Adelgaza fácilmente con semillas de chía0

No es la primera vez que hablamos de las semillas de chía (Salvia hispanica) en este blog. Son la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3, un ácido graso esencial para el buen funcionamiento del sistema sanguíneo y la actividad cerebral. También son ricas en triptófano, un aminoácido que ayuda a regular el apetito, el sueño y que mejora el estado anímico. Pero hoy nos referiremos a las propiedades de las semillas de chía para adelgazar sin pasar hambre. ¿Verdad que suena bien?

Semillas de chía Manantial de Salud
Semillas de chía

¿Por qué las semillas de chía nos ayudan a adelgazar?

  • Tienen un efecto saciante. Si mezclamos una cucharada de semillas de chía con agua y lo dejamos reposar unos minutos, se formará un gel sólido, debido a su alto contenido en fibra soluble en forma de mucílagos. Cuando este gel llega al estómago ejerce un efecto saciante durante horas.
  • Destacan por su alto valor nutritivo. Aportan proteínas de alto valor biológico, que proporcionan energía y resistencia; ácidos grasos esenciales; minerales (calcio, fósforo, potasio y magnesio); vitaminas del grupo B; y antioxidantes naturales (flavonoides). Al ser un alimento completo y nutritivo, ayudan a calmar el apetito y preservan la masa muscular.
  • Son ricas en Omega 3. Al favorecer una buena circulación sanguínea, las semillas de chía ayudan a eliminar la celulitis y a regenerar los tejidos.
  • Regulan el tránsito intestinal. Lubrifican el intestino y aseguran el fácil movimiento de los alimentos por lo que son de gran ayuda contra el estreñimiento.
  • Regulan la insulina. Mejoran la digestión de carbohidratos porque hacen que se absorban más lentamente, evitando los picos de glucosa y regulando el nivel de insulina en sangre. Mantener un nivel de insulina óptimo es imprescindible para que el cuerpo no crea que está en peligro y evite almacenar grasas, como mecanismo de supervivencia.

Cuatro maneras de tomar semillas de chía:

  • En forma de gel. Las semillas de chía se pueden tomar a cualquier hora del día pero en ayunas y por la noche son los mejores momentos para aprovechar sus propiedades adelgazantes. Añade 1 cucharada de semillas de chía en un vaso de agua, zumo o leche vegetal y déjalo reposar 15 minutos. Obtendrás un gel que puedes consumir o guardar en la nevera. Puedes tomarlo antes de cada comida para aprovechar su efecto para perder peso. Si lo tomas antes de la cena, te ayudará a no acumular grasa por la noche.
  • En brotes. Prepáralos en casa. Coloca un puñadito de semillas de chía sobre un paño húmedo y cúbrelo con otro también humedecido. Remójalos a diario hasta que las semillas germinen. Podrás añadir estos brotes a ensaladas, cremas, verduras,…
  • Mezclándolas con otros alimentos. Esparce las semillas de chía sobre las ensaladas, batidos, yogures, salsas, sopas, cremas, verduras… Al aumentar el consumo de fibra, favoreces el tránsito intestinal. Acuérdate de beber dos litros de agua al día para obtener los mejores resultados en tu objetivo de adelgazar.
  • En perlas. Las cápsulas blandas a base de aceite de chía son eficaces en las dietas para perder peso. Se pueden consumir entre 1 y 3 cápsulas diarias.

Vinagre de manzana: un depurativo ideal para las dietas de control de peso0

A partir de la fermentación natural de manzanas frescas y maduras, conseguimos el vinagre de manzana. Debido a la fermentación, los azúcares de la manzana se transforman en ácido málico y acético. El vinagre de manzana es rico en potasio, silicio, fósforo, clorina, sodio orgánico, magnesio, hierro, cobre y fluorina, así como diastasas. Todo ello hace que sea un excelente depurativo y un complemento en las dietas de control de peso, además de un rico aliño para ensaladas.

Vinagre de manzana.
El vinagre de manzana es depurativo, diurético y remineralizante.

Propiedades del vinagre de manzana

  • Se considera uno de los depurativos más funcionales. Ayuda a limpiar la sangre de impurezas y toxinas.
  • Es un excelente laxante, protector de la flora intestinal.
  • Facilita las digestiones. Ejerce una acción neutralizadora de la acidosis sanguínea que también facilita la acción de las enzimas digestivas y la disminución de fermentaciones.
  • Tiene una marcada acción beneficiosa en edemas (retención de líquidos).
  • Es un eficaz diurético
  • Es un remineralizante rico en ácido silícico y potasio.
  • Se le considera una sustancia ansiolítica. Contiene alcaloides (harmano y derivados), a los que se les atribuye las propiedades sedantes.
  • Al vinagre de manzana se le reconoce una acción equilibradora de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Es un complemento extraordinario en dietas de obesidad, ya que el vinagre de manzana mejora la funcionalidad de las dietas y evita muchas circunstancias negativas de los regímenes estrictos. Posee un elevado valor nutricional a la vez que su uso habitual es muy beneficioso en caso de retención de líquidos, estreñimiento, hipertensión y lipotimias.

Foto: www.imujer.com

Estreñimiento: los mejores laxantes naturales6

Dedicamos este post a los laxantes naturales debido a las múltiples consultas que recibimos de personas que necesitan regular su tránsito intestinal. El origen del estreñimiento puede tener diferentes causas, casi todas ellas están relacionadas con el estilo de vida y la alimentación.

Posibles causas del estreñimiento

  • Alimentación inadecuada: siempre decimos que uno de los pilares de la salud es hacer una dieta equilibrada y variada, rica en fibra, frutas y verduras.
  • Poco consumo de agua: deberíamos beber un mínimo de 1,5 litros de agua al día.
  • Mala digestión: puedes recuperar el artículo sobre plantas digestivas. Las infusiones de hojas de boldo (Peumus boldus) son efectivas para digestiones lentas y pesadas. En ese post también hablamos de plantas útiles en caso de flatulencias y ardor o acidez de estómago.
  • Sedentarismo: siempre es recomendable hacer algún tipo de deporte suave, como caminar, ir en bicicleta, nadar o el que mejor se adapte a ti.

Aparte de incorporar hábitos de vida saludables, debes saber que también disponemos de remedios naturales para regular el tránsito intestinal y evitar que el estreñimiento se convierta en crónico.

Laxantes naturales

  • Probióticos. Son unos preparados que contienen microorganismos vivos que ayudan a reequilibrar la flora intestinal deteriorada por factores como el tipo de dieta, determinadas medicaciones o el estrés. Los probióticos son considerados también unos laxantes naturales, puesto que regulan el tránsito intestinal.
  • Semillas de lino (Linum usitatissimum) —también conocidas como linaza marrón— y semillas de psylium (Plantago psyllium) o zaragatona. Son dos buenos remedios contra el estreñimiento. Las puedes añadir en ensaladas, purés, yogur… Ambas semillas generan un mucílago en la pared intestinal, favoreciendo el movimiento del bolo fecal.
  • Fibra (salvado de trigo, salvado de avena o cáscara de zaragatona). Hace aumentar el tamaño de las heces, facilitando así que los alimentos transiten más rápido a través de los intestinos.
Las semillas de lino son un laxante natural a tener el cuenta en caso de estreñimiento.
Las semillas de lino son un laxante natural a tener el cuenta en caso de estreñimiento.

Tanto las semillas de lino como la zaragatona como la fibra se pueden tomar una cucharada mezclada con agua, zumo, yogur o purés, pero es muy importante tomarlo acompañado de un buen vaso de agua para que haga su efecto. Tanto las semillas para hacer el mucílago como la fibra para hincharse requieren agua y, si no se la damos, la cogerán del intestino, pudiendo así hacer el efecto contrario al deseado.

  • Magnesio. Actúa de manera mecánica relajando el esfínter anal.
  • Laxantes naturales a base de plantas como el sen (Cassia angustifolia) o la frángula (Rhamnus frangula) tienen propiedades laxantes muy efectivas, pero debes utilizarlos sólo de forma ocasional o por períodos cortos de tiempo.

Al dejar los laxantes naturales, un regulador intestinal a base de lino, salvado y cáscara de zaragatona tomado a diario puede ayudar a que tu organismo funcione de manera regular. En Manantial de Salud tenemos un regulador intestinal que mezcla lino, semilla de zaragatona, salvado de trigo y cáscara de zaragatona. Recomendamos tomar al menos una cucharada al día acompañada de un vaso de agua.

Remedios tradicionales para niños: dolor de tripa, estreñimiento, insomnio y golpes1

Seguimos recuperando remedios tradicionales para niños y niñas, que desde antaño se han utilizado para mejorar el estado de salud de nuestras criaturas. En este segundo post nos centraremos en unos remedios que, generación tras generación, han servido para el dolor de tripa, el estreñimiento, el insomnio y los golpes.

 

¡Me duele la tripita! (Gases o mala digestión)

  • Tisana digestiva. Haremos una mezcla con anís verde (1 parte), comino (1/2 parte), manzanilla (1/2 parte) y tomillo (1/4 parte) y pondremos una cucharada sopera en un vaso de agua bien caliente. Lo tapamos y lo dejamos infusionar durante 5 minutos. Lo colamos y, cuando esté templada, nuestr@ hij@ lo podrá ir bebiendo a sorbitos durante el día. Renovaremos la infusión cada 6 horas. Para los bebés más pequeños, una infusión de anís verde antes y después de amamantarlos mejorará el proceso digestivo y evitará los cólicos.
  • Para el dolor de tripa son útiles las cataplasmas calmantes y emolientes aplicadas sobre el vientre, ayudando a desinflamarlo. Los mucílagos y las proteínas se absorben por los poros, haciendo desaparecer las molestias. En las tiendas Manantial de Salud se vende la mezcla ya hecha. La cataplasma se compone de harina de alholva, harina de linaza y polen de flor de manzanilla. Se debe hacer una pasta homogénea con un poco de leche caliente y le añadiremos una cucharadita de miel. Extenderemos la pasta sobre una gasa, la envolveremos y la aplicaremos sobre el vientre, sujetándola con una faja si es necesario.
  • Aceite de masaje calmante. Se prepara en un recipiente de cristal, donde pondremos dos cucharadas soperas de flor de caléndula y añadiremos aceite de almendras hasta cubrirlas. Lo llevaremos al baño maría, tapado, durante 9 minutos. Se retira del fuego y, cuando se enfríe, se cuela con una gasa en un bote de cristal oscuro. Ya está listo para hacer masajes suaves en el vientre, siguiendo siempre el sentido de las agujas del reloj, desde el diafragma hasta las ingles. El aceite de masaje calmante también se puede comprar ya preparado en las tiendas Manantial de Salud.

    Mala digestión.
    Mala digestión.

 

¡Tengo estreñimiento!

  • Para bebé muy pequeños. Se prepara una infusión con semillas de lino (1 parte), llantén (3 partes) y un poco de malvavisco. Pondremos una cucharadita de esta mezcla en un vaso de agua (200 ml) y lo dejaremos hervir durante 2 minutos. Apagamos el fuego y lo dejamos reposar durante 5 minutos. Se le darán cucharaditas pequeñas de esta tisana antes de amamantarlo o bien se añadirán 1 ó 2 cucharadas soperas al agua del biberón.
  • Para bebés de más de 6 meses. Prepararemos una mezcla de semillas de lino, llantén y malvavisco. Herviremos el contenido de una cucharadita rasa de postre de esta mezcla durante 2 minutos. La dejaremos reposar 5 minutos antes de colarla y la repartiremos en 3 tomas a lo largo del día o con las comidas. Reduciremos la dosis según la mejoría conseguida.

    Estreñimiento.
    Estreñimiento.

 

¡No puedo dormir! Remedios tradicionales para niños para ayudarles a conciliar el sueño

  • Para bebés muy pequeños, podremos hacerle masajes en los pies con aceite macerado de manzanilla. Otro remedio es darle un baño relajante con el agua de una decocción de flores de lavanda, caléndula y flor de naranjo.
  • Para niños mayores de 6 años, hacia el anochecer le daremos una infusión relajante a base de azahar, tila, melisa y anís verde a partes iguales.
  • También podemos hacer un aceite de masaje relajante colocando en un recipiente oscuro de vidrio 30 ml de aceite de almendras, 4 gotas de aceite esencial de mandarina y otras 4 gotas de aceite esencial de lavanda. Se lo aplicaremos dando un masaje en la espalda y en los pies.
  • El último de los remedios tradicionales para niños contra insomnio es lograr que se relajen, poniendo una gota de aceite esencial de lavanda debajo de la almohada.

    Insomnio.
    Insomnio.

 

¡Me he dado un golpe! Remedios tradicionales para niños para aliviar el dolor

  • Tintura para hacer friegas. Se prepara con flor de árnica, romero, lavanda, hipérico, harpagofito, 200 ml de zumo de limón y 100 gr de zanahoria rallada. Pondremos todos estos ingredientes a macerar en un recipiente de vidrio junto a ½ litro de alcohol de 96°. Se tapa, se agita y se deja macerar como mínimo durante 15 días. Después se cuela con una gasa. Para los golpes y los dolores de crecimiento se pueden hacer masajes suaves con este macerado. Lo podéis encontrar ya preparado en nuestras tiendas bajo el nombre de Alcohol Vitaminado.
  • Si hay un rasguño o herida, podemos aplicar el ungüento de própolis, ya que favorece la cicatrización y evita las infecciones.
  • Si hay un hematoma, se puede aplicar una cataplasma de arcilla fría que iremos lavando a medida que se vaya secando. Esto lo repetiremos tantas veces como sea necesario. Después puede untarse aceite esencial de hipérico (oli de cop). Si se usa este aceite esencial, es importante no exponerse al sol.

    Golpes. Remedios tradicionales para niños y niñas.
    Golpes. Remedios tradicionales para niños y niñas.

¡Esperamos haberos sido de ayuda con estos remedios tradicionales para niños y niñas! Si los utilizáis, os animamos a contar vuestra experiencia dejando un comentario al final del artículo. ¡Puede ser de utilidad para otras muchas personas!