El magnesio, un mineral energizante y calmante para el organismo0

El magnesio es un elemento químico esencial para el ser humano. En primer lugar diremos que actúa como energizante y calmante del organismo. La pérdida de este mineral puede deberse a diferentes causas, aunque la más habitual es el estrés físico y mental. A mayor estrés, mayor es la pérdida de este mineral, que es liberado por las células al torrente sanguíneo y posteriormente eliminado del organismo a través de la orina o de las heces.

La mayor parte del magnesio se encuentra en los huesos y sus iones desempeñan papeles de importancia en la actividad de muchas coenzimas y en la obtención de energía celular. También tiene una función estabilizadora de la estructura de cadenas de ADN y ARN. Interviene, además, en la formación de neurotransmisores y neuromoduladores, en la repolarización de las neuronas y en la relajación muscular (destacando su acción en el músculo cardíaco).

Alimentos ricos en magnesio

Dependiendo del peso y la altura, la cantidad diaria recomendada es de 300-350 mg de magnesio. Es una cantidad que puede obtenerse fácilmente puesto que este mineral se encuentra en muchos alimentos:

  • Frutos secos: girasol, sésamo, almendras, pistachos, avellanas y nueces.
  • Cereales: mijo, arroz y trigo.
  • Legumbres: soja, alubias, garbanzos y lentejas.
  • Germen de trigo y levadura de cerveza.
  • Y en los germinados, ya que la clorofila contiene magnesio.
Frutos secos como las nueces son ricos en calcio.
Frutos secos como las nueces son ricos en magnesio.

Síntomas de la carencia de magnesio

Algunos de los síntomas asociados a la falta de magnesio son irritabilidad e inestabilidad emocional, disminución de los reflejos, descoordinación muscular, apatía y debilidad, estreñimiento, trastornos premenstruales, falta de apetito, nauseas, vómitos, diarreas, confusión y temblores. Otros síntomas son el mantenimiento de la osteoporosis, las caries y la reducción del calcio en la sangre.

El exceso de calcio disminuye la absorción de magnesio, por lo que no hay que abusar de la leche. El exceso de fósforo también produce una mala absorción, así como también los fosfatos de algunos tipos de salchichas, quesos, helados y refrescos de cola.

Beneficios del magnesio para el organismo

Es un tranquilizante natural que mantiene el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa. Está ampliamente recomendado en tratamientos antiestrés y antidepresión. Otros beneficios del magnesio son:

  • Es un relajante muscular, útil en casos de rampas y eficaz para deportistas para favorecer la recuperación.
  • Ayuda a fijar el calcio y el fósforo en huesos y dientes.
  • Previene los cálculos renales, ya que moviliza el calcio.
  • El magnesio en carbonato puede resultar un buen laxante.
  • Es efectivo en las convulsiones del embarazo: previene los partos prematuros, manteniendo el útero relajado.
  • Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Controla la flora intestinal y nos protege de enfermedades cardiovasculares.
  • Es recomendable para aquellas personas que padezcan hipertensión.
  • Actúa sobre el sistema neurológico, favoreciendo el sueño y la relajación.
Magnesio en cápsulas.
Magnesio en cápsulas.

Magnesio en cápsulas en nuestra tienda on line. 

Kombucha: el kéfir de té negro0

Refuerza el sistema inmunitario, favorece el desarrollo sano de la flora intestinal y ayuda a eliminar toxinas. Estas son algunas de las virtudes de la kombucha, un hongo (Fungus japonicus) formado por un cultivo vivo de distintos microorganismos, tales como el Bacterium xykinum, el Bacterium glucomicum y levaduras como el Saccharomyces ludwigii y la Pichia fermentans. La kombucha se cultiva y se cuida en condiciones especialmente adecuadas en un medio de té negro azucarado. Cuando este hongo actúa sobre el azúcar se produce una modificación generada por microorganismos, ácidos y enzimas, que son los responsables de las propiedades terapéuticas de la kombucha. Su comparación con el kéfir es casi automática, puesto que ambos están compuestos por bacterias y levaduras y necesitan de un medio líquido para crecer y alimentarse. Tanto el kéfir como la kombucha producen una fermentación con múltiples beneficios para nuestro organismo.

El té de kombucha, una bebida con muchos siglos de historia

La primera referencia escrita de la kombucha data del siglo III a.C., aunque parece ser que era una bebida fermentada ampliamente consumida en toda Asia desde mucho antes. Su ingesta cotidiana en el extremo oriental de Rusia mantenía a sus habitantes en un excelente estado de salud y con una larga longevidad. Actualmente su uso está muy extendido en los países del centro y del este de Europa. En Alemania se puede encontrar en las parafarmacias con el nombre de “teepliz kombucha”, que significa hongo del té de kombucha. También existen muchas marcas en Estados Unidos.

Kombucha (Fungus japonicus).
Kombucha (Fungus japonicus).

Propiedades de la kombucha

La kombucha contiene algunas vitaminas del grupo B, 10 millones de levaduras por milímetro, entre un 0,5 y un 1,2% de alcohol, enzimas y sustancias volátiles que le confieren su sabor característico. Su riqueza en cultivos activos vivos (levaduras vitales y ácidos orgánicos esenciales) no se interrumpe después de haberla colado porque siempre quedan en suspensión partículas flotantes de levadura. Por esta razón siempre es un complemento dietético vivo. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Favorece el desarrollo de una flora intestinal sana, al aportar cultivos de levaduras y de ácidos orgánicos.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Reestructura el equilibrio ácido-básico del organismo.
  • Es ligeramente estimulante: es adecuado tomarla en caso de cansancio y estrés para aumentar la vitalidad y rendir más.
  • Elimina toxinas. El ácido glucónico se combina con sustancias de desecho de nuestro organismo como el colesterol y el ácido úrico, entre otras, facilitando su eliminación.
  • La kombucha se ha usado en enfermedades como reumatismo, asma, estreñimiento, hipertensión arterial, artritis y úlceras gástricas.
  • Se prescribe como complemento alimenticio en casos de mala digestión, mala absorción de alimentos o enfermedades crónicas del intestino.
  • También es útil como tratamiento complementario en algunos casos de cáncer y para reforzar el sistema inmunológico en pacientes de sida.

Como jugo preventivo y saludable, se puede comenzar a tomar una pequeña cantidad de kombucha e irla incrementando hasta llegar a un vaso al día. Si una persona se encuentra convaleciente o quiere colaborar en el tratamiento de una enfermedad, puede tomar más cantidad, siempre guiándose por la respuesta del organismo, ya que se ha descrito algún caso de intoxicación hepática por una ingesta excesiva de kombucha. No es una bebida adecuada para personas con diabetes por el elevado índice de azúcares, pero existe un compuesto concentrado a base del propio hongo de kombucha. Son una gotas que se diluyen en agua y son aptas no sólo para diabéticos sino para todo tipo de pacientes.

¿Quieres preparar kombucha en casa?

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 80 gr de azúcar.
  • 3 gr de té negro de Ceylán.
  • 1 litro de agua.
  • Hongo de kombucha y un vasito de kombucha ya elaborado.

Preparación:

  • Hay que poner a hervir el azúcar con agua. Cuando el agua hierva y el azúcar se haya disuelto del todo, lo retiramos del fuego y le añadimos el té negro de Ceylán.
  • Lo dejamos reposar tapado durante 30 minutos.
  • Lo colamos y lo dejamos enfriar.
  • Si no hemos consumido kombucha, tiramos un poco, pero siempre tenemos que dejar porque, cuando añadamos el nuevo té, el proceso de fermentación se pueda reiniciar correctamente.
  • El proceso de fermentación se hace en unos 15 días. Por lo tanto es importante que cada 15 días como mínimo lo alimentéis.

Foto: “The Kitchn” en Pinterest

Alga chlorella: para depurar y desintoxicar el organismo6

La alga chorella es una microalga esférica unicelular de agua dulce y color verde. Es el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta. Su origen se remonta a hace más de 600 millones de años y su descubrimiento fue en 1.890 por el microbiólogo holandés M. W. Beijernick. A la alga chlorella se la conoce, sobre todo, por su capacidad para depurar y desintoxicar el cuerpo de metales pesados como el cadmio, el uranio, el mercurio o el plomo, así como pesticidas, herbicidas, radiaciones, toxinas, etc.

Su increíble efecto se consigue a través del aporte de clorofila y gracias a la singular estructura de su membrana celular, cuya capa más externa está formada por una sustancia carotenoide polimerizada (esporopolenina) que logra absorber y almacenar el elemento tóxico y eliminarlo posteriormente a través de las heces.

La alga chlorella es una fuente natural de proteínas de alta calidad biológica, vitaminas y minerales. Es el organismo conocido con mayor concentración de clorofila y destaca por contener el llamado factor de crecimiento de la Chlorella, un complejo de ácidos nucleicos y aminoácidos que acelera su crecimiento y asegura su supervivencia. De ahí que en humanos se ha comprobado que su consumo resulta eficaz para estimular el desarrollo en niños y para atenuar los efectos del envejecimiento en adultos. Contiene hierro, zinc, calcio y vitamina B12, nutrientes importantes para complementar la dieta vegetariana.

Alga chlorella
Alga chlorella, el alimento con mayor porcentaje de clorofila que existe en el planeta.

Propiedades de la alga chlorella

  • Es un excelente tónico para la sangre en casos de anemia.
  • Potencia el sistema inmune.
  • Es un aporte natural de gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • Se trata del único sistema natural que puede transmitir la energía procedente del sol al ser humano a través de la alimentación.
  • Ayuda a disminuir la tasa de colesterol en sangre, a compensar la hipertensión y a aumentar la producción de glóbulos rojos.
  • Regula el sistema digestivo, desintoxica, reestablece el peristaltismo. Esto ayuda a aliviar el estreñimiento crónico, a cicatrizar úlceras y combatir la halitosis.
  • Actúa como agente desintoxicante interno, neutralizando metales pesados, dioxinas, pesticidas y herbicidas.
  • Atenúa los síntomas de las reacciones alérgicas.
  • Ayuda a cicatrizar heridas cutáneas y a regenerar las células de la piel (efecto rejuvenecedor).

No existen contraindicaciones ni ningún tipo de toxicidad conocido en relación al consumo de alga chlorella en las dosis recomendadas, aunque puede haber fotosensibilidad en personas que consuman elevadas dosis de alga chlorella, así como flatulencias o gases debido al aumento del peristaltismo intestinal.

Como curiosidad también diremos que el Comité Olímpico Internacional avala que los deportistas que han tomado suplementos a base de alga chlorella han mejorado sus marcas deportivas y han disminuido significativamente su tiempo de recuperación.

Plantas medicinales para la hipertensión0

¿Sabías que en España un 35% de los adultos padece hipertensión? Este porcentaje se eleva hasta el 40% cuando hablamos de la población de mediana edad y se acerca al 60% en las personas mayores de 70 años. De hecho, la hipertensión arterial es considerada como uno de los principales problemas de la salud pública en los países desarrollados.

Definimos presión arterial como la medición de la fuerza ejercida sobre las paredes arteriales a medida que el corazón bombea sangre por todo el cuerpo. Los valores normales oscilan según la edad, constitución y sexo, pero en líneas generales se sitúan alrededor de 12/8 mm Hg. Cuando aumentamos estas cifras y sobrepasamos los 14/9 mm Hg de manera continuada, ya estamos ante un paciente que sufre hipertensión en primera fase. La hipertensión puede deberse a múltiples motivos, entre los cuales destacamos una dieta inadecuada, la obesidad, el estrés o el sedentarismo.

Existen diferentes remedios naturales para disminuir la hipertensión, pero en este artículo nos vamos a centrar en cuatro plantas medicinales para la hipertensión.

Calaguala (Polypodium leucotomos)

La calaguala es una planta epífita, es decir, crece básicamente en cortezas y ramas de otros vegetales o en rocas. Es nativa de Centroamérica y se extiende desde Méjico hasta Sudamérica. El nombre calaguala deriva de la lengua quechua. Los indígenas ya utilizaban esta planta antes del descubrimiento, especialmente el pueblo peruano. Recientes estudios demuestran su capacidad como depurativo y relajante. Son las propiedades relajantes de la calaguala la que la hacen indicada para casos de hipertensión, sobre todo cuando hay que regular la tensión mínima. La calaguala tiene baja o nula toxicidad, pero se aconseja tomarla de forma discontinua precisamente por su efecto hipotensor. No es recomendable en caso de tomar medicación anticoagulante por el riesgo de aumentar el sangrado.

Calaguala (Polypodium leucotomos). Plantas medicinales para la hipertensión.
Calaguala (Polypodium leucotomos).

Milenrama (Achillea millefolium)

El nombre Achillea tiene su origen en la leyenda que cuenta que Aquiles utilizaba la milenrama para curar las heridas de sus soldados. Encontramos esta planta de la familia de las compuestas en los prados, pastos y lugares húmedos de toda Europa. Entre las propiedades de la milenrama, cabe destacar su acción como tónico estomático y espasmolítico. También es ligeramente antihemorrágica y, debido a la presencia de colina y su leve acción diurética, es un buen hipotensor.

Milenrama (Achillea millefolium). Plantas medicinales para la hipertensión.
Milenrama (Achillea millefolium).

Sanguinaria (Paronychia kapela)

Es una planta de la familia de las cariofiláceas y se cría en la mitad meridional de la Península. A la sanguinaria se le reconoce popularmente una buena acción diurética, depurativa e hipotensora. También se le atribuyen propiedades antirreumáticas, anticatarrales y cicatrizantes. No se le conocen contraindicaciones y se puede tomar de dos a cuatro vasos al día. En uso tópico, la sanguinaria es muy valorada para curar quemaduras, heridas y contusiones. Hay otra planta, la nevadilla (Paronychia argentea) también conocida en algunos lugares como sanguinaria. Sus propiedades son muy similares a las de la especie descrita.

Sanguinaria (Paronychia kapela). Plantas medicinales para la hipertensión.
Sanguinaria (Paronychia kapela).

Espino blanco (Crataegus oxycantha)

Este arbusto de la familia de las rosáceas, también conocido como majuelo, es muy popular en nuestra fitoterapia. El espino blanco es un hipotensor moderado (reduce la tensión arterial) y mejora la circulación sanguínea, ya que ayuda al corazón a bombear la sangre con más fuerza. La acción del espino blanco es lenta pero se prolonga en el tiempo. Es decir, no baja la tensión arterial con la primera dosis, sino que ésta se irá reduciendo de manera constante y gradual. El espino blanco también ejerce un efecto sedante sobre el sistema nervioso simpático.

Hipertensión arterial: consejos dietéticos y nutricionales1

Antes de hablar de hipertensión, diremos que la presión arterial es la fuerza con la que la sangre circula por el interior de las arterias y del corazón. La presión se expresa por medio de dos valores: presión arterial máxima o sistólica (es cuando el corazón se contrae y la sangre es expulsada hacia las arterias) y presión arterial mínima o diastólica (es cuando el corazón se relaja y se llena de sangre).

Sólo un 3% de los casos de hipertensión arterial tienen que ver con problemas renales o cardíacos. En un 97% de las ocasiones, la hipertensión está relacionada con los hábitos de vida: una alimentación inadecuada que favorece el sobrepeso o el colesterol, el consumo excesivo de café, alcohol y tabaco, y factores como el estrés, la edad, la vida sedentaria y la toma de determinados medicamentos.

Niveles de presión arterial

Niveles de referencia Presión máxima Presión mínima
Ideales 120 mm de Hg 70 mm de Hg
Normales hasta 140 mm de Hg 90 mm de Hg
Patológicos >140 mm de Hg 90/95 mm de Hg
Graves >180 mm de Hg >110 mm de Hg

Es importante que ambas presiones estén compensadas. Popularmente se suele decir que si la mínima es la mitad + aproximadamente 10 del valor de la máxima, la presión arterial está compensada.

Síntomas y posibles complicaciones de la hipertensión

Los síntomas de la hipertensión arterial, sobre todo al principio, son poco manifiestos e incluso asintomáticos. Debemos estar atentos a indicios como dolores de cabeza persistentes, acúfenos, hemorragias nasales, vértigos, mareos…

Las complicaciones a largo plazo de la hipertensión arterial suelen ser debidas a la pérdida de la elasticidad de las arterias (arterioesclerosis). Las arterias se obstruyen, disminuye su diámetro y la sangre tiene menos espacio para pasar. Esto puede tener consecuencias como infartos de miocardio, embolias y afectaciones de los pequeños capilares renales y de la retina, que pueden conducir a una insuficiencia renal o a una pérdida de visión.

Hipertensión arterial
Hipertensión arterial: es importante que la presión arterial máxima y la mínima estén compensadas.

Recomendaciones y pautas dietéticas generales

  • Vigilar el peso. Obesidad e hipertensión suelen estar relacionados.
  • Hacer una dieta baja en sodio y, en consecuencia, baja en sal. Sólo es necesario 0,5 gramos diarios de sodio para el correcto funcionamiento del organismo. Las personas con hipertensión deberán reducir la sal a la hora de cocinar y evitar los alimentos que en el proceso de elaboración contengan sal (conservas, salazones, embutidos, aceitunas, pan, bollería, aperitivos salados…). La dieta será más o menos estricta según el paciente.
  • Hacer una ingesta adecuada de alimentos ricos en potasio, calcio y magnesio (evitan la hipertensión).
  • Reducir el consumo de grasas saturadas y vigilar las grasas ocultas que se hallan en las comidas preparadas, sobre todo en la bollería.
  • Aumentar el consumo de grasas buenas, como el Omega 3 del pescado azul.
  • Aumentar el consumo de fibra: fruta, verdura, alimentos integrales, salvado de avena…
  • Utilizar un buen aceite de oliva (preferiblemente de primera presión en frío), tanto para cocinar como para tomar en crudo.
  • Enriquecer el sabor de las comidas con especias y hierbas aromáticas: canela, clavo, nuez moscada, perejil, orégano, tomillo, estragón, hinojo, laurel, comino, curry, mejorana, albahaca, cebollino, eneldo…
  • Alegrar el sabor de las comidas utilizando distintos estilos de cocción, combinando texturas (crudo y cocido), añadiendo a las ensaladas alguna semilla, frutos secos crudos, pasas o trocitos de manzana.
  • Preparar aliños sabrosos con aceite de oliva, jugo de limón o vinagre de buena calidad, hierbas aromáticas, especies, ajo o cebolla tierna picada.
  • Consumir algas deshidratadas como la dulse en copos o wakame. Las algas tienen una relación potasio-sodio excelente (potasio superior a sodio), por lo que las personas con hipertensión pueden tomarlas, siempre y cuando eviten las algas que vengan en conserva o en salazón.
  • Dejar de fumar. El tabaco aumenta el ritmo cardiaco y deteriora el revestimiento de las arterias.
  • Evitar el estrés, gran enemigo de la hipertensión. Para reducirlo, podemos practicar yoga, taichí, meditación o hacer actividades que nos resulten relajantes y placenteras (pintar, tocar algún instrumento, cuidar de las plantas, leer, cocinar…).
  • Hacer ejercicio regular y moderado (pasear, nadar…) también repercute positivamente en otros factores relacionados con la hipertensión arterial, como son la obesidad, el colesterol alto o la diabetes.

Foto: Revista Exclusiva Integral