Consejos para cuidarse en primavera0

Primavera quiere decir más horas de luz, paisajes llenos de color o temperaturas más cálidas. Todo ello hace que nos sintamos más alegres y vitales. Como consecuencia del mayor número de horas de sol y debido a los cambios que se producen en la meteorología, también se producen cambios en nuestro organismo. Seguro que muchos de nosotros los notamos y por ello os ayudamos a paliarlos con los siguientes remedios.

Consejos de primavera Manantial de Salud
Consejos de primavera

Alergias

Para regular el exceso de producción de histamina así como para mantener controlados los síntomas que se le asocian (rinitis, urticaria, asma, conjuntivitis…) tenemos productos en la naturaleza que nos ayudarán:

  • Plantas como el té rooibos, la perilla o el helicriso, tienen un efecto antihistamínico y nos ayudarán a sobrellevar mejor las alergias. En alergias respiratorias también nos ayudará mantener una buena higiene nasal (los vahos nasales y las limpiezas nasales con o sin lota pueden ser un buen aliado) así como mantener bien hidratada la mucosa nasal. Para los vahos hay plantas muy específicas como el eucalipto, romero, espliego, pino, manzanilla Mahón y gordolobo que pueden ser de gran interés.
  • Cuando las alergias nos afectan los ojos, nada mejor que unas compresas oculares a base de eufrasia, aciano, saúco, tomillo, manzanilla Mahón y rosas.
  • Aceite hidratante nasal: lubrifica y protege las fosas nasales. Macerado en aceite de oliva de manzanilla, espliego, romero, eucalipto, pino, helicriso, tomillo, cola de caballo, hipérico y salvia. Está muy indicado en caso de rinitis, congestión nasal, sequedad. Podemos aplicarlo en las fosas nasales tantas veces al día como necesitemos.
  • Aromaterapia: existe una mezcla descongestiva nasal que nos proporcionará bienestar al vaporizar la estancia.

Memoria

Para reforzar nuestra memoria podemos incorporar algunos suplementos alimenticios a base de lecitina de soja (aporta fósforo, colina e inositol), omega-3 (favorece la conexión neuronal), ginko biloba (mejora la circulación sanguínea a nivel cerebral), eleuterococo (aumenta la concentración intelectual). La primavera suele ser época de exámenes para muchos…

Astenia primaveral

Al alterarse nuestros ritmos, a veces nos sentimos cansados o algo fatigados. Para facilitar el proceso de adaptación al cambio estacional podemos tomar:

  • Jalea real: aporte natural de vitaminas y minerales. Se comercializa tanto fresca como en perlas o ampollas.
  • Polen: aporta aminoácidos, vitaminas y minerales. Hay en cápsulas o gránulos.
  • Levadura de cerveza / Germen de trigo: ejerce un efecto fortalecedor del organismo. Se puede encontrar en copos, comprimidos o perlas.
  • Espirulina: complemento del hierro y B12 además de otras vitaminas y minerales. En escamas o comprimidos.
  • Wheatgrass (Hierba de trigo): es un concentrado de nutrientes de fácil absorción que contribuyen a aumentar tu vitalidad. Disolver 2 cucharadas soperas en líquido.

Piel

El objetivo que debemos marcarnos en primavera es regenerar la piel para afrontar el verano, mejorar su aspecto y reparar la sequedad generada durante el invierno. Para ello tenemos que suplementar nuestra dieta con un aporte especial de beta-carotenos que favorecen el bronceado y mejoran la calidad de la piel. Los antioxidantes también son importantes para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

La hidratación también es fundamental, así que beber mucha agua y aplicarnos cremas o aceites regeneradores es importante. La rosa mosqueta, la zanahoria, la centella asiática o el aloe vera son ingredientes que pueden reforzar las propiedades hidratantes de tu crema. También es importante cuidar zonas delicadas como el contorno de los ojos o el pelo, que también sufre una fuerte deshidratación en verano. El aceite de jojoba te ayudará a lucir una melena sana y brillante. ¡Ah, y no olvides tu protector solar!

Astenia primaveral: ¡protege tus defensas!0

La astenia primaveral se caracteriza por una sensación generalizada de cansancio y fatiga física y mental. Falta de vitalidad, falta de apetito, nerviosismo, dolor de cabeza, tristeza, apatía, bajada de las defensas… Si te son familiares algunos de estos síntomas, puede que sufras astenia primaveral. Y es que una de cada diez personas de entre 20 y 50 años padece astenia primaveral, siendo más habitual en las mujeres.

La causa de la astenia primaveral tiene que ver con una disminución de las beta-endorfinas (sustancias que genera el sistema endocrino), los cambios climatológicos o el aumento de partículas en suspensión durante la entrada de la primavera. Además, cada cuatro meses, nuestro cuerpo lleva a cabo una renovación de los glóbulos rojos. Este fenómeno puede coincidir con los cambios de estación, provocándonos una bajada de defensas.

Por ello, con la llegada de la primavera, es necesario incorporar complementos alimenticios que nos puedan ayudar a reforzar las defensas y a mejorar el estado anímico. Es importante poner atención a las personas mayores, niños pequeños, personas con problemas de anemia y respiratorios, o que sufren estrés por el trabajo o los estudios. Estas personas son más vulnerables a las bajadas inmunológicas asociadas a los cambios de estación. 

Astenia primaveral
Astenia primaveral: ¡recupera tu vitalidad!

Remedios naturales para combatir la astenia primaveral

  • Jalea real. Es una sustancia producida por las abejas obreras, del cual se alimentan las abejas reina durante toda su vida. Gracias a la jalea real, la abeja reina vive unos seis años, mientras que la esperanza de vida de las abejas obreras es de seis semanas. La jalea real estimula el metabolismo y colabora en la regeneración celular, con lo que incrementa la energía, aumenta la resistencia al cansancio y la capacidad sexual, y ayuda al organismo a defenderse de enfermedades. La jalea real es apta para todo el mundo, y se recomienda tomarla a diario durante 2 ó 3 meses, teniendo en cuenta que los beneficios se empezarán a notar a partir de las tres semanas.
  • Polen. Los granos de polen son el producto de secreción de los órganos masculinos de la flor para fecundar otra flor. Las abejas, al cosecharlo y para facilitar su transporte, lo aglutinan en bolitas a las que añaden néctar y enzimas digestivas, que conocemos como polen alimentario. Tomar polen es un remedio ideal ante la astenia primaveral, ya que aumenta la vitalidad, levanta el estado de ánimo y es un buen aliado ante la depresión. El polen mejora las funciones intelectuales como lucidez mental, concentración, atención… También vence la fatiga mental, favorece un sueño reparador y refuerza las defensas. Pueden tomar polen alimentario tanto las personas diabéticas como aquéllas alérgicas al polen floral. A pesar de su alto valor energético, el polen no engorda. Se recomienda consumirlo de manera continuada, durante al menos 3 meses. Es mejor tomarlo en ayunas y nunca mezclarlo con líquidos calientes. Debe guardarse en frascos bien tapados, protegido del calor y la humedad.
  • Ginseng. La planta de ginseng (Panax ginseng) es originaria de Corea, donde se encuentra en estado silvestre, aunque hoy también se cultiva en China, Japón, Estados Unidos o Canadá. El nombre Panax deriva del giego “panakos” (panacea), que significa “remedio para todas las enfermedades”. Se trata de una de las plantas más ricas en principios activos, como los ginsenósidos, ideales para equilibrar el organismo. El ginseng incrementa la resistencia al estrés, mejora el funcionamiento del sistema nervioso, aumenta el rendimiento mental, la concentración y la memoria. El ginseng se puede tomar en forma de decocción, 1g de raíz por 250 ml de agua, hervir 3 minutos y tomar una taza, preferentemente por la mañana. También se comercializa en extracto fluido, en cápsulas o en polvo. En forma natural y a dosis habituales el ginseng carece de toxicidad. No se recomienda emplearlo en períodos superiores a los 3 meses, debido a que puede causar insomnio, nerviosismo, diarrea e hipertonía generalizada. No es aconsejable que lo tomen los niños, las embarazadas o mujeres en periodo de lactancia. Tampoco se recomienda mezclar el ginseng con cafeína u otros estimulantes.
  • Rhodiola rosae. Es una planta medicinal que crece en las regiones más frías de Europa y Asia y en las zonas alpinas de altura. Los vikingos usaban la Rhodiola rosae (Rhodiola rosae L., Crassulaceae) para estimular la fuerza y la resistencia física, y en la actualidad sigue siendo en el norte de Europa donde su uso está más extendido. La Rhodiola rosae es especialmente útil en estados asténicos de poca energía, debilidad, susceptibilidad ante el estrés físico y emocional y capacidad de placer disminuida. Es una planta adaptógena, es decir, que protege el organismo frente a un amplio rango de factores estresantes haciendo que causen el mínimo impacto. La Rhodiola rosae incrementa la capacidad de concentración y la función cognitiva en general, la energía y resistencia física, mental y sexual. Es útil en pacientes con el sistema inmune disminuido y en deportistas, ya que incrementa el rendimiento físico. También posee propiedades antidepresivas para pacientes con depresión leve o moderada. Además, no tiene efectos secundarios.
  • Maca. También conocida como Ginseng Peruano, se cultiva en los Andes Centrales Peruanos, a partir de los 3.700 metros. Se ha encontrado evidencia del cultivo de maca (Lepidium meyenii), en Perú desde el 1.600 A.C., y es que era considerada para los incas como un regalo de los Dioses. Los incas la utilizaban como alimento y en ceremonias religiosas para danzas y rituales. En la raíz de la maca encontramos componentes que regulan los niveles hormonales y tienen efecto energético. La maca está indicada para la astenia primaveral ya que se emplea en casos de anemias y fatiga crónica, tiene un efecto antioxidante e inmunoestimulante, e incluso algunos estudios avalan que da lugar a un aumento de leucocitos. También se usa como tónico general y geriátrico, para desordenes menstruales y alivia la sintomatología de la menopausia. No se conocen efectos secundarios ni contraindicaciones, pero puede disminuir la eficacia de fármacos anticoagulantes. Se recomienda precaución en casos de cánceres hormono-dependientes así como en mujeres sometidas a terapia anticonceptiva. Tampoco se aconseja su uso en embarazadas y madres lactantes.
  • Astrágalo o Huang Qi (Astragalus membranosus). El astrágalo es una planta medicinal perenne de Mongolia y China que tonifica el sistema inmunitario, protege el cuerpo de factores patógenos externos, equilibra los fluidos del cuerpo, dilata los vasos sanguíneos y actúa como tónico cardiaco. El astrágalo es una de las plantas tónicas más famosas de la medicina tradicional china, con efectos superiores al ginseng para los jóvenes. El astrágalo es también un excelente tónico del sistema inmunitario.
  • Hipérico. Si el cambio emocional debido a la astenia primaveral es muy brusco y se acompaña de una ligera depresión, podemos recurrir al hipérico (Hypericum perforatum). Es la flor del solsticio de verano y del mes de junio, conocida popularmente con el nombre de hierba de San Juan. Las flores de hipérico, de color dorado, aparecen entre mayo y agosto, y brotan preferentemente en el solsticio de verano. Durante muchos años, hemos utilizado esta planta por su actividad antiinflamatoria. Actualmente, la mayor utilidad del hipérico se centra en su acción equilibrante sobre el sistema nervioso. Es la planta antidepresiva por excelencia, especialmente indicada en depresiones sintomáticas de tipo reaccional, que suelen acompañarse de signos vegetativos.
  • 5-HTP. El triptófano es un neurotransmisor que participa de una cadena de interacciones en el cerebro que regulan nuestro estado de ánimo y los patrones del sueño. Se trata del aminoácido esencial menos abundante en los alimentos. El 5-hidroxitriptófano es una sustancia puente entre el triptófano y la serotonina, que se extrae de la semilla de una planta, la Griffonia simplicifolia. Ésta crece en la sabana y las llanuras de la costa Oeste de África, y sus pobladores la han utilizado durante generaciones como alimento y medicina. En caso que la astenia primaveral cause una depresión leve, se recomienda tomar 5-HTP. Es un elevador del ánimo eficaz y carece de efectos secundarios. Tomar 5-HTP antes de acostarse es bueno para el insomnio, ya que es un potente relajante cerebral y del sistema nervioso, con efectos tranquilizantes. También se recomienda en casos de dolor de cabeza, migrañas, artritis reumatoide y fibromialgia. Este suplemento no debe utilizarse cuando se están tomando otros fármacos antidepresivos o tranquilizantes. Tampoco es bueno para personas asmáticas ni se recomienda tomar el 5-HTP junto con hipérico.

Hábitos saludables para vencer la astenia primaveral

  • Sigue unos horarios regulares de alimentación y come cinco veces a lo largo de la jornada ¡Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día!
  • Evita las comidas abundantes: incrementan el cansancio y el sueño.
  • Los hidratos de carbono son esenciales para mantener el buen tono energético.
  • Beber agua, zumos y caldos ayudará a eliminar toxinas.
  • Practica algún deporte suave o haz ejercicios de relajación.
  • Haz una cena ligera, al menos dos horas antes de acostarte.
  • Intenta ir a dormir siempre a la misma hora y duerme el tiempo necesario.

Astenia primaveral: cuáles son los síntomas y cómo tratarla con remedios naturales0

La astenia primaveral se caracteriza por una sensación generalizada de cansancio y fatiga física y mental y afecta con mayor incidencia a mujeres que a hombres.

¿Sabías que la vida media de nuestros glóbulos rojos es de aproximadamente unos cuatro meses? Cada cuatro meses nuestro cuerpo lleva a cabo una renovación de los glóbulos rojos y este fenómeno puede coincidir con los cambios de estación provocándonos una bajada de defensas. Varias hipótesis pueden explicar la astenia primaveral, entre ellas una disminución de las beta-endorfinas (sustancias que genera el sistema endocrino).

Es por este motivo, sumado a los cambios climatológicos y al aumento de partículas en suspensión, lo que hace realmente interesante el uso de complementos alimenticios que nos puedan ayudar a reforzar las defensas y a mejorar el estado anímico durante la entrada de la primavera. Hay productos con alto valor nutricional, como el Polen o la Jalea Real, que además de ser muy ricos en vitaminas, son unos perfectos aliados. También complementos como el Própolis, la Equinácea (Echinacea angustifolia) o la raíz de Astrágalus (Astragalus membranaceus) nos ayudarán a mantener el sistema inmunológico en buenas condiciones.

La astenia primaveral suele afectar más a la mujer que al hombre
La astenia primaveral suele afectar más a la mujer que al hombre

Es importante durante esta época tener especial atención a las personas mayores, niños pequeños, personas con problemas de anemia y respiratorios, pero también personas que sufren mucho estrés por el trabajo o el estudio. Estas personas son más vulnerables a las bajadas inmunológicas. Así pues, les puede ayudar mucho tomar un refuerzo vitamínico y mineral.

Los suplementos como la Equinácea y el Astrágalus harán más fuertes tus defensas, pero si lo complementas con la Jalea Real o el Polen también lo notarás en el aspecto de tu piel, la fuerza de tu cabello y en tu energía y vitalidad.