Bardana: un excelente depurativo para los riñones, el hígado y la piel0

La Bardana (Arctium lappa), también conocida como Lampazo, Cadillo o Cachorrera, es una planta herbácea bianual de la familia de las Compuestas, muy extendida en Europa y Asia. Destaca por su efecto depurativo, su capacidad para restaurar la piel dañada y aliviar el dolor reumático.

La Bardana es una planta robusta, que puede llegar a medir dos metros de alto, tiene grandes hojas alargadas y unas flores violáceas muy características. Por sus propiedades medicinales se utilizan principalmente las raíces (por ser más ricas en principios activos), y en ocasiones las hojas y las semillas. ¡Descubre sus propiedades!

Bardana
Bardana

Prevenir cálculos de manera natural, y otras propiedades medicinales:

  • Es muy depurativa. Evita la formación de cálculos (vesiculares y renales). Es beneficiosa en caso de nefritis. Es diurética, combate la retención urinaria, la oliguria, la cistitis y otras infecciones urinarias.
  • Mejora la salud de la piel y reduce la seborrea tanto en el cuero cabelludo como en el rostro. Ayuda a combatir el acné, la dermatitis seborreica, la psoriasis, los eccemas… Además, es cicatrizante y ayuda a eliminar los herpes.
  • Es antiinflamatoria. Mejora los casos de reuma, se usa para la artritis, y está indicada para la ciática.
  • Se recomienda para la diabetes, ya que es hipoglucemiante.
  • Mejora las funciones del hígado, estimula la producción de bilis y ayuda a reducir el colesterol.
  • Es antiséptica, antibacteriana y antibiótica.
  • Favorece la recuperación de resfriados y catarros, alivia el dolor de garganta.
  • Se toma cuando hay dolencias gástricas, ya que reduce la acidez.
  • Reduce la hinchazón, combate los edemas, y ayuda a eliminar toxinas a través del sudor.
  • Propicia claridad.
  • Mitiga o elimina las hemorroides.

¿Cuáles son sus principios activos?

  • La raíz de Bardana es muy rica en inulina, entre un 30 y un 50% de su peso. Es un tipo de polisacárido o azúcar, que contiene cadenas moleculares de fructosa.
  • Ácidos fenólicos (cafeico, clorogénico, y sus derivados, como la arctiína).
  • Lactonas sesquiterpénicas.
  • Poliacetilenos naturales –un tipo de hidrocarburos– como la arctinona y el arctinol, con virtudes antibacterianas, desinfectantes y antimicrobianas.
  • Sales minerales, en especial potasio, con virtudes diuréticas y depurativas, también contiene hierro y calcio.
  • Taninos con virtudes antioxidantes.
  • Fitoesteroles vegetales, con capacidad para absorber el colesterol.
  • Poliínos y polienos, compuestos orgánicos con capacidad antimicrobiana.
  • Vitamina C y vitaminas del grupo B.

¿Qué remedios caseros puedes preparar con Bardana?

Si quieres beneficiarte de sus propiedades medicinales, te recomendamos probar la infusión depurativa. Una cucharadita de bardana por taza de agua es suficiente. Añade agua caliente y deja reposar 4 minutos. Después cuela y bebe poco a poco cuando se vaya enfriando.

Esta infusión mejora el funcionamiento del hígado, riñones, vesícula biliar y depura la sangre. También la puedes usar externamente para aliviar las quemaduras en la piel.

Para tratar las heridas, quistes sebáceos o herpes, puedes preparar un remedio con compresas, triturando las hojas de Bardana y poniéndolas directamente sobre la zona a tratar.

El aceite de Bardana se usa externamente para estimular el crecimiento del cabello. También puedes preparar tinturas con Bardana.

Debes tener en cuenta que no está recomendado su consumo durante el embarazo y la lactancia.

Que viene el coco…0

El coco (Cocos nucifera) es una fruta exótica obtenida del cocotero, la palmera más cultivada del mundo. Es originario de las islas de clima tropical y subtropical del océano Pacífico pero su cultivo se ha extendido a Centroamérica, Caribe y África tropical. Su cosecha varía según el tipo de producción, siendo sobre todo de febrero a julio.

El nombre proviene de la época de los descubrimientos. A los exploradores españoles y portugueses, que lo trajeron a Europa, les parecía que al ser un fruto de cáscara marrón, un poco peluda y con tres agujeros podía parecerse a la cara del Coco, aquel fantasma que aparece en las historias que se cuentan a los niños pequeños.

Coco
Coco

El coco es muy versátil; se ha convertido en un componente para productos de belleza, además de ser un ingrediente para diversos platos de cocina. Pero lo realmente importante es su gran potencial nutritivo ya que es rico en hierro, potasio y minerales que participan en la mineralización de los huesos, como el calcio, el fósforo y el magnesio. Además tiene un gran contenido en fibra, por lo que es ligeramente laxante. También ayuda a normalizar los niveles de colesterol así como a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Aparte de tomarlo como fruta fresca, cuya pulpa es exquisita y muy aromática, también es consumido en otras formas:

  • Azúcar de coco: es un sustituto natural del azúcar tradicional y tiene un índice glucémico muy bajo. Se produce a partir de las flores del cocotero y calentando lentamente la savia. Es muy rico en minerales (potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, azufre) así como en pequeñas trazas de boro, zinc, hierro, cobre y vitaminas, además de 16 de los 20 aminoácidos esenciales, mayoritariamente glutamina que nos ayuda a controlar los impulsos de comer dulce.
  • Agua de coco: se extrae del coco verde, de esa pulpa que después se convertirá en la parte blanca del coco. Es una bebida muy refrescante, baja en calorías y rica en electrolitos, que ayudan al sistema nervioso. Pero también contiene potasio, magnesio, sodio, calcio y fósforo. Por ello, es utilizada por los deportistas después de realizar ejercicio ya que es una fuente de hidratación natural.
  • Leche de coco: es la carne del coco maduro triturada. Este delicioso líquido se puede consumir fresco o bien como bebida envasada. Es una bebida rica en minerales y vitaminas del grupo B y C. Aunque su sabor es dulce, el contenido en azúcar es bajo. Es un buen sustituto de la leche de vaca porque no contiene lactosa. Y al contener ácido laúrico, nos protege frente a infecciones y virus.
  • Aceite de coco: se extrae de la pulpa del coco. Además de ácido laúrico, contiene ácidos fenólicos antioxidantes que nos protegen frente a los radicales libres. Se puede utilizar tanto para hidratar la piel como para cuidar el cabello o consumirlo en nuestros platos preferidos. Por sus propiedades antibióticas y antimicrobianas puede ayudar a prevenir y combatir infecciones de la piel. El aceite de coco se emplea como protector del cabello porque lo hidrata, aportando brillo y vitalidad. Asimismo actúa contra la caspa por sus propiedades fungicidas.

Como ves, del coco podemos aprovecharlo todo. ¡Anímate a incorporarlo a tu vida diaria y notarás sus múltiples beneficios!

Ajo negro: un superalimento para reforzar tus defensas0

El ajo negro es originario de Japón y se cree que su aparición fue debida a que un científico japonés investigó cómo reducir el olor tan intenso del ajo blanco. Por eso, se le ocurrió una idea: ponerlo a ahumar. Cuando terminó el proceso, pudo comprobar que había cambiado de color, volviéndose negro; también de olor, no tan intenso; y el sabor, haciéndose más suave y sutil, con un ligero toque a vinagre balsámico. Incluso vio que también había cambiado su textura, consiguiendo así que ésta fuese más cremosa.

Empleado como condimento en la cocina asiática, su uso se ha ido extendiendo a Europa y América del Norte, llegando a ser muy popular en la alta cocina de Estados Unidos.

El ajo negro está considerado como un superalimento por muchos nutricionistas porque no sólo conserva las mismas propiedades medicinales y nutritivas que el ajo común, sino que las supera. Vamos a ver algunas de ellas!

Ajo negro
Ajo negro

Propiedades del ajo negro:

  • Energizante natural, adecuado tanto para deportistas como para estudiantes. Se aconseja tomar entre 1 y 3 dientes de ajo diarios en ayunas.
  • Es un buen aliado contra el estrés, la ansiedad y la depresión ya que es rico en nutrientes que ayudan a combatir este tipo de trastornos.
  • Mejora la actividad de la próstata.
  • Es diurético debido a su alto contenido en potasio.
  • Tiene propiedades antioxidantes, debido a su contenido en alicina.
  • Alimento rico en vitamina C.
  • Ayuda a reforzar el sistema inmunitario, por lo que se aconseja su consumo durante el otoño y el invierno para así aumentar nuestras defensas.
  • Aconsejable para reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Reduce la hipertensión.
  • Su consumo periódico ayuda a adelgazar. Las infusiones de ajo negro y canela sirven para calmar el aparato digestivo así como para controlar la acumulación de gases y flatulencias.
  • Fuente natural de nutrientes y minerales (zinc, hierro, calcio, potasio, sodio, yodo, magnesio, etc.).

En España, también ha aumentado su consumo en la cocina. A continuación, te proponemos una receta fácil donde incorporarlo sin que se note su presencia:

Arroz integral con verduras, butifarra y ajo negro

Ingredientes para 4 personas: ¼ kg. de arroz integral, 1 berenjena pequeña, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 pimiento amarillo, 1 cebolla grande, 1 calabacín pequeño, 8 dientes de ajo negro y ½ kg. de butifarra fresca.

Lavamos y hervimos el arroz integral. También lavamos y cortamos todas las verduras en trozos pequeños. Las ponemos en una sartén con un poquito de aceite hasta que se doren, junto con los dientes de ajo. Posteriormente, en el mismo aceite, freímos la butifarra.

En un bol grande, añadimos las verduras y el ajo negro al arroz integral. Cortamos la butifarra en trozos pequeños y los añadimos. Removemos todos los ingredientes hasta que queden bien mezclados y… listo para servir! Si se desea, podemos decorar el plato con unas hojitas de menta.

Amla: ¡Rejuvenece tu piel y tu cabello!2

El amla (Phyllanthus emblica L.) es un arbusto originario de la India y el Nepal, del cual se aprovechan sus frutos. La medicina ayurveda ha valorado tradicionalmente esta planta medicinal por sus efectos rejuvenecedores, para promover la longevidad y el bienestar general. Al amla también se le conoce por los nombres de amalaki y grosellero de la India (en español).

Los beneficios del fruto del amla vienen dados por su alto contenido en vitamina C. Esta fruta también es rica en emblicanin, uno de los antioxidantes más efectivos y potentes. Además contiene bioflavonoides y fenoles (ácidos gálico y egálico) que, en su conjunto, mitigan la proliferación de radicales libres y, en consecuencia, la oxidación de las células y el envejecimiento.

Amla (Phyllanthus emblica L.)
Amla (Phyllanthus emblica L.)

Según la medicina ayurveda, la ingesta del fruto del amla mejora la absorción de nutrientes, equilibra los ácidos del estómago, reduce los niveles de colesterol, revitaliza y rejuvenece la piel y actúa como un potente antiinflamatorio natural. También es aconsejable en la higiene bucodental: fortalece dientes y encías débiles, y es especialmente efectivo en las encías sangrantes o inflamadas.

Amla en cosmética para el cabello

De la desecación del fruto del amla se obtiene un polvo fino con el que se prepara una mascarilla capilar cada vez más utilizada en las peluquerías que apuestan por tratamientos naturales. Esta mascarilla fortalece la raíz del cabello y estimula su crecimiento. Por su alto contenido en vitamina C, repara el cabello agrietado o seco. Así pues, el amla nutre el cabello, lo reconstruye y lo rejuvenece. También potencia ligeramente el color del cabello, retrasando la aparición de canas.

La mascarilla capilar se prepara mezclando el polvo de amla con aceite hasta conseguir una pasta fina. Ésta se aplica sobre el cabello, dejándola actuar durante una hora. Por último, se lava con agua tibia. Este tratamiento se puede repetir una vez por semana para conseguir un cabello más joven, fuerte, sedoso, natural y brillante.

Amla para el cuidado de la piel

Para el cuidado de la piel, se puede preparar una mascarilla facial similar, pero que quede algo más densa. Se aplica con suavidad, dando un masaje circular con la yema de los dedos. Se deja actuar 15 minutos y luego se lava con abundante agua tibia. Esta mascarilla ayuda a eliminar toxinas. Por su acción fortalecedora del colágeno, es ideal para evitar la aparición de arrugas y manchas propias de la edad. Dado el alto contenido en taninos, flavonoides y vitamina C, la mascarilla facial de amla regenera, revitaliza y rejuvenece la piel.

Aceite de onagra: una perla para la salud0

El aceite de onagra proviene de la onagra (Oenothera biennis), también conocida como prímula del atardecer (Evening primrose). Se trata de una planta originaria de América del Norte, que fue introducida en Europa a finales del siglo XVII como planta ornamental. Hoy la podemos encontrar en taludes cerca de los ríos de zonas templadas. El aceite de onagra tiene múltiples beneficios, que van desde minimizar trastornos hormonales, hasta combatir problemas dermatológicos, pasando por equilibrar el sistema nervioso y estimular el sistema inmunitario, por citar algunas propiedades.

Aceite de onagra
Planta de onagra

El aceite de onagra se obtiene de la presión en frío de las semillas de la planta. Sus nutrientes más preciados son los ácidos grasos poliinsaturados, destacando el ácido linoleico y el ácido gamma-linolénico, ambos de la familia omega 6. Estos ácidos grasos esenciales son importantes precursores de diversos mediadores celulares indispensables para el correcto funcionamiento y estabilidad de las membranas de las células, el desarrollo del sistema nervioso y hormonal, y la regulación de los procesos de coagulación.

Los ácidos grasos esenciales tienen esta denominación porque son imprescindibles para mantener un buen estado de salud, aunque nuestro organismo no sea capaz de fabricarlos. Esto implica que debemos garantizarlos a través de la alimentación. El ácido linoleico se encuentra en aceites vegetales como el de girasol, así como en lácteos, grasas animales, semillas y frutos secos. El ácido gama-linolénico también forma parte de la leche materna y del aceite de borraja. Otra manera de obtener estos ácidos grasos esenciales es mediante la ingesta de aceite de onagra, que se comercializa en perlas.

Propiedades del aceite de onagra

  • Dermatología. Ayuda a combatir el eccema, el acné y la caspa. Mantiene la elasticidad de la piel y su aspecto sano. También es beneficioso para la fragilidad de las uñas y contra la caída del cabello.
  • Sistema reproductor. La onagra se ha ganado el sobrenombre de “planta de la mujer” por sus beneficios para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (dolor de mama, estado de ánimo, irritabilidad, dolor de cabeza y retención de líquidos) y de la menopausia (retención de líquidos, sofocos, sequedad de las mucosas, etc.). Además evita las reglas irregulares y dolorosas. Pero lo cierto es que también tiene propiedades para los problemas hormonales del hombre, como la escasez de semen, la mejor irrigación del pene en casos de dificultades para la erección y otros trastornos de la pre-andropausia (cambios de actitud y de estado de ánimo). También mejora los trastornos prostáticos.
  • Sistema nervioso. Reduce la hiperactividad. Regula la liberación y la acción de neurotransmisores. Combate el estrés y previene la depresión.
  • Sistema sanguíneo y cardiovascular. Reduce los niveles de colesterol malo (LDL), reduciendo el avance de la arteriosclerosis. El aceite de onagra es recomendable para personas con elevado riesgo cardiovascular, ya que reduce la hipertensión arterial por su acción vasodilatadora y evita la formación de trombos y coágulos.
  • Sistema inmunitario. Regula y estimula las funciones de los linfocitos T.
  • Acción antiinflamatoria. El aceite de onagra es eficaz en casos de artrosis reumatoide, fibrosis quística, procesos alérgicos y asma.
  • La onagra es útil como apoyo en el tratamiento de la diabetes, puesto que mantiene estables los niveles de insulina.

¿Conocías todas estas propiedades? ¿Te ha parecido útil este artículo? Si es así, te animamos a que te subscribas al blog para recibir más artículos divulgativos de interés.

Carbón activado, extraordinario polvo negro para la desintoxicación0

Ya se conocía el carbón activado 1550 años antes de Cristo y se ha utilizado durante siglos como purificador.

El carbón activado (o carbón activo) es un complemento alimenticio de origen orgánico que se utiliza por su gran capacidad de absorción ya que se queda en el tubo digestivo y es capaz de absorber toxinas, fermentaciones, gérmenes, metales pesados, químicos nocivos y virus estomacales desagradables. Por ello, reduce flatulencias y es un antídoto hospitalario de urgencia en caso de intoxicaciones. Cuando el carbón vegetal es ingerido, éste arrastra las toxinas y así no son absorbidas por el cuerpo.

Principalmente se obtiene de la cáscara del coco, después de realizar un proceso especial de carbonización. Después de obtenerlo, es necesario activarlo para aumentar sus propiedades. Se debe calentar el carbón sin aire e introducir diversos gases que aumenten el tamaño del poro. Así se obtendrán una cantidad infinita de poros muy finos que son los encargados de absorber ciertos compuestos no deseados.

Carbón activado
El carbón activado se emplea como absorbente y desinfectante en enfermedades del tubo digestivo.

Propiedades del carbón activado

  • El carbón activado se emplea como absorbente y desinfectante en enfermedades del tubo digestivo así como en caso de enteritis tóxicas de origen alimenticio o bacterias de alto peso molecular.
  • Es eficaz en caso de flatulencias y halitosis (mal aliento producido por problemas digestivos).
  • Alivia gases e hinchazón estomacal.
  • Reduce niveles altos de colesterol malo, aumentando el colesterol bueno.
  • El carbón activo también es utilizado por algunas personas como mascarilla purificante y así eliminar impurezas de la piel (puntos negros, espinillas y acné) ya que desinfecta la piel y reduce el tamaño de los poros y la grasa facial.
  • Mezclado con agua o aloe vera se puede crear una pasta para aplicarla sobre mordeduras o picaduras de insectos ya que el carbón activado ayuda a extraer el veneno.
  • Es un buen blanqueador dental porque tiene una gran capacidad de absorción de sustancias, sarro, bacterias y manchas producidas por el té, el café o el vino, aunque no se recomienda emplearlo de forma habitual para no deteriorar el esmalte.

¿Conocías los múltiples beneficios del carbón activado? ¿Te animas a probarlo?

Carbón activo en nuestra tienda online: http://tienda.manantial-salud.com/suplementos/74787208-carbon-activo-polvo.html

Kombucha: el kéfir de té negro0

Refuerza el sistema inmunitario, favorece el desarrollo sano de la flora intestinal y ayuda a eliminar toxinas. Estas son algunas de las virtudes de la kombucha, un hongo (Fungus japonicus) formado por un cultivo vivo de distintos microorganismos, tales como el Bacterium xykinum, el Bacterium glucomicum y levaduras como el Saccharomyces ludwigii y la Pichia fermentans. La kombucha se cultiva y se cuida en condiciones especialmente adecuadas en un medio de té negro azucarado. Cuando este hongo actúa sobre el azúcar se produce una modificación generada por microorganismos, ácidos y enzimas, que son los responsables de las propiedades terapéuticas de la kombucha. Su comparación con el kéfir es casi automática, puesto que ambos están compuestos por bacterias y levaduras y necesitan de un medio líquido para crecer y alimentarse. Tanto el kéfir como la kombucha producen una fermentación con múltiples beneficios para nuestro organismo.

El té de kombucha, una bebida con muchos siglos de historia

La primera referencia escrita de la kombucha data del siglo III a.C., aunque parece ser que era una bebida fermentada ampliamente consumida en toda Asia desde mucho antes. Su ingesta cotidiana en el extremo oriental de Rusia mantenía a sus habitantes en un excelente estado de salud y con una larga longevidad. Actualmente su uso está muy extendido en los países del centro y del este de Europa. En Alemania se puede encontrar en las parafarmacias con el nombre de “teepliz kombucha”, que significa hongo del té de kombucha. También existen muchas marcas en Estados Unidos.

Kombucha (Fungus japonicus).
Kombucha (Fungus japonicus).

Propiedades de la kombucha

La kombucha contiene algunas vitaminas del grupo B, 10 millones de levaduras por milímetro, entre un 0,5 y un 1,2% de alcohol, enzimas y sustancias volátiles que le confieren su sabor característico. Su riqueza en cultivos activos vivos (levaduras vitales y ácidos orgánicos esenciales) no se interrumpe después de haberla colado porque siempre quedan en suspensión partículas flotantes de levadura. Por esta razón siempre es un complemento dietético vivo. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Favorece el desarrollo de una flora intestinal sana, al aportar cultivos de levaduras y de ácidos orgánicos.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Reestructura el equilibrio ácido-básico del organismo.
  • Es ligeramente estimulante: es adecuado tomarla en caso de cansancio y estrés para aumentar la vitalidad y rendir más.
  • Elimina toxinas. El ácido glucónico se combina con sustancias de desecho de nuestro organismo como el colesterol y el ácido úrico, entre otras, facilitando su eliminación.
  • La kombucha se ha usado en enfermedades como reumatismo, asma, estreñimiento, hipertensión arterial, artritis y úlceras gástricas.
  • Se prescribe como complemento alimenticio en casos de mala digestión, mala absorción de alimentos o enfermedades crónicas del intestino.
  • También es útil como tratamiento complementario en algunos casos de cáncer y para reforzar el sistema inmunológico en pacientes de sida.

Como jugo preventivo y saludable, se puede comenzar a tomar una pequeña cantidad de kombucha e irla incrementando hasta llegar a un vaso al día. Si una persona se encuentra convaleciente o quiere colaborar en el tratamiento de una enfermedad, puede tomar más cantidad, siempre guiándose por la respuesta del organismo, ya que se ha descrito algún caso de intoxicación hepática por una ingesta excesiva de kombucha. No es una bebida adecuada para personas con diabetes por el elevado índice de azúcares, pero existe un compuesto concentrado a base del propio hongo de kombucha. Son una gotas que se diluyen en agua y son aptas no sólo para diabéticos sino para todo tipo de pacientes.

¿Quieres preparar kombucha en casa?

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 80 gr de azúcar.
  • 3 gr de té negro de Ceylán.
  • 1 litro de agua.
  • Hongo de kombucha y un vasito de kombucha ya elaborado.

Preparación:

  • Hay que poner a hervir el azúcar con agua. Cuando el agua hierva y el azúcar se haya disuelto del todo, lo retiramos del fuego y le añadimos el té negro de Ceylán.
  • Lo dejamos reposar tapado durante 30 minutos.
  • Lo colamos y lo dejamos enfriar.
  • Si no hemos consumido kombucha, tiramos un poco, pero siempre tenemos que dejar porque, cuando añadamos el nuevo té, el proceso de fermentación se pueda reiniciar correctamente.
  • El proceso de fermentación se hace en unos 15 días. Por lo tanto es importante que cada 15 días como mínimo lo alimentéis.

Foto: “The Kitchn” en Pinterest

Alga chlorella: para depurar y desintoxicar el organismo6

La alga chorella es una microalga esférica unicelular de agua dulce y color verde. Es el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta. Su origen se remonta a hace más de 600 millones de años y su descubrimiento fue en 1.890 por el microbiólogo holandés M. W. Beijernick. A la alga chlorella se la conoce, sobre todo, por su capacidad para depurar y desintoxicar el cuerpo de metales pesados como el cadmio, el uranio, el mercurio o el plomo, así como pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas, etc.

Su increíble efecto se consigue a través del aporte de clorofila y gracias a la singular estructura de su membrana celular, cuya capa más externa está formada por una sustancia carotenoide polimerizada (esporopolenina) que logra absorber y almacenar el elemento tóxico y eliminarlo posteriormente a través de las heces.

La alga chlorella es una fuente natural de proteínas de alta calidad biológica, vitaminas y minerales. Es el organismo conocido con mayor concentración de clorofila y destaca por contener el llamado factor de crecimiento de la Chlorella, un complejo de ácidos nucleicos y aminoácidos que acelera su crecimiento y asegura su supervivencia. De ahí que en humanos se ha comprobado que su consumo resulta eficaz para estimular el desarrollo en niños y para atenuar los efectos del envejecimiento en adultos. Contiene hierro, zinc, calcio y vitamina B12, nutrientes importantes para complementar la dieta vegetariana.

Alga chlorella
Alga chlorella, el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta.

Propiedades de la alga chlorella

  • Es un excelente tónico para la sangre en casos de anemia.
  • Potencia el sistema inmune.
  • Es un aporte natural de gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • Se trata del único sistema natural que puede transmitir la energía procedente del sol al ser humano a través de la alimentación.
  • Ayuda a disminuir la tasa de colesterol en sangre, a compensar la hipertensión y a aumentar la producción de glóbulos rojos.
  • Regula el sistema digestivo, desintoxica, reestablece el peristaltismo. Esto ayuda a aliviar el estreñimiento crónico, a cicatrizar úlceras y combatir la halitosis.
  • Actúa como agente desintoxicante interno, neutralizando metales pesados, dioxinas, pesticidas y herbicidas.
  • Atenúa los síntomas de las reacciones alérgicas.
  • Ayuda a cicatrizar heridas cutáneas y a regenerar las células de la piel (efecto rejuvenecedor).

No existen contraindicaciones ni ningún tipo de toxicidad conocido en relación al consumo de alga chlorella en las dosis recomendadas, aunque puede haber fotosensibilidad en personas que consuman elevadas dosis de alga chlorella, así como flatulencias o gases debido al aumento del peristaltismo intestinal.

Como curiosidad también diremos que el Comité Olímpico Internacional avala que los deportistas que han tomado suplementos a base de alga chlorella han mejorado sus marcas deportivas y han disminuido significativamente su tiempo de recuperación.

Isoflavonas de soja, nuestras aliadas durante la menopausia0

El interés por las isoflavonas de soja empezó al observarse que las mujeres japonesas y de otros países asiáticos suelen tener una menopausia más tardía respecto de las mujeres occidentales, así como menores trastornos y un menor índice de osteoporosis. Se creyó que la alimentación, concretamente el consumo de soja, tiene una marcada influencia en este hecho ya que la soja es una fuente importante de vitaminas, proteínas, minerales, fibras vegetales, lípidos e isoflavonas. La soja es un alimento muy presente en la dieta de los países orientales, en cambio casi ausente en la dieta de los países occidentales. Aunque se conocía con anterioridad que los componentes de ciertas plantas presentaban efectos estrogénicos, no fue hasta 1946 que se produjo la primera observación científica.

Una de las características más interesantes de los fitoestrogénos en general y de las isoflavonas de soja en particular es que en su forma original, es decir, tal y como se encuentran en la planta, son inactivas. Requieren de la acción enzimática de las bacterias intestinales para pasar a su forma activa y poder ser absorbidas.

Los fitoestrógenos se encuentran en plantas como las lentejas, los cereales, la alfalfa o las coles, y poseen una actividad similar a la de los estrógenos, siendo las isoflavonas de soja las que presentan una mayor concentración de este elemento.

Isoflavonas de soja y menopausia

La ingestión de isoflavonas de soja durante la etapa anterior a la menopausia resulta muy beneficiosa ya que aumenta la duración del ciclo menstrual.

Durante la menopausia, los efectos de las isoflavonas  son útiles en: sofocos, riego cardiovascular, osteoporosis y atrofia genitourinaria. Asimismo, existen estudios que demuestran que el consumo de isoflavonas y concentrados de soja hace disminuir el colesterol LDL (lo que conocemos como colesterol malo) y los triglicéridos mientras que aumenta el HDL (colesterol bueno), lo que se traduce en un menor riesgo de enfermedades cardíacas y cardiovasculares.

Además, las isoflavonas de soja presentan una intensa actividad antioxidante (contrarrestando la actividad de los radicales libres). También una actividad antiagregante plaquetar al inhibir la síntesis de protombina en la placa aterosclerótica, una actividad protectora a nivel vascular.

Isoflavonas de soja.
Las isoflavonas de soja ayudan a disminuir los síntomas de la menopausia y fortalecen la salud de los huesos.

Isoflavonas de soja y osteoporosis

En cuanto a la osteoporosis, se ha demostrado que las isoflavonas de soja tienen actividad in vitro sobre los osteoblastos y osteoclastos. Diversos estudios han argumentado que el consumo de isoflavonas aumenta la densidad ósea al disminuir la reabsorción ósea que se acentúa durante la menopausia.

En el ámbito de la atrofia genitourinaria, las isoflavonas de soja tienen un efecto estrogénico muy positivo en la citología vaginal.

Beneficios de las isoflavonas de soja para la salud

Por lo tanto, podemos resumir que el consumo de isoflavonas de soja proporciona los siguientes beneficios para la salud:

  • Disminuye el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Beneficia la salud de los huesos, reduciendo la incidencia de la osteoporosis.
  • Ayuda a disminuir los síntomas propios de la menopausia.

Foto: www.diariofemenino.com

La lecitina de soja: un complemento para absorber las grasas y reducir el colesterol0

La lecitina de soja es un producto natural obtenido del germen de la soja. Se emplea como complemento gracias a sus propiedades nutricionales. Uno de los principales beneficios de la lecitina de soja es que contribuye a la disolución de las grasas en agua. Si tenemos en cuenta que los líquidos del organismo, el plasma y las secreciones digestivas son medios acuosos, nos daremos cuenta de la importancia de la lecitina. También reduce el colesterol y, con ello, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

De hecho, la lecitina ya se encuentra ampliamente distribuida en nuestro cuerpo. Es un fosfolípido imprescindible que forma parte de las membranas celulares. El organismo produce la lecitina en el hígado, pero su producción se ve limitada si falta alguno de los componentes básicos, como el fósforo o algunas vitaminas. Es recomendable entonces que la dieta se complemente con lecitina de soja.

Lecitina de soja
La lecitina de soja contribuye a mejorar el aprendizaje y la memorización.

La lecitina es necesaria en el organismo porque:

  • Participa en la digestión de las grasas de la dieta.
  • Facilita la absorción de las vitaminas liposolubles A, D, E y K.
  • La lecitina, en la sangre, ayuda a mantener los lípidos en general y el colesterol en particular, evitando que se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos. Así se reduce el riesgo de padecer arteriosclerosis y sus complicaciones.
  • Favorece la síntesis hepática de lipoproteínas de alta densidad (más conocidas como colesterol bueno), que transportan el colesterol que ha quedado depositado en las paredes vasculares y lo devuelven al hígado para ser reciclado. Una dieta complementada con lecitina de soja reduce el colesterol total en sangre y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • La lecitina es una fuente importante de fosfatidilcolina, que aporta colina y fósforo, ambos implicados en la función cerebral y en la mejora del aprendizaje y la memorización.
  • La colina es también indispensable para el normal funcionamiento del hígado. La lecitina es un excelente protector de la célula hepática.

Cantidad recomendada de lecitina de soja

Al no tratarse de un nutriente esencial, no existen necesidades cuantificadas. La dosis mínima, según los expertos, sería unos 2 gramos diarios de lecitina de soja, cantidad suficiente para que la lecitina ejerza sus efectos en los diferentes órganos y sistemas de nuestro cuerpo. No obstante, las necesidades de lecitina varían en función del estado de salud, la edad, el esfuerzo intelectual o el grado de actividad física. Así, en determinados casos, sería aconsejable incrementar la ingesta de lecitina de soja hasta 10 ó 12 gramos diarios, o asociar a la lecitina otras sustancias específicas, como por ejemplo el germen de trigo.

Foto: www.eslasalud.com