Propósitos de Año Nuevo: hacer ejercicio0

Llevas una vida sedentaria. A menudo notas contracturas y otras molestias. Tu ritmo de vida es estresante. Y, por si fuera poco, has aumentado de peso en las Fiestas Navideñas. ¿Verdad que ya hace tiempo que vienes pensando en que deberías hacer ejercicio? Pues ha llegado el momento en que hacer deporte se convierta en un propósito para este Año Nuevo.

Resérvate unos momentos cada semana para la práctica deportiva. Cuando veas que te sientes mejor, esos momentos se convertirán en imprescindibles y querrás ampliarlos. Quizás notes que todo tu organismo funciona mejor porque has eliminado toxinas. Te sentirás bien porque has quemado grasas y has bajado peso. Tu sistema músculo-esquelético también se beneficiará: poco a poco desharás esas contracturas y desaparecerán los dolores. Hacer ejercicio, además, te ayudará a gestionar el estrés (mens sana in corpore sano) y rendirás más en tu quehacer diario.

hacer ejercicio
Consejos para hacer ejercicio

¿Por dónde empiezo?

En el post Cómo empezar a hacer deporte ya te hacíamos algunas recomendaciones y dábamos una breve explicación sobre diversas prácticas deportivas. Lo más importante es que se adapten a tus aptitudes personales, a tu edad y a tu nivel de forma. ¡Hay que tener cabeza!

Si hace tiempo que no practicas ningún deporte, seguramente antes de empezar a correr tendrás que salir unas semanas a caminar 30 minutos cada día a un ritmo rápido. Quizás al cabo de 15 días puedas empezar a correr suavemente y después ya irás incrementando la intensidad.

Es importante que estires antes y después de hacer un ejercicio intenso. Es la mejor manera de prevenir lesiones. Otra buena opción para no correr ese riesgo es optar por la natación. Es un deporte muy completo, beneficioso para toda la cadena muscular e ideal para aliviar los dolores de espalda.

Si practicas deporte intenso (running, bicicleta, deportes de competición, actividades guiadas en el gimnasio, etc.), sobre todo en épocas de calor, es necesario hidratarse bien, bebiendo agua, bebidas isotónicas o agua de coco. Si prefieres un ejercicio más suave, existen opciones como el pilates, el yoga o el tai-chi.

Suplementos alimenticios para realizar deporte

También te aconsejamos una serie de complementos de gran utilidad si haces ejercicio físico:

  • Colágeno con magnesio y vitamina C. En cápsulas o en polvo, puede ser un buen aliado para tus articulaciones y musculatura si realizas deporte regularmente. Para evitar un desgaste prematuro de las articulaciones, tómalo como preventivo antes de notar molestias.
  • Cartílago de tiburónContiene sulfato de condroitina y glucosamina. Protege las articulaciones y mejora su movilidad, además de reducir la inflamación y el dolor.
  • Si sueles sufrir tendinitis, tomar silicio reforzará tus músculos y tendones y a la larga notarás que también fortalece tu cabello y tus uñas.
  • Polen. ¡Que no te falte la energía! Si después de la jornada laboral practicas deporte, toma polen por la mañana y al mediodía para no acabar agotado.
  • L-carnitiva. Si quieres definir tu musculatura y perder grasa corporal, toma carnitiva antes de tu práctica deportiva.
  • Agua de coco. La restauración completa de líquidos y electrolitos tras el ejercicio físico es fundamental para el rendimiento y la recuperación del tono muscular. Para conseguir una correcta hidratación después de un entrenamiento exigente (largo e intenso, con temperaturas o humedad extremas…) es necesario recurrir a las bebidas isotónicas, con una composición en electrolitos equivalente a los líquidos perdidos. El agua de coco se ha convertido en una alternativa a las bebidas específicas para deportistas por su bajo contenido calórico y por su aporte natural de agua y electrolitos.
  • Alcohol vitaminadoEs un macerado de plantas tradicionalmente empleadas por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor: árnica, harpagofito, hipérico, lavanda y romero. Esta loción de uso externo tonifica la musculatura y favorece la recuperación tras el ejercicio.

Consejos para cuidarse en primavera (II)0

Seguimos con nuestros consejos de primavera para cuidarnos en esta estación. Esta semana te contamos más recomendaciones:

Consejos en primavera
Consejos de primavera

Adaptógenos

Para mantener un rendimiento óptimo a nivel físico y mental, algunas plantas nos proporcionan nutrientes especiales que nos ayudan, el clásico ginseng coreano, el guaraná, el eleuterococo, el baobab, la Rhodiola, son algunas de las plantas que te ayudarán a ponerte las pilas y a adaptarte al cambio rápidamente.

En Aromaterapia: tanto en difusión (romero, albahaca, limón, ravintsara) como en masaje (tónico energético a base de una combinación de aceite de almendras y germen de trigo con romero, lavanda, pino, limo y clavo), estos aceites esenciales también te facilitarán la recuperación de tu energía.

Articulaciones

Como en primavera dedicamos más tiempo a la práctica de algún deporte, nuestro cuerpo puede resentirse. Pero existen complementos para favorecer la recuperación después de hacer ejercicio:

  • Colágeno + Magnesio + Vitamina C para mantener la funcionalidad de las articulaciones, recuperar la elasticidad y flexibilidad de la piel y los tejidos.
  • Cartílago de tiburón ya que aporta condroitina y glucosamina, componentes del tejido muscular
  • Proteína de cáñamo: aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.
  • Antiinflamatorios naturales como el Harpagofito, el Grosellero negro o la Cúrcuma te harán sentir mejor. Prueba a mezclar cúrcuma, canela, jengibre y una pizca de pimienta negra, toma una cucharadita cada día con un vasito de leche de avena y tomarás un delicioso reconfortante y antiinflamatorio natural.

Control de peso

Es habitual ponerse a dieta en primavera para lucir un cuerpo más esbelto con la llegada del verano. Conseguir el peso deseado mejora nuestra autoestima y nos proporciona bienestar. Siempre se deben acompañar los complementos alimenticios de una dieta variada y equilibrada, así como de ejercicio regular.

Existen algunas plantas que pueden ayudarte a perder peso, la Garcinia Cambogia, el Mango africano o el Fucus son algunas plantas quemadoras de grasas que si las combinamos con plantas drenantes y diuréticas darán fuerza a nuestra dieta de control de peso.

Depuración

El objetivo de la depuración es limpiar el organismo de toxinas que se generan en la estación anterior y prepararlo para la siguiente estación. Un buen momento es en primavera y otoño.

Hay muchas plantas depurativas, el cardo mariano, la alcachofera, el boldo, la cola de caballo, el diente de león, la avena, la ortiga verde, etc. Se trata de encontrar la más apropiada para cada uno.

El ajo, un alimento medicinal1

Las propiedades medicinales del ajo (Allium sativum) son conocidas desde la época de Hipócrates (unos 400 años antes de nuestra era). Procede de Asia central, pero se cultiva desde épocas remotas en toda la cuenca mediterránea. La parte utilizada son los bulbos, donde se concentra su acción medicinal.

El principal componente activo del ajo es la aliína, responsable de su olor característico. También contiene pequeñas cantidades de vitaminas (A, B1, B2, B6 y C), adenosina y sales minerales de hierro, sílice, azufre, yodo, selenio y germanio.

En los herbolarios comercializamos perlas de ajo para evitar el fuerte olor característico. Las perlas de ajo evitan también la inflamación y el ardor que puede producir la ingesta excesiva de ajo crudo.

Cabeza de ajo blanco.
Las propiedades del ajo son conocidas desde la época de Hipócrates.

Beneficios del aceite macerado de ajo para la salud

  • Destaca por sus beneficios a nivel del sistema sanguíneo. Tiene un papel importante como fluidificante sanguíneo, ya que reduce la viscosidad plasmática a nivel coronario y pulmonar. Es un vasodilatador periférico. Es hipolipemiante (inhibe la síntesis de colesterol y triglicéridos) y hipoglucemiante (reduce los niveles de glucosa en sangre). Es eficaz en casos de hipertensión arterial y arteriosclerosis y reduce el riesgo de trombosis y embolias.
  • A nivel respiratorio, los componentes sulfurados del ajo que se eliminan por vía pulmonar desempeñan un papel importante en enfermedades infecciosas del aparato respiratorio como gripe, resfriados, sinusitis, faringitis y bronquitis. También se observan mejorías en casos de asma.
  • Destaca por ser antioxidante, evitando así el envejecimiento celular prematuro y reduciendo el riesgo de enfermedades degenerativas.
  • Es considerado un “antibiótico natural” por su amplio campo de actividad contra gran variedad de microorganismos: virus, bacterias, espiroquetas, amebas y hongos.
  • Alivia alteraciones del sistema digestivo como gastritis, flatulencias y trastornos hepatobiliares.
  • Combate parásitos intestinales. Evita el crecimiento de bacterias perjudiciales para la flora intestinal a nivel de colon, sin dañar aquellas que ejercen una acción beneficiosa.
  • Ayuda a combatir la fiebre.
  • Alivia molestias y dolores articulares en casos de reuma, artritis, gota y ciática.
  • Estimula el funcionamiento de diversos órganos y glándulas: hígado, páncreas, tiroides y suprarrenales.

El ajo negro, cada vez más popular

En los últimos años se está popularizando el ajo negro, que no es más que el ajo blanco sometido a un proceso de fermentación en una determinadas condiciones de temperatura, humedad y tiempo. Este proceso de maduración natural le confiere el color negro, una textura más blanda y un sabor más suave. Pero lo que es más importante es que los beneficios del ajo negro se ven aumentados.

Ajo negro.
Las propiedades del ajo negro se ven aumentadas.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, con lo cual es un alimento a tener en cuenta en otoño e invierno, cuando nuestras defensas están más debilitadas.
  • Tiene unas propiedades antioxidantes mayores que el ajo común.
  • Es útil para reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Es un energizante natural, adecuado tanto para deportistas como para estudiantes.

Encontrarás más información sobre el ajo negro en:

http://www.dmedicina.com/vida-sana/alimentacion/nutricion/2016/03/16/ajo-negro-beneficios-110161.html

http://www.natursan.net/ajo-negro-beneficios-y-propiedades/

Dolor articular: suplementos alimenticios para proteger las articulaciones2

El dolor articular es una consecuencia del envejecimiento y de la pérdida de flexibilidad de las articulaciones. Sin embargo, existen productos naturales capaces de contrarrestar esta tendencia, de reforzar las articulaciones y de eliminar el dolor articular. En este artículo te presentamos cuatro suplementos para que puedas disfrutar de cualquier actividad física o de un simple paseo, sin perjudicar tus huesos, cartílagos, tendones, ligamientos y músculos.

Existen complementos alimenticios capaces de reforzar las articulaciones y eliminar el dolor articular.
Existen complementos alimenticios capaces de reforzar las articulaciones y eliminar el dolor articular.

Suplemento de colágeno, magnesio y vitamina C

Es un buen aliado para combatir el dolor articular. El colágeno es la proteína mayoritaria en el organismo humano y desempeña un papel fundamental para las articulaciones y la piel. Con la edad disminuye la producción de colágeno y eso conlleva el envejecimiento y una menor flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. El colágeno hidrolizado, de fácil asimilación, refuerza los tejidos, ralentiza su envejecimiento y, por tanto, frena el dolor articular. La vitamina C, por su parte, es imprescindible para la formación del colágeno. Repara y mantiene cartílagos, huesos y dientes. Además, el magnesio es esencial para que el sistema muscular y el sistema nervioso estén en perfecto estado. Participa en el mantenimiento y la recuperación de las células y tejidos, al mismo tiempo que ayuda a disminuir el cansancio y la aparición de calambres, tics y contracturas.

Harpagofito, grosellero negro y vitaminas

Este suplemento se envasa en cómodos viales elaborados con extractos vegetales utilizados tradicionalmente en casos de degeneración y dolor articular. El harpagofito es indicado en procesos reumáticos y degenerativos en general. Al grosellero negro y al fresno se les atribuye la propiedad de disminuir los procesos inflamatorios. La cola de caballo se emplea para remineralizar los huesos y mitigar el dolor articular. Y el bambú favorece la reconstrucción del cartílago.

Cartílago de tiburón

Entre los componentes más importantes del cartílago de tiburón hay el colágeno y un conjunto de glucosa-minoglicanos, fundamentales para erradicar el dolor en las articulaciones y protegerlas. Así pues, podemos afirmar que la ingesta de cartílago de tiburón favorece el movimiento y reduce de manera significativa la inflamación y el dolor articular.

Calcio Coral Marino

Es un suplemento muy indicado para mantener un buen estado de los huesos. El coral, en su estado natural, contiene un gran número de oligoelementos de alta biodisponibilidad. En otras palabras, los minerales presentan una estructura química similar a la de nuestro organismo y éste es capaz de absorberlos fácil y rápidamente. El reequilibrio del pH reduce la aparición del dolor articular y otras múltiples dolencias, entre ellas la destrucción de la estructura ósea.

Foto: www.farmaciaencasaonline.es