Hipérico, la flor de San Juan0

El hipérico (Hypericum perforatum) es la flor protagonista del mes de junio y del solsticio de verano en la flora medicinal mediterránea. También conocida como hierba de San Juan, es una planta muy valorada por sus propiedades antidepresivas, antiinflamatorias y para el cuidado de la piel, entre otras.

Hipérico
Hipérico

Las flores de hipérico aparecen entre mayo y agosto, y brotan preferentemente en el solsticio de verano (por San Juan). Sus cinco sépalos son lanceados. Sus cinco pétalos son de color amarillo con pequeñas manchas de color púrpura y miden el doble que los sépalos. Los estambres, muy numerosos, suelen agruparse en tres pequeños ramos.

La denominación de Hypericum perforatum viene del griego Hyperikon, puesto que tradicionalmente se ha atribuido a esta planta la capacidad de hacer huir los malos espíritus, además de proteger de las tentaciones diabólicas y atraer la suerte. Aún hoy en día son muchas las personas que salen al campo la mañana del día de San Juan para recolectar flores de hipérico y hacer ramilletes que colocan en determinados sitios de la casa o del negocio. El término perforatum se debe a que las glándulas de aceite de sus hojas les dan un aspecto perforado si se miran a trasluz.

Aplicaciones del hipérico

  • Un remedio contra la depresión. Quizás el uso más extendido del hipérico en la actualidad es para equilibrar el sistema nervioso. Es la planta antidepresiva por excelencia. Con el hipérico también se trata la astenia psíquica causada por el excesivo esfuerzo intelectual.
  • Para cuidarnos por dentro. Por vía interna, el hipérico es útil para tratar gastritis, úlceras gástricas y duodenales. También es un tratamiento de primer orden contra las hemorroides.
  • Antiinflamatorio y analgésico. El aceite macerado de hipérico, de fácil preparación, es conocido en la Cataluña rural como oli de cop (aceite para los golpes). Se utiliza para calmar el dolor en casos de contusiones, artritis y neuralgias.
  • Para el cuidado de la piel. El aceite macerado de hipérico es eficaz para tratar el acné, eccemas y psoriasis. También se emplea para curar quemaduras, llagas y heridas, dado su efecto regenerador de la piel, cicatrizante, antiséptico y antiviral. Es muy importante evitar la exposición al sol después de su aplicación sobre la piel.
  • Para calmar dolores abdominales. El oli de cop es un remedio para calmar los dolores abdominales, sobre todo en niños, aplicándolo en forma de masaje sobre la barriga.

¿Conocías todas estas aplicaciones? ¿Cuál te ha sorprendido más? Recuerda que puedes trasladarnos tus consultas escribiendo un comentario al final de este post o vía nuestras redes sociales.

Astenia primaveral: ¡protege tus defensas!0

La astenia primaveral se caracteriza por una sensación generalizada de cansancio y fatiga física y mental. Falta de vitalidad, falta de apetito, nerviosismo, dolor de cabeza, tristeza, apatía, bajada de las defensas… Si te son familiares algunos de estos síntomas, puede que sufras astenia primaveral. Y es que una de cada diez personas de entre 20 y 50 años padece astenia primaveral, siendo más habitual en las mujeres.

La causa de la astenia primaveral tiene que ver con una disminución de las beta-endorfinas (sustancias que genera el sistema endocrino), los cambios climatológicos o el aumento de partículas en suspensión durante la entrada de la primavera. Además, cada cuatro meses, nuestro cuerpo lleva a cabo una renovación de los glóbulos rojos. Este fenómeno puede coincidir con los cambios de estación, provocándonos una bajada de defensas.

Por ello, con la llegada de la primavera, es necesario incorporar complementos alimenticios que nos puedan ayudar a reforzar las defensas y a mejorar el estado anímico. Es importante poner atención a las personas mayores, niños pequeños, personas con problemas de anemia y respiratorios, o que sufren estrés por el trabajo o los estudios. Estas personas son más vulnerables a las bajadas inmunológicas asociadas a los cambios de estación. 

Astenia primaveral
Astenia primaveral: ¡recupera tu vitalidad!

Remedios naturales para combatir la astenia primaveral

  • Jalea real. Es una sustancia producida por las abejas obreras, del cual se alimentan las abejas reina durante toda su vida. Gracias a la jalea real, la abeja reina vive unos seis años, mientras que la esperanza de vida de las abejas obreras es de seis semanas. La jalea real estimula el metabolismo y colabora en la regeneración celular, con lo que incrementa la energía, aumenta la resistencia al cansancio y la capacidad sexual, y ayuda al organismo a defenderse de enfermedades. La jalea real es apta para todo el mundo, y se recomienda tomarla a diario durante 2 ó 3 meses, teniendo en cuenta que los beneficios se empezarán a notar a partir de las tres semanas.
  • Polen. Los granos de polen son el producto de secreción de los órganos masculinos de la flor para fecundar otra flor. Las abejas, al cosecharlo y para facilitar su transporte, lo aglutinan en bolitas a las que añaden néctar y enzimas digestivas, que conocemos como polen alimentario. Tomar polen es un remedio ideal ante la astenia primaveral, ya que aumenta la vitalidad, levanta el estado de ánimo y es un buen aliado ante la depresión. El polen mejora las funciones intelectuales como lucidez mental, concentración, atención… También vence la fatiga mental, favorece un sueño reparador y refuerza las defensas. Pueden tomar polen alimentario tanto las personas diabéticas como aquéllas alérgicas al polen floral. A pesar de su alto valor energético, el polen no engorda. Se recomienda consumirlo de manera continuada, durante al menos 3 meses. Es mejor tomarlo en ayunas y nunca mezclarlo con líquidos calientes. Debe guardarse en frascos bien tapados, protegido del calor y la humedad.
  • Ginseng. La planta de ginseng (Panax ginseng) es originaria de Corea, donde se encuentra en estado silvestre, aunque hoy también se cultiva en China, Japón, Estados Unidos o Canadá. El nombre Panax deriva del giego “panakos” (panacea), que significa “remedio para todas las enfermedades”. Se trata de una de las plantas más ricas en principios activos, como los ginsenósidos, ideales para equilibrar el organismo. El ginseng incrementa la resistencia al estrés, mejora el funcionamiento del sistema nervioso, aumenta el rendimiento mental, la concentración y la memoria. El ginseng se puede tomar en forma de decocción, 1g de raíz por 250 ml de agua, hervir 3 minutos y tomar una taza, preferentemente por la mañana. También se comercializa en extracto fluido, en cápsulas o en polvo. En forma natural y a dosis habituales el ginseng carece de toxicidad. No se recomienda emplearlo en períodos superiores a los 3 meses, debido a que puede causar insomnio, nerviosismo, diarrea e hipertonía generalizada. No es aconsejable que lo tomen los niños, las embarazadas o mujeres en periodo de lactancia. Tampoco se recomienda mezclar el ginseng con cafeína u otros estimulantes.
  • Rhodiola rosae. Es una planta medicinal que crece en las regiones más frías de Europa y Asia y en las zonas alpinas de altura. Los vikingos usaban la Rhodiola rosae (Rhodiola rosae L., Crassulaceae) para estimular la fuerza y la resistencia física, y en la actualidad sigue siendo en el norte de Europa donde su uso está más extendido. La Rhodiola rosae es especialmente útil en estados asténicos de poca energía, debilidad, susceptibilidad ante el estrés físico y emocional y capacidad de placer disminuida. Es una planta adaptógena, es decir, que protege el organismo frente a un amplio rango de factores estresantes haciendo que causen el mínimo impacto. La Rhodiola rosae incrementa la capacidad de concentración y la función cognitiva en general, la energía y resistencia física, mental y sexual. Es útil en pacientes con el sistema inmune disminuido y en deportistas, ya que incrementa el rendimiento físico. También posee propiedades antidepresivas para pacientes con depresión leve o moderada. Además, no tiene efectos secundarios.
  • Maca. También conocida como Ginseng Peruano, se cultiva en los Andes Centrales Peruanos, a partir de los 3.700 metros. Se ha encontrado evidencia del cultivo de maca (Lepidium meyenii), en Perú desde el 1.600 A.C., y es que era considerada para los incas como un regalo de los Dioses. Los incas la utilizaban como alimento y en ceremonias religiosas para danzas y rituales. En la raíz de la maca encontramos componentes que regulan los niveles hormonales y tienen efecto energético. La maca está indicada para la astenia primaveral ya que se emplea en casos de anemias y fatiga crónica, tiene un efecto antioxidante e inmunoestimulante, e incluso algunos estudios avalan que da lugar a un aumento de leucocitos. También se usa como tónico general y geriátrico, para desordenes menstruales y alivia la sintomatología de la menopausia. No se conocen efectos secundarios ni contraindicaciones, pero puede disminuir la eficacia de fármacos anticoagulantes. Se recomienda precaución en casos de cánceres hormono-dependientes así como en mujeres sometidas a terapia anticonceptiva. Tampoco se aconseja su uso en embarazadas y madres lactantes.
  • Astrágalo o Huang Qi (Astragalus membranosus). El astrágalo es una planta medicinal perenne de Mongolia y China que tonifica el sistema inmunitario, protege el cuerpo de factores patógenos externos, equilibra los fluidos del cuerpo, dilata los vasos sanguíneos y actúa como tónico cardiaco. El astrágalo es una de las plantas tónicas más famosas de la medicina tradicional china, con efectos superiores al ginseng para los jóvenes. El astrágalo es también un excelente tónico del sistema inmunitario.
  • Hipérico. Si el cambio emocional debido a la astenia primaveral es muy brusco y se acompaña de una ligera depresión, podemos recurrir al hipérico (Hypericum perforatum). Es la flor del solsticio de verano y del mes de junio, conocida popularmente con el nombre de hierba de San Juan. Las flores de hipérico, de color dorado, aparecen entre mayo y agosto, y brotan preferentemente en el solsticio de verano. Durante muchos años, hemos utilizado esta planta por su actividad antiinflamatoria. Actualmente, la mayor utilidad del hipérico se centra en su acción equilibrante sobre el sistema nervioso. Es la planta antidepresiva por excelencia, especialmente indicada en depresiones sintomáticas de tipo reaccional, que suelen acompañarse de signos vegetativos.
  • 5-HTP. El triptófano es un neurotransmisor que participa de una cadena de interacciones en el cerebro que regulan nuestro estado de ánimo y los patrones del sueño. Se trata del aminoácido esencial menos abundante en los alimentos. El 5-hidroxitriptófano es una sustancia puente entre el triptófano y la serotonina, que se extrae de la semilla de una planta, la Griffonia simplicifolia. Ésta crece en la sabana y las llanuras de la costa Oeste de África, y sus pobladores la han utilizado durante generaciones como alimento y medicina. En caso que la astenia primaveral cause una depresión leve, se recomienda tomar 5-HTP. Es un elevador del ánimo eficaz y carece de efectos secundarios. Tomar 5-HTP antes de acostarse es bueno para el insomnio, ya que es un potente relajante cerebral y del sistema nervioso, con efectos tranquilizantes. También se recomienda en casos de dolor de cabeza, migrañas, artritis reumatoide y fibromialgia. Este suplemento no debe utilizarse cuando se están tomando otros fármacos antidepresivos o tranquilizantes. Tampoco es bueno para personas asmáticas ni se recomienda tomar el 5-HTP junto con hipérico.

Hábitos saludables para vencer la astenia primaveral

  • Sigue unos horarios regulares de alimentación y come cinco veces a lo largo de la jornada ¡Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día!
  • Evita las comidas abundantes: incrementan el cansancio y el sueño.
  • Los hidratos de carbono son esenciales para mantener el buen tono energético.
  • Beber agua, zumos y caldos ayudará a eliminar toxinas.
  • Practica algún deporte suave o haz ejercicios de relajación.
  • Haz una cena ligera, al menos dos horas antes de acostarte.
  • Intenta ir a dormir siempre a la misma hora y duerme el tiempo necesario.

Aceites macerados para el cuidado de la piel2

Los aceites macerados tienen las propiedades de los componentes con los que se elaboran. Es decir, por un lado, las propiedades de las plantas medicinales escogidas; y por otro, se aprovecha la acción suavizante del aceite utilizado como base, ya sea el de almendras dulces, el de oliva virgen o el de sésamo, por citar tres de los más utilizados.

Cómo se preparan los aceites macerados

  • Se utilizan 100 gramos de la planta seca elegida (por ejemplo, flores de caléndula, sumidades floridas de hipérico o de ruda). Se introducen en una botella de boca ancha y se vierte sobre ellas 1 litro del aceite básico elegido.
  • Se tapa bien la botella. Se pone boca abajo para asegurarse de que queda herméticamente cerrada. Debe mantenerse en esa posición 40 días y 40 noches a la intemperie.
  • Todos los días hay que agitar suavemente la botella.
  • Pasados los 40 días, hay que filtrar el aceite y guardarlo en botellitas de cristal bien tapadas. Siempre es mejor que las botellas sean de color ámbar.
  • Para una mejor conservación de aceites macerados, deben guardarse en un lugar fresco y oscuro.

Éste es el método de elaboración que el botánico Pio Font i Quer propone en su libro El Dioscórides Renovado (Editorial Península).

Propiedades medicinales de aceites macerados para el cuidado de la piel

  • Aceite macerado de caléndula (Calendula officinalis).Es excelente para pieles secas, delicadas y sensibles que se irritan con facilidad. Se emplea tanto para niños como para personas mayores. Tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y fungicidas (contra virus, bacterias y hongos) y cicatrizantes. Acelera el proceso de curación de heridas, escoceduras, picaduras de insectos, dermatitis, eccemas y vulvovaginitis.
  • Aceite macerado de gordolobo (Verbascum thapsus). Es un calmante útil en caso de quemaduras, sabañones y hemorroides. Aplicado sobre el cabello, mantiene el color rubio dorado de los cabellos teñidos, los hidrata y les da brillo.
  • Aceite macerado de ruda (Ruta graveolens). Activa la circulación sanguínea y protege venas y arterias. También tiene la capacidad de enrojecer la piel y provocarle sensación de calor. Es muy indicado en dolores osteoarticulares, en contusiones sin heridas y en unturas externas sobre el oído cuando hay problemas de falta de riego sanguíneo que se manifiesta en forma de acúfenos (golpes o sonidos en el oído) o ligera sordera.
  • Aceite macerado de hipérico (Hypericum perforatum). Es útil en tratamientos regeneradores: quemaduras, llagas, heridas, contusiones (en catalán se conoce popularmente como oli de cop), acné, eccemas y psoriasis. Calma el dolor y activa la circulación sanguínea, por eso también es empleado en caso de hemorroides. Tiene un efecto antiviral en uso tópico para el herpes labial. Es importante evitar la exposición solar después de su aplicación.
  • Aceite macerado de árnica (Arnica montana). Tiene una acción cicatrizante, antiinflamatoria, antiséptica y antifúngica (contra virus, bacterias y hongos). Da muy buenos resultados en inflamaciones articulares, contusiones, torceduras, golpes, chichones e irritaciones cutáneas. No debe emplearse nunca en heridas abiertas.
Aceite macerado de árnica
El aceite macerado de árnia da buenos resultados en inflamaciones articulares, contusiones, torceduras, golpes, chichones e irritaciones cutáneas.

Foto: Biovegetalis.blogspot.com.es

Oli de cop o aceite macerado de hipérico: un remedio tradicional para golpes y quemaduras0

Con las flores del hipérico  (Hypericum perforatum), popularmente también llamada  corazoncillo o hierba de San Juan, podemos elaborar un excelente aceite macerado, conocido en la Cataluña rural como oli de cop (aceite para los golpes) con múltiples y probadas propiedades medicinales.

Es muy fácil de preparar. Debemos recolectar las flores cuando la planta está en plena floración (mes de junio). Después, las dejamos secar a la sombra uno o dos días a fin de eliminar el exceso de agua y luego las ponemos a macerar con aceite de oliva en un envase de cristal herméticamente cerrado. Hay que dejarlo macerando durante aproximadamente seis semanas al amparo de la luz . Pasado este tiempo, lo filtramos y lo guardamos en un recipiente de cristal. Obtendremos un aceite de color rojizo listo para usar. Es el oli de cop.

El oli de cop es un remedio tradicional y más eficaz que otros productos elaborados en sofisticados laboratorios. Su eficacia ha quedado demostrada a través de cientos de años  y contrastada de generación en generación. Actúa como buen antiinflamatorio, antiséptico, analgésico y antiviral. También para curar heridas, eccemas y ulceras, para minimizar las consecuencias de un golpe,  para calmar dolores abdominales, en  forma de masajes en la barriga para tranquilizar a niños pequeños, para neuralgias especialmente del trigémino y muy especialmente como regenerador en caso de  quemaduras. El oli de cop recién preparado, mantiene toda su actividad durante un año.

Oli de cop
Flores de hipérico, para preparar el aceite macerado conocido como oli de cop.

Os cuento mi experiencia personal. Trabajaba en el Laboratorio y se me cayó un cazo de aceite hirviendo encima del dedo  índice de la mano derecha y también en el tobillo, quemando el calcetín y llegando a la piel. Tenía a mano un frasco de aceite de hipérico. Enseguida unté una gasa con abundante aceite y  con ella envolví el dedo dañado. En el caso del tobillo, me lo limpié con agua después de sacar el calcetín. Al día siguiente fui al médico y me realizaron las curas correspondientes en el tobillo. El dedo  seguía estando cubierto con una gasa empapada de aceite de hipérico. Resultado: el dedo estuvo curado en 15 días y el tobillo aún lo tenía vendado a los tres meses. Después de 30 años del accidente, aún se notan las marcas de la quemadura  en el tobillo, mientras que en el dedo no hay ninguna marca. Una vez más  el oli de cop hizo el milagro.

L. Teixé

Artículo relacionado: El hipérico y sus propiedades antiinflamatorias y antidepresivas

Fotografía: Costumari de Malla

El hipérico y sus propiedades antiinflamatorias y antidepresivas6

El hipérico es la flor por excelencia del solsticio de verano y del mes de junio, en de la flora mediterránea, y muy especialmente en la flora medicinal. El hipérico –o Hypericum– es conocida popularmente con el nombre de hierba de San Juan.

La denominación Hypericum perforatum viene del griego Hyperikon, propiedad que se le atribuía por hacer huir los malos espíritus. El término perforatum se debe a que las glándulas de aceite situadas en sus hojas les dan un aspecto perforado si se miran a trasluz. El hipérico es una de las joyas de nuestra fitoterapia.

Las flores del Hypericum, de color dorado, aparecen entre mayo y agosto, y brotan preferentemente en el solsticio de verano (por San Juan), momento en que hacen una inflorescencia cimosa, terminal ahorquillada y densa. Los sépalos, generalmente en número de 5, son lanceolados. Los pétalos, también en número de 5, son de color amarillo, con pequeñas manchas de color púrpura, y miden el doble que los sépalos. Los estambres son muy numerosos y se agrupan generalmente en tres ramicillos.

La flor del hipérico es de color amarillo y siempre tiene cinco pétalos.
La flor del hipérico es de color amarillo y siempre tiene cinco pétalos.

En la composición del hipérico encontramos pigmentos. El de mayor interés es la hipericina por las propiedades medicinales que nos aporta. También encontramos flavonoides, aceite esencial y otros compuestos como la rutina, la quercitina, la pectina, la colina, el aceite nicotínico, etc.

Durante muchos años, hemos utilizado las flores de hyperikon por su actividad antiinflamatoria. Actualmente la mayor utilidad de esta planta se centra en su acción equilibrante sobre el sistema nervioso. Es la planta antidepresiva por excelencia. Numerosos estudios certifican sus propiedades en depresiones sintomáticas de tipo reaccional, que suelen acompañarse de gran cantidad de signos vegetativos.

Un próximo día os explicaré las numerosas propiedades esotéricas que se le atribuyen al hyperikon y también cómo se prepara un aceite macerado conocido popularmente como oli de cop (aceite para golpes).

L. Teixé

Foto: www.terapiasnaturales.com