Alivia los síntomas de la menopausia con remedios naturales1

Las plantas con fitoestrógenos, ideales para compensar el desajuste hormonal

La menopausia es el momento de la vida de una mujer en que deja de tener la menstruación. Es importante saber que la regla no desaparece bruscamente, sino que, durante un período de tiempo, las mujeres tienen fallos de unos cuantos meses y, posteriormente, vuelven a tener la menstruación. Hablamos de menopausia cuando la mujer no ha tenido la regla en los últimos 12 meses.

¿A qué edad se produce la menopausia?

La edad de la menopausia es muy variable, pero suele ocurrir alrededor de los 50 años. Hablamos de menopausia precoz si la última regla se produce antes de los 40-45 años, y de menopausia tardía si todavía existen menstruaciones después de los 55 años.

¿Cómo afecta la menopausia a las mujeres?

La alteración hormonal más importante es el descenso de los estrógenos y la progesterona. Los efectos más comunes que esto comporta son:

  • Cambio en las menstruaciones: más o menos duraderas, más o menos profusas, con más o menos tiempo entre los períodos
  • Calores y sudoración nocturna
  • Dificultad para dormir
  • Sequedad vaginal
  • Cambios de humor
  • Dificultad para concentrarse
  • Menos cabello y más vello facial

Fitoestrógenos, la alternativa natural a los productos sintéticos

 ¿Sabías que estos cambios se pueden aliviar de forma natural? Existe una serie de plantas que contienen fitoestrógenos naturales. Son de gran ayuda en este período de la vida de la mujer, para compensar el descenso de los estrógenos sin tener que recurrir a productos sintéticos.

  • Trébol Rojo: es considerado como una de las fuentes más ricas de isoflavonas, unos compuestos químicos solubles en agua que actúan como los estrógenos. Resultan muy útiles para reducir sofocos, sudores nocturnos, insomnio y el estrés emocional y psicológico. Además ayudan a frenar el proceso de pérdida de masa ósea.
  • Wild Yam: coniene diosgenia, un compuesto que equilibra las hormonas Tradicionalmente se ha utilizado para mitigar los calambres menstruales. Por su acción antiespasmódica, puede usarse para cualquier tipo de espasmo muscular, dolor de ovarios y útero. Esta planta es un excelente remedio natural debido a su efecto relajante, antiinflamatorio y analgésico. Además, amplía los vasos sanguíneos y aumenta la libido.
  • Cimicífuga: la cimicífuga o cohosh negro (Cimicifuga racemosa) es una planta medicinal originaria de norteamérica. Su raíz alivia los sofocos, la depresión, el dolor de cabeza y la atrofia vaginal. A diferencia de los estrógenos sintéticos es capaz de adherirse a los receptores de éstos sin activarlos. Es una planta muy bien tolerada y segura.
Menopausia - Cimicífuga
Cimicífuga
  • Savia y Lúpulo: tienen una acción estrogénica y suavizan la transición de la producción de estrógenos de los ovarios a las glándulas suprarrenales. Por su riqueza en fitoestrógenos son muy indicadas para aliviar y reducir las sofocaciones. Además, el lúpulo aporta serenidad y reduce los estados de ansiedad, insomnio y decaimiento anímico.
menopausia - Salvia
Salvia

 

menopausia - Lúpulo
Lúpulo

Prueba FITO-COMPLEX Menopausia

Manantial de Salud ha reunido estos elementos en un nuevo producto: Fito-Complex Menopausia. Este complemento alimenticio ha sido creado especialmente para minimizar los síntomas de la menopausia. Gracias a la combinación de sus ingredientes alivia sofocos, ansiedad, insomnio, decaimiento, disfunción sexual y osteoporosis.

Su composición a base de Trébol Rojo, Wild Yam, Cimicífuga, Salvia y Lúpulo convertirá Fito-Complex Menopausia en tu mejor aliado para este período vital. Además, contiene Vitamina E y Selenio que previenen el envejecimiento prematuro, y Magnesio, vitaminas D3 y K2 que contribuyen al mantenimiento de los huesos.

Isoflavonas y lignanos: para las molestias de la menopausia0

Las isoflavonas y los lignanos son una especie de estrógenos vegetales que actúan de manera similar a los estrógenos humanos (sin producir un efecto tan potente). Esto los convierte en la alternativa para combatir las molestias de la menopausia, especialmente la sudoración y los sofocos de aparición repentina.

La disminución de la producción de estrógenos durante la menopausia se produce hacia los 40 años y es la causa de muchos trastornos. Para compensar el descenso de estrógenos, la mujer segrega dos hormonas: la folículoestimulante (FSH) y la luteinizante (LH). La segregación se da por impulsos, provocando sofocos y crisis de sudoración. Por otro lado, la carencia de estradiol acelera la disminución de masa ósea. La reducción de la densidad del hueso es lo que conocemos como osteoporosis.

Isoflavonas y lignanos
Encontramos isoflavonas en los múltiples derivados de la soja.

Beneficios de las isoflavonas y los lignanos para la mujer

Las isoflavonas y los lignanos tienen un espectro de actividad similar a los estrógenos. La combinación de ambos es el mejor modo de dotar al organismo femenino de una óptima provisión de fitoestrógenos vegetales.

Las dos clases de isoflavonas más habituales son la genisteína y la adidzeína. Encontramos isoflavonas en las habas de soja, harina de soja, leche de soja, tofu, tempeh, miso… Los lignanos son compuestos químicos de menor peso molecular. Los hallamos en las semillas de lino, salvado de trigo, grano integral… Isoflavonas y lignanos producen diferentes efectos beneficiosos:

  • Efecto estrogénico. Gracias al efecto estrogénico, muchas mujeres orientales que consumen productos ricos en fitoestrógenos padecen mucho menos las molestias de la menopausia: estimulan el metabolismo óseo y disminuyen los sofocos.
  • Anticancerígeno. Impiden la actividad de la tirosincinasa, enzima que estimula el crecimiento de células cancerosas. Además, la genisteína retrae la formación de nuevos vasos sanguíneos, necesarios para que los tumores sean abastecidos de sangre. Las dietas tradicionalmente ricas en productos de soja, lino y brécol raramente experimentan cáncer de mama, de útero y de próstata.
  • Antioxidante. Dejan inactivas las moléculas reactivas de oxígeno, esto es, los llamados radicales libres.
  • Inmunoestimulante. Diferentes estudios han demostrado que la daidzeína activa las células defensivas, estimulando sobre todo los macrófagos y los linfocitos, imprescindibles para mantener un sistema inmunitario en perfecto estado.

 

Plantas rejuvenecedoras para la mujer0

Después de la buena acogida que ha tenido el artículo 25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer, hemos creído oportuno completarlo presentándote estas 7 plantas rejuvenecedoras para la mujer. ¡Para sentirte siempre joven!

  • Ginseng. Posee la reputación de tónico rejuvenecedor. Retrasa el proceso de envejecimiento debido a la presencia de substancias antioxidantes que evitan la aparición de radicales libres. Tiene una acción estimulante de la energía sexual, especialmente en los casos que una libido baja se asocia al estrés o a una sensación de debilidad general. También posee un efecto adaptógeno y es, a la vez, estimulante o sedante, según el uso requerido.
  • Salvia. La salvia tiene poderosas propiedades antioxidantes que ayudan a retrasar los procesos de envejecimiento. Es un buen tónico para el sistema nervioso y se ha utilizado para aumentar la fuerza y la vitalidad. Tiene un efecto tónico sobre el aparato reproductor femenino. La salvia también favorece el buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Tomillo. Su acción tónica sobre el sistema nervioso lo convierte en excelente para el cansancio físico y mental. Como antiséptico, el tomillo potencia la lucha del sistema inmunológico contra las infecciones fúngicas, virales y bacterianas especialmente en los sistemas genitourinario, digestivo y respiratorio.

Plantas rejuvenecedoras para la mujer

  • Ajo. Debido a su gran poder antioxidante y a sus compuestos de azufre, protege el cuerpo contra los efectos de la polución y la nicotina. El ajo es antiséptico, digestivo y estimulante de la circulación. Crudo o molido libera allicina, con una acción antibiótica más poderosa que la penicilina.
  • Romero. Excelente tónico y vitalizador general, el aceite esencial de romero está especialmente indicado en casos de agotamiento, fatiga y dolores de cabeza, a la vez que actúa como gran antiinflamatorio cuando hay dolores musculares, reuma, gota (ácido úrico), artrosis. También es muy recomendado cuando aparecen problemas cutáneos, envejecimiento de la piel, problemas capilares o mala circulación.
  • Jengibre. Posee un probado efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Aporta sensación de bienestar. El jengibre constituye una maravillosa ayuda para recuperar el calor corporal. Confiere vigor al estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión al activar la secreción de enzimas.
  • Dong Quai. Es la mejor planta tónica para la mujer. Se emplea para tonificar el aparato reproductor y mantener la función normal de los órganos sexuales. Alivia las congestiones en la zona pélvica. Tiene gran valor como purificador de la sangre, lo que aporta propiedades rejuvenecedoras, acelerando la recuperación de los tejidos. El dong quai estabiliza las hormonas y la menstruación, regulariza los periodos atrasados o suprimidos, alivia los calambres menstruales y es un excelente equilibrante en la menopausia.

L. Teixé

Foto: Mujer Actual

25 plantas medicinales imprescindibles para la mujer0

La mayoría de mujeres tienen que desempeñar una amplia gama de roles a lo largo de su vida. Amante, esposa, madre, garante de la salud de la familia, consejera, profesional, pero ante todo mujer y, a menudo, núcleo de la unidad familiar. Los antiguos herbolarios recogían raíces y hierbas, que solían ser para la mujer. En este artículo te presentamos 25 plantas medicinales para la mujer. Todas ellas tienen múltiples propiedades, pero las hemos agrupado en estas 8 categorías.

Plantas para el estado anímico

  • Valeriana (Valeriana officinalis). Es tranquilizante y sedante del sistema nervioso central.
  • Eleuterococo (Eleutherococcus senticosus). Es un adaptógeno y estimulante del sistema nervioso central. Aumenta la resistencia física y psíquica, da energía y estimula las defensas. Es también un estimulante sexual.
  • Damiana (Turnera diffusa). Es un tónico general, psicoestimulante y antidepresivo.

Plantas para los trastornos de la menstruación

  • Salvia (Salvia officinalis). Es un tónico del aparato reproductor femenino. Se recomienda en menstruaciones escasas o retrasadas, así como para paliar los efectos de los calambres menstruales. Tiene un efecto estrogénico y, por lo tanto, es útil para algunos efectos de la menopausia (sofocos y sudores). Precisamente por sus propiedades estrogénicas, no debe utilizarse durante el embarazo y la lactancia. Es importante saber que detiene el flujo de leche materna, por lo que puede ayudar en el destete.
  • Sauzgatillo (Vitex agnus-castus). Es eficaz en períodos irregulares, dolorosos o de hemorragia abundante, y en casos de fibroides. Restablece el equilibrio hormonal después de haber tomado la píldora contraceptiva. Es también una aliada para la fertilidad.
  • Milenrama (Achillea millefolium). Es efectiva para regular la menstruación o si ésta es dolorosa.
  • Aceite de semillas de onagra (Oenothera biennis). Es útil en trastornos de tipo hormonal de la mujer y del hombre (síndrome premenstrual, menstruaciones irregulares y dolorosas, semen escaso), así como en el síndrome pre-menopausia y pre-andropausia.

Plantas para reforzar las defensas

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra). En el sistema respiratorio tiene una acción analgésica y curativa. Su efecto antialergénico es útil para la alergia primaveral, la rinitis alérgica, la conjuntivitis y el asma bronquial. Además disminuye los niveles de ácido en el estómago, por lo que alivia la acidez y la indigestión. Gracias a su acción en las glándulas adrenales, el regaliz tiene la capacidad de aumentar la resistencia al estrés.
  • Cola de caballo (Equisetum arvense). Estimula las defensas y remineraliza el organismo. Es efectiva en inflamaciones de la vejiga urinaria (cistitis) o de la próstata (prostatitis), en el hombre.

Plantas para recuperar la libido

  • Ginseng (Panax ginseng). En la medicina tradicional china se utiliza para combatir la debilidad, el insomnio, la laxitud y la apatía que pueden resultar del estrés. Tiene una acción estimulante de la energía sexual, especialmente en los casos en que una libido baja esté asociada al estrés o a una sensación general de debilidad.
  • Huang qi (Astragalus membanaceus). Es una de las plantas tónicas más famosas de la medicina tradicional china, con efectos superiores al ginseng para los jóvenes. El astrágalo es también un excelente tónico del sistema inmunitario.
  • Maca (Lepidium meyenii). Tiene propiedades afrodisíacas. Es revitalizante y fertilizante.
Plantas para la Mujer
Plantas para la mujer: todas las plantas presentadas tienen múltiples usos.

Plantas para aumentar la fertilidad

  • Mijo del sol (Lithospermum officinale). Se emplea en casos de infertilidad por aumento de la hormona luteinizante y para erradicar los quistes mamarios.
  • Dong quai (Angelica sinensis). Es la mejor planta tónica para la mujer. Tonifica el aparato reproductor y mantiene la función de los órganos sexuales. Estabiliza las hormonas y la menstruación. No debe tomarse durante el embarazo.
  • Pie de león (Alchemilla vulgaris). Tonifica el útero e influye positivamente en el proceso de implantación del embrión. También facilita el flujo menstrual y puede emplearse para estimular las contracciones durante el parto.
  • Viburno americano (Viburnum prunifolium). Es otro tónico del aparato reproductor. Estimula los músculos relajados y actúa como sedante para los dolores espasmódicos del útero. Mejora la circulación en el útero y en los ovarios y, en consecuencia, potencia la irrigación de la zona pélvica. Tiene fama de fortalecer el sistema reproductor en la mujer que ha tenido abortos espontáneos. Si se administra durante la última semana del embarazo, ayuda a normalizar las contracciones del útero y compensa las irregulares.
  • Cohosh negro (Cimicifuga racemosa). Es un poderoso remedio contra el dolor, que puede ser de gran ayuda durante el parto. También es útil contra los calambres menstruales.
  • Raíz de falso unicornio (Chamaelirium luteum). Mitiga las náuseas y vómitos durante la gestación. También se utiliza para minimizar el riesgo de aborto espontáneo. Por otra parte, es un excelente tónico ovárico y uterino. Tiene un efecto adaptógeno de las hormonas sexuales que contribuye a aliviar muchos desórdenes del aparato reproductor, las irregularidades menstruales y el síndrome premenstrual.
  • Ñame silvestre (Dioscorea villosa). Tradicionalmente se ha empleado para evitar el riesgo de aborto espontáneo. También para tratar las náuseas propias del embarazo. Tiene propiedades antiespasmódicas, por lo que se usaba para mitigar los calambres menstruales.

Plantas para el embarazo y para ayudar en el parto

  • Jengibre (Zingiber officinale). Es un remedio natural contra náuseas y vómitos, sean cuales sean sus causas. Por otra parte, confiere vigor a estómago e intestinos, estimula el apetito y facilita la digestión al activar la secreción de encimas. Posee también un efecto estimulante sobre el corazón y la circulación sanguínea. Disminuye la presión sanguínea y los niveles de colesterol.
  • Hojas de frambueso (Rubus idaeus). Gracias a sus efectos tónicos y relajantes sobre la musculatura lisa del útero, reducen el dolor de las contracciones y hacen que éstas sean más productivas. Así facilita y acorta la duración del parto.

Plantas durante la lactancia

  • Sésamo (Sesamum indicum). La decocción de las semillas ayuda a la producción de leche durante la lactancia materna y actúa como regulador menstrual. El sésamo es muy útil en edad de crecimiento o en cualquier época en la que el organismo esté sometido a un gran esfuerzo físico o psíquico. Es también un complemento alimenticio en situaciones de osteoporosis.

Plantas para reducir las molestias de la menopausia

  • Alfalfa (Medicago sativa). Por sus propiedades estrogénicas, ayuda a combatir las molestias de la menopausia (sofocos y sudoración). También hay que tenerla en cuenta en casos de osteoporosis.
  • Hamamelis (Hamamelis virginiana). Además de ser recomendable para los trastornos de la menopausia, en uso externo se emplea en colirios y para activar la circulación de la piel.
  • Quizás las más conocidas sean las isoflavonas de soja. Disminuyen los síntomas de la menopausia sin los efectos negativos de algunos medicamentos. Benefician la salud de los huesos, reduciendo la incidencia de la osteoporosis. Mejoran los niveles de colesterol malo y colesterol bueno.

Isoflavonas de soja, nuestras aliadas durante la menopausia0

El interés por las isoflavonas de soja empezó al observarse que las mujeres japonesas y de otros países asiáticos suelen tener una menopausia más tardía respecto de las mujeres occidentales, así como menores trastornos y un menor índice de osteoporosis. Se creyó que la alimentación, concretamente el consumo de soja, tiene una marcada influencia en este hecho ya que la soja es una fuente importante de vitaminas, proteínas, minerales, fibras vegetales, lípidos e isoflavonas. La soja es un alimento muy presente en la dieta de los países orientales, en cambio casi ausente en la dieta de los países occidentales. Aunque se conocía con anterioridad que los componentes de ciertas plantas presentaban efectos estrogénicos, no fue hasta 1946 que se produjo la primera observación científica.

Una de las características más interesantes de los fitoestrogénos en general y de las isoflavonas de soja en particular es que en su forma original, es decir, tal y como se encuentran en la planta, son inactivas. Requieren de la acción enzimática de las bacterias intestinales para pasar a su forma activa y poder ser absorbidas.

Los fitoestrógenos se encuentran en plantas como las lentejas, los cereales, la alfalfa o las coles, y poseen una actividad similar a la de los estrógenos, siendo las isoflavonas de soja las que presentan una mayor concentración de este elemento.

Isoflavonas de soja y menopausia

La ingestión de isoflavonas de soja durante la etapa anterior a la menopausia resulta muy beneficiosa ya que aumenta la duración del ciclo menstrual.

Durante la menopausia, los efectos de las isoflavonas  son útiles en: sofocos, riego cardiovascular, osteoporosis y atrofia genitourinaria. Asimismo, existen estudios que demuestran que el consumo de isoflavonas y concentrados de soja hace disminuir el colesterol LDL (lo que conocemos como colesterol malo) y los triglicéridos mientras que aumenta el HDL (colesterol bueno), lo que se traduce en un menor riesgo de enfermedades cardíacas y cardiovasculares.

Además, las isoflavonas de soja presentan una intensa actividad antioxidante (contrarrestando la actividad de los radicales libres). También una actividad antiagregante plaquetar al inhibir la síntesis de protombina en la placa aterosclerótica, una actividad protectora a nivel vascular.

Isoflavonas de soja.
Las isoflavonas de soja ayudan a disminuir los síntomas de la menopausia y fortalecen la salud de los huesos.

Isoflavonas de soja y osteoporosis

En cuanto a la osteoporosis, se ha demostrado que las isoflavonas de soja tienen actividad in vitro sobre los osteoblastos y osteoclastos. Diversos estudios han argumentado que el consumo de isoflavonas aumenta la densidad ósea al disminuir la reabsorción ósea que se acentúa durante la menopausia.

En el ámbito de la atrofia genitourinaria, las isoflavonas de soja tienen un efecto estrogénico muy positivo en la citología vaginal.

Beneficios de las isoflavonas de soja para la salud

Por lo tanto, podemos resumir que el consumo de isoflavonas de soja proporciona los siguientes beneficios para la salud:

  • Disminuye el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Beneficia la salud de los huesos, reduciendo la incidencia de la osteoporosis.
  • Ayuda a disminuir los síntomas propios de la menopausia.

Foto: www.diariofemenino.com

Menopausia: hábitos de vida para paliar las molestias2

La menopausia es el final de la etapa reproductiva de la mujer. El cese de la producción de estrógenos conlleva una serie de síntomas: sudoración excesiva, sofocaciones, cambios en el metabolismo, etc. Sin embargo, muchos de estos inconvenientes pueden paliarse o prevenirse con unos buenos hábitos de vida. También hay plantas medicinales para reducir las molestias de la menopausia. En este artículo proponemos tanto recomendaciones dietéticas y nutricionales para la menopausia como indicaciones sobre plantas medicinales y otros consejos de carácter general para afrontar esta etapa.

Alimentos que debemos potenciar en la menupausia

  • Alimentos remineralizantes (calcio, magnesio, siliceo, fluor, fósforo, boro, manganeso, zinc, cobre…)
  • Alimentos alcalinizantes: umeboshi y algas.
  • Alimentos ricos en vitaminas D, A, K, B9 y B12.
  • Alimentos ricos en bioflavonoides: fresas, naranja ácida, espinacas, remolacha, pimientos, cebolla, aguacate, berenjena, plátano, brócoli, coliflor…
  • Alimentos ricos en aminoácidos esenciales: lisana, trigo sarraceno, amaranto, quinoa, pescado, huevos, carnes blancas, polen
  • Alimentos con fitoestrógenos: isoflavonas (soja, trébol rojo), cumestanos (alfalfa, col), lignamos (lino, legumbres, verduras, frutas), así como derivados del resorcinol: resveratrol (vinos tintos), macoides (maca) y alholvas.
  • Alimentos antioxidantes: ricos en clorofila.
  • Estimulantes de la producción de estrógenos: salvia y eleuterococo (útiles en la premenopausia para alargar la producción de estrógenos).

Alimentos aconsejados

  • Verduras: col, coliflor, brócoli, nabos, germinados de alfalfa, mostaza, ortigas, alcachofas, escarola, berros, canónigos, rúcula, perejil, puerros, calabaza, zanahoria, espárragos y algas (arame, hiziki, kombu, wakame, chorela y espirulina).
  • Frutas: piña, fresa, frambuesa, naranja, mandarina, ciruela, manzana, granada, chirimoya, moras, arándanos, uva negra, pasas, higos, coco, aguacate, dátiles…
  • Condimentos: cola de caballo, ortiga en polvo y fenogreco.
  • Especies: ajo, cúrcuma, canela, mostaza, jengibre, albahaca, nuez moscada, orégano, menta y coriandro.
  • Frutos secos: almendras, anacardos, nueces, pistachos, avellanas, castañas, piñones…
  • Granos y cereales: amaranto, mijo, avena, trigo sarraceno, quinoa, arroz integral, maíz…
  • Legumbres: soja, azuki, garbanzos, soja fermentada, tofu, judías blancas, lentejas, guisantes, habas..
  • Tubérculos: cebolla, ajo, nabo, zanahoria, daikon, remolacha, maca, yacon, mandioca…
  • Pescado: pescado azul, merluza, lubina, bacalao.
  • Carne: pollo, pavo, conejo.
  • Huevos: la yema.
  • Lácteos: quesos de cabra y oveja semicurados, yogur, kéfir…
  • Fermentados: chucrut, soja fermentada (miso, tamari), umeboshi, kombucha, kéfir de agua…

Alimentos que debemos evitar en la menopausia

  • Alimentos acidificantes: productos lácteos, carnes, café, azúcar blanco…
  • Embutidos y sal.
  • Dietas hiperproteícas.
  • Exceso de alcohol.
  • Alimentos que dificultan la absorción del calcio (solanáceas, alimentos ricos en potasio, conservas, aditivos con fosfatos, bebidas carbonizadas, refrescos con cafeína…)
Una dieta adecuada puede paliar algunas de las molestias de la menopausia.
Una dieta adecuada puede paliar algunas de las molestias de la menopausia.

Otros consejos generales para la menopausia

  • Tomar alimentos hidratados y beber 2 litros de agua al día.
  • Consumir grasas de origen vegetal (aceite de oliva).
  • Masticar y ensalivar bien los alimentos.
  • Potenciar el consumo de alimentos procedentes de la agricultura ecológica.
  • Mantener una vida activa sin abusar de la energía (hay que descansar más, evitar el exceso de ejercicio físico y de actividad sexual).
  • Practicar ejercicios de respiración para oxigenar los tejidos.
  • Tomar el sol 30 minutos al día en horas prudentes.
  • Mantener los intestinos en buenas condiciones para una buena asimilación de los alimentos.
  • Mantener en buenas condiciones el hígado y los riñones.
  • Evitar ciertos medicamentos (corticoides, tetraciclinas y preparados tiroideos) así como el exceso de laxantes y diuréticos.

Complementos dietéticos para prevenir o tratar molestias de la menopausia

  • Sofocaciones: isoflavonas de soja.
  • Sequedad vaginal: perlas de germen de trigo, omega-6 y aceite íntimo.
  • Descalcificación: aceite de hígado de bacalao, shiitake, verde de alfalfa, dolomita, coral marino, minerales ricos en calcio, sésamo, plantas remineralizantes y algas.
  • Artritis-Artrosis: cartílago de tiburón, silicea, colágeno, masajes con aceite de sésamo o alcohol de vitaminas.
  • Hipercolesterolemia: lecitina de soja, betaglucanos, semillas de chía, sacha inchi, plantas que bajan el colesterol, regulador intestinal…
  • Hipertensión: complemento de ajo, olivo y espino blanco, y plantas hipotensoras (olivo y espino blanco).
  • Artromialgias: harpagofito.
  • Irritabilidad, nervios y estrés: plantas relajantes, triptófano y vitaminas del complejo B.
  • Agotamientos y falta de energía: jalea real complex, bayas de gogi, ginseng, noni, schisandra, maca y guaraná.

Consejos para el cuidado de la piel en la menopausia

  • Mantenerla hidratada bebiendo mucha agua.
  • El omega 6 evita la sequedad de la piel.
  • Bálsamos a base de aloe vera y caléndula para mantener su poder regenerativo.
  • Crema circulo para mantener y activar la circulación de las piernas.
  • Rosa mosqueta para paliar líneas faciales y estrías.
  • Utilizar a menudo cremas reafirmantes para mantener la tersura corporal.

Infusiones de plantas recomendadas para la menopausia

  • Salvia: exceso de sudoración.
  • Zausgatillo: función equilibradora de los estrógenos.
  • Ortiga blanca: reguladora hormonal.
  • Trébol pratensis: regula la descomposición hormonal que se produce en la menopausia.
  • Ortiga verde: remineralizante y antihemorrágica.
  • Alfalfa: palía el déficit de hormonas.
  • Regaliz: regula los estrógenos.
  • Lúpulo: alivia y reduce las sofocaciones.
  • Dong-quai: tónico uterino por su contenido en fitoestrógenos.
  • Cimicifuga: rebaja los sofocos, evita la sequedad vaginal y alivia otros síntomas tanto físicos como psicológicos.
  • Vid roja: para tratar sangrados excesivos.
  • Bolsa de pastor: es antihemorrágica.
  • Perejil: aumenta la producción de estrógenos.
  • Alholva: también aumenta la producción de estrógenos.
  • Milenrama: palía la ansiedad y el nerviosismo propios de la menopausia.
  • Pasiflora: también se utiliza para paliar el nerviosismo.
  • Sésamo: su aceite puede utilizarse como lubrificante para facilitar el coito.
  • Aguacate: su pulpa se puede usar como mascarilla para hidratar pieles secas.
  • Té verde: tiene propiedades antioxidantes.
  • Ispagula: tiene efecto saciante.

Plantas medicinales recomendadas para la menopausia

  • Por su acción fitoestrogénica: alholva, cimicifuga, dong-quai, alfalfa, trébol rojo, zausgatillo, salvia y perejil.
  • Remineralizantes: avena, cola de cabello y ortiga dioica.
  • Antisudoríferas: salvia y ciprés.
  • Relajantes: melisa, azahar, pasiflora, mejorana, tila, valeriana, hipérico, amapola y lúpulo.
  • Antihemorrágicas (sangrados excesivos): bolsa de pastor, hamamelis, ortiga dioica, vid roja, cola de caballo, alfalfa (rica en vitamina K).
  • Antidepresivas: ajedrea, hipérico, romero, menta y regaliz.

Foto: www.1001consejos.com

Menopausia y plantas medicinales0

La menopausia, como final de la etapa reproductiva de la mujer, conlleva una serie de síntomas. No necesariamente se presentan todos ellos y tampoco tienen por qué darse al mismo tiempo. Todo dependerá de la constitución y los hábitos de cada mujer.

Síntomas de la menopausia

  • Sofocos y sudores
  • Nerviosismo, irritabilidad, trastornos del sueño, humor depresivo, ansiedad y dificultad de concentración.
  • Sequedad vaginal y sequedad de piel y mucosas.
  • Debilitamiento de cabellos y uñas.
  • Aumento de peso.
  • Osteoporosis o disminución de la masa ósea, con el consiguiente riesgo de fracturas.
  • Colesterol, hipertensión arterial y trastornos circulatorios.

Tradicionalmente la medicina convencional proponía la terapia hormonal sustitutiva (THS) para paliar el déficit hormonal. Dados los efectos secundarios de este tratamiento, cada vez hay más médicos que apuestan por la plantas medicinales como una alternativa a la farmacología clásica para remediar los trastornos derivados de la menopausia.

Menopausia y plantas medicinales

Fitoterapia para la menopausia

  • Isoflavonas de soja. Ayuda a paliar el déficit de estrógenos durante la menopausia, dado su alto contenido en fitoestrógenos como la daizeína y la genisteína.
  • Trébol rojo (Trifolim pratense). Utilizada tradicionalmente como espasmolítico, expectorante, sedante y antiinflamotorio, tiene propiedades similares a la soja.
  • Dong quai (Angelica sinensis). Se utiliza para los dolores menstruales, la menopausia y la falta de regla. Es una de las hierbas chinas más prescritas.
  • Ñame (Dioscorea villosa). Además de su aplicación en trastornos gastrointestinales, se usa para los dolores menstruales y de postparto.
  • Vitex o árbol casto (Vitex AgnusCastus). Actúa sobre la glándula hipofisaria en la regulación hormonal y es indicada para irregularidades del ciclo menstrual, síndrome de tensión premenstrual y otros síntomas relacionados. Antiguamente se utilizaba esta planta para ayudar a mantener el celibato en los monasterios.
  • Aceite de lino. Contiene omega 3 y omega 6, que posee una acción reguladora hormonal. Reduce los sofocos y previene el cáncer de mama.
  • Agripalma (Leonurus cardiaca). Actúa como sedante del corazón, calmando las palpitaciones.
  • Lúpulo (Humulus lupulus). Tiene un efecto estrogénico, debido a unas sustancias llamadas prenilflavonoides. Tiene un efecto beneficioso en casos de ansiedad e insomnio.
  • Hipérico (Hypericum perforatum).  Además de sus propiedades antidepresivas y antiinflamatorias, un estudio ha demostrado que mejora los síntomas menopáusicos y del bienestar general en pacientes que recibieron 900 mg de hipérico durante tres meses.
  • Valeriana (Valeriana afficinalis). Es útil para estados de inquietud, nerviosismo y alteraciones del sueño. 

Foto: www.lamujerperfecta.net