Remedios naturales para las gripes intestinales0

Remedios naturales para las gripes intestinales

 

En este mes de febrero y adentrados completamente en el invierno, tenemos más posibilidades de que los virus puedan abordar nuestro cuerpo, pero no sólo los respiratorios (que son los más frecuentes) sino que los virus intestinales a menudo también pueden darnos la lata.

De estos últimos te vamos aconsejar sobre cómo combatirlos, ya que hay muchos remedios naturales eficaces para tratar este tipo de dolencia.

La gripe intestinal o gastroenteritis vírica es un trastorno muy frecuente en adultos y niños que cursa con inflamación de la mucosa del estómago, del intestino delgado y del intestino grueso causada por la infección con un virus. Los principales agentes responsables de la infección son rotavirus, norovirus, adenovirua y astrovirus.

El dolor abdominal es un síntoma frecuente de la intolerancia a la lactosa.

Los síntomas de la gripe intestinal, que puede durar desde unos días a unas semanas, son: las náuseas, vómitos, diarrea, pérdida de apetito, fiebre y escalofríos, dolor abdominal, sensación de fatiga y cansancio, dolor de cabeza, malestar general.

Generalmente la infección remite espontáneamente, pero debemos evitar la deshidratación y cuidar los síntomas. Algunos remedios naturales que pueden ayudar a reducir el cuadro clínico son:

-Los probióticos, contienen microorganismos vivos que equilibran la microflora intestinal que puede verse deteriorada por factores como infecciones, descomposición, el tipo dieta, determinada medicación, envejecimiento o estrés.

 

Entre los beneficios de los probióticos, cabe destacar:

  • Favorecen la digestión y evitan la formación de gases.
  • Regulan el tránsito intestinal.
  • Intervienen en lasíntesis de la vitamina K y B12.
  • Protegen el tracto digestivo. Los probióticos constituyen una barrera natural contra las infecciones, ya que producen sustancias que inhiben el desarrollo de bacterias patógenas. Reducen las infecciones por Helicobacter pylori, causante de úlceras. Alivian las infecciones vaginales, como la candidiasis Los probióticos también mejoran la evolución del herpes simple.
  • Estimulan la inmunidad de las células intestinales.
  • Reducen los síntomas alérgicos.

 

-Infusión de tomillo con limón: El tomillo (Thymus vulgaris) es la planta antivírica por excelencia y es quizás la planta medicinal más utilizada en nuestra cultura por sus propiedades saludables y culinarias. Favorece las digestiones, reduce los gases y alivia las gripes intestinales.

 

¿Cómo la preparamos? ­

Por cada vaso de agua ponemos una cucharada sopea rasa o una ramita de tomillo. Cuando el agua empiece a hervir añadimos el tomillo y apagamos el fuego, dejándolo infusionar durante 5 minutos y pasado este tiempo lo colamos. Si queremos aprovechar las propiedades antisépticas es importante que no hierva para no perder el aceite esencial. Antes de tomarlo añadiremos unas gotas de limón para potenciar el efecto antiinfeccioso y alcalinizante.

Una práctica saludable es tomar cada dia un vasito de tomillo antes de desayunar.

Tomillo en floración.

-Carbón activo:  El carbón activado (o carbón activo) es un complemento alimenticio de origen orgánico que se utiliza por su gran capacidad de absorción ya que se queda en el tubo digestivo y es capaz de absorber toxinas, fermentaciones, gérmenes, metales pesados, químicos nocivos y virus estomacales. Por ello, reduce flatulencias y es un antídoto hospitalario de urgencia en caso de intoxicaciones. Cuando el carbón vegetal es ingerido, éste arrastra las toxinas y así no son absorbidas por el cuerpo.  Es eficaz en caso de flatulencias y halitosis.

Principalmente se obtiene de la cáscara del coco, después de realizar un proceso especial de carbonización.

-Plantas antidiarreicas y digestivas: Una mezcla de plantas carminativas como el anís verde, anís estrellado, hinojo, comino, cilantro, plantas digestivas como la melisa, la malva, el regaliz, y plantas antidiarreicas como la salicaria pueden ayudarnos a mejorar nuestro malestar.

Si aparecen vómitos una infusión que puede resultar de gran ayuda es la de Hierba Luisa, planta antiespasmódica y digestiva y de agradable sabor.

 

¿Qué comer?

Debemos tener especial cuidado de nuestra dieta. Procurar hidratarnos constantemente con agua, caldos vegetales o infusiones, evitando las bebidas azucaradas. También daremos prioridad a alimentos astringentes y de fácil digestión como:

  • Purés de patata y zanahoria.
  • Plátanos, manzana al horno o manzana rallada.
  • Caldos vegetales.
  • Arroz blanco o quinoa.
  • Pescado hervido o pollo a la plancha.

    Sopa tomillo

Se deben evitar los alimentos ricos en azúcares simples, ya que pueden empeorar la diarrea, debido a un efecto osmótico. Evita también los refrescos, los zumos de frutas envasados, la leche entera, el chocolate, la cafeína, los alimentos fritos, alimentos grasos o muy condimentados y el alcohol.

María Luisa, una planta con un sinfín de usos4

La María Luisa o Hierba Luisa (Lippia citriodora) es un pequeño arbusto de la familia de las verbenáceas. Se trata de una de las plantas más apreciadas por los amantes de la fitoterapia por sus múltiples propiedades: entre otras virtudes, facilita las digestiones, tonifica el sistema nervioso y es un buen antiespasmódico.

Aunque es una originaria de Sudamérica, los conquistadores la introdujeron en Europa en el siglo XVII y actualmente podemos encontrar Hierba Luisa de forma silvestre o cultivada en todas las regiones templadas de nuestro continente.

La María Luisa se distingue por sus hojas lanceoladas (pueden llegar hasta los 10 centímetros de largo) y sus flores agrupadas en racimos de color violáceo. Pero por encima de todo sobresale por su extraordinario aroma, muy característico, que le ha valido un puesto destacado entre las plantas culinarias y en la industria cosmética.

En su composición encontramos un aceite esencial rico en citral y cineol. También tiene cumarinas, verberona y flavonoides, aunque en cantidades mucho más pequeñas.

María Luisa
María Luisa o Hierba Luisa, una planta muy apreciada por sus múltiples propiedades.

10 aplicaciones de la María Luisa en la vida diaria

  • Como planta digestiva, la María Luisa es un buen tónico estomacal, especialmente en estómagos débiles o nerviosos. Facilita la digestión, evitando los espasmos y ardores de estómago.
  • Es una planta carminativa: se emplea para expulsar los gases del aparato digestivo, evitando las flatulencias y la aerofagia.
  • En casos de halitosis (mal aliento), resulta muy útil realizar enjuagues con una infusión de María Luisa.
  • Como planta relajante, te proponemos la siguiente experiencia: añade una infusión de Hierba Luisa al agua de un baño, antes de acostarte. Te tranquilizará, te relajará y te preparará para un sueño reparador.
  • Sus propiedades relajantes y como espasmolítico hacen de la María Luisa la infusión ideal en casos de reglas dolorosas.
  • Esta planta evita tanto los vómitos propios del embarazo como los producidos por mareos de distinta índole.
  • Los extractos de María Luisa tienen propiedades antioxidantes, que ayudan a combatir el estrés oxidativo ocasionado por la práctica de ejercicio físico intenso.
  • Cosmética: el aceite esencial de María Luisa es muy valorado por la industria cosmética tanto por sus propiedades aromáticas como bactericidas. Es empleado en la elaboración de muchos productos: jabones, colonias, champús, dentífricos, lociones, etc.
  • Como planta culinaria, diremos que da sabor a muchos platos (pescados, ensaladas, pasteles, etc.) y que forma parte de muchas combinaciones de cócteles, sorbetes y bebidas frías, a las que les da un toque exótico.
  • En la cocina francesa es muy apreciada la salsa de Hierba Luisa, elaborada con las hojas de esta planta, azúcar, harina, mantequilla y zumo de limón.

En francés, el nombre de esta planta es verveine, pero no debemos confundirla con la Verbena officinalis. La María Luisa no tiene contraindicaciones, por lo que puede tomarla toda la familia.