El magnesio, un mineral energizante y calmante para el organismo2

El magnesio es un elemento químico esencial para el ser humano. En primer lugar diremos que actúa como energizante y calmante del organismo. La pérdida de este mineral puede deberse a diferentes causas, aunque la más habitual es el estrés físico y mental. A mayor estrés, mayor es la pérdida de este mineral, que es liberado por las células al torrente sanguíneo y posteriormente eliminado del organismo a través de la orina o de las heces.

La mayor parte del magnesio se encuentra en los huesos y sus iones desempeñan papeles de importancia en la actividad de muchas coenzimas y en la obtención de energía celular. También tiene una función estabilizadora de la estructura de cadenas de ADN y ARN. Interviene, además, en la formación de neurotransmisores y neuromoduladores, en la repolarización de las neuronas y en la relajación muscular (destacando su acción en el músculo cardíaco).

Alimentos ricos en magnesio

Dependiendo del peso y la altura, la cantidad diaria recomendada es de 300-350 mg de magnesio. Es una cantidad que puede obtenerse fácilmente puesto que este mineral se encuentra en muchos alimentos:

  • Frutos secos: girasol, sésamo, almendras, pistachos, avellanas y nueces.
  • Cereales: mijo, arroz y trigo.
  • Legumbres: soja, alubias, garbanzos y lentejas.
  • Germen de trigo y levadura de cerveza.
  • Y en los germinados, ya que la clorofila contiene magnesio.
Frutos secos como las nueces son ricos en calcio.
Frutos secos como las nueces son ricos en magnesio.

Síntomas de la carencia de magnesio

Algunos de los síntomas asociados a la falta de magnesio son irritabilidad e inestabilidad emocional, disminución de los reflejos, descoordinación muscular, apatía y debilidad, estreñimiento, trastornos premenstruales, falta de apetito, nauseas, vómitos, diarreas, confusión y temblores. Otros síntomas son el mantenimiento de la osteoporosis, las caries y la reducción del calcio en la sangre.

El exceso de calcio disminuye la absorción de magnesio, por lo que no hay que abusar de la leche. El exceso de fósforo también produce una mala absorción, así como también los fosfatos de algunos tipos de salchichas, quesos, helados y refrescos de cola.

Beneficios del magnesio para el organismo

Es un tranquilizante natural que mantiene el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa. Está ampliamente recomendado en tratamientos antiestrés y antidepresión. Otros beneficios del magnesio son:

  • Es un relajante muscular, útil en casos de rampas y eficaz para deportistas para favorecer la recuperación.
  • Ayuda a fijar el calcio y el fósforo en huesos y dientes.
  • Previene los cálculos renales, ya que moviliza el calcio.
  • El magnesio en carbonato puede resultar un buen laxante.
  • Es efectivo en las convulsiones del embarazo: previene los partos prematuros, manteniendo el útero relajado.
  • Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Controla la flora intestinal y nos protege de enfermedades cardiovasculares.
  • Es recomendable para aquellas personas que padezcan hipertensión.
  • Actúa sobre el sistema neurológico, favoreciendo el sueño y la relajación.
Magnesio en cápsulas.
Magnesio en cápsulas.

Magnesio en cápsulas en nuestra tienda on line. 

Los germinados y sus propiedades nutritivas y terapéuticas0

Los germinados se consumen como un alimento vivo y es por ello que poseen múltiples propiedades nutritivas y terapéuticas. Estas miniaturas nutritivas son ricas en vitaminas, minerales, encimas digestivas y antioxidantes. Los germinados facilitan el proceso digestivo, son depurativos y sintetizan nuevas sustancias, como la vitamina C y la clorofila. Estas cualidades son comunes en todos los germinados, pero cada uno de ellos tiene beneficios adicionales concretos.

10 germinados para enriquecer tus platos

  • Alfalfa. Es un de los más completos. Es rico en vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, D, E, K y sales minerales. Es remineralizante y combate la fatiga y la debilidad.
  • Berro. Rico en sales minerales (calcio, potasio, yodo, hierro y fósforo) y vitaminas (A, B1,B2, B3, C y D). Es depurativo y digestivo.
  • Fenogreco. Tiene un elevado contenido proteico y es rico en sales minerales (calcio, hierro, magnesio, sodio, fósforo y zinc) y vitaminas (A, B3 y C). Refuerza el organismo y ayuda a levantar el ánimo decaído. Es digestivo y reduce la inflamación.
  • Hinojo. Rico en hierro y vitaminas (C, B1 y B2). Es digestivo y diurético.
  • Mostaza. Sus germinados son ricos en minerales (sobre todo, azufre), vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12 y C) y clorofila. Son depurativos, desintoxicantes, diuréticos y refuerzan el sistema inmunitario.
  • Rábano. Contiene minerales y vitaminas (B1, B2 y C). Es diurético y estimulante gástrico. Facilita la secreción de saliva y de los jugos gástricos.
  • Soja amarilla. Es rica en proteínas de alto valor biológico, enzimas, vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12, C y E), lecitina y sales minerales (calcio, magnesio, potasio, hierro, zinc, fósforo, cobre y sodio).
  • Amapola. Es un calmante suave. Disminuye la tos y ayuda a expectorar mucosidades. Apreciada por su agradable sabor.
  • Zanahoria. Rica en caroteno , vit. B1 y minerales (calcio, fósforo y potasio). Es diurética y depurativa. Mejora la salud de piel, dientes y encías y el sentido de la vista.
  • Otros germinados muy recomendables son el guisante, el lino, la espelta o la avena.
Germinados
Los germinados son ricos en vitaminas, minerales, encimas digestivas y antioxidantes.

Cómo preparar germinados en casa

El proceso de germinación es muy sencillo y rápido. Con solo tres pasos –remojo de las semillas, enjuague y cosecha–, conseguirás enriquecer tus platos. El tiempo de cosecha de los germinados variará de los 2 a los 12 días, dependiendo de la semilla utilizada. Si te decides a hacer germinados en casa, ten en cuenta estos consejos:

  • Mantén la humedad durante todo el proceso.
  • Asegúrate de la correcta circulación de agua y aire.
  • Aleja los germinados de la luz directa del sol.
  • Utiliza semillas de calidad (preferiblemente de cultivo ecológico) y agua mineral.
  • Los germinados se pueden guardar en la nevera, dentro de bolsas de plástico selladas, entre 7 y 10 días.

Receta: Sándwich con germinados

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral.
  • 1 tomate maduro.
  • Paté de aceitunas negras.
  • 1 loncha de queso tierno de cabra.
  • Una pizca de alfalfa germinada.
  • Tamari (salsa de soja).

Preparación:

Unta las rebanadas de pan integral con el tomate maduro. Sobre una de las rebanadas, esparce de manera uniforme el paté de aceitunas negras. Añádele la loncha de queso de cabra y una capa de alfalfa germinada. Esparce por encima un chorrito de aceite y tamari. Por último, cubre el sándwich con la otra rebanada, ¡y ya está listo!

Receta: Mijo con germinados (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 1 taza de mijo.
  • ½ taza de cebollas cortadas.
  • ½ taza de lentejas germinadas.
  • ½ taza de alfalfa germinada.
  • 2 cucharas soperas de aceite.
  • 2 tazas de agua.

Preparación:

En una cazuela, sofríe las cebollas con aceite a fuego lento. Cuando estén tiernas, añade el mijo lavado y escurrido. Deberán dorarse a la vez durante unos minutos. Después, añade el agua caliente y deja cocer a fuego lento hasta que el mijo haya absorbido toda el agua. Antes de servir el plato, añade los germinados y alíñalo con un poco de salsa de soja o gomasio al gusto. Esta misma receta se puede hacer cambiando el mijo por quinoa o cuscús integral.