Complementos naturales para practicar deporte sin riesgos: prevén lesiones y maximiza resultados0

¿Sabías que la práctica de ejercicio físico de forma regular es muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud?

Hacer deporte de forma regular ayuda a mantener el peso corporal, aumenta el tono y la fuerza muscular, mejora la forma y resistencia física, la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, mantiene la densidad ósea, mejora la resistencia a la insulina, regula la presión arterial, reduce la sensación de fatiga, aumenta la autoestima, rebaja el estrés y la depresión, relaja… Son muchas las razones para las que se recomienda hacer deporte.

Complementos naturales para practicar deporte
Complementos para prevenir lesiones

La alimentación del deportista debe cubrir el gasto derivado del esfuerzo extra. Cada tipo de entrenamiento requiere una alimentación determinada para conseguir el máximo rendimiento. ¿Sabías que en un ejercicio de resistencia debe asegurarse un buen aporte de hidratos de carbono, mientras que en los entrenamientos de fuerza se debe aumentar el consumo de proteína?

Si practicas deporte regularmente, te aconsejamos complementar tu dieta con productos naturales para mejorar tu actividad y prevenir posibles lesiones. ¿Quieres conocer los 11 complementos naturales más adecuados? ¡Sigue leyendo!

Los 11 complementos naturales para practicar deporte más indicados para deportistas:

  • Agua de coco: la restauración completa de líquidos tras la práctica deportiva es clave para la recuperación del tono muscular. Si el ejercicio es poco duradero o no muy intenso, es suficiente con beber agua antes, durante y después del esfuerzo realizado para asegurar una correcta hidratación. En caso de una mayor exigencia física, se recomienda recurrir a las bebidas isotónicas.
    El agua de coco es una alternativa saludable a las bebidas para deportistas por su bajo contenido en calorías y su aporte natural de agua y electrolitos. Gracias a su suave sabor dulce, no provoca náuseas ni sensación de estómago lleno.
  • Proteína de Cáñamo: durante el ejercicio hay un mayor grado de ruptura de proteínas musculares, por eso es importante reforzar nuestra ingesta de proteínas.
    La proteína de cáñamo es ideal para deportistas que deseen elevar su rendimiento. Tiene alto valor biológico, es altamente digestible y además es rica en ácidos grasos omega 3, 6 y 9, en el ratio perfecto. Se puede tomar mezclada en agua, caldo, zumo o espolvoreándola en la sopa, verdura o ensalada.
  • Colágeno: es la proteína mayoritaria de nuestro organismo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel.
    Complementar tu dieta con una toma diaria de 10 gramos de colágeno hidrolizado puro te ayudará a mantener el buen estado de articulaciones, huesos y músculos, evitando su desgaste. Además, el colágeno previene la aparición de la artrosis del deportista y reduce el tiempo de recuperación en esguinces, traumatismos y lesiones.
  • Polen: es una fuente de proteína y aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos (potasio, silicio, calcio, magnesio, fósforo, manganeso, azufre, cloro, hierro y cobre). Aumenta la resistencia ante el esfuerzo físico y la vitalidad en general. Tomando una cucharada al día, en ayunas, apreciaremos una mejoría física.
  • Cartílago de tiburón: protege la estructura articular, mejora la movilización y reduce la inflamación y el dolor, gracias a su contenido en sulfato de condroitina y glucosamina.
  • Alcohol vitaminado: es una loción de uso externo, formulada para tonificar la musculatura y favorecer su recuperación tras el ejercicio. Además, tiene efecto calmante en caso de dolor e inflamación articular. Se trata de un macerado de plantas tradicionalmente utilizadas por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor. Contiene harpagofito, árnica, lavanda, hipérico y romero.
  • Calcio: este mineral forma parte de los huesos, del tejido conjuntivo y de los músculos y es esencial para la circulación de la sangre. Es importante en la contracción y relajación muscular, y como transmisor químico en los impulsos nerviosos.
  • Potasio: durante una práctica de ejercicio intenso en que la sudoración es máxima puede producirse una falta de potasio. El potasio equilibra el nivel de agua en el organismo, y participa en la contracción del corazón y la transmisión del impulso nervioso. Una insuficiencia de potasio causa cansancio, dolor muscular, debilidad y astenia.
  • Magnesio: favorece la absorción de calcio y es esencial para el funcionamiento del corazón y de los músculos, ya que los relaja. Ayuda a mantener la estructura ósea, disminuye el cansancio y la aparición de calambres y contracturas.
  • Sodio: tiene un papel esencial en el reparto del agua en el cuerpo. Una falta de sodio provoca náuseas, vómitos, rampas, alteraciones visuales y dolor de cabeza, mientras que un exceso provoca hipertensión.
  • Hierro: es necesario para la síntesis de hemoglobina, encargada del transporte de oxígeno a los órganos y músculos, así como para la correcta utilización de la vitamina B. Un déficit de hierro provoca anemia.

¡Ahora ya sabes cómo mejorar tu rendimiento preservando tu salud articular y muscular!

Vitamina C: un poderoso antioxidante para mantener el sistema inmune fuerte2

La vitamina C es probablemente la más famosa de las vitaminas. Cuando llega el otoño y empiezan a bajar las temperaturas, tendemos a aumentar el consumo de esta vitamina, puesto que es popularmente conocido que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario. Pero no hay que olvidar que es también un poderoso antioxidante.

Encontramos vitamina C en frutas y verduras tales como naranjas, limones, kiwis, fresas, tomates, pimientos rojos, espinacas, brócoli, coles de Bruselas… Quizás es menos conocida la acerola (Malpighia emarginata), uno de los frutos más ricos en vitamina C. Es un pequeño árbol nativo de la parte norte de Suramérica, Centroamérica y el Caribe. Los frutos de la acerola son rojos, con una pulpa agridulce. Se comen frescos y con ellos se elaboran jaleas, jugos, licores, jarabes, mermeladas… También se puede tomar acerola en comprimidos para obtener todos los beneficios de la vitamina C.

La acerola es uno de los frutos más ricos en vitamina C.
La acerola es uno de los frutos más ricos en vitamina C.

Beneficios de la vitamina C

  • Su poder como antioxidante ayuda a neutralizar los radicales libres, responsables del envejecimiento. Las vitaminas A, C y E son los grandes antioxidantes que la naturaleza pone a nuestra disposición para neutralizar la acción de los radicales libres.
  • La vitamina C previene y trata estados gripales, resfriados e infecciones por hongos.
  • Está indicada en procesos inflamatorios (reumatismo).
  • También es de ayuda en enfermedades hepáticas.
  • Es esencial para la formación y mantenimiento del colágeno y, en consecuencia, para la conservación de los huesos, dientes y vasos sanguíneos y es importante para la piel y el cabello.
  • También contribuye a la absorción del hierro y es recomendable en casos de anemia por carencia de este mineral.
  • La vitamina C contribuye a una rápida recuperación en caso de quemaduras y heridas.
  • Previene fracturas óseas.
  • Participa en muchas reacciones químicas, entre ellas la síntesis de la carnitina, necesarias para metabolizar los ácidos grasos. Como antioxidante ejerce una acción equilibradora en el sistema inmunitario. Si una actividad está elevada, la disminuye. Y si una función está baja, la estimula. Por ello, la vitamina C puede tener un efecto positivo tanto en las alergias, que son un exceso de activación del sistema inmunitario (los consumidores de frutas y verduras ricos en esta vitamina son menos proclives a ellas), como en procesos cancerosos, en los que el sistema inmunitario suele estar deprimido.
  • Ayuda a eliminar sustancias tóxicas.
  • Participa en la formación de glóbulos rojos y en la coagulación sanguínea.
  • Mejora la acción de los probióticos, que ayudan a reequilibrar la flora intestinal dañada por una dieta inadecuada, infecciones, determinada medicación, estrés o envejecimiento.

Alga chlorella: para depurar y desintoxicar el organismo6

La alga chorella es una microalga esférica unicelular de agua dulce y color verde. Es el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta. Su origen se remonta a hace más de 600 millones de años y su descubrimiento fue en 1.890 por el microbiólogo holandés M. W. Beijernick. A la alga chlorella se la conoce, sobre todo, por su capacidad para depurar y desintoxicar el cuerpo de metales pesados como el cadmio, el uranio, el mercurio o el plomo, así como pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas, etc.

Su increíble efecto se consigue a través del aporte de clorofila y gracias a la singular estructura de su membrana celular, cuya capa más externa está formada por una sustancia carotenoide polimerizada (esporopolenina) que logra absorber y almacenar el elemento tóxico y eliminarlo posteriormente a través de las heces.

La alga chlorella es una fuente natural de proteínas de alta calidad biológica, vitaminas y minerales. Es el organismo conocido con mayor concentración de clorofila y destaca por contener el llamado factor de crecimiento de la Chlorella, un complejo de ácidos nucleicos y aminoácidos que acelera su crecimiento y asegura su supervivencia. De ahí que en humanos se ha comprobado que su consumo resulta eficaz para estimular el desarrollo en niños y para atenuar los efectos del envejecimiento en adultos. Contiene hierro, zinc, calcio y vitamina B12, nutrientes importantes para complementar la dieta vegetariana.

Alga chlorella
Alga chlorella, el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta.

Propiedades de la alga chlorella

  • Es un excelente tónico para la sangre en casos de anemia.
  • Potencia el sistema inmune.
  • Es un aporte natural de gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • Se trata del único sistema natural que puede transmitir la energía procedente del sol al ser humano a través de la alimentación.
  • Ayuda a disminuir la tasa de colesterol en sangre, a compensar la hipertensión y a aumentar la producción de glóbulos rojos.
  • Regula el sistema digestivo, desintoxica, reestablece el peristaltismo. Esto ayuda a aliviar el estreñimiento crónico, a cicatrizar úlceras y combatir la halitosis.
  • Actúa como agente desintoxicante interno, neutralizando metales pesados, dioxinas, pesticidas y herbicidas.
  • Atenúa los síntomas de las reacciones alérgicas.
  • Ayuda a cicatrizar heridas cutáneas y a regenerar las células de la piel (efecto rejuvenecedor).

No existen contraindicaciones ni ningún tipo de toxicidad conocido en relación al consumo de alga chlorella en las dosis recomendadas, aunque puede haber fotosensibilidad en personas que consuman elevadas dosis de alga chlorella, así como flatulencias o gases debido al aumento del peristaltismo intestinal.

Como curiosidad también diremos que el Comité Olímpico Internacional avala que los deportistas que han tomado suplementos a base de alga chlorella han mejorado sus marcas deportivas y han disminuido significativamente su tiempo de recuperación.

El hierro, un nutriente esencial para el organismo0

El hierro es un nutriente esencial. Por un lado, forma parte de la hemoglobina, molécula que se encuentra en los glóbulos rojos y que es indispensable para lograr la correcta oxigenación de todas las células del cuerpo. Por otro lado, el hierro interviene como catalizador, facilitando y acelerando las reacciones bioquímicas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

Necesidades diarias de hierro

Las necesidades diarias de hierro varían en función de circunstancias como la edad y el sexo. En general, se recomienda garantizar 10 mg de hierro al día en hombres y 15 mg de hierro al día en mujeres. En la mujer, las necesidades de este mineral se incrementan hasta 18 mg diarios durante la gestación y la lactancia y se reducen a 10 mg después de la menopausia.

Asegurar una correcta asimilación del hierro

Si el hierro no es bien asimilado por el organismo, no podremos disponer de él. Por este motivo hay que tener en cuenta que para que el hierro, una vez absorbido, pueda formar parte de la hemoglobina de los glóbulos rojos son necesarios el ácido fólico (se encuentra en los vegetales de hoja verde y, en menor cantidad, en las legumbres y los frutos secos) y vitamina B12 (leche, huevos, pescados, carne, levadura de cerveza y alga espirulina).

También hay que tener en cuenta que la absorción del hierro se favorece con Fe hemo (hierro unido al grupo hemo de algunas moléculas), proteínas en la dieta, flavonoides, fructosa, vitamina C (ácido ascórbico), ácido cítrico y ácido málico. Por el contrario, se dificulta la absorción del hierro con Fe no hemo (inorgánico); tomando té y café en las comidas; con carbonatos, oxalatos, fosfatos, fitatos y fibra insoluble; con ácido acético; con exceso de calcio, cobalto, cobre, zinc, cadmio y manganeso (ya que compiten por la misma entrada en la célula); y con una dieta carente de proteínas.

Estrategias para garantizar la presencia y la biodisponibilidad de hierro en el organismo

  • Incorporar en la dieta, de forma habitual, alimentos ricos en hierro, tales como carnes, marisco (almejas y mejillones..), legumbres (soja, lentejas…), cereales (mijo, avena, centeno…), verduras y hortalizas (de color morado), alga espirulina y levadura de cerveza.
  • El hierro que aportamos a través de alimentos de origen vegetal, se absorbe más fácilmente si, a la vez, se consumen alimentos ricos en vitamina C (kiwi, naranja, papaya, pomelo o zumo de cítricos).
  • Reforzar los platos con una cucharadita de levadura de cerveza, que aporta hierro y vitaminas del grupo B.
  • Aprovechar el contenido mineral del perejil. Es fácil de consumirlo triturado en aceite y añadido como aliño en ensaladas.
  • Complementar los platos (ensaladas, sopas, cremas…) con algas (espirulina), semillas (calabaza, sésamo…) o frutos secos (nuez) que aporten hierro.
  • El contenido en hierro de la remolacha roja se concentra si la tomamos en forma de zumo. Para hacer más agradable el sabor, se pueden hacer zumos mixtos junto con zanahoria o manzana.
  • Tomar pan integral elaborado con levadura madre (no con levadura artificial) para que el ácido fítico contenido en el salvado se desdoble y no dificulte la absorción del hierro.
  • Si te apetece té o café, tómalos dos horas después de las comidas.
El hierro que aportamos a través de alimentos de origen vegetal, se absorbe más fácilmente si se consumen alimentos ricos en vitamina C.
El hierro que aportamos a través de alimentos de origen vegetal, se absorbe más fácilmente si se consumen alimentos ricos en vitamina C.

Una receta rica en hierro: sandwich de queso fresco con sésamo, aguacate y tomate

Ingredientes: 2 rebanadas de pan de centeno (el más rico en hierro), 1 cucharada sopera de levadura de cerveza, 20 gramos de queso fresco para untar, 4 rodajas muy finas de tomate verde, ¼ de aguacate mediano, semillas de sésamo, aceite de oliva y zumo de limón.

Preparación: se unta una de las rebanadas con el queso fresco y se espolvorea con la levadura de cerveza. Se añaden las rodajas de tomate y se salan ligeramente. Se corta el aguacate, se retira el hueso y se rocía con zumo de limón para que no se oxide, se sala y se corta en lonchas finas a lo largo. Se colocan la lonchas de aguacate encima del tomate y se espolvorea con las semillas de sésamo. La otra loncha se unta con aceite de oliva. Ya se puede cerrar el sandwich, presionándolo para que quede estable, y está a punto para comer.

Foto: www.perfumesclub.com