de almendras / 2 = 10 gotas de aceite esencial de pino silvestre.

Artículos relacionados:

Aromaterapia en primavera

Aceite esencial de lavanda: un mundo de sensaciones6

El aceite esencial de lavanda tiene un papel primordial en la aromaterapia moderna, por su eficacia, inocuidad, tolerancia y amplio espectro de aplicación. Y es que la lavanda es una de las plantas más particulares de nuestra flora. La lavanda es originaria de los países  mediterráneos, crece en terrenos áridos en forma de matas. Florece en verano, formando inflorescencias terminales de color azul-grisáceo. Las flores de lavanda son muy perfumadas y su aroma varía según la especie.

El aceite esencial de lavanda es el componente más importante de las flores de esta planta medicinal. Se obtiene por destilación con arrastre de vapor, es de color amarillo-verdoso y en su composición encontramos alcoholes y carburos terpénicos, cineol, gran cantidad de taninos y ácidos fenólicos.

Tradicionalmente, el aceite esencial de lavanda se ha utilizado por vía externa en casos de calambres y contracturas musculares, acné, eccemas, quemaduras y sobre todo en alteraciones del sistema nervioso. A continuación exponemos algunos ejemplos.

Aplicaciones prácticas del aceite esencial de lavanda

  • Dos gotas de aceite esencial de lavanda en el cuello del pijama o en la almohada favorecerán un sueño rápido y reparador.
  • Después de una jornada estresante, añade a un paño húmedo cinco gotas de aceite esencial de lavanda y aplícatelo en la nuca. Notarás enseguida una sensación de alivio y relax.
  • Simplemente oliéndolo a distancia, te relajarás y desaparecerán las crisis de ansiedad.
  • Añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda en la bañera, gozarás de un baño relajante y recuperador.
  • Ambientando una estancia o un lugar de trabajo con este aceite esencial, crearás un clima más tranquilo y relajado.
  • Añadiendo unas gotas de aceite esencial de lavanda en un popurrí de flores colocado en la mesita de noche, respirarás mejor por la nariz, evitando quizás los molestos ronquidos.
  • Aplicando unas gotas en un aceite base sobre la piel, harás que el afeitado con cuchilla o la depilación sean mucho más suaves.
  • Empleando el aceite esencial de lavanda en aceite de rosa mosqueta sobre una quemadura, evitarás infecciones y conseguirás una mejor regeneración del tejido afectado.
Campos de lavanda en la Provenza.
Campos de lavanda en la Provenza.

Algunas precauciones

Se desaconseja el uso del aceite esencial de lavanda por vía interna en embarazadas, madres lactantes y niños menores de seis años. En personas que padecen epilepsia, párkinson u otras enfermedades neurológicas, sólo debe utilizarse bajo el estricto control de un aromaterapeuta. En personas con antecedentes alérgicos, se aconseja efectuar siempre una prueba de tolerancia: hay que aplicar una gota de aceite esencial de lavanda en una zona sensible y bien vascularizada y luego esperar 15 minutos. Si no aparece reacción, tendrás la certeza de que no eres alérgico a este aceite esencial.

Trini Teixé, Doctora en Biología

Foto: www.escapadaseuropa.com

Celulitis: cómo eliminarla con remedios naturales4

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo de la piel. La piel adquiere un aspecto acolchado y, al palparla, incrementa su volumen, disminuye su movilidad en la parte más profunda, aumenta la sensibilidad y se aprecian nódulos cutáneos, que se suelen describir como piel de naranja. 

La formación de la celulitis es un proceso de varios años. Primero aumenta el tamaño de las células grasas del tejido adiposo (adipocitos), que se aglomeran dando lugar a la comprensión venosa. La dificultad de circulación sanguínea produce una retención de agua y toxinas, que favorece la formación de edema. Finalmente, todo ello conduce a la fijación de estructuras grasas sobre las fibras de colágeno, que se endurecen y degeneran. La piel se endurece, pierde su elasticidad y se forma la piel de naranja.

Factores que favorecen la formación de la celulitis

  • Existe un componente hormonal (los estrógenos) que determina la distribución diferente de células grasas entre hombres y mujeres. Así la mujer es más propensa a la celulitis en situaciones de desequilibrio hormonal (pubertad, embarazo, postparto, anticonceptivos orales, menopausia…)
  • Predisposición genética.
  • Alteraciones del sistema nervioso (estrés, ansiedad,…) que influyen en la regulación de la microcirculación sanguínea.
  • Trastornos circulatorios provocados por varices, prendas de vestir ajustadas o posturas incorrectas (por ejemplo, sentarse con las piernas cruzadas).
  • Sobrepeso.
  • Enfermedades tiroideas, hepáticas o digestivas.
  • Estreñimiento.
  • El consumo de fármacos como anticonceptivos y corticoides.
  • La falta de ejercicio y la vida sedentaria. 

Para eliminar la celulitis es necesario reducir el tamaño de las células grasas mediante el ejercicio y una dieta que permita una reducción de peso gradual para permitir la reestructuración del tejido subcutáneo. También hay que mejorar la circulación sanguínea y linfática de la zona afectada, así como potenciar la integridad de las estructuras del tejido conjuntivo para lograr un mejor estado de la piel.

Se puede aplicar la crema anticelulítica después de la ducha usando un guante de crin.
Se puede aplicar la crema anticelulítica después de la ducha usando un guante de crin.

Tratamiento anticelulitis con aromaterapia

El objetivo de combinar aceites esenciales es tonificar músculos y piel, dar flexibilidad y favorecer la microcirculación sanguínea superficial y linfática. En la elaboración de mezclas puede haber más de un tipo de aceite vehicular (el más habitual es el de almendras dulces) y más de un aceite esencial, según cada caso concreto.

Aceites esenciales:

  • Limón (Citrus limonum). Estimula la microcirculación y mejora la nutrición de los tejidos. No hay que aplicarlo antes de tomar el sol. El aceite esencial de pomelo (Citrus paradisii) actúa de forma similar.
  • Ciprés (Cupressus sempervirens). Es muy polivalente: descongestionante venoso y linfático, vasoconstrictor, antiespasmódico y antiinflamatorio. Mejora el tono de la piel y de los músculos. Está indicado para pieles grasas.
  • Enebro (Juniperus communis). Evita la retención de líquidos y facilita la eliminación de toxinas.
  • Eucalipto (Eucaliptus globulus). Disminuye la inflamación y activa la microcirculación.
  • Geranio (Pelargonium sp). Estimula el sistema linfático. Se usa para equilibrar la producción de grasas. Es apropiado para pieles extremadamente secas o grasas.
  • Romero (Rosmarinus officinalis). Tonificante. Regula la secreción de grasa.

Aceites macerados:

  • Hiedra (Hedrea hélix). Favorece la irrigación y el drenaje vascular y linfático.
  • Árnica (Arnica montana). Favorece la circulación sanguínea.

Para aplicar cremas anticelulíticas, el momento más adecuado es después de una ducha, de un masaje o de hacer ejercicio. Estas prácticas tienen un efecto positivo porque activan la circulación sanguínea. Es recomendable utilizar un guante de crin para activar aún más la circulación. La piel absorbe mejor los principios activos y el tratamiento resulta más eficaz. La mejor manera de aplicar la crema es masajeando en círculos la zona afectada. El masaje activa tanto la circulación linfática como sanguínea y fortalece el tejido conjuntivo.

En un próximo artículo nos centraremos en consejos dietéticos y plantas medicinales para la celulitis.

Foto: www.ellahoy.es