¿Dolor de muelas? Usa el clavo de olor0

Los clavos de olor son los botones o capullos de las flores secas del “árbol del clavo” o también llamado “clavero”, perteneciente a la familia del mirto. Se considera una especia por su amplio uso alimentario pero también posee propiedades medicinales. Por vía interna se utiliza por su acción en el aparato digestivo, el eugenol que contiene estimula la regeneración de la mucosa gástrica en caso de úlcera y disminuye la acidez. Pero por lo que realmente se conoce y destaca el uso del clavo de olor es por su efecto antiséptico y desinfectante con un discreto poder anestésico. Ésta es una de las razones por las que la esencia de clavo es tan utilizada por los dentistas en el tratamiento de caries dentaria, pulpitis y dolores de dientes, en forma de enjuagues bucales.

Clavo de olor
Clavo de olor, para los dolores de muelas

Se utiliza también en la mayoría de cocinas del mundo, puesto que es una de las especias más antiguas. Forma parte de muchos tipos de salsas y se usa en la preparación de galletas, purés de legumbres, carnes, conservas de frutas, bebidas, licores, etc. ¿Sabías que la salsa kétchup también contiene clavo de olor? Pues sí, y es que esta especia se emplea en numerosos preparados alimentarios Industriales.

El sabor del clavo de olor es intenso, fresco, ligeramente apimentado y con un toque oriental. Hay quien dice que el clavo es la especia que representa con mayor fidelidad el alma asiática. Proporciona un aroma intenso, estimulante y limpio. Hay que utilizarlo con prudencia, en dosis pequeñas, para que el sabor no resulte demasiado punzante.

El clavo de olor en las distintas cocinas del mundo

  • Asia: Es muy utilizado en China. El clavo es un ingrediente de la salsa de cinco especias, junto con la canela, el anís, el anís estrellado y el jengibre. Se dice que esta mezcla reúne los cinco sabores básicos de la cocina china: dulce, salado, amargo, agrio y uanami (éste último es el quinto sabor de la cocina oriental y significa sabroso en japonés).
  • África: El uso del clavo de olor es habitual en el norte del continente, sobre todo en países como Marruecos, Argelia y Túnez. El clavo suele estar en la receta del couscous, plato base de estos países, elaborado con sémola de trigo duro molido en trozos grandes. El trigo se cocina en un caldo en el que se han vertido una serie de especias.
  • América: Se emplea fundamentalmente en América del sur, junto con el comino y la canela. En la cocina latinoamericana es importante el uso de especias, sobre todo para la elaboración de postres.
  • Europa: En el Viejo Continente no está muy extendido el uso del clavo de olor porque se considera que es una especia demasiado fuerte (se utiliza, por ejemplo, para preparar un arroz hervido, al que se le añaden dos clavos, para darle más sabor).

Sin embargo, en Europa sí que tiene más presencia como especia para elaborar vinos, licores y bebidas refrescantes. La mayoría de los vinos calientes, especiados y azucarados de los países nórdicos, llamados “Glogg”, llevan el clavo como ingrediente. Estos vinos son semejantes a lo que los alemanes llaman “Glühwein”, un tipo de vino rojo caliente y dulce que se prepara con canela en rama, azúcar y clavos. Son bebidas que suelen servirse en Navidad. Los países nórdicos suelen añadir también jengibre, pasas y trocitos de almendra. Algunas veces se sustituye el vino de uca por el vino de grosellas negras para lograr una bebida no alcohólica. Asimismo se hacen este tipo de vinos en otras partes del mundo y equivale más o menos a lo que los franceses llaman “vin chaud”, los brasileños “quentao”, los chilenos “navegando” y los rusos “Glintwein”.

Y como no… un truco muy práctico es el que te explicamos a continuación. Si partimos un limón por la mitad y clavamos unos cuántos clavos de olor e introducimos esas mitades en diferentes partes de la nevera, podremos conseguir que huela bien y se eliminen por completo los malos olores.