Después de Navidad, ¡recupera el equilibrio!0

Seguramente tu organismo ha sufrido una sobrecarga por el exceso de comida y bebida durante las fiestas navideñas. Es fácil que hayas acumulado algún kilo de más, padezcas retención de líquidos o tengas la sensación de pesadez, hinchazón o malestar estomacal. Es aconsejable seguir una depuración o limpieza del organismo cuanto antes. Esperamos que estas 10 soluciones naturales te ayuden a recuperar el equilibrio después de Navidad.

Cuida la dieta

  • Comidas ligeras. Es recomendable que, durante 2 ó 3 días, las comidas sean muy ligeras, a base de caldos vegetales, cremas de verduras, zumos de frutas y cereales integrales. Hay que evitar los fritos, los sofritos y las comidas precocinadas.
  • Sopa quemagrasa. Con anterioridad ya publicamos la receta de la sopa quemagrasa, con la que puedes perder peso rápidamente sin ningún tipo de riesgo.

Bebe tisanas

La fitoterapia tradicional nos ofrece muchas otras soluciones. Las tisanas pueden ser de gran ayuda para recuperar el equilibrio después de Navidad.

  • Infusiones de plantas utilizadas para restablecer la función hepática. El hígado es el órgano encargado de desintoxicar el organismo y eliminar sustancias nocivas. Tomar una tacita en ayunas de nuestra TISANA AMARGA HEP protege, regenera, drena y descongestiona la función hepática.
  • Infusiones de plantas para regular la función renal. La tisana DI-DEP-CA favorece la eliminación de líquidos y toxinas. Es una mezcla de plantas tradicionalmente utilizadas por sus propiedades diuréticas, depurativas y carminativas.
  • Infusiones para el control de peso. Son una fórmula para facilitar la eliminación del exceso de líquido y grasa, acompañando una dieta de control de peso.
  • Infusiones para después de las comidas. Se prepara a base de plantas digestivas o carminativas como el anís, la hierba luisa, la melisa o el poleo, entre otras.
Después de Navidad, recupera el equilibrio
Después de Navidad, es tiempo de recuperar el equilibrio.

Toma extractos vegetales

  • HERBODEP. Es una presentación concentrada de extractos vegetales indicada para casos de depuración, retención de líquidos y control de peso. Está hecha a base de plantas tradicionalmente utilizadas como depurativas (zarzaparrilla, bardana), protectoras del hígado (boldo, cardo mariano, alcachofera) y diuréticas (cola de caballo, ortiga, abedul, estigmas de maíz).

Elige complementos alimenticios

  • Para el control de peso. Existen complementos que pueden facilitar la recuperación de la figura, siempre acompañados de una dieta adecuada y de ejercicio físico moderado. Hay productos saciantes quemadores de grasas, drenantes, etc.
  • Para regular los niveles de colesterol. Complementos como la lecitina de soja o el micro-oat (micronizado de salvado de avena) tienen una comprobada eficacia para regular los niveles de colesterol.
  • Para depurar el organismo. La levadura de cerveza y el alga Chlorella, entre otros, tienen una marcada actividad de depuración y desintoxicación del organismo.

¿Ya has probado alguno de estos remedios para recuperar el equilibrio después de Navidad? ¡Cuéntanos tu experiencia! Seguro que puede ser de utilidad para otras personas.

Té de Navidad0

En las Fiestas Navideñas son habituales las comidas copiosas y abundantes. El té de Navidad es una preparación de semillas y pétalos de flores, de sabor y aroma muy agradables, especial para estas ocasiones. Por sus propiedades digestivas, carminativas (facilitan la expulsión de gases) y tónicas, el té de Navidad favorece el proceso digestivo de forma natural. Las virtudes de las diferentes plantas, además, convierten la sobremesa en un momento de paz y armonía.

Preparación del té de Navidad

El té de Navidad está compuesto por pétalos de rosa, anís verde, anís estrellado, poleo blanco, flores de hibisco y flores de malva. Hay que echar una cucharada sopera de la mezcla por cada vaso de aguda. Se hierve durante 2 minutos y se deja en reposo 10 minutos más y luego se cuela. Se bebe después de las comidas o cuando la persona se siente indispuesta.

El Té de Navidad de Manantial de Salud.
El Té de Navidad de Manantial de Salud.

Qué aporta cada planta al té de Navidad

  • Pétalos de rosa. Además de un aroma muy especial, los pétalos de rosa aportan sus propiedades relajantes, antiinflamatorias y suavizantes. Espiritualmente, suben las vibraciones y facilitan la relación entre personas.
  • Anís verde. También conocido como matalahúva, es una planta mediterránea muy rica en aceites esenciales, con demostradas propiedades como digestivo, carminativo y tónico estomacal. Emocionalmente, aporta confianza, energía y fortaleza.
  • Anís estrellado.Los frutos de este árbol de origen asiático son carminativos, digestivos y antiespasmódicos. Espiritualmente, anula las malas influencias en el entorno familiar.
  • Poleo blanco. Planta mediterránea, originaria del Reino de Valencia y de la parte meridional de Cataluña. Es reconocida por sus propiedades como estomacal y digestiva, muy indicada después de comidas fuertes o muy abundantes. Espiritualmente, aporta comunicación con niveles más altos de consciencia.
  • Flores de hibisco. También conocida como flor de Jamaica, la infusión de hibisco es refrescante y digestiva. Fortalece el riñón y estimula el hígado. Espiritualmente atrae el amor, a la vez que aumenta el placer y el vigor.
  • Flor de malva. De color azul intenso y muy ricas en mucílago, estas flores son antiinflamatorias y ayudan al buen funcionamiento de tracto digestivo. Espiritualmente, aportan desapego y paz.

Desde Manantial de Salud, os enviamos nuestros mejores deseos para estas Navidades.

Enlaces relacionados

Consejos dietéticos para las comidas de Navidad

Consejos dietéticos para las comidas de Navidad0

En las comidas de Navidad no tenemos por qué privarnos de placeres como comer un poco de turrón. Solamente debemos ser moderados con la cantidad de comida que ingerimos, puesto que es el comer desenfrenadamente grandes cantidades lo que nos puede dañar. Conviene evitar, por otro lado, la mezcla de muchos alimentos distintos, dado que eso nos provocará una digestión más lenta y es fácil que produzca putrefacciones y fermentaciones que acaben generando gases, inflamación de vientre e intestinos, e incluso mal aliento. También te animamos a seguir las siguientes recomendaciones.

Consejos dietéticos a tener en cuenta en las comidas Navidad

  • Incluir verduras en los menús. Las tradicionales comidas de Navidad suelen ser ricas en proteínas, azúcares y grasas. Para compensarlo y para acompañar los platos, deberemos incluir más verduras: ensaladas, canapés, verduras rellenas o croquetas vegetales, cocas, pinchitos o empanadas, cremas de verduras servidas con pan tostado, consomés vegetales y patés vegetales (remolacha, zanahoria, berenjena, humus…).
  • Tomar postres más ligeros. Sin privarnos de los turrones y los polvorones, en las comidas de Navidad recomendamos intercalar postres ligeros y que se puedan confeccionar sin azúcar añadido: macedonia de frutas, peras al jengibre, gelatina de frutas…
  • Sustituir las proteínas animales. Los más atrevidos pueden cambiarlas por platos de origen vegetal equivalentes: canelones o rustidos de seitán, albóndigas de tofu… También podemos incluir algas en las empanadas, caldos, cremas y ensaladas. Las algas Arame, Hiziki y Wakame ayudan a disolver depósitos de grasa, a digerir, a alcalinizar la sangre y a remineralizar el organismo.
  • Preparar cenas ligeras. Así nos reequilibraremos después de las pesadas comidas de Navidad. Cenar en exceso sobrecarga y agota el metabolismo, ya que por naturaleza la energía del organismo ya va enfocada hacia el reposo. Ejemplos de cenas ligeras pueden ser: una manzana y un yogurt natural sin azúcar, compota de manzana, crema de verduras, sopa de cebolla con copos de avena o un caldo vegetal.
  • Tomar verduras depurativas. Hay verduras que también nos ayudarán a reequilibrarnos: nabo, rabanitos, champiñones, proteínas vegetales y verdura verde (berros, brócoli, perejil, col verde, apio, puerro…).
Comidas de Navidad
En las comidas de Navidad no es necesario privarse del turrón, siguiendo estas pautas dietéticas.

Recomendaciones para digerir mejor

  • Masticar bien los alimentos. No sólo nos ayuda en la digestión, sino que también hace que comamos menos y que disminuya la ansiedad.
  • Digerir mejor las proteínas animales. Enzimas como la papaína (proviene de la papaya) y la bromelaína (está en la piña) ayudan a mejorar la digestión de proteínas animales. Podemos incluir estas frutas en los menús y en las ensaladas, o tomar algún complejo a base de estas enzimas, si tenemos una digestión lenta.
  • Tomar plantas medicinales. Para después de las comidas de Navidad, podemos preparar tisanas a base de plantas carminativas y digestivas como Anís, Hierba Luisa, Melisa, Poleo… Las plantas hepáticas amargas (Boldo, Alcachofera, Cardo mariano…) ayudan al hígado en sus funciones y a mantenerlo limpio, además de contribuir a la digestión de grasas. También podemos tomar Aloe Vera para proteger nuestro epitelio gástrico de la acidez y además obtener un efecto depurativo. Y en caso de estreñimiento, se recomendamos tomar un regulador intestinal a base de semillas de lino o zaragatona. 
  • Mantener la grasa a raya con suplementos como la lecitina de soja, la neopuntia o Fat Burner.
  • No abusar del café, de la sal, del alcohol ni de refrescos con gas.

Y si tenemos invitados…

  • Plantear el menú con antelación. Así tendremos en cuenta todos los detalles en las comidas de Navidad: si hay personas mayores o niños, si comen de todo o son vegetarianos…
  • Apostar por menú sencillos. No es momento de hacer experimentos y acabar con un ataque de nervios en el último momento. A veces las cosas más sencillas, presentadas de modo diferente, son las que más éxito tienen. En las comidas de Navidad, podemos jugar con creatividad en la mezcla de colores, texturas y sabores, y hacer de esa comida algo totalmente especial.
  • Cocinar con amor. El estado de ánimo también influye en los resultados.

Dieta para después de las Navidades

Tras las comidas de Navidad, durante 2 ó 3 días deberemos hacer una dieta muy ligera a base de:

  • Arroz integral con verduras (preparadas al vapor, hervidas, escaldadas o al horno).
  • Compotas de manzana sin azúcar.
  • Caldos vegetales a base de cebolla, apio, col blanca, nabo, perejil, hojas de lechuga, un poco de calabaza o zanahoria e incluso un trocito de alga Kombu. Este caldo lo podemos tomar como: base para otras sopas; consomé de primer plato, añadiéndole un poco de miso (pasta fermentada de soja); o tomarlo en ayunas, media hora antes de desayunar, con un poco de zumo de limón para ayudar a depurar.
  • Cremas de verduras sin añadirle cremas de leche ni quesos (sólo un poco de aceite de oliva crudo al final de la cocción).
  • Licuados de verduras como el de zanahoria, apio y col.
  • Al cabo de 2 días, podemos incluir ensaladas crudas y entre horas alguna fruta cruda de temporada (preferiblemente de una sola clase) y, si toleramos los lácteos, tomaremos algún yogurt natural sin azúcar.
  • Si tomamos proteína animal, al cabo de 2 ó 3 días, podemos empezar a incluir un poco de pescado blanco en la dieta (cocido al vapor, al horno o a la plancha).
  • Evitaremos los fritos, sofritos y comidas precocinadas.
  • También nos puede ayudar el suplemento dietético Herbo Dep.

Foto: www.hogarutil.com