Envejecer con salud: los mejores suplementos nutricionales0

A medida que nos hacemos mayores, nos damos cuenta de que no podemos realizar las mismas actividades de igual manera que lo hacíamos en nuestra juventud. El envejecimiento es un proceso continuo, heterogéneo, universal e irreversible que determina una pérdida de la capacidad de adaptación. En las personas sanas, muchas funciones fisiológicas se mantienen normales, pero un episodio de estrés (un traumatismo, una enfermedad o la pérdida de un ser querido,…) nos hace ver que ese equilibrio era frágil.

Envejecer con salud

La mejor manera de envejecer con salud y buena calidad de vida es mantener una dieta sana y equilibrada y reforzarla con suplementos nutricionales según las necesidades, para ayudar así a que el organismo trabaje lo más eficazmente posible y estimule su propio poder natural de autoreparación.

Suplementos para la tercera edad

La toma de suplementos nutricionales se debe personalizar y por eso es tan importante acudir a un profesional de la salud de nuestra confianza.

  • Productos apícolas. Tanto la jalea real como el polen incrementan las defensas del organismo y nos dan vitalidad. El polen, además, mejora las funciones intelectuales (atención, concentración, lucidez,…) y levanta el estado de ánimo.
  • Antioxidantes. Los podemos adquirir mediante la dieta y nos servirán para retrasar el envejecimiento celular (arrugas y manchas en la piel). Fortalecen los huesos y las articulaciones. También tienen una acción preventiva contra enfermedades degenerativas como el Alzheimer y Parkinson.
  • Ginkgo biloba. Su principal virtud es que mejora la circulación sanguínea. También se han demostrado sus beneficios para reducir la pérdida de memoria, mejorar los problemas de vértigo o los ruidos auditivos (tinitus).
  • Lecitina de soja. Es un aliado para cuerpo y mente. Refuerza el rendimiento físico a la vez que favorece la memoria y la capacidad de concentración. Además ayuda a regular los niveles de colesterol.
  • Levadura de cerveza. Nos aporta un mejor bienestar, reforzando el sistema nervioso frente a trastornos como la irritabilidad, la ansiedad, el insomnio y la depresión. Es muy rica en vitaminas del grupo B, zinc y aminoácidos que nos proporcionan brillo y fuerza en cabello, uñas y piel.
  • Alga espirulina. Rica en vitaminas y minerales, está considerada como un superalimento por su alto valor nutricional. Es un protector cardiovascular y celular. Protege el organismo de la degradación y el envejecimiento.
  • Enzimas digestivas. Al hacernos mayores son más habituales los problemas digestivos como la acidez y la pesadez de estómago. Existen suplementos de enzimas digestivas que nos ayudarán a asimilar mejor los alimentos pesados como las proteínas y las grasas.
  • Cartílago de tiburón. Es un suplemento para tratar el dolor en las articulaciones. Favorece el movimiento y reduce la inflamación de las articulaciones.
  • Coral calcio marino. Es un calcio altamente biodisponible que favorece la remineralización de los huesos (muy indicado en caso de osteoporosis). También reduce el dolor crónico de la artritis y la artrosis.
  • Isoflavonas. Pensadas especialmente para la mujer, las isoflavonas son unos estrógenos vegetales, que reducen las molestias propias de la menopausia. También mejoran la salud ósea, reduciendo la incidencia de la osteoporosis. Otros de sus beneficios son que regulan los niveles de colesterol, mejoran la salud cardiovascular y aumentan las defensas.
  • Onagra/borraja. También es un suplemento especialmente indicado para la mujer. Es una importante fuente de omega 6. Ayuda a mantener joven y fuerte el cabello, las uñas y la piel. También equilibra el sistema nervioso y previene trastornos cardiovasc
  • Espino Amarillo (omega-7). Especialmente indicado para la sequedad en la piel y las mucosas (ojos, boca y genitales).

Algunas de estas opciones naturales podrían mejorar alguno de los trastornos que suelen aparecer en la edad madura, por ello es importante conocerlos.

Dolor de cabeza y migraña: tratamiento con plantas medicinales0

Son muchas las personas que padecen dolor de cabeza o cefaleas, sin que ni ellas mismas ni sus médicos les presten la atención suficiente. Las cefaleas no son una enfermedad, pero sí un síntoma de algún trastorno físico o emocional. Hay diferentes tipos de dolor de cabeza y son diversas las causas que pueden provocarlo. Entre ellas, cabe citar:

  • Una alimentación inadecuada que da lugar a la formación de gases y fermentaciones en el aparato digestivo. Hay que apostar por alimentos naturales y evitar el alcohol, el café, el tabaco y otros productos tóxicos para el organismo.
  • El estreñimiento, que puede ser debido a una alimentación pobre en fibra, o a causas emocionales que dan lugar a espasmos en el intestino.
  • Las tensiones emocionales, el exceso de trabajo, el estrés…
  • El insomnio y el déficit de horas de sueño.
  • Los ruidos muy fuertes y persistentes.
  • Los cambios de tiempo (presión, humedad…) en personas muy sensibles.

La migraña

Entre los diversos tipos de cefaleas, la migraña es uno de los más comunes y molestos. Se caracteriza por un dolor de cabeza agudo a la altura de la sien, acompañado de falta de apetito, náuseas, a veces también vómitos, trastorno visual (visión borrosa, estrellas…). Se da más en las mujeres que en los hombres. Eso se explica por la influencia hormonal, ya que muchas de las crisis de migraña guardan relación con la menstruación: aparecen en la adolescencia y desaparecen al llegar la menopausia.

Al parecer, la migraña se produce por la liberación de unas sustancias químicas (serotonina, histaceína) en la sangre, que ocasionan una serie de cambios en las pequeñas arterias, dando lugar a la crisis y a la aparición del dolor. Cuando todo vuelve a la normalidad, desaparece la crisis y la persona se vuelve a encontrar bien (una crisis suele durar unas 6 horas pero puede persistir varios días). Las causas por las que se liberan estas sustancias son muy variadas, pero en especial influyen los trastornos digestivos y de tipo nervioso, el estreñimiento o la mala alimentación, que producen una sobrecarga del metabolismo hepático.

Tratamientos para el dolor de cabeza y la migraña

Lo primero que hay que revisar son la alimentación y el estilo de vida (sueño, ejercicio físico, control del estrés…). En este sentido son útiles los ejercicios de relajación y respiración. Dependiendo del origen de la migraña, podemos abordarla con complementos alimenticios o técnicas que van des de la hidroterapia hasta la quiropraxia, pasando por la acupuntura. Y siempre debemos recordar las posibilidades que nos ofrece la fitoterapia.

Plantas medicinales para la migraña y las cefaleas

  • Menta (Mentha piperita). El aceite esencial de menta es un efectivo antimigrañoso, especialmente si se trata de menta japonesa. Una gotita en los pulsos acompañada de un ligero masaje circular aporta una notable actividad anestésica y vasodilatadora que alivia las molestias de las migrañas. Siempre que utilicemos aceites esenciales, se aconseja realizar una prueba de alergia. Debemos aplicar una pequeña cantidad del aceite esencial en una zona de abundante riego sanguíneo. Si en cinco minutos no aparece ningún enrojecimiento, es que no somos alérgicos a ese aceite esencial.
El aceite esencial de menta es efectivo contra la migraña.
El aceite esencial de menta es efectivo contra la migraña.
  • Ginkgo (Ginkgo biloba). Su efecto vasodilatador mejora la micro circulación sanguínea tanto cerebral como periférica. Está especialmente recomendado en casos de vértigo, ruido en los oídos, alteraciones del equilibrio o mala circulación. Cuando el origen de las migrañas es por una de estas causas, las infusiones de hojas de Ginkgo biloba son efectivas para paliar la dolencia.
El Ginkgo biloba mejora la micro circulación sanguínea cerebral y periférica.
El Ginkgo biloba mejora la micro circulación sanguínea cerebral y periférica.
  • Manzanilla del Moncayo (Chrysanthemum parthenium). Esta manzanilla silvestre ejerce una acción calmante en ciertos procesos dolorosos como la migraña. En sus flores encontramos ciertas lactonas que ejercen una actividad antagonista a la de la serotonina, inhibiendo la vasoconstricción provocada por las plaquetas sanguíneas.
La manzanilla del Moncayo tiene una acción calmante sobre la migraña.
La manzanilla del Moncayo tiene una acción calmante sobre la migraña.
  • Pasiflora (Passiflora incarnata). Es una excelente opción para aliviar los casos de migraña y dolor de cabeza en general, dada su acción depresora del sistema nervioso central y su efecto analgésico.
La pasiflora alivia el dolor de cabeza y la migraña.
La pasiflora alivia el dolor de cabeza y la migraña.

Ginkgo biloba: para estimular la circulación sanguínea4

El ginkgo (Ginkgo biloba) es la planta medicinal más vendida en los países desarrollados, según asegura el Dr. Josep Lluís Berdonces. Este médico naturista destaca el poder terapéutico del ginkgo como consecuencia de su acción estimulante de la circulación sanguínea. También considera al Ginkgo biloga como un remedio natural y efectivo en los tratamientos de los trastornos ligados al envejecimiento, alternativa a tener muy en cuenta dado que la población mayor de 65 años es cada vez más numerosa.

Propiedades del ‘Ginkgo biloba’

  • Es un tónico vascular.
  • Actúa como neuroprotector.
  • Es antialérgico.
  • Tiene propiedades antioxidantes.
  • Alivia la disfunción sexual –tanto en hombre como en mujeres–, provocada como efecto secundario del consumo de antidepresivos, sin reaccionar de manera adversa a estos medicamentos.
Ginkgo biloga
El Ginkgo biloba es un remedio efectivo en los tratamientos de trastornos ligados al envejecimiento.

Dolencias en las que se recomienda el uso de ‘Ginkgo biloba’

Por ser un estimulante de la circulación, se ha demostrado la eficacia del Ginkgo biloba tanto en el tratamiento como en la prevención de numerosas enfermedades, muchas de ellas ligadas al envejecimiento:

  • Arterioesclerosis. Esta dolencia se caracteriza por la falta de riego sanguíneo en distintas zonas del cuerpo y, muy especialmente, en el cerebro. Una mejora de la circulación cerebral permite recuperar hasta cierto punto las facultades perdidas a causa del envejecimiento. El Ginkgo biloba es una de las opciones más efectivas para el tratamiento de este trastorno.
  • Falta de riego cerebral. El ginkgo mejora el flujo sanguíneo y ejerce un efecto protector sobre las neuronas. Esta acción se concreta en una mejor captación del oxígeno y la glucosa por parte de las neuronas, lo que permite una mejor nutrición y oxigenación celular.
  • Falta de memoria. Muchos estudios avalan la eficacia del ginkgo en casos de pérdida de memoria. En este sentido, no sólo es recomendable el ginkgo biloba para personas mayores, sino para personas más jóvenes en época de sobrecarga de trabajo o para estudiantes en periodo de exámenes.
  • Angina de pecho e infarto de miocardio. Producida por la falta de riego cerebral, la angina de pecho también puede tratarse con ginkgo. Esta planta es también útil para prevenir el infarto de miocardio, puesto que disminuye la agregación de la sangre.
  • Embolias. El Ginkgo biloba inhibe la agregación de las plaquetas y permite una mayor fluidificación de la sangre, gracias a su alto contenido en bioflavonoides. Por ello resulta útil para prevenir embolias, así como para reducir sus secuelas.
  • Alzheimer y demencia senil. Un estudio realizado en la Universidad de Exeter demostró que la ingesta de ginkgo mejoraba la capacidad memorística de las personas con Alzheimer y que retrasaba la evolución de esta enfermedad.
  • Depresión. Aunque el ginkgo no es una planta específica para el tratamiento de esta enfermedad, se ha demostrado su eficacia en las depresiones de personas mayores relacionadas con la pérdida de facultades y la falta de valoración de uno mismo a causa de la reducción de las facultades cognitivas.
Ginkgo biloba
Muchos estudios avalan la eficacia del Ginkgo biloba en casos de pérdida de memoria.

Precauciones a la hora de tomar ‘ginkgo biloba’

El Ginkgo biloba no es tóxico y no se le conocen interacciones. Sin embargo, no es aconsejable a personas que estén tomando anticoagulantes para el tratamiento de enfermedades cerebrovasculares, a no ser que sea prescrito por un médico. En pacientes con hipersensibilidad a esta planta, pueden presentarse molestias gastrointestinales, dolor de cabeza y dermatitis.

Fotos: www.100tificas.wordpress.com.es y www.esmateria.com