Rhodiola rosea: mejora tu resistencia física y di adiós al estrés11

La Rhodiola rosae (Rhodiola rosae L., Crassulaceae) –o hierba rhodiola– es una planta medicinal cuya raíz aromática se ha utilizado durante siglos para tratar la fatiga y la mala resistencia física, los desórdenes del sistema nervioso, las infecciones e incluso para estimular la fertilidad. La Rhodiola rosae crece en las regiones más frías de Europa y Asia y en las zonas alpinas de altura.

Históricamente, los vikingos usaban la Rhodiola rosae para estimular la fuerza y la resistencia física. En la actualidad sigue siendo en el norte de Europa donde el uso de la Rhodiola rosae está más extendido. Sólo en Escandinavia se han vendido más de 400 millones de dosis de Rhodiola rosae en los últimos 20 años.

Rhodiola rosae
La Rhodiola rosae tiene propiedades antidepresivas: mejora el insomnio y la inestabilidad emocional.

Principales usos de la Rhodiola rosae

  • La Rhodiola rosae está indicada contra la fatiga y en estados de convalecencia. Es especialmente útil en estados asténicos: en casos de poca energía, debilidad, susceptibilidad ante el estrés físico y emocional y capacidad de placer disminuida.
  • Está clasificada como una planta adaptógena, es decir, que protege el organismo frente a un amplio rango de factores estresantes haciendo que causen el mínimo impacto.
  • La Rhodiola rosae actúa como estimulante y sedante del sistema nervioso central y, por consiguiente, tiene efectos anti-estrés. Incrementa la capacidad de concentración y la función cognitiva en general, la energía y resistencia física, mental y sexual, sobre todo bajo situaciones de estrés.
  • Es útil en pacientes con el sistema inmune disminuido y en deportistas, ya que posee propiedades ergogénicas: incrementa el rendimiento físico, especialmente la resistencia.
  • La Rhodiola rosae mejora la respuesta del organismo frente a influencias externas perjudiciales como patógenos, contaminantes y estresantes ambientales, ya que refuerza la función tiroidea, del timo y adrenal.
  • Posee propiedades antidepresivas para pacientes con depresión leve o moderada. También mejora síntomas específicos como el insomnio, la inestabilidad emocional y los niveles de somatización. Además, no tiene efectos secundarios.
  • La Rhodiola rosae también evita que el estrés afecte el sistema cardíaco, previene las arritmias y tiene cierta capacidad antioxidante y anticancerígena.

Foto: Alpine Garden Society