Flores de primavera: espino blanco, borraja y tomillo0

Con la primavera florecen las primeras plantas de nuestra excepcional flora medicinal. A continuación te presentamos las flores de primavera más representativas de nuestra botánica, rica y generosa, con múltiples propiedades. Se trata del espino blanco, la borraja y el tomillo.

Espino blanco (Crataegus oxyacantha)

Un clásico de nuestra vegetación es el espino blanco. Este arbusto de la familia de las rosáceas también es conocido como espino albar, majuelo o cerezo de pastor. Sus capítulos florales y las primeras hojas nacen a medianos de marzo. Sus flores son ricas en flavonoides y ácidos triterpénicos, y tienen múltiples efectos beneficiosos.

Espino blanco (Crataegus oxyacantha).
Espino blanco (Crataegus oxyacantha).

Propiedades medicinales del espino blanco

  • Entre las flores de primavera, esta planta está especializada en la salud del corazón. Las flores y hojas se utilizan en caso de inquietud profunda, sensación de opresión, tensión alta, problemas para dormir, menopausia y problemas en el corazón.
  • También sirve para suavizar los estados de alerta generados por el sistema nervioso simpático, para evitar trastornos como ansiedad, insomnio de carácter nervioso, bruxismo tensional, vértigo, etc.
  • Además, se usa para el tratamiento de la tos, para la fiebre (la corteza), para el escorbuto (los frutos) y para la diarrea (las flores y los frutos).

Es una planta que prácticamente carece de toxicidad. El espino blanco no debe combinarse con otros medicamentos o productos naturales para el corazón. Su uso resulta contraindicado durante el embarazo y la lactancia, así como en bebés y niños pequeños.

Borraja (Borago officinalis)

La borraja es la planta más representativa de la familia de las Boragináceas, que suelen tener el tallo y las hojas cubiertas de pelos. La familia abarca más de 150 géneros y unas 1.500 especies que crecen de forma espontánea en las regiones templadas y subtropicales, y abundan en la cuenca mediterránea. Las flores de la borraja, de color azul, rosado o blanco, aparecen a principios de marzo.

Borraja (Borago officinalis).
Borraja (Borago officinalis).

Propiedades medicinales de la Borraja

  • Entre las flores de primavera, la borraja es utilizada principalmente por sus propiedades diuréticas.
  • Las flores de la borraja son una ayuda eficaz en enfermedades que producen fiebre, por su reconocido efecto sudorífico y depurativo. Además son ricas en mucílagos por lo que actúan como expectorante. Por este motivo, la borraja es particularmente interesante para ayudar a combatir las enfermedades del pecho: tos, bronquitis, anginas o resfriado.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de borraja resulta muy útil para reducir los síntomas del síndrome premenstrual, así como en caso de inflamación de la próstata. El aceite de borraja incluso puede ayudar a regular los niveles de colesterol malo.
  • En uso externo es emoliente: es beneficiosa para las afecciones de la piel y tiene un efecto tonificante.

Tomillo (Thymus vulgaris)

El tomillo es una de las joyas de nuestra fitoterapia. Por sus múltiples propiedades, el tomillo es quizás la planta medicinal más utilizada en nuestra cultura. Se recolecta durante abril y mayo. Sus flores de primavera, de color rosado y blanquecino, son diminutas y se agrupan en racimos densos.

Sus flores son ricas en timol. En la composición del tomillo también encontramos flavonoides, saponinas y ácidos fenólicos. Gracias a estos componentes, el tomillo tiene múltiples efectos beneficiosos y aplicaciones.

Tomillo (Thymus vulgaris).
Tomillo (Thymus vulgaris).

Propiedades medicinales del tomillo

  • En el aparato digestivo actúa sobre los intestinos, ayudando a reducir los gases. Mejora las digestiones y alivia las gripes intestinales.
  • En el aparato respiratorio es eficaz en las afecciones respiratorias, favoreciendo la expectoración y moderando los espasmos de la tos. Es un excelente mucolítico en procesos catarrales. Aplicado en gargarismos, el tomillo es eficaz en casos de faringitis y amigdalitis.
  • Además, el tomillo mejora la circulación. Es tónico y energizante a nivel físico, mental y emocional, y mejora la memoria.
  • En uso externo, la infusión de tomillo puede usarse como loción sobre heridas infectadas, aftas, en baños de asiento para casos de cistitis, uretritis o vaginitis.

Nuestro consejo es tomar cada mañana un vaso de infusión de tomillo. Nunca hay que dejar hervir el tomillo, ya que se evapora el timol de su aceite esencial y pierde propiedades.

Plantas medicinales para la hipertensión0

¿Sabías que en España un 35% de los adultos padece hipertensión? Este porcentaje se eleva hasta el 40% cuando hablamos de la población de mediana edad y se acerca al 60% en las personas mayores de 70 años. De hecho, la hipertensión arterial es considerada como uno de los principales problemas de la salud pública en los países desarrollados.

Definimos presión arterial como la medición de la fuerza ejercida sobre las paredes arteriales a medida que el corazón bombea sangre por todo el cuerpo. Los valores normales oscilan según la edad, constitución y sexo, pero en líneas generales se sitúan alrededor de 12/8 mm Hg. Cuando aumentamos estas cifras y sobrepasamos los 14/9 mm Hg de manera continuada, ya estamos ante un paciente que sufre hipertensión en primera fase. La hipertensión puede deberse a múltiples motivos, entre los cuales destacamos una dieta inadecuada, la obesidad, el estrés o el sedentarismo.

Existen diferentes remedios naturales para disminuir la hipertensión, pero en este artículo nos vamos a centrar en cuatro plantas medicinales para la hipertensión.

Calaguala (Polypodium leucotomos)

La calaguala es una planta epífita, es decir, crece básicamente en cortezas y ramas de otros vegetales o en rocas. Es nativa de Centroamérica y se extiende desde Méjico hasta Sudamérica. El nombre calaguala deriva de la lengua quechua. Los indígenas ya utilizaban esta planta antes del descubrimiento, especialmente el pueblo peruano. Recientes estudios demuestran su capacidad como depurativo y relajante. Son las propiedades relajantes de la calaguala la que la hacen indicada para casos de hipertensión, sobre todo cuando hay que regular la tensión mínima. La calaguala tiene baja o nula toxicidad, pero se aconseja tomarla de forma discontinua precisamente por su efecto hipotensor. No es recomendable en caso de tomar medicación anticoagulante por el riesgo de aumentar el sangrado.

Calaguala (Polypodium leucotomos). Plantas medicinales para la hipertensión.
Calaguala (Polypodium leucotomos).

Milenrama (Achillea millefolium)

El nombre Achillea tiene su origen en la leyenda que cuenta que Aquiles utilizaba la milenrama para curar las heridas de sus soldados. Encontramos esta planta de la familia de las compuestas en los prados, pastos y lugares húmedos de toda Europa. Entre las propiedades de la milenrama, cabe destacar su acción como tónico estomático y espasmolítico. También es ligeramente antihemorrágica y, debido a la presencia de colina y su leve acción diurética, es un buen hipotensor.

Milenrama (Achillea millefolium). Plantas medicinales para la hipertensión.
Milenrama (Achillea millefolium).

Sanguinaria (Paronychia kapela)

Es una planta de la familia de las cariofiláceas y se cría en la mitad meridional de la Península. A la sanguinaria se le reconoce popularmente una buena acción diurética, depurativa e hipotensora. También se le atribuyen propiedades antirreumáticas, anticatarrales y cicatrizantes. No se le conocen contraindicaciones y se puede tomar de dos a cuatro vasos al día. En uso tópico, la sanguinaria es muy valorada para curar quemaduras, heridas y contusiones. Hay otra planta, la nevadilla (Paronychia argentea) también conocida en algunos lugares como sanguinaria. Sus propiedades son muy similares a las de la especie descrita.

Sanguinaria (Paronychia kapela). Plantas medicinales para la hipertensión.
Sanguinaria (Paronychia kapela).

Espino blanco (Crataegus oxycantha)

Este arbusto de la familia de las rosáceas, también conocido como majuelo, es muy popular en nuestra fitoterapia. El espino blanco es un hipotensor moderado (reduce la tensión arterial) y mejora la circulación sanguínea, ya que ayuda al corazón a bombear la sangre con más fuerza. La acción del espino blanco es lenta pero se prolonga en el tiempo. Es decir, no baja la tensión arterial con la primera dosis, sino que ésta se irá reduciendo de manera constante y gradual. El espino blanco también ejerce un efecto sedante sobre el sistema nervioso simpático.