Como combatir los hongos en los pies0

La infección por hongos en los pies es una afección muy común. Puede estar causada por diversos organismo, el más común es un tipo llamado dermatofito.

Algunos factores pueden incrementar el desarrollo: sudoración intensa, tener antecedentes, caminar descalzo en zonas húmedas, como en piscinas, gimnasios y duchas, tener una lesión leve en la piel o el sistema inmunitario debilitado.

Aunque no es un problema grave de salud, es importante tratarlos eficazmente desde un primer momento para  acelerar  el proceso de curación y evitar infecciones recurrentes.

Por lo general, la infección empieza en los dedos y se extiende hasta las plantas y las uñas. En algunos casos puede provocar inflamación, grietas, ardor, durezas amarillas, exceso de sequedad y olor desagradable.

Las infecciones más frecuentas son la tiña podal y la tiña de uña. La tiña podal, afecta principalmente a los pies, generalmente los dedos se muestra enrojecidos y se nota una sensación de quemazón en los dedos y la planta del pie. Se pueden llegar a formar ampollas o descamaciones.  Es una infección micótica contagiosa y afecta generalmente a atletas, por lo que también recibe el nombre de pie de atleta.

Leer más →

Licopodio, para tratar el exceso de sudoración y las irritaciones de la piel0

El licopodio (Lycopodium clavatum) es una planta de la familia de las Licopodiáceas que vive en las montañas y bosques del hemisferio norte. También es conocido con el nombre de polvo de gato o colchón de pobre. Sólo aconsejamos el uso de esta planta para tratar casos de sudoración excesiva, escoceduras y otras dolencias de la piel.

El licopodio se arrastra por el suelo y está densamente cubierta de pequeñas hojitas que acaban en una punta capilar y se ramifica abundantemente de modo que llega a constituir alfombras densas. Las ramas erectas alcanzan una altura de 10 a 15 centímetros. En su extremo se forman bifurcadas las espiguillas fructíferas que contienen las esporas, que flotan sobre el agua sin mojarse.

Los distintos alcaloides del licopodio son muy tóxicos y por eso se desaconseja su uso. Las esporas, por el contrario, son inofensivas porque tienen unas cantidades mínimas de alcaloides. Las esporas del licopodio se comercializan en forma de polvo (similar al polvo de talco). Se emplean a nivel cutáneo para tratar la hiperhidrosis (exceso de sudoración en las manos, en los pies o en las axilas) permitiendo la transpiración. También para las escoceduras y las irritaciones en la piel o intertrigos (sarpullidos que suelen afectar a los pliegues de la piel, donde una parte de la piel se roza con otra y a menudo hay humedad).

Licopodio (Lycopodium clavatum).
Licopodio (Lycopodium clavatum).

¡Te proponemos un experimento con licopodio!

En un vaso de agua, verte polvo de licopodio hasta que se forme una capa de este polvo. Verás como queda en la superficie y no se mezcla con el agua. La propiedad hidrófoba de esta planta queda aún más demostrada cuando introduces un dedo en el vaso de agua. Al sacarlo verás que tu dedo ha quedado recubierto del polvo de licopodio y sale del agua completamente seco. También puedes verlo en este vídeo que hemos encontrado en YouTube:

Impresionante, ¿verdad?

Foto: guiaderemediosnaturales.com