Frambuesas y hojas de frambueso: ¡Te sorprenderán!0

El frambueso (Rubus idaeus) es un arbusto nativo de Europa y del norte de Asia que puede alcanzar los 2,5 metros de altura. Sus propiedades medicinales las encontramos en las hojas y en los frutos, las frambuesas, que aparecen a finales de verano y a principios de otoño.

Frambuesas y el frambueso
Frambuesas y el frambueso

Las frambuesas, ricas en minerales, vitamina C y fibra

El fruto del frambueso es rico en potasio, magnesio, calcio y zinc, así como en vitamina C y fibra. Facilita las digestiones y el tránsito intestinal. Además, las frambuesas aportan pocas calorías y por eso son utilizadas en dietas para adelgazar. Lo que se suele emplear para perder peso es la cetona de frambuesa, un extracto que tiene un efecto más pronunciado.

Por su alto contenido en vitamina C y en flavonoides, las frambuesas poseen un gran poder antioxidante para combatir los radicales libres. Así este fruto tiene un efecto antienvejecimiento y es un aliado en la prevención del cáncer.

Consumir frambuesas también tiene importantes beneficios para el sistema circulatorio y para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Pero no sólo su fruto tiene propiedades beneficiosas para nuestro organismo sino también sus hojas.

 Infusión de hojas de frambueso para el embarazo, el parto y el postparto

Las hojas de frambueso son conocidas por su utilidad durante el embarazo y el parto. Tienen efectos relajantes y, a la vez, tónicos, especialmente para el útero. Sus propiedades astringentes y estimulantes ayudan a fortalecer los músculos pélvicos y uterinos. Pero no solo eso. Las hojas de frambueso son efectivas para calmar las náuseas del embarazo, estimulan la producción de leche materna y aceleran la recuperación después del parto. También se han utilizado tradicionalmente para favorecer un parto fácil, rápido y sin riesgos. Por sus efectos tónicos y relajantes sobre la musculatura lisa del útero, las hojas de frambueso reducen el dolor de las contracciones y hace que sean más productivas, lo que facilita y acorta la duración del parto.

La mejor manera de tomar hojas de frambueso es en infusión caliente. Desde el tercer mes de embarazo se puede beber una taza diaria y, a partir del sexto mes, tres veces al día. Cuando empiezan las contracciones del parto, se debería tomar una taza cada hora mientras sea posible. Después del parto, se debe continuar tomando entre una y tres tazas al día para fortalecer los tejidos pélvicos.

¿Te imaginabas todas estas propiedades? Esperamos haberte sorprendido y recuerda que nos tienes a tu disposición para aclarar cualquier duda que te pueda surgir.