Envejecer con salud: los mejores suplementos nutricionales0

A medida que nos hacemos mayores, nos damos cuenta de que no podemos realizar las mismas actividades de igual manera que lo hacíamos en nuestra juventud. El envejecimiento es un proceso continuo, heterogéneo, universal e irreversible que determina una pérdida de la capacidad de adaptación. En las personas sanas, muchas funciones fisiológicas se mantienen normales, pero un episodio de estrés (un traumatismo, una enfermedad o la pérdida de un ser querido,…) nos hace ver que ese equilibrio era frágil.

Envejecer con salud

La mejor manera de envejecer con salud y buena calidad de vida es mantener una dieta sana y equilibrada y reforzarla con suplementos nutricionales según las necesidades, para ayudar así a que el organismo trabaje lo más eficazmente posible y estimule su propio poder natural de autoreparación.

Suplementos para la tercera edad

La toma de suplementos nutricionales se debe personalizar y por eso es tan importante acudir a un profesional de la salud de nuestra confianza.

  • Productos apícolas. Tanto la jalea real como el polen incrementan las defensas del organismo y nos dan vitalidad. El polen, además, mejora las funciones intelectuales (atención, concentración, lucidez,…) y levanta el estado de ánimo.
  • Antioxidantes. Los podemos adquirir mediante la dieta y nos servirán para retrasar el envejecimiento celular (arrugas y manchas en la piel). Fortalecen los huesos y las articulaciones. También tienen una acción preventiva contra enfermedades degenerativas como el Alzheimer y Parkinson.
  • Ginkgo biloba. Su principal virtud es que mejora la circulación sanguínea. También se han demostrado sus beneficios para reducir la pérdida de memoria, mejorar los problemas de vértigo o los ruidos auditivos (tinitus).
  • Lecitina de soja. Es un aliado para cuerpo y mente. Refuerza el rendimiento físico a la vez que favorece la memoria y la capacidad de concentración. Además ayuda a regular los niveles de colesterol.
  • Levadura de cerveza. Nos aporta un mejor bienestar, reforzando el sistema nervioso frente a trastornos como la irritabilidad, la ansiedad, el insomnio y la depresión. Es muy rica en vitaminas del grupo B, zinc y aminoácidos que nos proporcionan brillo y fuerza en cabello, uñas y piel.
  • Alga espirulina. Rica en vitaminas y minerales, está considerada como un superalimento por su alto valor nutricional. Es un protector cardiovascular y celular. Protege el organismo de la degradación y el envejecimiento.
  • Enzimas digestivas. Al hacernos mayores son más habituales los problemas digestivos como la acidez y la pesadez de estómago. Existen suplementos de enzimas digestivas que nos ayudarán a asimilar mejor los alimentos pesados como las proteínas y las grasas.
  • Cartílago de tiburón. Es un suplemento para tratar el dolor en las articulaciones. Favorece el movimiento y reduce la inflamación de las articulaciones.
  • Coral calcio marino. Es un calcio altamente biodisponible que favorece la remineralización de los huesos (muy indicado en caso de osteoporosis). También reduce el dolor crónico de la artritis y la artrosis.
  • Isoflavonas. Pensadas especialmente para la mujer, las isoflavonas son unos estrógenos vegetales, que reducen las molestias propias de la menopausia. También mejoran la salud ósea, reduciendo la incidencia de la osteoporosis. Otros de sus beneficios son que regulan los niveles de colesterol, mejoran la salud cardiovascular y aumentan las defensas.
  • Onagra/borraja. También es un suplemento especialmente indicado para la mujer. Es una importante fuente de omega 6. Ayuda a mantener joven y fuerte el cabello, las uñas y la piel. También equilibra el sistema nervioso y previene trastornos cardiovasc
  • Espino Amarillo (omega-7). Especialmente indicado para la sequedad en la piel y las mucosas (ojos, boca y genitales).

Algunas de estas opciones naturales podrían mejorar alguno de los trastornos que suelen aparecer en la edad madura, por ello es importante conocerlos.

Coral calcio marino: para tener unos huesos fuertes2

El coral calcio marino se ha utilizado en medicina natural desde la antigüedad. Como suplemento alimenticio, el coral calcio marino aporta calcio altamente biodisponible que favorece la remineralización de los huesos (muy indicado para la osteoporosis) y reduce el dolor crónico de la artritis y la artrosis, entre otros beneficios.

El coral calcio marino procede de los filones coralinos que rodean la isla nipona de Okinawa. El gobierno japonés supervisa que no se dañen los arrecifes vivos y que sólo se recolecte el coral calcio marino fosilizado. Se recogen los extremos del coral más blanco, que es triturado hasta convertirse en un polvo fino. El coral se ha utilizado desde hace miles de años en la medicina china y árabe, pero la primera mención la encontramos en la medicina ayurveda de la India hace unos 5.000 años.

Coral Calcio Marino
El coral calcio marino fosilizado procede de los filones que rodean la isla de Okinawa, en Japón.

Similitud con el tejido óseo humano

La importancia del coral calcio marino viene dada porque su composición orgánica es muy similar a la del tejido óseo humano. Un 90% es carbonato cálcico y contiene otros elementos minerales esenciales para nuestra salud. Además, al tener un origen orgánico, el calcio del coral es asimilado de forma más fácil y rápida por el organismo humano. Tanto es así, que cirujanos ortopédicos utilizan a menudo piezas de coral para injertos óseos y así se aseguran que el cuerpo acepta la estructura del coral sin rechazos.

De los minerales que encontramos tanto en el coral calcio marino como en el esqueleto humano, destacamos los siguientes:

  • Calcio: es el mineral más abundante en los huesos y  es fundamental para el metabolismo óseo. También lo encontramos en los dientes, el pelo y la piel. Interviene en la coagulación sanguínea, es necesario para la transmisión del impulso nervioso y contribuye al equilibrio del pH de la sangre.
  • Fósforo: está en todas las células del organismo y es necesario para el desarrollo de huesos y dentadura.
  • Magnesio: es imprescindible para el metabolismo óseo, contribuye al equilibrio del pH de la sangre, es necesario para la transmisión del impulso nervioso, está implicado en las funciones renales, es un sedante del sistema nervioso y regula la presión arterial.
  • Manganeso: favorece el metabolismo óseo, participando en la formación de tejido conectivo, cartílago y líquido sinovial. Además, ayuda a mantener la normal producción de hormonas sexuales.
  • Boro: una dieta pobre en boro implica una mayor pérdida de calcio y magnesio en mujeres post-menopáusicas.
  • Azufre: interviene en la síntesis del colágeno, facilita la coagulación sanguínea y contribuye a la eliminación de productos tóxicos.

Beneficios del coral calcio marino

En definitiva, podemos enumerar cuatro grandes beneficios del coral calcio marino:

  • Favorece la remineralización ósea y por lo tanto resulta útil en la osteoporosis. Al contener calcio orgánico y tener una composición similar a la de nuestros huesos, el calcio es altamente biodisponible y no causa efectos secundarios (estreñimiento) como ocurre con algunos derivados sintéticos.
  • Reduce el dolor en casos de inflamación y procesos crónicos como la artritis y la artrosis.
  • Equilibra el pH de la sangre, que si es ácido tiene efectos negativos para el cuerpo humano (favorece la osteoporosis, lesiona las articulaciones y está relacionado con diabetes, fibromialgias, miopatías, fatiga y cálculos renales).
  • Aporta oligoelementos esenciales para mantener la salud de la estructura ósea y del sistema nervioso.

Foto: www.heraldo.es

Dolor articular: suplementos alimenticios para proteger las articulaciones2

El dolor articular es una consecuencia del envejecimiento y de la pérdida de flexibilidad de las articulaciones. Sin embargo, existen productos naturales capaces de contrarrestar esta tendencia, de reforzar las articulaciones y de eliminar el dolor articular. En este artículo te presentamos cuatro suplementos para que puedas disfrutar de cualquier actividad física o de un simple paseo, sin perjudicar tus huesos, cartílagos, tendones, ligamientos y músculos.

Existen complementos alimenticios capaces de reforzar las articulaciones y eliminar el dolor articular.
Existen complementos alimenticios capaces de reforzar las articulaciones y eliminar el dolor articular.

Suplemento de colágeno, magnesio y vitamina C

Es un buen aliado para combatir el dolor articular. El colágeno es la proteína mayoritaria en el organismo humano y desempeña un papel fundamental para las articulaciones y la piel. Con la edad disminuye la producción de colágeno y eso conlleva el envejecimiento y una menor flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. El colágeno hidrolizado, de fácil asimilación, refuerza los tejidos, ralentiza su envejecimiento y, por tanto, frena el dolor articular. La vitamina C, por su parte, es imprescindible para la formación del colágeno. Repara y mantiene cartílagos, huesos y dientes. Además, el magnesio es esencial para que el sistema muscular y el sistema nervioso estén en perfecto estado. Participa en el mantenimiento y la recuperación de las células y tejidos, al mismo tiempo que ayuda a disminuir el cansancio y la aparición de calambres, tics y contracturas.

Harpagofito, grosellero negro y vitaminas

Este suplemento se envasa en cómodos viales elaborados con extractos vegetales utilizados tradicionalmente en casos de degeneración y dolor articular. El harpagofito es indicado en procesos reumáticos y degenerativos en general. Al grosellero negro y al fresno se les atribuye la propiedad de disminuir los procesos inflamatorios. La cola de caballo se emplea para remineralizar los huesos y mitigar el dolor articular. Y el bambú favorece la reconstrucción del cartílago.

Cartílago de tiburón

Entre los componentes más importantes del cartílago de tiburón hay el colágeno y un conjunto de glucosa-minoglicanos, fundamentales para erradicar el dolor en las articulaciones y protegerlas. Así pues, podemos afirmar que la ingesta de cartílago de tiburón favorece el movimiento y reduce de manera significativa la inflamación y el dolor articular.

Calcio Coral Marino

Es un suplemento muy indicado para mantener un buen estado de los huesos. El coral, en su estado natural, contiene un gran número de oligoelementos de alta biodisponibilidad. En otras palabras, los minerales presentan una estructura química similar a la de nuestro organismo y éste es capaz de absorberlos fácil y rápidamente. El reequilibrio del pH reduce la aparición del dolor articular y otras múltiples dolencias, entre ellas la destrucción de la estructura ósea.

Foto: www.farmaciaencasaonline.es