Baobab, munición nutricional0

El Baobab (Adansonia) es un árbol majestuoso que encontramos en la extensa sábana africana así como en Madagascar y Australia. Es conocido comúnmente por los africanos como “Árbol Mágico”, “Árbol Farmacia” o “Árbol de la Vida” por sus múltiples propiedades y beneficios para el organismo. También conocido como “Árbol botella” por la forma de su tronco. Cuenta la leyenda que era un árbol tan presumido que un dios le dio la vuelta. Por esta razón, parece que las ramas están enterradas y las raíces crecen hacia arriba.

En África se ha utilizado el fruto del baobab durante siglos para tratar tanto fiebre, malaria y problemas gastrointestinales como deficiencia de vitamina C, ya que tiene un alto valor nutritivo. Es una baya seca o una gruesa cápsula con forma de melón alargado que parece un gran coco verde y en su interior están las semillas y la pulpa, de color crema, que se consume en forma de polvo.

Fruto del Baobab

Propiedades y beneficios del fruto del baobab:

  • Fibra prebiótica que estimula y equilibra la flora intestinal, mejorando la digestión y favoreciendo el tránsito intestinal ya que posee un 45% de fibras alimenticias muy ricas en taninos, pectina y mucilágenos.
  • Alto contenido en vitamina C, que ayuda al organismo a formar colágeno y elastina para que nuestra piel luzca tersa y con elasticidad. El consumo de vitamina C ayuda a mantener las venas fuertes y tonificadas, evitando las venas varicosas. Además ayuda a mejorar nuestro sistema inmunitario. Tan sólo 25 gr. de pulpa de baobab cubren nuestras necesidades diarias (10 veces más que la naranja).
  • Protector hepático, ligado a varios componentes de su pulpa.
  • Fortalece los huesos ya que posee 3 veces más calcio que la leche.
  • Alto valor nutritivo, indicado especialmente para niños en edad de crecimiento o con carencias nutricionales o personas que deseen aumentar su rendimiento deportivo.
  • Riqueza de minerales: calcio, hierro, fósforo, zinc, potasio y magnesio.
  • Antiinflamatorio. Antioxidante celular que ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas y otros signos de envejecimiento. Posee 3 veces más cantidad de antioxidantes que los arándanos.
  • Aporte de vitaminas esenciales (B1, B3 y B6) así como betacarotenos (vitamina A y E).
  • Fuente de omega-3: 27 mg. por cada gramo de producto (polvo seco).

Un nuevo “topping” con el que enriquecer batidos, zumos, yogures y leches vegetales, si les añadimos 1 ó 2 cucharadas al día de polvo.

¡Disfruta de los beneficios de incluir baobab a tu dieta diaria!

Probióticos y prebióticos: reequilibra la flora intestinal0

Los probióticos son preparados o productos que contienen microorganismos vivos, que equilibran la microflora del tracto digestivo, provocando efectos beneficiosos para la salud. El consumo de probióticos puede reequilibrar la flora intestinal deteriorada por factores como el tipo de dieta, determinada medicación, infecciones, envejecimiento o estrés.

Entre los beneficios de los probióticos, cabe destacar:

  • Desempeñan un importante papel en el proceso digestivo. Los probióticos reducen las tasas de colesterol y mejoran la intolerancia a la lactosa. También tienen efectos beneficios en el metabolismo mineral, puesto que disminuyen el contenido de ácido fítico (presente en la mayoría de legumbres, cereales integrales y semillas) que dificulta la absorción de hierro, zinc y otros minerales. Los probióticos reducen las tasas de colesterol. Además, descomponen gran parte de los hidratos de carbono de las leguminosas, evitando la fermentación en el intestino grueso y por tanto la formación de gases.
  • Regulan el tránsito intestinal.
  • Intervienen en la síntesis de la vitamina K y B12.
  • Protegen el tracto digestivo. Los probióticos constituyen una barrera natural contra las infecciones, ya que producen sustancias que inhiben el desarrollo de bacterias patógenas. Reducen las infecciones por Helicobacter pylori, causante de úlceras. Alivian las infecciones vaginales, como la candidiasis vaginal. Los probióticos también mejoran la evolución del herpes simple.
  • Estimulan la inmunidad de las células intestinales. 
  • Reducen los síntomas alérgicos.
probióticos
Los probióticos mejoran el tránsito intestinal y constituyen una barrera natural contra infecciones.

Los prebióticos, por su parte, son ingredientes no digeribles de los alimentos que afectan beneficiosamente al organismo al estimular determinadas bacterias del colon. El consumo de fibra soluble (prebióticos) es importante porque es fermentada por la flora intestinal, formándose sustancias beneficiosas para la salud del colon, como el butirato, que protege las células del colon de tumoraciones y favorece la regeneración de las células sanas.

Los probióticos y los prebióticos están especialmente indicados para:

  • Equilibrar la flora intestinal.
  • Reducir la frecuencia y la duración de la diarrea asociada al uso de antibióticos, infección por rotavirus o quimioterapia.
  • Aliviar el síndrome de colon irritable.
  • Estados de estrés que debilitan el sistema inmunitario.
  • Estados de malnutrición.
  • Problemas digestivos: flatulencia, acidez de estómago, úlceras, alteraciones intestinales (estreñimiento, diarrea) y aerofagia.
  • Infecciones microbianas: aftas bucales, cistitis, vaginitis y candidiasis.
  • Alergias.
  • Intolerancias alimentarias.
  • Intoxicaciones.
  • Halitosis.
  • Convalecencias: después de enfermedades infecciosas y tratamientos con antibióticos.
  • Fatiga muscular o nerviosa.
  • Apatía.
  • Hemorroides.
  • Enfermedades cutáneas, acné, piel áspera o seca.