Pásate al tinte natural: fortalece tu cabello y olvídate de alergias e irritación0

¿Sabías que los tintes químicos debilitan el cabello y hacen que pierda brillo y suavidad? Si apuestas por el tinte natural evitarás alergias e irritación, además de nutrir y fortalecer el cabello, y proporcionarle un aspecto sedoso y luminoso. En este artículo descubrirás cómo utilizar tintes naturales para tu pelo, ¡lo puedes hacer tú misma en casa!

Podemos mezclar distintas especies vegetales obteniendo una gran variedad de tonalidades de tintes naturales. A continuación te explicamos qué planta utilizar para cada tono de cabello.

Tinte natural Manantial de Salud
Tinte natural

CABELLOS RUBIOS:

  • Manzanilla: Se utiliza para mantener el rubio natural, especialmente en niñas, ya que el cabello se va oscureciendo al ir creciendo. Sólo tienes que añadir dos cucharadas de las flores de manzanilla en medio litro de agua, hervir 20 minutos, dejar reposar 10 minutos, colar y añadir unas gotas de limón. Lo aplicaremos y dejaremos actuar durante 20 minutos.
  • Ruibarbo: Ideal para obtener tonos dorados e intensificar el brillo de los rubios. También se puede mezclar con manzanilla, cáscara de nuez y un poco de henna para obtener tonos desde el rubio al tono albaricoque. Se mezcla el polvo en agua caliente y se deja actuar de 30 a 90 minutos en función del efecto deseado.

CABELLOS CAOBA Y ROJIZOS:

  • Henna: Es el tinte natural por excelencia y la base de muchas mezclas. Procede de las hojas de Lawsonia inermis, y tiene una coloración marrón o rojiza. Aporta numerosos beneficios para el cabello, cubre las canas, puede usarse con frecuencia y durante el embarazo.

    Para preparar la henna, primero liberaremos el pigmento con un medio ácido, haciendo una mezcla con unas gotas de limón, vinagre o amla en agua caliente durante una hora. Pasado este tiempo ya tenemos la mascarilla lista para aplicar generosamente sobre el cabello.

    Si quieres dar unos reflejos al cabello sin necesidad de cubrir las canas, puedes prescindir del tiempo de reposo en el medio ácido. Antes de mezclar la henna con otros vegetales para obtener otras tonalidades, ten en cuenta que éstos pueden ser incompatibles con el medio ácido. Es importante que los utensilios que uses para preparar y aplicar la henna no sean metálicos. Y recuerda proteger la zona de la frente, las orejas y la nuca con un gel hidratante para evitar su teñido.

  • Rubia tinctorum: Esta raíz se suele combinar con otras plantas. Con henna acentúa los reflejos del rojo a un color cereza, y con cúrcuma o ruibarbo se crean tonos albaricoque. Para preparar el tinte hay que mezclar el polvo en agua caliente hasta obtener una crema suave y homogénea. Dejar reposar unos 30 minutos, después aplicar sobre el cabello limpio y ligeramente húmedo.
  • Alcamae (Alkanna tinctoria): Conocida como raíz del traidor, es un colorante rojizo con matices violáceos. Puede combinarse con henna para intensificar los reflejos.
  • Flor de Hibisco (Hibiscus sabdariffa): Además de darle una coloración ligeramente violeta al cabello, se utiliza para fortalecerlo y darle brillo, también para controlar su caída. Mézclalo con henna para obtener tonos cereza, caoba o castaño.

CABELLOS CASTAÑOS Y MORENOS:

  • Cáscara de Nuez: La cáscara de nogal es un excelente tinte para cubrir las canas. Para preparar el tinte hervimos un puñado de cáscaras en medio litro de agua durante diez minutos, aplicamos, dejamos actuar durante 20 minutos y aclaramos con abundante agua tibia.
  • Té negro y Salvia: Las hojas del té se usan para teñir las canas y conseguir un tono uniforme con el resto del cabello. Mezclaremos a partes iguales té negro y salvia, lo dejamos hervir unos 20 minutos, colaremos y dejaremos actuar 30 minutos. Si añadimos un poco de aguardiente obtendremos una loción para aplicar diariamente mediante una fricción para ayudar a cubrir las canas.
  • Indigo y Henna: El Índigo contiene un pigmento azulado, además de aportar textura y brillo al cabello. Si lo aplicamos sobre un cabello negro intensificará el color. Podemos mezclarlo con henna en diferentes proporciones para obtener distintas tonalidades de castaño, de más rojizo a casi negro.

Es importante hacer el proceso por separado, ya que el índigo es incompatible con el medio ácido (limón, vinagre, amla…). Primero prepararemos la mezcla de henna con agua caliente en un medio ácido, la dejaremos reposar un mínimo de 1 hora. Después mezclaremos el índigo con agua caliente, para posteriormente juntar ambas pastas si nos interesa una tonalidad castaña.

Para teñir el cabello de negro realizaremos la coloración en dos partes: primero teñiremos el pelo solamente con henna, dejamos actuar entre 3 y 4 horas, lavaremos el cabello y lo secaremos, obteniendo así un cabello de color naranja. Acto seguido prepararemos el índigo con agua caliente, lo aplicaremos durante 1 hora y lavaremos el cabello.

CABELLOS GRISES:

  • Saúco (Sambucus nigra): Los frutos maduros del saúco son ideales para un cabello uniformemente blanco y brillante. Sólo tienes que hervir un puñado de bayas en medio litro de agua durante 30 minutos, colar y enjuagar el cabello con este líquido, dejando actuar 15 minutos.

¡Esperamos que te animes a utilizar tintes vegetales y compartir tu experiencia con nosotros!

Manzanilla: mucho más que una planta medicinal digestiva0

Hay muchos tipos de manzanilla, todas importantes y todas con propiedades peculiares. Pero sobre todo, las manzanillas que trataremos en este artículo están muy arraigadas a nuestra cultura, incluso algunas de ellas forman parte de la historia de algunos pueblos.

Manzanilla dulce (Matricaria chamomilla)

Las flores de manzanilla son una de las joyas de nuestra flora, originaria de Europa. Se cultiva en Hungría, Egipto y los países que conforman la antigua Yugoslavia. Nuestra camamilla de l’Urgell, cultivada en la bella comarca leridana, era una de las más preciadas del mundo. La macro producción agrícola hizo que prácticamente se perdiera esta especie de manzanilla, pero por suerte en la actualidad se está recuperando el cultivo.

Manzanilla dulce.
Manzanilla dulce.

Su peculiar aroma y sus discos florales, con numerosas flores de color amarillo intenso, pero con un fondo azulado debido a la presencia de su aceite esencial, hacen de la manzanilla dulce una de las plantas más queridas de nuestra tierra.

Rica en aceite esencial, cumarinas, glucósidos y flavonoides, la manzanilla dulce nos aporta un efecto estimulante de las secreciones digestivas así como una acción antiespasmódica y carminativa, ligeramente relajante y buena acción antiinflamatoria debido a su alto contenido de camazuleno. Por vía externa, este tipo de manzanilla ejerce una acción emoliente, calmante y antiséptica y se usa en forma de colirios o lavados oculares en casos de conjuntivitis catarral. Es clásica la utilización del agua de manzanilla dulce para aclarar los cabellos rubios.

Manzanilla de Mahón (Santolina chamaecyparissus)

También conocida como abrótano hembra, camamilla de la Mola, esparnellac o botja de Sant Joan, la manzanilla de Mahón es muy popular en la Catalunya central y muy especialmente en las Baleares, donde se le tiene una veneración especial. La gran complicidad de su aceite esencial la hacen especialmente indicada como vermífuga (expulsa las lombrices intestinales) así como estomacal y espasmolítico. En uso externo son reconocidas sus propiedades antialérgicas. Se usa con éxito en forma de compresas en casos de eccemas de origen alérgico. Los mahoneses consideran que la manzanilla criada en los alrededores del castillo de la Mola es de superior calidad a la de la península.

Manzanilla de Mahón.
Manzanilla de Mahón.

Matricaria (Chrysanthemum parthenium)

La matricaria crece de forma silvestre en las montañas de Soria y del Moncayo. Sus flores son parecidas a las de la manzanilla común, algo más pequeñas, pero que desprenden un olor muy fuerte, incluso ligeramente alcanforado. En su composición encontramos principios amargos, aceite esencial e hidrocarburos terpénicos.

Matricaria.
Matricaria.

A las propiedades digestivas de la manzanilla debemos resaltar su acción beneficiosa sobre el sistema nervioso. Está especialmente indicada en casos de migraña. También hay que resaltar su buena reputación como desintoxicante hepático y, en ginecología, se recomienda por su buena acción emenagoga (estimulan el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero y, en algunos casos, fomentan la menstruación). Para el que escribe este artículo, esta manzanilla es la mejor del mundo. Basta con oler las flores secas para darnos cuenta que estamos ante una planta muy especial. Debemos cuidarla, ya que puede estar en peligro de extinción.

L. Teixé