Descubre las verduras con más minerales: ¡Atrévete a comer algas!0

Las algas son un excelente nutriente, ya que contienen entre diez y veinte veces más minerales que las verduras terrestres. ¿Sabías que se conocen 24.000 especies de algas, de las cuales sólo una pequeña parte empleamos con fines culinarios o medicinales? En este artículo descubrirás cómo incorporar fácilmente a tu dieta las 9 algas más nutritivas. ¡Empieza a beneficiarte de sus propiedades!

alga chlorella
Alga chlorella

¿Qué tipos de algas existen?

Las algas tienen formas y dimensiones muy variadas. La mayoría proceden del mar, pero también se encuentran en aguas dulces. Se clasifican según su coloración: clorofíceas (verdes), feofíceas (pardas), rodofíceas (rojas) y cianofíceas (azules). Su color viene dado por la clorofila y otros pigmentos que fabrican en función de la profundidad en que viven.

 ¿Cómo se cocinan las algas?

 Las algas en la cocina son muy versátiles y se pueden integrar en cualquier plato: sopas, caldos, consomés, estofados, ensaladas, salteados, postres… ¡Cocinarlas es muy sencillo! Primero se lavan rápidamente bajo el grifo con agua fría. Luego se dejan en remojo (cada alga tiene su tiempo dependiendo de su densidad y textura). Si es necesario se cocinan, y finalmente se cortan y añaden a los platos elegidos.

Una vez abierto el paquete, recomendamos ponerlas enseguida en un recipiente hermético para que no se humedezcan y mantengan todos sus nutrientes.

¿A qué edad se puede empezar a comer algas?

Los bebés pueden tomar algas a través de la leche materna, y cuando empiezan a tomar alimentos sólidos se les puede integrar una pequeña cantidad en las cremas y sopas. Recomendamos empezar con las algas más suaves como el Wakame o el Agar-agar. Con un año, el bebé ya debe poder comer toda la variedad de algas.

Seis razones para incorporar algas a tu dieta:

  • Desintoxican la sangre. Una de las características de las algas es su capacidad para expulsar del organismo metales contaminantes, radiactivos y nocivos. Su contenido en ácido algínico facilita la eliminación natural de toxinas.
  • Por su abundancia en minerales (magnesio, potasio, calcio, hierro, fósforo…) neutralizan los efectos nocivos de la acidez que se genera con dietas excesivas en proteína, o como consecuencia de estados mantenidos de estrés.
  • Contienen yodo, difícil de obtener de otra fuente que no sea el mar. Pueden ayudar a prevenir el bocio, y a disolver grasas y depósitos de mucus que aparecen en el organismo debido al consumo de grasas saturadas, carnes y lácteos. Para las personas con hipertiroidismo se recomiendan las algas menos potentes en yodo (Agar-agar, Nori, Wakame, Hiziki), siempre consultando al especialista.
  • Tienen un efecto calcificante de los huesos por su riqueza en calcio (especialmente las algas Hiziki, Wakame, Arame, Cochayuyo, Kombu), y una excelente relación calcio/fósforo que facilita la absorción del calcio. Además, su efecto alcalinizante evita la pérdida de masa ósea.
  • Son ricas en vitaminas y oligoelementos (como zinc o selenio) que refuerzan el sistema inmunitario. Las algas como la espirulina, chlorella y klamath aportan un complemento importante de vitamina B12, importante en casos de dietas vegetarianas, embarazo, fatiga o estrés.
  • Además, se puede aprovechar el agua de remojo que no utilizamos a modo de balneario casero, para cuidar la piel.

Además de todos estos beneficios, las algas te ayudan a decorar de una forma original tus platos. ¡Anímate a añadirlas a tus comidas y disfrutarás de un aporte extra de minerales y vitaminas!

 

 

Consejos para cuidarse en primavera (II)0

Seguimos con nuestros consejos de primavera para cuidarnos en esta estación. Esta semana te contamos más recomendaciones:

Consejos en primavera
Consejos de primavera

Adaptógenos

Para mantener un rendimiento óptimo a nivel físico y mental, algunas plantas nos proporcionan nutrientes especiales que nos ayudan, el clásico ginseng coreano, el guaraná, el eleuterococo, el baobab, la Rhodiola, son algunas de las plantas que te ayudarán a ponerte las pilas y a adaptarte al cambio rápidamente.

En Aromaterapia: tanto en difusión (romero, albahaca, limón, ravintsara) como en masaje (tónico energético a base de una combinación de aceite de almendras y germen de trigo con romero, lavanda, pino, limo y clavo), estos aceites esenciales también te facilitarán la recuperación de tu energía.

Articulaciones

Como en primavera dedicamos más tiempo a la práctica de algún deporte, nuestro cuerpo puede resentirse. Pero existen complementos para favorecer la recuperación después de hacer ejercicio:

  • Colágeno + Magnesio + Vitamina C para mantener la funcionalidad de las articulaciones, recuperar la elasticidad y flexibilidad de la piel y los tejidos.
  • Cartílago de tiburón ya que aporta condroitina y glucosamina, componentes del tejido muscular
  • Proteína de cáñamo: aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.
  • Antiinflamatorios naturales como el Harpagofito, el Grosellero negro o la Cúrcuma te harán sentir mejor. Prueba a mezclar cúrcuma, canela, jengibre y una pizca de pimienta negra, toma una cucharadita cada día con un vasito de leche de avena y tomarás un delicioso reconfortante y antiinflamatorio natural.

Control de peso

Es habitual ponerse a dieta en primavera para lucir un cuerpo más esbelto con la llegada del verano. Conseguir el peso deseado mejora nuestra autoestima y nos proporciona bienestar. Siempre se deben acompañar los complementos alimenticios de una dieta variada y equilibrada, así como de ejercicio regular.

Existen algunas plantas que pueden ayudarte a perder peso, la Garcinia Cambogia, el Mango africano o el Fucus son algunas plantas quemadoras de grasas que si las combinamos con plantas drenantes y diuréticas darán fuerza a nuestra dieta de control de peso.

Depuración

El objetivo de la depuración es limpiar el organismo de toxinas que se generan en la estación anterior y prepararlo para la siguiente estación. Un buen momento es en primavera y otoño.

Hay muchas plantas depurativas, el cardo mariano, la alcachofera, el boldo, la cola de caballo, el diente de león, la avena, la ortiga verde, etc. Se trata de encontrar la más apropiada para cada uno.

Carbón activado, extraordinario polvo negro para la desintoxicación0

Ya se conocía el carbón activado 1550 años antes de Cristo y se ha utilizado durante siglos como purificador.

El carbón activado (o carbón activo) es un complemento alimenticio de origen orgánico que se utiliza por su gran capacidad de absorción ya que se queda en el tubo digestivo y es capaz de absorber toxinas, fermentaciones, gérmenes, metales pesados, químicos nocivos y virus estomacales desagradables. Por ello, reduce flatulencias y es un antídoto hospitalario de urgencia en caso de intoxicaciones. Cuando el carbón vegetal es ingerido, éste arrastra las toxinas y así no son absorbidas por el cuerpo.

Principalmente se obtiene de la cáscara del coco, después de realizar un proceso especial de carbonización. Después de obtenerlo, es necesario activarlo para aumentar sus propiedades. Se debe calentar el carbón sin aire e introducir diversos gases que aumenten el tamaño del poro. Así se obtendrán una cantidad infinita de poros muy finos que son los encargados de absorber ciertos compuestos no deseados.

Carbón activado
El carbón activado se emplea como absorbente y desinfectante en enfermedades del tubo digestivo.

Propiedades del carbón activado

  • El carbón activado se emplea como absorbente y desinfectante en enfermedades del tubo digestivo así como en caso de enteritis tóxicas de origen alimenticio o bacterias de alto peso molecular.
  • Es eficaz en caso de flatulencias y halitosis (mal aliento producido por problemas digestivos).
  • Alivia gases e hinchazón estomacal.
  • Reduce niveles altos de colesterol malo, aumentando el colesterol bueno.
  • El carbón activo también es utilizado por algunas personas como mascarilla purificante y así eliminar impurezas de la piel (puntos negros, espinillas y acné) ya que desinfecta la piel y reduce el tamaño de los poros y la grasa facial.
  • Mezclado con agua o aloe vera se puede crear una pasta para aplicarla sobre mordeduras o picaduras de insectos ya que el carbón activado ayuda a extraer el veneno.
  • Es un buen blanqueador dental porque tiene una gran capacidad de absorción de sustancias, sarro, bacterias y manchas producidas por el té, el café o el vino, aunque no se recomienda emplearlo de forma habitual para no deteriorar el esmalte.

¿Conocías los múltiples beneficios del carbón activado? ¿Te animas a probarlo?

Carbón activo en nuestra tienda online: http://tienda.manantial-salud.com/suplementos/74787208-carbon-activo-polvo.html

Beneficios de las dietas depurativas en primavera: cómo eliminar toxinas0

Los expertos recomiendan depurar el organismo una o dos veces al año, dependiendo del estado de cada persona. La primavera es un buen momento para llevar a cabo dietas depurativas, puesto que preparan el cuerpo para soportar el calor del verano y ante los posibles excesos propios de la época vacacional.

Los motivos para hacer una dieta depurativa radican en la necesidad de eliminar toxinas y productos de desecho que genera la actividad celular del organismo. El cuerpo ya las expulsa de manera natural por diferentes vías, pero en nuestro entorno hay muchas sustancias que pueden complicar este proceso y ocasionar patologías y reacciones como fatiga general, caída del cabello, decaimiento, insomnio, irritación cutánea y eccemas, entre otros. Son síntomas de alerta que nos advierten que debemos realizar una depuración interna.

Los beneficios de una dieta depurativa son múltiples. Incrementa la energía, mejora la digestión, refuerza las defensas ante infecciones, facilita la función circulatoria y de drenaje (evita así alteraciones como la celulitis, la hipertensión y la sensación de pesadez en las piernas o de hormigueo), da un buen aspecto a la piel, mejora la función intestinal si hay problemas de estreñimiento, aumenta la flexibilidad y agilidad de las articulaciones, facilita la capacidad de concentración y memoria y reduce los problemas de insomnio. En definitiva, mejora el estado físico y mental del organismo. 

Infusión
Hay que seguir una dieta equilibrada y ayudarnos de plantas depurativas.

Todas las maneras de depurar el cuerpo pasan por seguir una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, caldos vegetales, agua y que evite los excesos de grasas, hidratos de carbono y proteínas. Se recomienda cocinar los alimentos al vapor, hervidos o a la plancha y mantener a raya las frituras y salsas. También son perjudiciales y entorpecen la correcta actividad celular productos tóxicos como el café, el alcohol, el tabaco, los medicamentos, los aditivos y los alimentos refinados.

La dieta depurativa de sirope de savia es una de las dietas depurativas más populares. Es un zumo hecho a base de sirope de arce y sirope de palma. Se prepara mezclando una pequeña proporción de este preparado y un poco de zumo de limón con un litro de agua. Es una dieta restrictiva ya que, durante 7 ó 10 días, solamente se puede consumir esta mezcla. Su objetivo es el de depurar el organismo y no el de perder peso. Así pues, el peso perdido se recuperará al volver a la dieta habitual.

Hay otras muchas maneras de limpiar internamente el cuerpo, siempre y cuando se consuman el mínimo de toxinas y se facilite la excreción. Hay que seguir una dieta equilibrada y ayudarse de infusiones de plantas medicinales depurativas: diente de león (Taraxacum officinale), alcachofera (Cynara scolymus), abedul (Betula pendula), cola de caballo (Equisetum arvense), fumaria (Fumaria officinalis), bardana (Arctium lappa) y zarzaparrilla (Smilax aspera). Con ellas depuraremos el hígado, los riñones y la sangre.

La avena es otra planta depurativa y reconstituyente, rica en minerales. Se recomienda en personas que realizan algún ayuno o están convalecientes.

Si la persona se siente débil al hacer una dieta depurativa, es recomendable el suplemento de polen, puesto que es un aporte vitamínico y de energía.

No se recomiendan las dietas depurativas estrictas ni los ayunos a personas convalecientes, que tomen medicación o que padezcan alguna enfermedad crónica, ni a mujeres embarazadas y niños, a no ser que se realicen bajo supervisión médica.